¿Los jugos de fruta en leche engordan (aumentan la grasa corporal)?


Algunas personas que consumen jugos de fruta en leche podrían llegar a engordar (acumular grasa corporal), en mayor o menor medida dependiendo de distintos factores, como el grado de acondicionamiento físico que posea, el nivel de masa muscular magra con el que cuente, y la hora o el momento en que decida consumir algún jugo de fruta combinándolo con leche.

Si las leche es descremada por lo menos se baja un poco el porcentaje graso que se pueda ir al tejido adiposo, pero como la leche posee el azúcar simple conocido como lactosa, más la fructosa de las frutas (al igual que la lactosa, ésta es convertida en glucosa por las células epiteliales del intestino delgado), estos azúcares simples por ser de rápida y fácil absorción, si no hay una actividad física que requiera su inmediato consumo para ser usados para la generación de energía, se irán en su gran mayoría al tejido adiposo, luego de ser convertidos en ácidos grasos y glicerol para su posterior almacenamiento como "grasas de reserva" (triglicéridos) en las células del tejido adiposo (adipocitos).

Ya mencioné que si se hacen este tipo de jugos en leche descremada, por lo menos se evita el consumo de grasas saturadas. Ahora, si se consumen en leche deslactosada, pueda ser peor aún en términos de engordar o acumular grasa en función del tiempo, porque los azucares que quedan en la leche deslactosada son prácticamente la glucosa en sí y la galactosa "separadas", recordando que la lactosa en un disacárido formado por una molécula de glucosa y una de galactosa.



Entonces, por esta razón es que la leche deslactosada tiene un sabor más dulce a la leche normal, y por lo mismo, si se consume un jugo de fruta en leche deslactosada, al ya venir la glucosa y la galactosa listas para ser absorbidas, si no hay una actividad física que requiera su gasto energético, se irán en su gran mayoría al tejido adiposo, teniendo en cuenta también el aporte de fructosa (posteriormente convertida en glucosa) por parte de la o las frutas que se añadan a este jugo.

Los jugos de fruta pueden hacer que una persona engorde



Como ya mencioné en el párrafo inicial, esta acumulación de grasa al beber jugos de fruta en leche puede variar en cada persona, de acuerdo al nivel de entrenamiento que pueda tener, o en otras palabras a los tipos de ejercicio físico que practique a lo largo del día, a su nivel de masa muscular magra, y también depende mucho de la hora o el momento en que se consuman.



Por ejemplo, una persona sedentaria, una poco entrenada y una muy entrenada, deciden consumir un jugo de frutas en leche en ayunas (primer desayuno), en donde el cuerpo presenta niveles glucogénicos muy bajos, al igual que de aminoácidos y de micronutrientes (vitaminas, minerales), podrían no llegar a acumular tanta grasa, mucho menos la persona muy entrenada en la actividad física que sea que practique.

Todo ésto, porque los azúcares de este jugo en leche, más los aportes de micronutrientes y de proteínas, se encargarán de llenar los almacenes glucogénicos en hígado y músculos esqueléticos, además de aportar los aminoácidos que se requieran.

Ahora imaginémonos que las mismas tres personas deciden beber un jugo de frutas en leche como sobremesa, obviamente después de una comida. Entonces, ya los alimentos ingeridos se encargarán de llenar poco a poco los almacenes glucogénicos mencionados, de aportar los aminoácidos necesarios, grasas (porque también son necesarias), colesterol (porque es indispensable para la formación hormonal), y nutrientes micro (vitaminas, minerales).

Entonces, ¿qué pasará con los azúcares (carbohidratos simples), grasas y proteínas que aporta este jugo de frutas en leche? Bueno, al ya estar llenos lo almacenes glucogénicios, gracias a los alimentos previamente consumidos, no tendrán de otra que ser enviados a ser almacenados en el tejido adiposo, engordando o haciendo ganar grasa corporal a la persona.

Que el que tiene un alto grado de entrenamiento acumulará menos grasa, es cierto, pero igual algo acumulará. Ahora la persona menos entrenada (con menos masa muscular magra) y el sedentario, engordarán o acumularán aún más grasa corporal, principalmente proveniente de los azúcares y las mismas proteínas aportadas a través de este jugo en leche. Los excesos de proteínas también serán transformados en grasa si el cuerpo así lo requiere.



De lo anterior, me parece oportuno mencionar que la clave para evitar engordar (acumular grasa corporal), por lo menos para evitar engordar en exceso, es No consumir una gran cantidad de alimentos por unidad de tiempo, y mucho menos aquellos que aportan carbohidratos de rápida y fácil absorción (simples), como es el caso de los lácteos y algunas frutas.

Las frutas consumidas en exceso por unidad de tiempo, al igual que los lácteos y algunas fuentes proteicas, si el cuerpo ve la necesidad, también serán convertidas en "grasas de reserva" para su posterior almacenamiento en el tejido adiposo, y posiblemente en el tejido visceral (grasa alrededor de los órganos).



Consumir una comida con una porción moderada de algún carbohidrato complejo, una de proteína y una ensalada vegetal es más que suficiente para la buena nutrición, y para evitar acumular tanta grasa. Ya si se "remata" esa comida con un un jugo de frutas, se agregarán azúcares simples que sumados a los complejos que aportan los alimentos, se irán en su mayoría al tejido adiposo, y más cuando estos jugos son mezclados en leche.

Para finalizar me gustaría hacer la siguiente recomendación: los jugos en leche podrían además generar ciertos "problemas" gastrointestinales, siendo el más común las flatulencias y las ganas inmediatas de ir al retrete a "descargar".

¿Por qué sucede ésto? Resulta que algunas frutas aportan mucha fibra insoluble, la cual debe llegar lo más rápido posible al intestino grueso para cumplir su función de hacer que la evacuación de heces sea más fácil. Al consumirlas con leche o solas, justo después de comer algo sólido, se interrumpe o se dificulta que esta fibra llegue fácil y rápido a donde debe llegar, quedando por más tiempo en el estómago, fermentando, lo que ocasiona las molestias ya mencionadas.



Lo recomendado sería, si no se puede evitar el consumo de jugos de fruta en leche, por lo menos consumirlos 30-60 minutos antes de comer, y 60-90 minutos después de haber comido. Lo mismo obviamente aplica para las frutas solas o los zumos de las mismas, porque al ser consumidos (as) junto con los alimentos, se interrumpe o se ralentiza el proceso digestivo, porque se disminuye la temperatura del estómago, se alteran la composición de algunas enzimas digestivas, haciendo menos óptima la digestión y el proceso de absorción de nutrientes.

De ahí que muchos, justo después de comer, sienten ganas inmediatas de ir al baño, precisamente porque fueron más los nutrientes que se "desecharon" que los que fueron asimilados.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook