¿Qué hábitos matan las neuronas?


En este artículo mencionaré algunos hábitos o cosas que pueden ocasionar que mueran muchas neuronas (células del sistema nervioso). Es muy importante cuidar estas importantes y funcionales células, porque a su vez son bastante delicadas a cambios extremos en valores homeostáticos (pH, temperatura corporal, nivel de glucosa sanguínea, etc.), mismas alteraciones que se producen por malos hábitos, que a su vez acaban con la vida de nuestras neuronas. Tengamos en cuenta que estas importantes células, dependiendo de cada persona, edad, sexo, genética, etc., no vuelven a nacer. No se reproducen, no hay neurogénesis. En el artículo que les dejo en este enlace explico de manera más detallada esta cuestión. Ahora bien, pasaré a mencionar los hábitos y sus derivados que matan nuestras neuronas.



1. No desayunar, hacer ayunos prolongados y/o ejercitarse en ayunas. Muchas personas no saben que el único alimento de las neuronas es la glucosa, misma que obtiene principalmente por medio del consumo de carbohidratos. Aunque los aminoácidos provenientes de las proteínas podrían llegar a ser convertidos en glucosa para suplir estas necesidades glucogénicas, la glucosa proveniente de los carbohidratos es mucho más importante en el sentido que "viene de una", y no necesita de la participación de enzimas y mucha agua para desaminar e hidrolizar los aminoácidos. Entonces, al ser las neuronas célula 100% glucolíticas, y al someterlas a tiempos prolongados de ayuno, más una posible práctica de ejercicio físico en ayunas (entre más intenso y/o extenso el ejercicio, será más perjudicial), podría ocsaionar que muchas neuronas mueran. De ahí que el ejercicio físico en ayunas puede ser un precursor de Mal de Parkinson, Alzheimer y otros problemas neurológicos. En este artículo explico más detalladamente la relación entre la falta de glucosa y otros nutrientes y la aparición de estas enfermedades.



2. Altos niveles de estrés. Usualmente se relaciona al estrés solamente con el trabajo o jornadas laborales extensas, pero hay que tener en cuenta que cuando realizamos ejercicios físicos de alta intensidad se está generando cierto grado de estrés, y cuando se realizan ejercicios físicos muy intensos por más de 2 horas, se genera un grado más alto de estrés. El estrés de puede ver como una sobrecarga de trabajo general, y una disminución considerable en los sustratos energéticos (nutrientes macro) y micronutrientes. También ocasiona un aumento en la temperatura corporal, mismo factor homeostático que junto con la falta de glucosa, alteran a las neuronas con la posible muerte de las mismas. Además, el estrés puede que no mate a algunas neuronas en el acto, pero si en días posteriores, además de imposibilitar la formación de nuevas neuronas (en algunas personas que por genética o edad que puedan lograr la neurogénesis) en el hipocampo.



3. Hipertensión (presión arterial muy alta). La hipertensión es el "empuje" o presión exagerada que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias, provocada por el aumento de solutos en la misma (glucosa, sal, etc.) o por el aumento exagerado de agua (solvente universal por excelencia) en el plasma sanguíneo. Esta tensión arterial alta también aumenta la temperatura corporal porque aumenta el ritmo o frecuencia cardíaca, mismo movimiento molecular que genera fricción al mismo tiempo que la energía provocada se puede convertir en calórica, lo cual hace que la temperatura corporal se eleve de manera exagerada, mismo factor homeostático que compromete la vida de las neuronas. Como ya mencioné, las neuronas son células muy sensibles o "débiles" a cambios en valores que afecten la homeostasia del medio interno.



4. No dormir bien o no dormir lo suficiente. Aquí aplica no solamente el hecho de que se debe dormir las 8-9 horas diarias recomendadas, sino también que se deben dormir en horarios adecuados. Así que aquellos y aquellas que trasnochan mucho, es decir que se acuestan en horas prácticamente de la madrugada, y se despiertan muy tarde, aún así duerman las 8-9 o más horas, estarán induciendo a una muerte neuronal. Más aún cuando se alteran los horarios alimentarios, porque a esta falta de sueño se sumaría el punto 1 de este artículo. Además se ocasionan desórdenes hormonales, mismos que pueden llegar a matar algunas neuronas. También aplica el no dormir en una habitación bien ventilada, debido a que se reduce la concentración de oxígeno en el aire, mismo que mantiene en óptimas condiciones todas las células de nuestro cuerpo, obviamente incluyendo a las neuronas.



5. Fumar cigarrillo, marihuana, etc. La falta de oxígeno que el humo, tanto del cigarrillo como de la marihuana, genera, mata de una forma u otra las diferentes células de los distintos tejidos de nuestro organismo, incluyendo las tan importantes y delicadas neuronas. Sumado a ésto todas las toxinas, narcóticos y otros compuestos dañinos que poseen tanto los cigarrillos como la marihuana. Tenemos millones de neuronas, pero ésa no es disculpa para seguir haciéndose daño consumiendo o fumando este tipo de sustancias, no importa si son de origen natural (caso de la marihuana). De ahí que las personas que fuman bien sea cigarrillo o marihuana, después de un tiempo, tienden a sufrir de "tembladera", principalmente en las extremidades, mala memoria de corto y largo plazo, suelen perder la capacidad en ciertas habilidades cognitivas, entre ellas se genera: dificultad para entender, para hablar, para leer, etc. Todo ésto se relaciona también con la aparición de Mal de Parkinson, Alzheimer y otras enfermedades neurológicas.



6. Comer alimentos con grandes cantidades de azúcares simples y grasas saturadas. Los alimentos que poseen grasas saturadas usualmente aportan además grandes cantidades de colesterol. Mismo que no es malo a menos que lo haya en exceso, lo cual ocasiona una producción excesiva de Lipoproteínas de baja densidad (Low Density Lipoproteins: LDL) para poder sacar ese exceso de colesterol del hígado, mismo que se va a ser acumulado en las paredes arteriales. Las HDL (Lipoproteínas de alta densidad) no serán suficientes, en la mayoría de los casos, para "quitar" y transportar ese exceso de LDL fuera del organismo. Entonces, ese taponamiento parcial o completo de las arterias disminuye el flujo sanguíneo (oxígeno, nutrientes macro y micro) a distintas partes del cuerpo, entre ellas el cerebro, donde está ubicadas las neuronas. Una dieta muy alta en azúcares simples ocasiona el proceso de plasmólisis, donde los eritrocitos (glóbulos rojos) deberán ceder mucha de su agua para equilibrar el medio externo, mismo proceso que ocasiona que éstos se arruguen, por lo cual tampoco habrá un flujo suficiente u oportuno de oxígeno y nutrientes hacia el cerebro y otras partes del cuerpo.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook