¿Cómo superar una infidelidad?


La infidelidad es un tema bastante común y a la vez algo complejo. Son muchas las conjeturas y señalamientos que surgen cuando alguien asume este comportamiento, mismo que suele verse como un acto de traición, irrespeto, inmadurez y falta de honestidad. Claramente, a pesar de ser juzgado(a) por su traición, la peor parte siempre la llevará la víctima, a la que le "han puesto los cachos", ya que poder superar el hecho de que el ser amado tenga otro u otra no es para nada fácil. La víctima pasará o vivirá sentimientos de irá, culpa, deseos de venganza, depresión y hasta pensamientos de suicidas. Teóricamente, una infidelidad se comete cuando existe una relación paralela que va más allá de un encuentro sexual. Algo muy diferente a tener un desliz o una aventura de un día. Pero claramente, ésto es un tecnicismo que sirve de excusa para muchos y muchas, ya que realmente una infidelidad también involucra que sea algo pasajero o un desliz, porque lo que realmente cuenta es que haya sido mientras se mantiene la relación con la persona que supuestamente se ama, o sea la víctima de todo es te embrollo.

Si eres infiel ten en cuenta que:

No existe la perfección. Nunca una pareja va a funcionar totalmente bien ni nunca una sola persona va a lograr llenar todos tus vaciós, porque somos seres humanos y como ya mencioné, no puede haber perfección ni totalidades. Así que si sientes que algo te hace falta, simplemente decídete en qué lado quedarte, con quien seguir y con quien definitivamente terminar, ya que aunque técnicamente se puede pretender "tenerlo todo", no es lo correcto para las personas que son víctimas del engaño. Piensa que algún día todo lo que hagas, bueno o malo, se te devolverá.

Debes recordar que en toda infidelidad existe el riesgo de que esa tercera persona se vuelva necesaria y te haga falta, o lo que más concretamente sería decir que tanto ella o él, como tú, pueden enamorarse.

Las razones por las que las personas son infieles:



Fisiológicas: dadas por el deseo sexual, mediado por la testosterona tanto en el sexo masculino como en el femenino. El hombre, por tener mayor cantidad de esta hormona, tiene más deseo, por lo tanto es más propenso a ser infiel. En cambio, la mujer, aunque también produce testosterona, segrega además prolactina, llamada la hormona de la neuropermanencia, que actúa a nivel de ciertos receptores del cerebro, lo que la predispone a ser más fiel.

Psicológicas: Vacíos emocionales, es decir que el infiel siente que le falta algo que su pareja no tiene. Por esta razón se dice que los amantes, sin saberlo, ayudan a sostener los noviazgos y los matrimonios (pero aun así, el fin no debería justificar los medios).

Puede haber un gran temor a enfrentar decisiones como la separación o el divorcio. Entonces para no tener que llegar a esto, se prefiere optar por ser infiel.

Querer vengarse de situaciones pasadas con la pareja oficial y cobrar venganza.

Familiares: el tipo de relación que la persona haya visto en sus padres también influye. Si uno de ellos fue infiel es posible que la persona repita el modelo con sus futuras parejas. Incluso, como ya ha vivido esta experiencia, puede comenzar a ver ese comportamiento como algo natural, normal y de libre censura.

Sociales: las tentaciones y oportunidades que se presentan en las relaciones con compañeros de trabajo, por ejemplo, con los que se crea un vínculo muy cercano.

Culturales: la historia de hombres y mujeres no es una historia de monogamia, sino de grupos y manadas. Por otro lado, en la cultura occidental hay una tendencia a querer tenerlo todo, tanto la libertad del soltero como las condiciones o la estabilidad del que tiene una relación estable o es casado (da).

Económicas: también pueden estar en juego intereses, privilegios o posesiones materiales que se perderían con una separación o divorcio, por lo que se prefiere recurrir a una relación paralela.

¿Cómo recuperarse después de que te han sido infiel?



1. Si bien una infidelidad es un duro golpe para la autoestima, lo cierto es que también puede ayudar a crecer y replantear las relaciones. Por lo mismo, se debe asumir ese momento como una forma de aprender para no volver a caer en los mismos errores. Una infidelidad es un aviso, aunque algo brusco, para revisar lo que anda mal en una relación para poder replantearla.

2. No siempre se debería asumir el papel de víctima sin pensar bien las cosas, ya que es posible que tú hayas contribuido de alguna manera a que tu pareja fuera infiel. Puede ser que dejaste de tener detalles con él o ella, que le dejaste de poner atención y te preocupaste por otras cosas.

3. Debes procurar estar el mayor tiempo posible (mientras el dolor pasa y llega el olvido) acompañado(a) de familiares y/o amigos, ya que permanecer a solas lleva a predisponer la depresión, lo cual no es algo bueno para la salud en general.

4. Muchas personas se niegan a manifestar o expresar lo que sienten. "Vive tu duelo". Permítete sentir, llorar, preguntar, expresar y asimilar. Después de esta pequeña tormenta seguramente llegará la calma. Reprimir los sentimientos solamente empeorará las cosas.

5. Hay que tener en cuenta que una infidelidad no necesariamente debe conducir a una separación. A veces, salvar una relación es totalmente posible. Sin embargo, para lograrlo es necesario, en la mayoría de los casos, buscar ayuda de un profesional que medie entre la pareja, para así revisar las fallas tanto a nivel individual como de pareja y hacer los cambios pertinentes. Eso sí, se debe tener en cuenta que también es posible que el amor se haya acabado y en ese caso si sería mejor que cada quien tomara su camino.

6. Al momento de tomar una decisión posterior a una infidelidad se debe tener presente que una cosa es una persona que se ha "echado una canita al aire" o una infiel, y otra muy diferente es una persona desvergonzada que se la pasa de cama en cama, una persona promiscua, o realizándolo muchas veces con la misma.

7. El hecho de que tú pareja te haya sido infiel no necesariamente indica que te haya dejado de amar. Sin embargo el perdón es difícil en una situación de este tipo, porque se siente una desconfianza tremenda. Hay quienes perdonan ciertas cosas y hay quienes no lo hacen. Una de las cosas que sorprenderá a muchos, es que no siempre una infidelidad implica la ausencia de amor hacia la pareja. Pero claro, tampoco se justifica la infidelidad.

8. Si dudas de tu pareja pero no tienes evidencias claras de que te ha sido infiel, no es bueno comentarlo porque eso hace un gran daño a la relación. El "veneno" de la duda, de la desconfianza no debería ser aplicado sin pruebas contundentes.

9. No te encierres. Esto va de la mano con el punto número tres. Salir con tus amigos, familiares, hacer las cosas que te gustan (deportes, gimnasio, cine, bailar, etc.), conocer gente nueva, cuando realmente ya no hay algo que hacer en la relación, es lo mejor que puedes hacer para intentar olvidar a esa persona que te hizo daño.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook