Primeros auxilios


Las emergencias son eventos inesperados, imposibles de predecir y de anticipar, frente a los cuales debemos estar preparados para reaccionar de la mejor manera. Ante un acontecimiento súbito en el cual se encuentren en riesgo la vida o la integridad de una persona o de alguno de sus órganos o extremidades, el tiempo de reacción y atención son fundamentales.

Conscientes de que parte de nuestra naturaleza humana nos lleva a ayudar a quien se encuentra enfermo o en riesgo de muerte inminente, desde hace algunas décadas, los servicios de salud se han impuesto la tarea de instruir a la mayor parte posible de personas en la atención oportuna de quienes lo necesitan, mientras se hace presente el equipo profesional de atención, o la persona en riesgo puede llegar a un sitio de atención de emergencias.

Esta conducta ha permitido salvar vidas y preservar las funciones básicas de los órganos hasta cuando es posible obtener atención especializada.

Esta formación para la atención inicial (primeros auxilios) puede resultar oportuna tanto en los espacios públicos como en el domicilio de personas con enfermedades aguda y potencialmente mortales.

Todos debemos saber qué hacer en una situación de emergencia hasta cuando se pueda obtener la atención especializada. Podría tratarse del ser más querido, para quien quisiéramos que fuese atendido por personas entrenadas en evitar su muerte prematura.



¿Qué hacer en caso de una emergencia?

- Es muy importante mantener el autocontrol. Guarde la calma para poder tomar las decisiones más acertadas. Si sabe qué hacer, asuma la posición de líder con seguridad, para poder orientar a otros. Si usted no tiene la seguridad de qué hacer, permita que otras personas más entrenadas actúen y colabore. Una acción equivocada puede empeorar la salud de la persona y ponerla en riesgo.

- Revise el sitio y cerciórese de que no existan otros peligros en el área como derrumbes, cables eléctricos sueltos, personas armadas, carros en la vía, que pongan en riesgo su propia vida y la de otros.

- Antes de auxiliar a una persona pida ayuda. Llame a emergencias, a los bomberos, o a la policía, según sea el caso. Si hay otras personas, pídales que llamen mientras usted auxilia. La persona que llame a los servicios de emergencias debe conocer la ubicación exacta del sitio, el número del teléfono de donde llama, lo sucedido, el número de personas accidentadas o enfermas, si están conscientes, si respiran, y si hay peligros adicionales en el área.

- Si hay varias personas afectadas, valórelos inicialmente a todos, para determinar quién está más grave, y establezca un orden de atención. Primero atienda a las personas con dificultad para respirar.

- No se deben mover a las personas con sospecha de fractura. De ser necesario utilice una superficie rígida, que evite que la extremidad fracturada se nueva y se empeore la lesión.

- Mientras sea posible acompañe la persona afectada hasta que llegue ayuda; escúchela, permita que se desahogue y se tranquilice.

¿Qué hacer en caso de paro respiratorio?

Si la persona (adulto o niño) ha dejado de respirar o su corazón ha dejado de funcionar por diferentes causas, (ahoganiiento por inmersión u objetos en la vía aérea, ataque o infarto cardiaco) debe hacerse reanimación cardiopulmonar (RCP), que consiste en dar compresiones cardiacas y respiración artificial para salvar la vida de la persona. Siga los pasos:

1. Cadena de sobrevida en el auldto (CBA):



1. Llame a emergencias.

2. Inicie RCP (compresiones cardiacas).

3. Desfibrilación rápida.

4. Soporte vital avanzado efectivo.

5. Cuidados integrales pos paro cardiaco.

2. Solicitar ayuda



Ubíquese a un lado de la persona toque a la víctima en el hombro y y pregúntele en voz alta: ¿Se siente bien?. Si responde, pregúntele qué lesiones tiene o qué sucedió. Si no responde, no respira o lo hace anormalmente: llame a emergencias o solicite a alguien que llame y continúe.

3. RCP (buscar el pulso)



Revise si tiene pulso (indica que el corazón de la persona funciona): No demore más de lO segundos en hacerlo.

- Coloque a la persona sobre una superficie dura, boca arriba, con los brazos a lo largo del cuerpo.

- Busque el pulso carotideo: Para tomar el pulso coloque los dedos índice y medio en el cuello al lado de la tráquea, por 10 segundos. Al mismo tiempo mire si hay signos de circulación, si respira, tose o se mueve.

4. Si no se le siente pulso: iniciar con 30 compresiones torácicas



Paciente boca arriba (decúbito supino)

1. Coloque la base de la palma de la mano en el centro del pecho, situada en la mitad de una línea imaginaria entre los

pezones.

2. Coloque la base de la otra mano sobre la primera mano.

3. Estire los brazos y coloqúese de forma que sus hombros queden directamente en una línea perpendicular trazada por encima de sus manos.

4. Comprima el esternón hacia abajo, fuerte y rápido el, sin doblar los codos, manteniendo un ángulo de 90°; a razón de 100 compresiones por minuto y hundiendo el tórax 5 cm en el adulto. Después de cada compresión permita que el pecho vuelva a su posición sin retirar las manos.

5. Despejar la vía aérea



Incline la cabeza hacia atrás y eleve el mentón para evitar que la lengua obstruya la vía aérea.

1. Coloque una mano sobre la frente de la víctima e incline la cabeza hacia atrás.

2. Coloque los dedos de la otra mano bajo la mandíbula y levántela para llevar el mentón hacia arriba.

Si observa cuerpos extraños en la boca, extráigalos con el dedo índice en forma de gancho.

Tracción de la mandíbula: para despejar la vía aérea en caso de sospecha de fractura del cuello.

1. Apoye las manos, una a cada lado de la cabeza de la víctima.

2. Coloque los dedos debajo del ángulo de la mandíbula y elévela hacia arriba. (Si le falta experiencia en esta maniobra, intente la maniobra frente mentón).

6. Ventilación



Mantenga abierta la boca de la víctima con la cabeza inclinada y el mentón elevado.

Si la persona no respira, dé dos respiraciones boca a boca.

1. Tape la nariz con los dedos de la mano que sostiene la frente.

2. Tome aire normalmente y coloque sus labios alrededor de la boca de la víctima.

3. Sople durante 1 segundo, mientras administra la respiración y observe que el pecho se eleva con cada respiración.

NOTA: La respiración boca a boca implica un riesgo de infección para la persona que lo hace, razón por la cual usted no está obligado a hacerlo. Los equipos de reanimación suelen usar una máscara especial unidireccional. Si no se dispone de ellas, haga sólo las compresiones en el tórax; esto puede ser suficiente.

7. Frecuencia

Continúe haciendo series de 30: 2, es decir 30 compresiones y 2 respiraciones hasta que la persona comience a respirar o llegue personal entrenado.

Si siente pulso, pero la persona no respira o la respiración es inadecuada; verifique si tiene obstrucción de la vía aérea y dé una respiración cada 5 a 6 segundos, o 10 a 12 respiraciones por minuto.

8. Posición de recuperación

En adultos y niños grandes:

Si la persona no responde pero respira, colóquela de lado para que se recupere y evite que bronco aspire en caso de presentar vómito. No utilizar esta posición en niños pequeños.

Ranimación cardiopulmonar (RCP) para niños menores de 8 años y lactantes

Reanimación cardiopulmonar básica en el niño



La cadena de sobrevida en niños y lactantes tiene un orden diferente a la del adulto:

1. Prevención.

2. RCP.

3. Llamada a emergencia.

4. Soporte vital avanzado.

5. Seguimiento con atención integral.

En niños de 1 a 8 años

Coloque sólo una mano, la palma la mano dominante (en lugar de las dos) en el centro del pecho, entre las tetillas, y haga 30 compresiones por cada dos respiraciones hundiendo el tórax 4 cm en lactantes. Complete 5 ciclos y pida ayuda.

En niños menores de 1 año



Si no hay pulso o este es menor de 60 por minuto inicie RCP así:

Coloque dos dedos de la mano dominante en el centro del pecho, entre las tetillas y repita el ciclo 30:2 si es un solo reanimador y 15:2 si son 2 reanimadores, hundiendo el tórax 4cm. Complete 5 ciclos y pida ayuda.

En neonatos (hasta 1 mes de edad)



El paro cardiaco generalmente (hasta 1 mes de edad) es producido por asfixia, se debe realizar el ABC. ,

A. Despejar la vía aérea.

B. Dar ventilaciones.

C. Masaje cardíaco a razón de 3:1 dos reanimadores o 5:1 un reanimador.

A razón de 90 compresiones y 30 ventilaciones por minuto.

Utilizar la técnica de los 2 pulgares como se indica en la imagen cuando son 2 reanimadores, si es un solo reanimador utilice la técnica que se indica en menores de un año.

¿Qué hacer en casos de ahogo de adultos o niños mayores de 1 año?

El ahogo es la incapacidad para respirar debido a una obstrucción de la vía respiratoria, por un alimento, secreción, juguete u objeto:

- En obstrucción leve, la persona produce sonidos y puede toser: Deje toser a la persona y anímela a que lo haga con fuerza.

- En casos de obstrucción grave, la persona no puede respirar, la tos es débil, no puede hablar y hace el signo universal de la asfixia (se coge el cuello con una o dos manos).

Pregúntele “¿Está ahogado?”. Si acepta, actúe rápidamente y haga la maniobra básica de Heimlich.

Maniobra básica de Heimlich



1. Explíquele a la persona que lo va a ayudar.

2. Ubíquese por detrás de la persona.

3. Rodee la persona por la cintura con sus brazos, ponga un puño por encima del ombligo y sosténgalo con la otra mano.

4. Presione el abdomen fuerte y rápido hacia adentro y arriba cinco veces, con ambas manos para que expulse el objeto causante de la obstrucción Observe si expulsa el objeto. Si no lo hace, intente otra vez.

5. Si lo expulsó y respira normalmente, recuéstelo y afloje la ropa.

6. Si no lo expulsó y está inconsciente, pida ayuda a Emergencias e inicie RCP, como ya se indicó.

7. En embarazadas u obesos, haga la compresión desde el tórax.

Maniobra básica de Heimlich en bebés



1. Tome él bebe con su mano más fuerte, sosténgalo por el cuello y el maxilar y colóquelo boca abajo apoyando el resto del cuerpo en su antebrazo.

2. Dé 5 golpes enérgicos en la espalda, entre los omoplatos.

3. Gire él bebe con la espalda sobre su brazo, mantenga la cabeza más baja que el resto del cuerpo y comprima el tórax en medio de los pezones 5 veces, con dos dedos.

4. Repita los golpes en la espalda y la compresión del tórax, hasta que expulse el objeto. Si el lactante pierde el conocimiento detenga el proceso e inicie RCP como se indicó, cada vez que dé respiración revise si se observ a el cuerpo extraño y sáquelo. No intente hacer extracción a ciegas.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook