¿Cómo seleccionar el tipo de yoga que más se adapta a mis necesidades?


El yoga es una milenaria práctica oriental que en sus orígenes está íntimamente ligada a las creencias y convicciones del pueblo hindú. Hoy goza de gran aceptación en occidente como una disciplina que ayuda a ejercitar las diferentes partes del cuerpo, y enseña a tener un buen manejo de la respiración, lo cual es crucial para una excelente oxigenación de todas las células de nuestro cuerpo, y así evitar enfermedades, ayudándolas a que por medio de ese buen recibimiento en calidad y cantidad de oxígeno se "avispen" para eliminar toxinas y combatir agentes patológicos. En este artículo se dará una explicación breve de lo que es el yoga y otras características de esta práctica, además de presentar una guía sencilla para conocer las opciones y límites en la práctica de esta ancestral disciplina.

Aparentemente, el yoga se trata de posiciones que van cambiando según el grado de destreza que se va adquiriendo con la práctica y que deben estar sincronizadas con un adecuado manejo de la respiración para lograr así el dominio de la mente y, a través de ésta, de las emociones, los sentimientos y el carácter. Sin embargo, para los entendidos en el tema, el yoga es mucho más que lo ya mencionado; consiste en una verdadera ciencia que se ha conservado vigente a través de los años, gracias a su comprobada efectividad en diferentes facetas del ser humano, tanto físicas como mentales.

Muchas personas lo practican como una especie de "retiro", de alrededor de 60 minutos por sesión, en el que se tratan de conectar profundamente con su propio ser. Es una buena forma de dedicar un tiempo a la conciencia de uno mismo, de sus deseos, necesidades, dificultades y fuerza interior. Esto desde el punto de vista ideológico y para quienes asumen su experiencia con la energía mística que trae desde la India. "Es un espacio que uno se da para recordar quiénes somos, para sentir y escuchar el cuerpo con conciencia".

Para otras personas, el yoga es una rutina que cada día exige mayor control corporal. La prefieren porque trabaja todos los músculos del cuerpo, fortalece la columna, da flexibilidad, ayuda a tener equilibrio, activa la circulación y mejora la concentración mental. Médicos y terapeutas utilizan este sistema de posturas físicas para adelantar terapias que ayudan a aliviar la ansiedad y el estrés; también resulta conveniente en algunas rehabilitaciones musculares y en tratamientos psicológicos para el manejo de la depresión y la falta de habilidad mental en el control de algunas emociones dañinas y pensamientos destructivos.

A lo largo de los años, se han desarrollado diversas técnicas que se especializan en determinados aspectos. Ahora, además de buscar la limpieza física y mental, hay una serie de variantes que se ajustan a distintas necesidades. Estos son los cuatro tipos de yoga más practicados alrededor del mundo:

Hatha yoga



Es el más tradicional de posturas clásicas y silencioso. Se trata de un yoga más lento, que tiene una mayor exigencia mental en cuanto a concentración y respiración. De este hay muchas variantes. Una de las novedades es practicarlo en salones con elevadas temperaturas que buscan activas el proceso de sudoración. Se utiliza para desintoxicar y adelgazar (cabe aclarar que en el sudor no hay grasa, pero los procesos bioquímicos internos que se llevan a cabo por cambios homeostáticos podrían usar en mayor medida ácidos grasos), y también es bueno para mejorar la circulación de la sangre en el organismo.

Kundalini yoga



Es mucho más exigente que el anterior; de una postura pasa a la otra, lo que lo hace más dinámico. Busca desperar la energía esencial que viaja a través del cuerpo. Es creativo y se hacen sonidos con mantras (sílabas, frases o palabras para causar un efecto psicológico o espiritual) que dimanizan su ejecución.

Vinyasa yoga



Es un yoga en el cual, al pasar de un movimiento a otro con gran fluidez, se logra una especie de danza que mejora la flexibilidad, aumenta el nivel de energía y libera todo tipo de tensiones.

Yoga terapéutico



Es de movimientos suaves y se hace con ayuda de diferentes tipos de soportes que dependen de la lesión que pueda tener la persona. Su propósito es activar los meridianos energéticos del cuerpo a través de presiones.

RECOMENDACIONES A LA HORA DE PRACTICAR ALGÚN TIPO DE YOGA:

- Es importante constatar que el profesor(a) esté debidamente acreditado, ya que la actividad exige posturas delicadas que necesitan una asesoría profesional.

- La ropa de algodón suelta es la ideal para esta práctica.

- Se debe empezar por un nivel básico. Se debe comunicar al profesor(a) cualquier tipo de patología o condición.

- Ensaye varias formas de hacer yoga hasta que descubra la que más le guste y la que más le sirva según sus necesidades, dolencias, patología, etc.

"Aprender a respirar trae salud al cuerpo y paz a la mente, y esta es la base en la que se fundamenta el yoga. Insomnio, dolor de espalda, mala digestión y problemas de concentración, son algunas dificultades que las personas pueden mejorar a través de la práctica regular de yoga".

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook