Consejos para que las energías fluyan a favor de su bienestar: feng shui


La acumulación, el desorden y la falta de luz y de aire van en contra de los preceptos del Feng Shui, un arte y una ciencia de origen chino, que data de hace más de seis mil años. De hecho, el Feng Shui se basa en los mismos concpetos funcionales y estéticos de la arquitectura occidental, aunque con un ingrediente adicional: el manejo de las energías. Todo en pro de favorecer las diferentes áres de la vida, como lo es la profesión, la salud, la familia, el amor, y por supuesto la parte económica (el dinero). El feng shui parte de que todas las edificaciones tienen una energía propia, algo así como un ADN energético particular, que influencia a la vez en el cuerpo energético de quienes lo habitan, por lo que a través de esta ciencia no se busca cambiarlo, porque es algo imposible, pero si potenciarlo.

Existen unas recomendaciones generales que se pueden tener en cuenta para tener una vida próspera en cuanto a los flujos energéticos de las edificaciones, recomendaciones planteadas por los especialistas en esta ciencia y a la vez arte.



1. Mantener abiertas las ventanas. Debemos permitir que el aire circule de manera libre por todos los espacios, principalmente en las mañanas, para así permitir que entre y circule la energía yan, que es la de más alta vibración, y a su vez favorece la renovación y la evolución. Si se mantienen cerradas, todo se estanca, la energía no circula y por ende no hay progreso, no hay evolución.

2. Cuidar las plantas y las mascotas. Las plantas son comúnmente asociadas con crecimiento y creatividad. De hecho, una planta frondosa en el sureste favorece la abundancia. De igual forma, las mascotas, de acuerdo al feng shui, son compañeros de vida, compañeros de viaje. Pero para que estos seres vivos cumplan este papel de forma activa y positiva, deben ser tratados con respeto y con amor. No se los debe maltratar ni descuidar. Bañarlos, alimentarlos, sacarlos a pasear, etc.

3. No colocar "trampas" en los sitios transitados. Se debe evitar poner obstáculos en los pasillos, en las zonas de circulación o junto a las puertas, gabinetes o cajones, lo cual impide que estos se abran totalmente. Se debe también evitar colocar demasiados objetos sobre las mesas. Estas "trampas" o el exceso de objetos donde no deben hace que las energías no circulen o no puedan fluir libremente y de manera correcta.

4. Antes de ir a dormir. Tratar de No ubicar la cama frente a la puerta, mucho menos si al otro lado se encuentra un pasillo largo, ya que en estos casos se puede generar inquietud, agotamiento e insomnio y, en consecuencia, puede alterar las defensas del sistema inmune exponiendo a nuestro cuerpo a agentes patógenos y radicales libres.

El mismo efecto tiene el dejar los zapatos debajo o al lado de la cama cuando nos proponemos a dormir, ya que éstos representan la movilidad, lo que es contrario al reposo. También se debe evitar descansar el camarotes, ya que en la persona que duerme arriba tienen el efecto de disminuir la concentración y la memoria, ya que la dejan sin un polo a tierra.

5. La ubicación de los espejos. Hay que tener en cuenta que los espejos capturan la energía y la reflejan. Por esta razón, ubicarlos en la puerta de entrada del hogar o la habitación en sí, es un error puesto que así como pueden entrar energía negativas que necesitamos que abandonen nuestro terreno, pueden llegar energías positivas que también lo harán por el efecto rebote. Es una falla colocarlos en nuestra habitación porque no solamente se pueden alejar las energías positivas, sino también porque alteran el sueño, y si reflejan la cama de matrimonio, los espejos se encargan de multiplicar la imagen, por lo que pueden fomentar la infidelidad. Esto sin contar que constituyen puertas multidimensionales a través de las cuales, de acuerdo al feng shui, podrían asomar otros planos energéticos que alteran la psiquis, provocando que la persona de manera inconsciente permanezca alerta y no descanse. Por otro lado, tener espejos en el comedor sí es una buena opción puesto que multiplica los alimentos, favoreciendo la abundancia de cosas positivas.



6. Aprender a seleccionar las obras de arte. Se deben evitar cuadros con motivos oscuros, violentos o con figuras como un payaso llorando. sobre todo, se debe tener en cuenta lo que para cada quien representa lo que coloca en el hogar, la oficina. Por ejemplo, la imagen de una tormenta con un barco a punto de naufragar, puede significar tragedia para algunos, pero para otros puede representar la fuerza que se necesita para salir adelante. Hay que recordar que todo lo que hay en el exterior devuelve información al interior y que todo lo que pones en tu casa debe producirte una vibración especial. Así que tampoco coloques cosas que no son de tu agrado solamente por el hecho de que fueron un regalo.

7. Reconciliarse con lo antiguo. Si se desea conservar cosas antiguas porque tienen un valor sentimental, se debe hacer una especie de conciliación con ellas una vez estén en tu poder. Debes darle la bienvenida a tu hogar, debes decirles que les quieres y debes pedirles perdón si en generaciones pasadas sufrieron algún tipo de maltrato. De lo contrario, pueden ser generadoras de conflictos, porque tal como los humanos, tienen una especia de memoria en la que guardan recuerdos.

8. Sobre las formas y figuras. Dejar de creer que las esquinas de los muebles deben ser siempre redondeadas. Abandonar también la idea de que las figuras chinas determinan la buena suerte. En el primer caso son nocivas solo su apuntan de forma directa a un sitio en el que habitualmente permanecemos como el escritorio, pues podrían transmitir energía negativas al punto de llegar a enfermarnos. Y por otro lado, figuras como una rana de tres patas o una tortuga dragón solo tienen poder cuando la persona se apropia de su verdadero significado.

Se sabe, sin embargo, que un móvil puede activar o desequilibrar las energías, dependiendo del sitio en el que se cuelgue, así como una tortuga en el punto norte puede promover una larga vida laboral y la realización de nuevos proyectos y oportunidades de trabajo o un águila o un flamenco en el sur de la casa fomenta el reconocimiento y la popularidad de las personas que la habitan.

9. Cultivar el desapego. Regalar o deshacerse de ropa que ya no se use, libros leídos, papeles innecesarios, electrodomésticos averiados, vajillas con fisuras o despicadas, artículos de decoración quebrados y cosas que ya hayan cumplido su ciclo. Según el feng shui, si se empeña en conservarlas, se convertirán en un lastre. Recordar que en el vacío está la oportunidad de llenar ese espacio nuevo y volver a recibir.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook