Hábitos de vida saludables


Cada día se hace más necesaria en las personas la adopción de hábitos y estilos de vida saludables para generar un mayor bienestar físico (salud en general), psicológico (la mejora de la apariencia optimiza la autoestima) y anímico (hacer ejercicio solo o acompañado mejora la producción hormonal positiva inhibiendo o disminuyendo la negativa). Es importante que todas las personas conozcan los grandes beneficios de practicar ejercicio de manera constante. El ejercicio físico estándar (caminar, trotar), enfocado (rutinas de pesas, crossfit, etc.) o la práctica de algún deporte, debería formar parte de la rutina diaria de cada persona, para así mejorar la calidad de vida en cuanto a la salud, dado que las adaptaciones que se producen en el organismo generan un mayor transporte de nutrientes y oxígeno a las células de todo nuestro cuerpo, y también para una mejor apariencia física.

Desde la infancia escuchamos que mantener buenos hábitos saludables favorece a nuestro bienestar general, y por supuesto a una mejor apariencia física (menos grasa corporal, mayor masa muscular esquelética, mejor calidad del tejido óseo). Es una premisa que está totalmente sustentada y es conocida por la mayoría de las personas. Aun así, mantener buenos hábitos en este mundo moderno actual no es una práctica muy frecuente; de hecho, uno de los retos de los sistemas de salud es que las personas adopten y mantengan estilos de vida saludable durante toda la vida.

Los hábitos son conductas aprendidas y repetitivas, es decir que hacen parte de una rutina diaria. Pueden ser buenos o malos y estas conductas previenen o favorecen la aparición de determinadas enfermedades, o por el contrario empeorarlas, respectivamente. De esto nace la necesidad de generar una cultura de auto-cuidado y buenas prácticas en el modo de vivir, interactuar y alimentarse.

Las primeras vivencias de la infancia en el hogar, el paso por el sistema educativo, las experiencias laborales, el entorno social y hasta la normatividad de una país influyen en la adopción de nuevos hábitos. Un individuo está permanentemente impactado por información que le lleva a adquirir una conducta determinada, por ejemplo el hecho de prohibir el consumo de cigarrillo en recintos cerrados o lugares públicos, disminuye el consumo de tabaco, pero a su vez el trabajo moderno y el uso de los distintos vehículos o medios de transporte favorecen el sedentarismo.



Por décadas la sociedad ha gastado enormes sumas de dinero para facilitar la vida de las personas: computadoras, automóviles, comida procesada, teléfonos celulares, escaleras eléctricas, etc. Pero esta comodidad nos está llevando a los malos hábitos. En este entorno es más fácil comer en exceso, no realizar actividad o ejercicios físicos, consumir licor y cigarrillo, etc. El gran reto para la sociedad es mantener ese nivel de "comodidad" pero sin que se desmejore la salud de las personas. Es decir, obviamente no es óptimo en función del tiempo que una persona se vaya caminando o en bicicleta a su lugar de trabajo si este queda demasiado alejado de su hogar, y por lo mismo es prudente (para ahorrar energía para la jornada laboral) que use algún medio de transporte, pero entonces deberá practicar ejercicio físico cuando llegue de trabajar por ejemplo, en un gimnasio, en un parque o en la comodidad de su hogar.

¿Qué factores influyen en la adopción de un hábito? El primer aspecto está en el núcleo familiar, ya que es este el escenario donde los padres que ya han tenido una experiencia de vida, pueden enseñar esos buenos o malos hábitos a los menores. El segundo factor es el entorno educativo y laboral, ya que es allí donde las personas pasan la mayor parte del tiempo. La responsabilidad de estos entornos también recae sobre las directivas educativas y empresariales. El tercer aspecto es el entorno colectivo, es decir la ciudad, el país; es el ámbito donde las autoridades políticas y los entes de salud pueden influir sobre los comportamientos de las personas. Adicionalmente, está el aspecto persona, ya que cada persona es libre y responsable de adoptar determinadas conductas, buenas o malas, y esas conductas son las que impactarán en sus condiciones de salud.

No obstante a lo anterior, no siempre está claro definir qué son buenos o malos hábitos. ¿Qué es comer bien? Si como una hamburguesa, un trozo de pizza, un pedazo de chicharrón, ¿será que es bueno o malo? Las recomendaciones deben ser individualizadas, la premisa es evitar los excesos tanto en la alimentación como en la actividad física y obviar el consumo de cigarrillo y el uso de SPA (sustancias Psicoactivas). Adicionalmente, se requiere de la orientación de un profesional con respecto a la condición de salud de cada persona, y esto va ligado al concepto de "riesgo de salud", que está determinado por los factores propios del individuo que generan una mayor o menor vulnerabilidad.

La adopción de hábitos saludables no debe ser una imposición negativa o un condicionamiento, al contrario, debe ser un motivador, una opción agradable de realizar. Los cambios en los comportamientos deben obedecer a un convencimiento benéfico en salud a un mediano o largo plazo. No se trata de realizar cambios bruscos en la dieta o en la práctica de la actividad o ejercicio físico para lograr un objetivo a corto plazo, ya que lo ideal es tener una visión realista de lo que se quiere a futuro. En esencia, una meta saludable y alcanzable se trata de una aceptación personal desde el punto de vista estético acompañado de una conciencia del estado de salud.



Notas saludables

1. La inactividad es peligrosa. Estar sentados durante varias horas al día, eleva considerablemente el riesgo de sufrir enfermedades crónicas tales como problemas cardíacos, diabetes y algunos tipos de cáncer, incluso en aquellas personas que realizan una hora diaria de ejercicio; así lo reveló una reciente investigación publicada en la revista "Annals of Internal Medicine", en la cual se compararon 47 estudios médicos relacionados con el riesgo de contraer diversos tipos de enfermedades y de mortalidad. Los autores consideran que la explicación a este fenómeno radica en que cuando el cuerpo está sentado el metabolismo es diferente a cuando se está de pie, debido a que el sistema circulatorio libera una menor cantidad de enzimas responsables de eliminar las grasas y de mantener altos los niveles en la producción de lipoproteínas de alta densidad (HDL), mismas que se encargan de evacuar el exceso de colesterol que se puede acumular en las arterias.

2. Cigarrillos electrónicos. Investigadores de la Universidad de Portland en Oregon, USA, a través de un experimento científico, descubrieron que el cigarrillo electrónico resultó ser más cancerígeno que el tabaco común. De acuerdo con los autores, el dispositivo electrónico durante el proceso de vaporización produce una tasa más elevada de formaldehido, una sustancia altamente cancerígena. De esta manera, un consumidor de cigarrillos electrónicos que inhala a diario un equivalente a 3 mL de este líquido vaporizado, absorbe unos 14 mg de formaldehido. Mientras que una persona que fuma al día un paquete de cigarrillos convencionales, absorbe cerca de 3 mg de esta nociva sustancia. La recomendación es que no se consuma-fume ni el uno ni el otro.

3. Peso adecuado en los morrales de los niños y niñas en edad escolar. Según expertos de la Sociedad Argentina de Pediatría, los morrales que cargan los niños para ir al colegio no deben pesar más del 5% de su peso corporal, y para los casos de las maletas de ruedas, éstas no deben superar el 10% debido a que una carga mayor puede acarrear problemas musculares, esguinces y contracturas. Adicionalmente, los especialistas recomiendan a los padres comprarle a sus hijos maletas acolchadas que se ajusten al tamaño del niño y a su vez hacen un llamado a los educadores para que pongan a disposición armarios o lockers en los que los niños puedan guardar sus útiles escolares, de manera que tengan que trasladarlos lo menos posible.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook