¿Debo preocuparme por tener un IMC alto?


¿Es realmente preocupante tener un indice de masa corporal alto? Usualmente se cree que tener un Índice de Masa Corporal (IMC) alto, es decir por encima de los valores que son considerados como normales o "saludables" (18,5 - 24,99), es motivo de preocupación, porque en sí podría llegar a derivarse en la aparición de ciertas enfermedades crónicas no transmisibles como hipertensión, diabetes, obesidad, entre otras. Si bien lo anterior puede suceder, por lo cual a veces si debe ser preocupante tener un IMC alto, no siempre un IMC por encima de los valores normales va a ser algo totalmente malo y de extrema preocupación, por lo cual esta No debería ser la única medida o el único valor que se debe tener en cuenta para valorar el estado de salud de una persona y la posible manifestación de las enfermedades ya mencionadas.

¿Por qué el IMC es un valor tan importante pero la vez sin tanta importancia en algunos casos? Queda claro que esta pregunta es un poco confusa, pero en sí lo que quiero dar a entender es que el IMC es un valor que se obtiene por medio de solamente dos medidas antropométricas que son la talla (estatura) y la masa (erróneamente considerada como "peso"). Cabe resaltar que el peso debe tomarse mejor como masa, ya que el peso en sí es una fuerza, por lo cual sería igual a la masa por la aceleración, que en este caso sería la gravedad. Pero por razones simples y coloquiales, seguiré usando en este artículo la denominación peso para referirme a la masa corporal.

Entonces, dado que el IMC solamente requiere de estas dos variables (talla y peso), es un valor que dice poco si no se tienen en cuenta otras variables que tienen que ver precisamente con el peso global, o en si con la masa corporal total, es decir de qué se compone la misma, o en otras palabras, ese número que arroja una simple balanza ¿qué nos quiere indicar?, ya que si solamente se tomara al IMC como medida para valorar la salud de una persona, entonces se podría decir que ese peso o esa masa corporal es casi que 100% de un nivel graso. Así que No se deben tomar solamente las medidas de talla y peso "simple" (el número que arroja una báscula simple) para estipular si alguien está dentro de los rangos saludables o no saludables.

El peso, o en otras palabras ese numerito que nos arroja esa báscula "simple" que hemos utilizado, es algo totalmente incierto, inútil, no sirve si es lo único que se tiene en cuenta para proceder a sacar un IMC y de ahí valorar a una persona en base a unas tablas estandarizadas que no tienen en cuenta otras variables.

IMC alto ¿algo malo o no tan malo?



Decir que una persona que está por encima o por debajo de lo que se considera normal podrá tener problemas de salud, es algo totalmente "tonto", ya que bien una persona con una gran cantidad de masa muscular magra con una relativa baja estatura, podrá casi que seguramente presentar un IMC alto (por encima de los valores normales), y aun así encontrarse en un perfecto estado de salud sin riesgos de padecer o sufrir de enfermedades crónicas no transimsibles (a menos que tenga una predisposición genética para ello). Lo mismo sucedería con una persona que pueda estar por debajo de un IMC "saludable", cuando por ejemplo es un flaco o una flaca "fibroso(a)", es decir sin mucho volumen muscular pero si lo suficiente para verse "marcadito" o "marcadita", y con muy bajos porcentajes grasos, lo cual sumaría menos a la masa y por ende el IMC arrojar un valor por debajo de lo considerado como "normal".



Ahora bien, ya sabemos lo importante que es No tener solamente en cuenta las variables de talla y peso (ya sabemos que es en sí masa) para decir si una persona se encuentra en un buen estado de salud. Bueno, de hecho voy a continuar usando solamente el término "masa" ya que es el adecuado. El número que nos arroja una báscula simple es una masa total, por lo cual no sabemos de qué se compone esta masa. De ahí que lo que podría indicar que una persona se encuentra en un riesgo de padecer problemas de salud, sería una masa muscular magra muy baja y/o una masa corporal grasa muy alta. Casi que independientemente de la talla.

Para poner estipular o tratar de predecir si una persona en un futuro cercano podría padecer algún tipo de enfermedad crónica no transmisible, es necesario tomar muchas medidas antropométricas, y por supuesto realizar exámenes médicos en relación a la glándula tiroides, principalmente, y otros que pudieran hacer falta de acuerdo a una evaluación médica.

Pero yéndonos a temas o bases más simples, las medidas antropométricas que se deben tomar para una valoración más exacta son: la talla y la masa. Pero entonces, que esa toma de los valores de la masa se dividan en: pliegues cutáneos de la escápula, tríceps braquial, abdominal, suprailiaco, entre muchos otros, además de subirse a una báscula TANITA, para que ésta nos arroje valores de masa muscular magra, masa corporal grasa y nivel de hidratación, que son en sí las tres variables que componen la masa corporal total.

Al tomar los pliegues cutáneos para obtener un índice de masa corporal grasa o porcentaje corporal graso, tenemos un valor bastante aproximado que nos indica cuanta grasa adiposa posee la persona. Pero hay que tener en cuenta que también está la masa grasa vísceral, es decir la grasa que se va formando alrededor de nuestros órganos. El valor de masa grasa vísceral lo arroja la báscula TANITA, por lo cual el uso de este dispositivo debe ser indispensable cuando se realiza un análisis antropométrico de una persona en pro de definir si ésta tiene riesgos de padecer en el futuro (o si ya las padece) enfermedades crónicas No transmisibles que puedan afectar su salud y calidad de vida.

EN CONCLUSIÓN:

Solamente deberíamos preocuparnos de tener un IMC alto cuando para obtener el valor del mismo se hayan tomado todas las variables que componen la masa corporal total, siendo las de la masa corporal grasa y visceral los más altos en base a valores estandarizados. Claro está que hay personas que a simple vista, es decir sin el pesaje en una TANITA y sin la toma de pliegues cutáneos, uno diría que el tener un índice de masa corporal alto puede resultar peligroso para su salud, dado que uno observa una contextura en donde casi que obviamente se nota que lo que predomina es el componente corporal graso. Pero aún así, lo mejor es asegurarse y proceder a la toma de las medidas ya mencionadas.

A lo anterior se suma el hecho que siempre les indico a las personas en general (por supuesto también a los lectores) que no deben preocuparse ni estresarse por bajar de peso, porque si bien este es el común denominador que suele recomendarse para mejorar la composición corporal y por ende el estado de salud, usualmente no se tiene en cuenta de qué estaría compuesto este peso que se quiere bajar o perder.

Hay que tener en cuenta primero que el Peso en sí es una fuerza que es igual a la multiplicación de la masa corporal (que se utiliza para sacar el valor del IMC) por la aceleración que en este caso vendría a ser la gravedad. Entonces, en términos globales, realmente sería mejor decir que se quiere disminuir el nivel de grasa corporal el cual es un componente de la masa corporal total que además se compone también de masa magra, densidad ósea y tejido residual.

No es saludable bajar el peso (masa corporal general) en lo que sea con tal de verse bien al espejo y con tal de querer reducir como sea el valor del IMC (índice de masa corporal), realizando dietas muy estrictas e improvisadas y no haciendo algo que permita además aumentar el nivel de masa muscular magra y densidad ósea. De hecho esta variable de IMC hace mucho, que a mi parecer, debería estar abolida y entonces enfocarse mejor en hacer que las personas sean valoradas sí o sí (en centros de salud, gimnasios, etc.) por medio de básculas TANITAS para saber en qué han bajado o subido.

Artículos de interés

2 Comentarios

  1. Que tan recomendabl es guiarce con el Porcentaje de Grasa Corporal para monitorear los avacnes de ejercicio y alimentacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Es extremadamente recomendable, pero No es la única variable que se debe tener en cuenta, dado que tu masa corporal está compuesta del porcentaje de grasa tanto adiposo como visceral, y por supuesto de la masa muscular magra, la densidad ósea y los fluidos corporales (nivel de hidratación). De ahí que todos estos valores de medida se deben tener muy en cuenta a la hora de monitorear los avances cuando se entrena con pesas, crossfit, etc., y/o se practica algún tipo de deporte buscando algún objetivo estético y/o de rendimiento.

      Bien puedes pesarte en una báscula normal, pero ésta solo te proporcionará una masa total global. Mientras que al pesarte en una TANITA, de buena calidad y bien calibrada, ésta te dará esa masa corporal global y luego la desglosará en las variables ya mencionadas, para que sepas en qué has bajado y subido.

      La toma de medidas antropométricas (pliegues cutáneos, circunferencia de tórax, etc.) también se pueden realizar para compararlos con los valores que te arroja la TANITA.

      Eliminar

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook