Las mascotas mejoran la salud de los adultos mayores


Los animales domésticos (mascotas) son aliados de la salud mental y emocional de los adultos mayores, por lo cual se deriva una salud óptima en otras áreas dado que lo emocional está muy arraigado a los problemas o los efectos positivos sobre el bienestar y el estado de salud en general. Tener una mascota puede aumentar la autoestima, ayudar a combatir la soledad y ayudar a superar los duelos o problemas que se puedan tener. Las mascotas son como un miembro más de la familia. De hecho, está comprobado que son una influencia positiva para los seres humanos, más aún para los adultos mayores, quienes usualmente afrontan una etapa de soledad, abandono de parte de los hijos, pérdida del rol laboral y conflictos emocionales, todo esto afectando su calidad de vida.

Por lo mencionado, las mascotas, bien sean perros, gatos, aves o peces, entre otros, se perciben hoy no solo como animales de compañía, sino como herramientas terapéuticas que pueden contribuir a mejorar la salud mental y emocional de quienes ya superan la barrera de los 60 años. Dado que se estipula que en el futuro el mundo contará con una población más vieja, dado el aumento de la expectativa de vida y loa avances en medicina, cualquier acción destinada a mejorar sus condiciones de vida despierta gran interés en el gremio médico.

Los beneficios de tener un mascota para el cuidado y/o acompañamiento en el adulto mayor



1. Mejoran notablemente el estado de ánimo. El hecho de tener un mascota que los salude al despertarse, que los despida al salir de casa y que los reciba cuando llegan, además de estar con ellos en actividades simples como ver televisión, leer o dormir, promueve en los adultos mayores pensamientos positivos y la sensación de satisfacción con la vida, generando bienestar general y optimizando a sí mismo su salud.

2. Combaten la soledad. Dado a que usualmente los adultos mayores pueden experimentar una etapa en donde son olvidados, o donde no se los tiene muy en cuenta, o de hecho llegan divorciados, solteros o viudos a la vejez, las mascotas cumplen un papel de acompañamiento y se encargan de llenar posible vacíos emocionales.

3. Ayudan a centrarse y preocuparse por otro ser. El hecho de tener una o varias mascotas obliga al adulto mayor a dejar de pensar en sus problemas, en lo que lo puede agobiar, mismos con los cuales puede sentirse impotente, para empezar así a dedicarle parte de su tiempo y sus preocupaciones a la mascota. La misma puede convertirse en un fiel confidente y un hombro donde descargar sus emociones.

4. Se establecen lazos afectivos. Los sentimientos de afecto y cariño van por parte y parte, es decir que no será solamente el adulto mayor quien ofrezca estos buenos sentimientos y actos hacia su mascota, sino que ésta los devolverá a su amo, lo que lo hará sentirse querido, útil, y le dará ese impulso de tener algo porque luchar y querer seguir viviendo. Como los animales se adaptan al carácter del cuidador y siempre están disponibles y a su merced, esto les genera mucha estabilidad. Además, el adulto mayor puede verse en una relación en la que puede expresar sus sentimientos sin ser criticado ni juzgado, y en donde siempre será escuchado.



5. Les permite sentirse útiles. Es prácticamente como si tuvieran otro hijo o hija. Pero que además se convierte en un amigo, un confidente. Dado a que el adulto mayor debe hacerse cargo de su mascota, se sentirán útiles porque ya tienen algo o "alguien" por quien vivir, por quien preocuparse, dándoles de comer, llevándolos al veterinario, de paseo, entre otras tareas. Los adultos mayores dada esta situaciones desarrollan un gran sentido de responsabilidad porque tienen claro que sus mascotas son totalmente dependientes. En este sentido, se mejora su autoestima porque saben que están realizando algo valioso por otros, y que ese esfuerzo será siempre valorado.

6. Mejoran sus relaciones interpersonales. Dado a que no serán los únicos con una mascota, pueden establecerse relaciones interpersonales por medio de las mismas. Puede verse como una "excusa" para iniciar una conversación. Además, existen grupos en distintos vecindarios de diferentes ciudades en donde se reúnen adultos mayores con mascotas, para así establecer una red de apoyo. Se participa además en actividades sociales, además de ser más propensos a intercambiar favores con los vecinos y a involucrarse en asuntos de la comunidad, adquiriendo un mayor sentido de pertenencia a su barrio.

7. Ayudan a superar problemas o duelos personales. Como ya mencionó, las mascota se puede ver como algo más, como un amigo, un confidente y hasta un hijo. Ante una situación devastadora, como lo puede ser la pérdida de un ser querido, por ejemplo, las mascotas son el mejor consuelo en la mayoría de los adultos mayores. El apego que el adulto mayor siente hacia su mascota le ayuda a sobreponerse ante este tipo de problemas o situaciones negativas.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook