Retracciones de la encía o cuellos descubiertos: causas, tratamientos, medidas de prevención


Mira las causas, tratamientos y medidas de prevención de las retracciones de la encía o cuellos descubiertos. Evita que tus encías y dientes sufran por malos hábitos de vida, mal cepillado y mala alimentación. Conoce el origen de los cuellos descubiertos en los dientes. Los hábitos adecuados de higiene son claves para prevenirlos. La higiene oral y otros cuidados son necesarios para mantener un estado de salud bueno en general.

Suelen detectarse porque el mismo paciente observa que sus dientes se ven más largos de lo normal. Pero sobre todo, porque siente molestia al contacto con el frío, el calor, el aire, el ácido o el dulce. De hecho, estas son señales inequívocas de que existe lo que la gente llama "cuellos descubiertos" y que los odontólogos conocen como recesiones gingiviales o retracciones de la encía, un problema que puede presentarse tanto en dientes incisivos y caninos, como en premolares y molares, por cualquiera de sus caras.

En estos casos lo que ocurre es que disminuye la altura de la encía con la consecuente exposición del cuello del diente. Un problema que, de no tratarse de forma oportuna, puede complicarse causando la pérdida del diente.

Posibles causas de las retracciones de encías o cuellos descubiertos



La edad. De hecho, un 89% de adultos mayores padece disminución en la altura gingivial.

Retracción de encía cuellos descubiertos

Cepillado defectuoso o traumático. Es decir, en sentido horizontal o con mucha fuerza o con un cepillo de cerdas muy duras. También influye el uso de palillos para limpiarse después de comer.

Frenillos con inserciones musculares muy altas. Cuando el frenillo está sobreinsertado, ese estímulo traumático tensiona el hueso causando la retracción de la encía.

Deficiencia de encía queratinizada. Una capa que normalmente tiene la encía, pero que a veces no es suficiente en algunos pacientes.

Placa bacteriana. Acumulación de residuos de comida, que forman biopelícula que se adhiere al diente, causando inflamación.

Malposición de los dientes en el arco dentario. Cuando se intenta mediante un tratamiento de ortodoncia regresarlos a su posición normal, esas fuerzas que se aplican conducen a recesiones gingiviales.

Oclusión o mordida traumática. Ya que las fuerzas excesivas que no se transmiten verticalmente, sino horizontalmente o en forma oblicua generan una tensión en el cuello del diente, que hace que el hueso haga resistencia, el diente empiece a microfracturarse y la encía retraerse.

El uso de piercings en los labios y la lengua.

Secuelas de enfermedad periodontal.

Tratamientos preventivos y paliativos

Si no se tratan las recesiones gingiviales pueden llevar a la pérdida de los dientes. Las formas de manejarlas son variadas:

- Injertos con tejido conectivo tomado del paladar del mismo paciente.

- Matriz dérmica, o sea sustitutos de tejido conectivo a los cuales se recurre cuando el paciente no tiene buena altura del paladar, tiene problemas de cicatrización o riesgo de sangrado.

- Cirugía de corrección de la posición de la encía.

- Restauraciones o resinas en los cuellos de los dientes, un procedimiento no quirúrgico, pero se hace solo cuando la sonrisa del paciente no muestra los dientes, porque de lo contrario queda muy antiestético.

- Frenillectomías, tratamientos para el bruxismo u ortodónticos que solucionan el problema de base.

- Uso de cremas y enjuagues desensiblizantes.

- En los niños, aunque también se pueden presentar cuellos descubiertos, hay que esperar a que terminen su crecimiento para decidir si hay que tratarlos, pues es muy común que las retracciones desaparezcan de manera espontánea con la salida de los dientes permanentes.

- En los adultos mayores el problema no requiere tratamiento.

Métodos de prevención

- Utilizar cepillos de cerdas suaves o medias.

- Cepillarse los dientes con la técnica adecuada, es decir de arriba hacia abajo y en sentido contrario (dependiente la ubicación de los dientes), pero nunca horizontalmente.

- No olvidar complementar el cepillado con el uso previo de ceda dental y con el enjuague bucal al final.

- Asistir a controles periódicos con el periodoncista, expertos en encías.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook