¿Qué causa los ataques al corazón (infartos, arritmias cardíacas: taquicardia, bradicardia)?


Te has preguntado ¿por qué se dan los ataques o infartos, arritmias, taquicardia, bradicardia en el corazón? Los infartos al corazón (miocardio) y otros tipos de ataques o anomalías que se presentan en este órgano suelen generarse por distintas razones, desde la parte que tiene que ver con malos hábitos de vida, hasta la genética, entre otros factores como el sedentarismo y por ende una mala salud o mala condición física del corazón (los entrenamientos de alta intensidad obligan al corazón a fortalecerse, aunque deben ser ejecutados con una buena progresión de acuerdo a las capacidades de caca quien).

Son muchos los factores que aumentan el riesgo en una persona en cuanto a sufrir un ataque al corazón, desde lo no tan mortal como una bradicardia o una taquicardia, hasta lo que puede derivar en la muerte como lo es un infarto al miocardio (corazón). Algunas personas que presentan una mala condición física y pos den un corazón relativamente débil pueden morir durante un proceso quirúrgico o pos-quirúrgico.

Aunque bueno, la bradicardia y la taquicardia, de no ser controladas y tratadas a tiempo, pueden producir un paro cardíaco que igualmente puede dar como resultado la muerte de la persona si ésta no es reanimada a tiempo y tratada para empezar a recuperar el flujo sanguíneo normal (por parte de la re activación del corazón) hacia los distintos órganos de nuestro organismo, principalmente el cerebro el cual es muy sensible ante cambios homeostáticos bruscos, o en otras palabras podríamos decir que el cerebro es el órgano que más fácil y rápido muere ante la falta de sangre con buen aporte de oxígeno y nutrientes, precisamente por el mal funcionamiento del corazón y el mal estado en general de la persona.

Usualmente muchos y muchas piensan que los únicos que tienen un riesgo de sufrir un ataque al corazón son aquellas personas que presentan un sobrepeso en cuanto a su masa corporal grasa, o más aun cuando son personas con obesidad mórbida.

Pero, si bien es cierto que las personas que sufren o padecen este cuadro patológico presentan mayores riesgos de sufrir un infarto o algo que tarde o temprano derive en uno, como lo sería la taquicardia o la bradicardia, las personas relativamente sanas que llevan una sana alimentación y que también practiquen ejercicio físico de manera constante no están libres de sufrir algún día un ataque al corazón.

Para analizar primero por qué una persona relativamente sana en cuanto a su estilo de alimentarse y el hecho de practicar ejercicio físico de manera constante, puede llegar a sufrir un infarto o algo que pueda derivar en ello, primero debo mencionar las causas que pueden originar un ataque al corazón en una persona con obesidad mórbida.

De ahí les podrá ser más fácil entender por qué una persona relativamente sana algún día podría a llegar a sufrir un ataque al corazón, y por qué, con la información que aquí les proporciono entender cómo se pueden evitar estos ataques al corazón casi siempre mortales, o por lo menos muy perjudiciales por todas las secuelas que dejan, ya que un infarto deja al corazón débil porque una parte pequeña o grande del miocardio muere inevitablemente.

Infarto ataque al corazón

Por qué las personas obesas tienen mayores riesgos de sufrir ataques al corazón



Infarto corazón miocardio

Todo se basa primero en una enfermedad no transmisible que se deriva del factor obesidad: la hipertensión arterial o simplemente hipertensión. Pero antes de mencionar por qué la hipertensión puede causar un ataque al corazón, voy a mencionarles los tres factores que afectan el flujo sanguíneo que son: 1) la velocidad del flujo; 2) la presión arterial en sí aumenta o disminuye el flujo sanguíneo a través de las venas y arterias, dependiendo ésta del volumen total de la sangre en el aparato circulatorio y del nivel de agua en el plasma, es decir que si hay un cuadro de deshidratación, por ejemplo, la presión arterial aumentará; y 3) el retorno venoso, es decir la sangre no oxigenada que fluye desde las venas hacia el corazón.

Infartos al corazón (miocardio), taquicardia y bradicardia



Cuando una persona que estuvo sentada o acostada por mucho tiempo se pone inmediatamente de pie, de manera rápida, la presión que empuja hacia arriba la sangre de las venas de los miembros inferiores apenas supera la fuerza de gravedad que empuja hacia abajo, lo cual hace que se presente el conocido "mareo temporal" o lo que coloquialmente dicen algunos: "se me fueron las luces".

Entonces, una persona obesa tiene todas las perder en cuanto a un posible ataque al corazón porque por su condición puede presentar un mayor grado de deshidratación y por ende una sangre más viscosa que produzca un tránsito lento, lo cual ocasiona una mayor presión sobre las paredes arteriales (hipertensión), lo cual puede provocar que el corazón deba trabajar más cuanto el retorno venoso sea mayor y el volumen sistólico sea menor, o en palabras simples cuando la sangre que le llegue para ser oxigenada sea mayor de la que puede bombear hacia los distintos órganos.

Ahora, las personas con obesidad tienden a generar una mayor longitud en los vasos sanguíneo por cada Kg de masa corporal grasa que ganen. Y bueno, muchos dirán que es algo bueno, pero no es así, porque a mayor longitud del vaso habrá mayor resistencia al flujo sanguíneo.

Y por supuesto las personas con obesidad tienen mayores riesgos de padecer ataques al corazón por desarrollar algún tipo de diabetes, lo cual puede generar coágulos sanguíneos que puede en algún momento ocasionar un taponamiento en alguna arteria, a esto sumado el hecho de que las personas con obesidad no producen muchas lipoproteínas de alta densidad (HDL) pero sí muchas de baja densidad (LDL), llenando las arterias de colesterol lo cual ocasiona que poca o nada de sangre llegue al corazón bien sea en el circuito menor o mayor de la circulación.

Ahora, ¿por qué una persona relativamente sana también puede sufrir un ataque al corazón?



Se puede considerar a una persona sana que no presenta cuadros patológicos y que además lleva una dieta baja o nula en alimentos con grandes cantidades de grasas saturadas y trans y azúcares "supersimples", que lleva una dieta alta en verduras y controlada en frutas, y más o menos alta en fuentes proteicas de origen animal así como de carbohidratos complejos (arroz, pasta, patatas cocidas, etc.). Y por supuesto, aquella persona que además de lo anterior, practica ejercicio físico de manera constante, sea lo que sea que practique (gimnasio, corssfit, deportes, etc.).

Entonces, una persona relativamente sana puede sufrir un ataque al corazón si deja que su organismo se deshidrate y permite que este aspecto se manifieste por mucho tiempo, lo cual vuelve muy viscosa la sangre y por ende genera mucha presión sobre las arterias, al mismo tiempo que dificulta tanto la llegada de sangre al corazón como la salida de la misma este importante órgano. Y si a esto le sumamos el estrés emocional y psicológico más el que se produce durante la práctica de ejercicio físico, son mayores los riesgos de padecer un ataque al corazón, ya que el cortisol tiene efectos tanto positivos como negativos.

Infarto corazón miocardio mujer

Entonces, si la persona pasa demasiado tiempo ejercitándose, no se hidrata constantemente con agua, puede ocasionar esa viscosidad alta en el plasma sanguíneo que hará que el corazón deba trabajar de manera excesiva. Y por supuesto, el cortisol (que en este caso tendría un efecto negativo) hará que sea menos la adrenalina que se libere, al mismo tiempo que evita que la utilización de sustratos energéticos por parte del miocardio sea eficiente (el corazón requiere de aminoácidos, glucosa, cuerpos cetónicos y ácido láctico para poderse contraer).

Las muertes súbitas en personas que practican ejercicio físico de manera amateur o profesional, y aún en deportistas profesionales, se presentan precisamente por un grado alto de deshidratación, algún coágulo sanguíneo "colado", exceso de estrés, etc.

Y claro, ustedes dirán que una persona sana solo tiene riesgos de padecer un ataque al corazón si se ejercita en exceso. Pero ojo, una persona que se alimente bien y que no practique ejercicio aun así manteniendo su masa corporal dentro de los estándares clasificados como saludables, también puede padecer algún día algún ataque al corazón si no controlada su nivel de estrés, si no se hidratara, si no durmiera bien (lo cual generaría una secreción anormal de cortisol y otras hormonas adrenocorticotrópicas), etc.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook