¿Cómo curar el dolor de estómago?


Aprende cómo curar o aliviar ese molesto dolor de estómago o dolor en los intestinos. El dolor de estómago puede ser fácil de curar rápido. Bueno, usualmente no es dolor estomacal de lo que se trata cuando alguien dice que le duele el estómago, sino un dolor intestinal, tanto en el intestino delgado como grueso. A veces se lo confunde simplemente porque en sí se trata de un dolor abdominal y a veces no se lo identifica de manera adecuada.

Ya cuando se trata de un dolor de estómago como tal, éste va más relacionado con la gastritis o lo que se conoce como reflujos.

También se puede relacionar el dolor de estómago con la "pesadez" o "llenura" que se siente cuando se come una gran cantidad de alimentos de una sola.

Pero entonces vuelvo y repito: en este artículo hablaré de cómo curar o aliviar el dolor de estómago (aliviar y curar no es lo mismo) cuando se trata de dolor intestinal. O sea, en este artículo coloco como título "¿cómo curar el dolor de estómago?" simplemente por tratarse de algo popular, aunque realmente lo correcto sería titularlo: "¿cómo curar el dolor en los intestinos?" Pero no lo coloco así simplemente porque muy poca gente busca en la Internet por medio de esta segunda opción.

En este artículo hablaré entonces de cómo curar ese dolor que se presenta en la parte baja y alta del abdomen (que usualmente se trata del dolor causado por alguna inflamación en alguno de los intestinos). En la parte alta es ese dolor que es punzante y que usualmente es un síntoma previo de gastroenteritis.

Es un dolor como si tuvieras ganas de ir al baño pero que realmente cuando vas no te sale nada. Es un dolor que se siente como si te estuvieran punzando desde dentro y que te obliga a contraer exageradamente los músculos de tu región abdominal para así tratar de aliviar este dolor.

A veces se siente como si tuvieras ganas de vomitar, y otras veces se acompaña este dolor de un síntoma similar a como si sintieras que tu estómago fuera a estallar.

Dolor estómago dolor intestinal

Otro dolor relacionado es aquel que no es tan grave y que no es un síntoma de una futura gastroenteritis, el cual es un dolor en la parte baja del abdomen, el cual usualmente sí que te obliga a ir al baño varias veces a defecar y en donde usualmente las heces salen bien sea muy blandas, algo aguadas o completamente aguadas.

Algunas veces estas heces suelen venir con un color un tanto amarillento y un olor brutalmente fétido. Y ojo, si este color amarillento persiste por muchos días, puede deberse a algún problema con tu vesícula biliar y/o con tu hígado. Pero usualmente este color amarillento suele desaparecer en unos 2 a 3 días (o a veces en unas cuantas horas) cuando no se trata de algo grave.

Definición del dolor de estómago (dolor en la región abdominal) y una posible cura


La primera sensación (dolor punzante en la parte alta o media del abdomen que no conlleva a expulsión de heces fecales y a veces ni siquiera produce flatulencias), que es un síntoma de una futura y muy probable gastroenteritis, usualmente se genera por alguna contaminación proveniente de algún virus o bacteria que entro por nuestra boca a través principalmente de bebidas y/o alimentos.

Suele ser muy común este contagio cuando no lavamos bien nuestras manos al manipular alimentos, cuando ingerimos alimentos mal preparados (poco aseados y mal cocidos), y/o cuando bebemos agua contaminada (aun tratándose de agua potable existe riesgo de infectarse y generar algún tipo de gastroenteritis).

El segundo síntoma, o sea un dolor más hacia la parte baja de la región abdominal, y que usualmente genera cólicos leves o moderados con ganas constantes de ir al baño a defecar blando o aguado, se genera usualmente o por mala digestión (mala trituración de alimentos, proceso digestivo interrumpido y poco eficiente, etc.) o por comer algún alimento "dañado", es decir algún alimento cuya fecha de caducidad ya ha pasado hace muchos días.

También se puede presentar por comer muchos alimentos de una sola, lo cual genera una reacción en el cuerpo de querer tratar de expulsar todo ese exceso sea como sea, por lo cual ni lo digiere ni lo acumula como grasa.

¿Cómo curar entonces esta soltura intestinal y/o este síntoma de futura gastroenteritis?



Nuestro cuerpo es más propenso al contagio de agentes patógenos cuando éste se encuentra con un pH demasiado bajo (ácido), cuando además cuenta con bajos niveles de agua y cuando además su plasma sanguíneo se encuentra muy saturado (todo esto repercute en la eficiencia/ineficiencia del sistema inmune).

Para contrarrestar esta acidosis y este ambiente propicio para el contagio y proliferación de los agentes patógenos (virus, bacterias, hongos, etc.), lo más indicado siempre va a ser contrarrestar ese pH ácido añadiendo una base (un alcalinizante), y en este caso el mejor viene a ser siempre el bicarbonato de sodio acompañado de limón (fruta alcalinizante), o por lo menos el bicarbonato de sodio solo disuelto en agua (sin azúcar). Aunque ojo, tratar de no abusar del consumo de éste consumido en exceso de una sola podría ocasionar cambios muy drástico en el pH del estómago, lo cual puede traer complicaciones graves (algunos médicos aseguran que podría estallar el estómago por consumir mucho bicarbonato de sodio de una sola, más aun cuando el estómago está muy lleno de alimentos y por ende muy activo).

Para el síntoma que No conlleva a una futura gastroenteritis, o sea aquel síntoma que se trata de dolores abdominales bajos con ganas frecuentes de ir al baño, tomar 2 veces al día dos vasos con agua (de 150 mL a 200 mL cada uno) con un limón exprimido y un cuarto de cucharada pequeña de bicarbonato de sodio (recuerda la advertencia realizada en el párrafo anterior), puede ser más que suficiente.

Pero por supuesto también debes cuidarte en la alimentación evitando los excesos y evitando por supuesto aquello que pueda acidificar mucho tu plasma sanguíneo o que de por sí su digestión sea muy complicada y que por ende genere flatulencias (leche, proteínas magras animales rojas, frutas con cáscaras, verduras con cáscaras, legumbres, etc.).

Entonces, lo que debes hacer es beber un vaso de agua con limón y bicarbonato de sodio en la tarde, con el estómago relativamente vacío (No lleno), es decir unos 30-40 minutos antes de una comida o 60-90 minutos después de una comida. Y el otro vaso con agua, limón y bicarbonato de sodio lo debes beber unos 15-20 minutos antes de irte a dormir, teniendo en cuenta que debes beberlo 60 a 90 minutos después de tu cena, la cual por obvias razones debe ser "liviana". Esto hacerlo por 4 a 5 días o menos si el dolor desaparece antes.

Dolor estómago curación

Para el otro caso, o sea el dolor punzante, aplica lo mismo del párrafo anterior, pero hay que agregar algo más y es el hecho de consumir bacterias buenas activas por medio de algún producto que vendan en tu país.

En el país donde vivo, por ejemplo, venden un producto muy bueno que se llama Iflora, el cual contiene los distintos tipos de lactobacillus, los cuales son bacterias activas buenas que se encargarán de reforzar tu flora intestinal para combatir y erradicar esta posible infección que te causaría una muy probable gastroenteritis de no ser combatida a tiempo con estas bacterias buenas activas.

Es importante que inviertas en tu salud, que hagas todo lo posible por prevenir los males, porque a la larga te saldrá más económico, o por lo menos no tendrás que pasar por los molestos hospitales cuando por ejemplo la gastroenteritis se manifiesta con todo su esplendor, donde muchas veces ya se torna casi que estrictamente necesario aplica medicamentos y consumir a los tan eficaces pero muy dañinos antibióticos.

Trata de acatar todas las recomendaciones aquí expuestas para que intentes curar ese molesto dolor de estómago que muchas veces se puede complicar, derivando la gran mayoría de las veces en diarreas o en la muy molesta y a la vez peligrosa gastroenteritis. La única forma de curar la gastroenteritis muchas veces es con el consumo de medicamentos (aunque a veces se puede esperar a dejar que pase sola, pero sus síntomas son muy pero muy molestos e incapacitantes) , pero la misma puede evitarse aplicando las recomendaciones mencionadas en el artículo.

Ojo: en algunas personas puede que el consumir agua con limón y bicarbonato sea más que suficiente, pero en otras no, así que lo que debes hacer es agregar estas bacterias buenas activas a tu vaso con agua limón y bicarbonato de sodio solo en el vaso de antes de irte a dormir. Esto igualmente lo debes hacer por 4 a 5 días aproximadamente.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook