Viajar para hacerse una cirugía estética: cuidados, riesgos, evaluación, seguridad


Muchas personas que viven en el exterior viajan suelen viajar a Colombia con el objetivo de someterse a una cirugía plástica facial o corporal para mejorar su imagen. Una de las ciudades preferidas para realizar este tipo de procedimientos quirúrgicos es Cali, y muchas personas suelen viajar en época decembrina para disfrutar de su feria pero muchas otras lo hacen para someterse a algún tipo de cirugía estética.

“La calidad y la calidez de la atención que se brinda en la capital vallecaucana (Cali), sumadas a los bajos costos a los que logran operarse, con respecto a lo que pagarían en su país, son la gran razón por la que muchos acuden aquí y no a otra ciudad". Así lo explica Julio César Escobar, cirujano plástico y reconstructivo del Centro Quirúrgico de la Belleza, CQB y miembro de la Federación Iberoamericana de Cirugía Plástica y de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica.

De ahí que pacientes provenientes de Estados Unidos, Panamá, Chile, Ecuador, España, Italia, Francia y las Islas Caribes, principalmente, pasen con mucha frecuencia por los quirófanos de las clínicas caleñas, tal como lo confirma la vicepresidente de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética y expresidente de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica.
Cirugía estética corporal cuidados
Sin embargo, el problema es que en el afán de tener el rostro o el cuerpo perfectos, en ocasiones los viajeros olvidan tomar ciertas precauciones y cumplir con los parámetros de seguridad, lo que los puede exponer a sufrir complicaciones o incluso la muerte. El mayor error que pueden cometer es viajar de regreso a su país de origen con muy poco tiempo luego de haberse realizado la cirugía, de hecho muchos optan por regresar el mismo día o un día después de realizada la cirugía, y aun cuando ésta fuera "mínima" los riesgos y efectos adversos sobre la salud de realizar un viaje en este estado, son bastante altos.

Importancia de la valoración antes de la cirugía


Cuando un paciente consulta desde el exterior se somete a una evaluación, que según Escobar debe ser mucho más exhaustiva que la de un paciente local. "Normalmente historia clínica cuenta, en estos casos aún más, puesto que no hay un contacto directo médico-paciente sino virtual", advierte.

Por eso, el cirujano debe hacer una investigación muy cuidadosa del estado de salud de la persona y sus antecedentes personales y familiares, indagando sobre:

• Qué quiere, por qué y para qué. Esto en opinión de Escobar, se hace con el fin de saber si tiene razones contundentes para someterse al procedimiento y si la persona está plenamente convencida de su decisión y no es una reacción impulsiva o algo que apenas hace unos días se le ocurrió.
• Cuál es su edad, peso y estatura.
• Si sufre alguna enfermedad, como hipertensión, diabetes, anemia, reflujo, flebitis, hemorroides, estreñimiento, alergias, problemas respiratorios, cardíacos o de coagulación. Igualmente, si ha recibido transfusiones sanguíneas antes, ha tenido convulsiones o usa gafas.
• Consumo de fármacos como ansiolíticos o antidepresivos.
• Antecedentes quirúrgicos de apendicitis, vesícula, etc y cómo han resultado.
• "En las mujeres se cuestionan los antecedentes ginecobstétricos para saber si tiene hijos, si ha tenido embarazos ectópicos, si planifica, el resultado de su última citología y, si es mayor de 40 años, o su más reciente mamografía", agrega Escobar.
• Antecedentes familiares de cáncer, diabetes, hipertensión o infarto.
• Por otro lado, aparte de todos estos cuestionamientos, se le debe solicitar n al paciente ciertas pruebas que debe realizarse en su país, pero cuyos resultados se verifican al llegar a Colombia.

LOS RIESGOS:



El mayor riesgo que corren los pacientes que vienen del extranjero u otras ciudades del país a someterse a una cirugía plástica es el tromboembolismo, es decir, la formación de un coágulo en la circulación venosa profunda, que viaja hasta cualquier órgano distal (hígado, pulmones, corazón, cerebro, etc.) y obstruye una vena o arteria, afectando el flujo sanguíneo y la oxigenación, lo que se conoce como infarto. "En otras palabras, debido a la quietud en la que permanecen estos pacientes por varias horas cuando viajan en avión u otro transporte, los pies se hinchan y la sangre comienza a correr más lento y se estanca, formando trombos".

Las consecuencias, tal como lo explica Escobar, varían según el número de vasos comprometidos, su calibre y el sitio donde se ubiquen. "Por ejemplo, cuando el trombo compromete un vaso muy importante, uno muy pequeño o se forman varios, lo que se conoce como tromboembolismo masivo, puede llevar a la muerte". Y si la persona fuma, es sedentaria y/o tiene sobrepeso graso, este riesgo es aún mayor.

Por todas estas razones, los especialistas insisten en que es imposible que una persona viaje y al siguiente día sea operada, o bueno, por lo menos en cuestiones de seguridad para el paciente es algo que no se recomienda.

El otro peligro que corren estos pacientes es que luego de someterse al procedimiento no guarden el reposo relativo que se les indica, sino que decidan hacer diligencias, asistir a un evento social o hacer actividades turísticas recién operados, exponiéndose a contraer infecciones, ya que los sitios públicos tienen un alto nivel de contaminación,

Por eso, los especialistas aclaran que el término turismo médico está mal empleado, porque la persona debe tener claro que no viene a pasar vacaciones sino a someterse a una cirugía.

Igualmente, muchos se exponen al sol antes de la cirugía y llegan con el bronceado perfecto para lucirlo en esta temporada. "Pero lo que olvidan es que la exposición al sol constituye un trauma térmico, por lo que al trauma mecánico que significa la cirugía se le suma una agresión más, por lo que en casos de una lipoescultura, por ejemplo, se profundiza aún más la quemadura en la piel", explica Escobar.

Lo mismo ocurre si se van de viaje o vacaciones después de la cirugía y reciben sol antes de tres meses de haber sido intervenidos, caso en el que se forman cicatrices gruesas, hiperpigmentadas o hipopigmentadas. Adicionalmente, hay que tomar en cuenta que la mayoría de pacientes extranjeros vienen con el objetivo de hacerse varios procedimientos a la vez, lo que los expone a los riesgos de las cirugías múltiples, pues entre más tiempo en el quirófano más pérdida de sangre y mayores riesgos.

LAS VENTAJAS DE HACERSE VALORAR ANTES DE LA CIRUGÍA:

Ten en cuenta que si realizas un viaje mayor a cuatro horas, debeS esperar al menos dos o tres días para hacerte operare. Así lo advierte Lina Triana, quien aclara que entre más horas se pase en el avión más tiempo se debe esperar, pues el riesgo de tromboembolismo es alto.

No le omitas información a tu cirujano. Díle todo con confianza para que él sepa cómo proceder.

Sométete en tu país de origen a todas las pruebas y exámenes que te ordena el cirujano, como el electrocardiograma o la mamografía, pruebas de esfuerzo (entre otras), pues éstas permiten saber si eres apto(a) para someterte a los procedimientos", sugiere Triana.

Infórmale a tu médico cuánto tiempo vas a estar en Colombia.

Si presentas condiciones como ser fumador, tener sobrepeso graso o ser sedentario, Escobar considera que es necesario que hagsa que un internista te autorice por escrito tu viaje.

En caso de que fumes, deja el cigarrillo al menos un mes antes de la cirugía (si puedes dejarlo por más tiempo y además de eso hacer algo para mejorar tu capacidad aeróbica, como por ejemplo ejercitarte, sería muchísimo mejor para disminuir los riesgos asociados a este tipo de cirugías).

Suspende también un mes antes de la operación los anticonceptivos, hormonas, antiinflamatorios o medicamentos homeopáticos.

Pregúntale al cirujano sobre los cuidados que debes tener antes y después del procedimiento.

Triana es enfática en que "tengas claro que si tu cirujano se niega a hacerte varios procedimientos o algo que usted desea, no es por capricho".

Fuente: revista Salud y Vida.


Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

Síguenos en Facebook