Dolor de cabeza durante el ejercicio ¿cómo evitarlo?


Al hacer ejercicio físico muchas personas experimentan dolor de cabeza bien sea durante la rutina de entrenamiento y/o luego de finalizarla, la cual puede involucrar distintas clases de ejercicios físicos a nivel cíclico y/o acíclico que pueden establecerse o no con cargas externas (pesas).

El dolor de cabeza que experimentan las personas que realizan ejercicio físico (como por ejemplo cuando alzan pesas), sobre todo cuando se trata de aquellos ejecutados a intensidades altas (anaeróbicas), muchas veces suele variar en cuanto a la intensidad y la zona donde se manifiesta. Muchas veces suelen sentirse en la parte frontal del cráneo, otras veces en la occipital, otras veces en los parietales, algunas veces también sobre el rostro como tal, y muchas veces en distintas zonas del cráneo al mismo tiempo.

Lo más común es que durante o al finalizar la rutina de entrenamiento en el gimnasio u otro lugar, este dolor de cabeza se sienta como una especie de latidos constantes y de intensidad variable hacia los lados del cráneo (dolor al lado derecho y/o lado izquierdo de la cabeza al hacer esfuerzo) sobre todo cuando se suelen agachar y luego hacen mucha fuerza para moverse o levantar algún peso, mientras que otros pueden sentirlo además en la parte frontal casi debajo de las cejas, y en casos muy raros este dolor suele sentirse hacia la parte trasera (la región occipital) del cráneo.

A veces algunas personas suelen reaccionar a esto mediante la ingesta de algún analgésico, y otras más inteligentes saben que este dolor se debe en gran medida a la alta presión sanguínea que se genera por causa de los entrenamientos de alta intensidad y por supuesto una alta pérdida de agua, a lo cual simplemente optan por rehidratarse muy bien y descansar hasta que este agobiante dolor de cabeza cese para así evitar los innecesarios y muy dañinos (a corto o largo plazo) fármacos.

¿Por qué se genera el dolor de cabeza durante la práctica de ejercicio físico como el levantamiento de pesas?



Bueno, realmente el dolor de cabeza también se puede presentar durante la ejecución de algún ejercicio mental por mucho tiempo, como es por ejemplo el caso de aquellas personas que deben pasar mucho tiempo leyendo no solamente por placer sino también porque deben entregar algún informe académico o laboral, o porque simplemente se la pasan muchas horas frente a una pantalla de computadora, tablet o smartphone bien sea aprendiendo a nivel académico o laboral o simplemente también hablaríamos de aquellas personas que se la pasan frente a estos dispositivos disfrutando de su tiempo de ocio por medio de la práctica de vídeo juegos, etc.

Por su puesto no podemos dejar de lado la práctica deportiva como parte tanto del ejercicio físico como tal y por supuesto también con lo relacionado a la parte de trabajo o ejercicio mental, puesto que en muchas disciplinas deportivas algunos atletas (sobretodo aquellos a nivel No profesional y que por ende suelen no tener la disponibilidad de un buen control médico) suelen experimentar también estos agobiantes dolores de cabeza tanto durante como después de un entrenamiento o partido.

En el caso del ajedrez, por ejemplo, donde no se requiere de una gran destreza física a nivel músculo esquelético, sí que se requiere una gran destreza mental y gasto energético e hidro-mineral principalmente por parte del cerebro y sistema nervioso lo cual en algunas personas pueda hacer que experimenten estos molestos dolores de cabeza.

Así que hasta este punto ya sabrás por qué en el título de este artículo no pongo algo como "Dolor de cabeza durante el ejercicio físico" puesto que como ya lo mencioné, este molesto dolor también se puede manifestar por causa del trabajo mental y por ende a causa del alto uso que se le puede dar al cerebro y al sistema nervioso en general. O sea, no es como si el leer por muchas horas, el ver vídeos o jugar vídeos juegos por mucho tiempo seguido no generara cierto grado de estrés y otras manifestaciones (que ya mencionaré) que puedan ocasionar ese molesto dolor de intensidad variable alrededor de la cabeza.

Dolor de cabeza durante el ejercicio

Entonces, ya para continuar explicando las causas del dolor de cabeza que se pueden presentar por la práctica de ejercicio, quiero decir que a pesar que aclaré que este dolor no se presenta solamente por la práctica de ejercicio físico (durante y/o después de una sesión de entrenamiento), aun así quiero tener como punto de referencia la práctica de ejercicio físico puesto que el dolor de cabeza suele ser más común en este tipo de casos, porque además también se involucra mucho la parte que tiene que ver con el trabajo y desgaste que realizan (obviamente) tanto el cerebro como el sistema nervioso en general.

Además, las causas de dolor de cabeza que se manifiestan por practicar ejercicios físicos (sobre aquellos de alta intensidad que involucran cargas externas) suelen ser las mismas a cuando este dolor surge como consecuencia de ejercicios mentales, aunque en este último caso el lapso de tiempo para que estas causas aparezcan suele ser más largo, y en la mayoría de los casos sucede en raras ocasiones y quizá con menor intensidad.

Entonces, estas son las causas por las cuales se genera dolor de cabeza mientras nos encontramos practicando nuestra rutina entrenamiento de alta intensidad o después de haber terminado nuestra sesión de trabajo físico con algún objetivo de mejora fisiológica y/o estética:

Causas del dolor de cabeza que ocurre durante el ejercicio


1. Un alto nivel de desequilibrio hidro-mineral.

Cuando estamos concentrados pensando, leyendo, aprendiendo, y más aun cuando a esto se le suma la acción elevada de la musculatura esquelética, nuestro corazón empieza a elevar su ritmo cardíaco. Cuando estamos muy concentrados por ejemplo intentando comprender algo que se nos dificulta mucho, aunque muchos y muchas no lo sientan, nuestro ritmo cardíaco y por ende la temperatura interna de nuestro organismo suele aumentar y por ende poco a poco iremos perdiendo más agua de lo que normalmente perderíamos en condiciones de "relajación", porque no es como si cuando estuviéramos tranquilos nuestro cuerpo no perdiera agua, porque sí que lo hace.

Cuando además del excesivo trabajo mental se suma el trabajo físico por parte de la musculatura esquelética, la presión arterial aumentaría aun más y por ende el gasto de agua por causa de una más elevada temperatura interna tendría que ser mayor precisamente para evitar que esta temperatura se eleve (efecto de termorregulación) hasta un punto que pueda matarnos, y por supuesto el agua también se utilizaría en mayor cantidad en procesos metabólicos de tipo energético y también se evapora por medio de la respiración.

Por supuesto cuando el gasto energético aumenta sobretodo cuando la acción de los músculos esqueléticos es notable, también solemos perder sustratos energéticos (cantidad que varía de acuerdo a cada persona, la intensidad del ejercicio, etc.) y micronutrientes (vitaminas y minerales) que son requeridos para la creación enzimática que permite degradar y/o sintetizar nutrientes macro, y también solemos perder minerales como el sodio, calcio, entre otros minerales que por ejemplo permiten las contracciones musculares (por ejemplo, en cuanto a los iones bivalentes de calcio contenidos en las cisternas musculares que se usan para "cargar" a la troponina y así continuar con el proceso contráctil del tejido muscular esquelético). Pero bueno, realmente lo que más afecta para que el dolor de cabeza se manifiesta es el hecho de que nuestro plasma sanguíneo se torne muy viscoso precisamente por perder mucha agua, sumándole a esto una mala o insuficiente hidratación llevada a cabo por parte de la persona, tanto antes como durante y después de la sesión de entrenamiento.

Esta viscosidad generará sí o sí una alta presión sobre las paredes arteriales puesto que el tránsito del plasma sanguíneo será más difícil, dificultando o ralentizando así el transporte de oxígeno y nutrientes a todas las células del organismo. Además hay que tener en cuenta que las arterias del cráneo son mucho más sensible ante este tipo de alteraciones, por lo cual la manifestación de dolor de cabeza no se hace esperar, muchas veces de manera súbita.

Y hay que tener en cuenta que si se suele ejercitar bajo el sol, el grado de deshidratación será superior además de que los rayos del sol que "caen" de manera directa sobre nuestra cabeza y demás partes del cuerpo afectan de forma negativa nuestra salud.

2. Saturación alta del plasma sanguíneo.

Al realizar entrenamientos o sesiones de trabajo físico, más aun cuando se trata de aquellas que son llevadas a cabo a una alta intensidad, nuestro organismo suele generar no solamente mucho ácido láctico (donde gran parte de éste puede ser reutilizado en procesos energéticos oxidativos) sino también productos metabólicos de desecho entre los cuales podemos contar a los radicales libres. Esto se sumaría a volver aun más viscoso el plasma sanguíneo. O sea, este sufrimiento se padece por parte y parte, es decir por la pérdida alta de agua y por la saturación que se genera al mismo tiempo en el plasma sanguíneo.

3. Pérdida exagerada de sodio y "superhidratación".

Cuando se hace ejercicio no solamente se suele perder agua porque como ya mencioné también se pierden nutrientes macro y micro (vitaminas y minerales). En cuanto al sodio, por ejemplo, el cual es un mineral que se utiliza mucho para las contracciones a nivel músculo esquelético y del miocardio (corazón), éste suele perderse en buenas proporciones.

Hay que tener muy en cuenta que cuando la cantidad de sodio en el espacio o líquido extracelular se encuentra por niveles muy bajos de los normales, el agua debe ser trasladada hacia las células para intentar equilibrar estos niveles lo que provoca que éstas deban hincharse, y si se tiene en cuenta que las células cerebrales son muy sensibles, por esta razón uno de los efectos de la hiponatremia (bajos niveles de sodio en la sangre) suele ser el dolor de cabeza, y en casos severos esto puede llevar a la muerte por causa de edemas.

Imagínate si ocurriera una superhidratación, o sea que la persona piense que para contrarrestar este dolor de cabeza causado por deshidratación lo mejor sea embucharse de mucha agua de una sola. Entonces más agua entraría de forma exagerada y en menor tiempo hacia las células hinchándolas aun más y aumentando el riesgo de producir edemas que puedan ocasionar una muerte súbita.

4. Infecciones.

Por supuesto no se pueden descartar aquellas infecciones que se suelen generar en los ganglios linfáticos ubicados desde el cuello hacia arriba del cráneo y/o en los senos paranasales, caso tal por ejemplo de la sinusitis. En el caso de las tonsilas palatinas (conocidos como amígdalas), si al abrir nuestra boca observamos que éstas contienen materia blanca, es porque el riesgo de infección es alto sí es que ya no se encuentran infectadas, y que por ende alterar aun más la homeostasis por medio de un trabajo físico de alta intensidad, puede hacer que nuestro sistema inmune se debilite y éstas así como los nodos linfáticos ubicados en el cuello (y otras partes del cuerpo) se deban inflamar, todo esto provocando alteraciones en el plasma sanguíneo (unas de ellas ya mencionadas en los párrafos anteriores), que ocasionaría como respuesta un intenso dolor de cabeza, además de otras dolencias a nivel articular, muscular, etc.

La sinusitis es sin duda alguna uno de los mayores riesgos de padecer dolor de cabeza durante la sesión de ejercicio físico, o sea en sí ya cuando se presenta sinusitis (alta mucosidad en los senos paranasales) ya se genera dolor de cabeza en distintas partes del cráneo sin siquiera empezar a ejercitarse. Entonces el ejercitarse en este estado generará aun más presión sobre el cráneo.

Así que en este caso lo mejor será siempre tratarla primero para intentar erradicarla o por lo menos aminorarla (eliminar los lácteos de la dieta y quizá también fuentes de alimentos procesados de otro tipo), y ya luego pensar en realizar rutinas de entrenamiento de alta intensidad.

¿Qué hacer cuando el dolor de cabeza se genera durante el ejercicio?

Si es posible se debe parar la actividad, descansar unos cuantos minutos mientras se beben pequeños sorbos de agua o de una bebida isotónica o hipotónica si por ejemplo la rutina de entrenamiento se lleva a cabo a una mayor intensidad. Cuando el dolor de cabeza cese ya se decidirá si retomar la sesión de entrenamiento o si definitivamente parar y evitar cometer el mismo error la próxima vez, error que usualmente radica en no haberse hidratado bien (con agua o una bebida con glucosa y electrolitos) antes y durante la práctica de ejercicio físico.

Y ojo que para realizar actividades de menor intensidad, el tomar Gatorade u otras bebidas de este tipo No está contraindicado.

¿Cómo prevenir el dolor de cabeza durante el ejercicio de alta intensidad como los levantamiento con pesas?



Para evitar que el dolor de cabeza se manifieste durante la práctica de ejercicio (pesas, crossfit, funcional, deportes, etc.) o por lo menos evitar que éste se manifieste con una alta intensidad (casi incapacitante), es esencial llevar a cabo las siguientes recomendaciones:

- No ejercitarse con el estómago ni "vacío" ni muy lleno. Si se ejercita con el estómago vacío se corre el riesgo de sufrir mareos y luego dolor de cabeza por falta de nutrientes macro y micro. Si se ejercita con el estómago muy lleno se correo el mismo riesgo además de sentir ganas de vomitar durante la sesión de entrenamiento porque simplemente la sangre que estaba ocupada en el proceso digestivo dejará de estarlo para pasar a desempeñarse sobre la musculatura esquelética, por lo cual la reacción del cuerpo será la de devolver todo aquello que en ese momento le estorba para poder rendir al máximo en la sesión de entrenamiento (o sea, expulsar la comida que aun no ha sido digerida).

- Tomar cantidades pequeñas pero constantes (cada 10-15 minutos) de agua o una bebida hipo o isotónica tanto antes, durante como después de entrenar. En el artículo que dejo en este enlace explico las necesidades de agua que una persona necesita de acuerdo a sus datos, medidas, etc.

- Ejercitarse según el nivel propio. Está bien exigirse un poco y de forma progresiva para lograr adaptaciones fisiológicas positivas, pero también se debe "escuchar" al organismo y por ende no exagerar.

- Evitar ejercitarse bajo el sol o por lo menos evitar hacerlo en horas donde esta estrella suele "pegar" tan duro. En horas de la mañana, antes de las 8 am, sería lo ideal para ejercitarse bajo el sol y aprovechar sus rayos sin tanto maltrato, para ayudar a estimular la síntesis de vitamina D.

- Usar ropa adecuada. Se debería optar por ropa holgada, de tela suave y liviana y no por aquella que quede muy pegada al cuerpo (a menos que sea ropa con tecnología para ello) y muy "pesada" para evitar golpes de calor.


Artículos relacionados

Dolor de cabeza durante el ejercicio ¿cómo evitarlo?
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas con base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).