El cuidado de la fiebre en los niños y niñas pequeños


Primero se debe tener en cuenta que la fiebre en sí no es una enfermedad sino que es una señal, síntoma o respuesta que el cuerpo manifiesta de algo que está aconteciendo en el organismo. La fiebre es el aumento de la temperatura corporal del organismo que se produce como respuesta a alguna enfermedad como neumonía, gastroenteritis, apendicitis, tuberculosis, bronquitis, celulitis, meningitis, entre muchas otras, o a algunas molestias causada por diversos factores externos como el estrés, infecciones bacterianas causada por radicales libres provenientes del ambiente, resfriados causados por exposiciones prolongadas a la lluvia o a temperaturas ambientales muy bajas, etc.

Cuando se presenta la fiebre en los niños de edades tempranas (0-9 años) es muy importante que los padres o familiares responsables estén muy atentos, ya que muchas veces pueden presentar fiebre sin la necesidad de tener temperaturas elevadas que se pueden palpar y sentir a través de la piel, por lo cual es muy importante tomar la temperatura una o dos veces al día, por lo menos durante un minutos de tiempo con un termómetro, para conocer si está presentando fiebre o no.

Cuando un niño se nota un tanto "apagado" o aburrido, o con cansancio, posiblemente esté padeciendo de fiebre aunque pueda no sentirse "caliente" con el simple palpamiento de alguna parte de su cuerpo. Se considera que un niño tiene fiebre cuando su temperatura es mayor de 37,5°C si se toma en la axila ó 38°C si se hace en el recto.

¿POR QUÉ SE PRESENTA LA FIEBRE?



La fiebre es una reacción normal del organismo que se manifiesta generalmente debido a infecciones producidas por virus y algunas veces por presencia de bacterias que provienen del medio ambiente, o tal vez de otras personas contagiadas por alguna enfermedad. La fiebre es la reacción más normal del cuerpo que se presenta contra las infecciones, activando las defensas del sistema inmune.

¿CÓMO SABER SI UN NIÑO O NIÑA PRESENTAN FIEBRE?



Cuando un niño o niña presentan fiebre, pueden presentar los siguientes síntomas:

- Temperatura corporal elevada.
- Enrojecimiento de las mejillas.
- Inactividad reflejada en cansancio, decaimiento, aburrimiento, etc.
- Escalofríos.
- Taquicardia (pulsaciones del corazón elevadas).
- Respiraciones rápidas (agitación).

¿CÓMO MEDIR LA TEMPERATURA?



En los diferentes mercados y/o farmacias se pueden encontrar termómetros digitales que pueden ser para uso oral, rectal o axilar. La recomendación es utilizar uno diferente para cada parte del cuerpo. Este mecanismo es de fácil uso y lectura, además que no son muy costosos y la mayoría de los resultados que arrojan son muy exactos en cuanto a la medición de la temperatura en un rango de tiempo entre los 20 segundos y 2 minutos.

TEMPERATURA AXILAR:



Este método es el más fácil para tomar la temperatura ya que para hacerlo solamente se requiere de un termómetro digital que colocar en la axila, entre el brazo y el tronco. Lo único "malo" o no muy recomendado te tomarla en esta parte, es que la temperatura en la axila puedes ser hasta dos grados menor que la temperatura interna, por lo cual lo mejor sería reconfirmar esta toma con una más confiable y precisa como la rectal, principalmente ne bebes de 1 a 6 meses de nacidos.

TEMPERATURA RECTAL:



La toma de la temperatura por esta vía se hace principalmente en losprimeros meses de vida del bebé, pues los resultados son exactos, para lo cual el médico determinará el mejor tratmiento para bajar esta fiebre y "atacar" la posible molestia o enfermedad que la causa.

Los bebés generalmente no se dan cuenta de que les están tomando la temperatura por este medio, aunque en algunos puede generar una posible molestia por lo cual sería casi que imposible tomarla debido al movimiento del bebé.

Para realizar la toma de temperatura por este método, se debe limpiar el termómetro con agua fría y jabón, secar y posteriormente con alcohol. Se debe cubrir con un poco de vaselina la punta del termómetro para facilitar el procedimiento. Se pone al bebé boca abajo sobre su regazo o boca arriba sobre una superficie donde le pueda levantar las piernas, luego separar las nalgas del bebé e introducir el termómetro por unos centímetros o hasta que la punta quede dentro del recto, con mucho cuidado de no irlo a introducir demasiado. Luego cerrar las nalgas del bebé y esperar a que el termómetro pite para retirarlo.

TERMÓMETROS DE OÍDO:



Este es el método más utilizado en las salas de urgencias por su rapidez, sin embargo no es tan fácil de usar. Lo mejor es seguir las instrucciones de la caja o que le pida al médico o enfermera que le enseñe a usarlo. Se debe tener en cuenta que si el niño o niña tienen mucha cera en los oídos o si el termómetro no es usado en la forma adecuada, se puede alterar el resultado medido de la temperatura. Este método es conveniente de usar en niños mayores de 6 meses.

TERMÓMETROS ORALES:



La temperatura por vía oral se aplica para niños mayores a los cinco años, pues requiere que se sostenga el termómetro en la boca, debajo de la lengua durante más de un minuto, lo que en el caso de los bebés o niños de menos edad sería muy difícil de esperar.

TERMÓMETROS DE ARTERIA TEMPORAL:

Este es el método más nuevo, utilizando rayos infrarrojos para medir la temperatura de la arteria temporal de la frente. Es acertada para niños mayores a los 3 meses de edad.

PARA REDUCIR LA FIEBRE:



Si el niño o niña presentan fiebre, lo recomendable es inicialmente quitarle la ropa para pierda un poco de calor producido por la misma, bañarlo por un rato con agua a temperatura ambiente o un poco tibia en el caso de la temperatura ambiente ser inferior a los 22°C aproximadamente, mantenerlo hidratado para que pueda recuperar la pérdida de líquido (agua) que se presenta por los procesos de termorregulación corporal, y así mismo prevenir un grado de deshidratación.

Si la fiebre es muy alta y no cesa, es recomendable llevarlo a asistencia médica para que sea el médico quien diagnostique la causa de la fiebre y el procedimiento para tratar la causa de la misma y para que así mismo logre reducir la temperatura corporal del niño.

SIGNOS DE ALARMA:



- La fiebre requiere de atención médica cuando la temperatura corporal es mayor a 37,5°C en niños de 0-3 meses, 38°C en niños de 3-36 meses y mayor a 39°C en niños de más de 36 meses.

- También cuando la fiebre dure más de 48 horas, cuando el niño se encuentre muy irritable o adormizado, si tiene dificultad respiratoria o para tragar, si presenta dolores de cabeza, si aparecen erupciones en la piel o si hay síntomas de deshidratación (boca seca, no hay sudor, orina muy colorida).

Los niños menores de 3 meses deben siempre ser valorados por un profesional médico.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook