Aumentar la producción de Testosterona de forma natural sí es posible con estas 4 formas

Formas clínicamente comprobadas para incrementar la testosterona

En este artículo voy a hablar acerca de 4 maneras clínicamente comprobadas que te ayudarán a aumentar tus niveles de testosterona de forma natural.

Se trata principalmente acerca de evitar todo lo que pueda incrementar de manera exagerada los niveles de estrógenos en tu cuerpo.

Debes tener en cuenta que tener niveles saludables de testosterona en tu cuerpo permite tener una salud óptima, huesos más fuertes, niveles de energía altos, incremento en la libido, buena fuerza y adecuados niveles de masa muscular.

Y además, tener niveles adecuados de testosterona en tu cuerpo puede contribuir a disminuir el riesgo de que puedas enfermar y de que padezcas algún tipo de cáncer.

Las 4 formas clínicamente comprobadas con las cuales puedes incrementar la testosterona en tu cuerpo de forma natural o endógena


1. Mejorar tu nutrición incrementar rápido la producción de testosterona


Nutrición para aumentar la producción natural de testosterona


Debes tener en cuenta lo que comes y lo que debes evitar comer, porque los nutrientes que aportan los alimentos que consumen, ayudan a controlar los niveles de hormonas en tu cuerpo.

- Entonces, vamos a empezar con las proteínas:

Alrededor del 25 al 30% de las calorías que consumes cada día, deberían provenir de las proteínas. Un poco más si eres una persona activa que además practica ejercicio de alta intensidad varias veces por semana.

Las fuentes de proteínas que debes consumir deberían provenir de pescado fresco y otros productos de mar también frescos, huevos de aves de corral, y ganado que sea alimentado con pasto.

Ten en cuenta que el resto de fuentes de proteína animal como lo es el caso de las aves y ganado industrializado, la gran mayoría de las veces posee un exceso de hormonas que producirán efectos negativos en tu cuerpo haciendo que tus niveles de testosterona disminuyan considerablemente.

Esto sucede aun cuando las etiquetas que utiliza el gobierno te digan lo contrario.

Y si eres vegetariano o vegetariana, debes aumentar el consumo de legumbres y otras fuentes de proteínas de origen vegetal.

EXCEPTO LA SOYA O SOJA, YA QUE APORTA FITOESTRÓGENOS Y ADEMÁS LOS CULTIVOS ESTÁN LLENOS DE CONTAMINANTES QUE DISMINUYEN LOS NIVELES DE TESTOSTERONA.

Ten en cuenta que cuando comas huevos, debes comerlos completos, puesto que la yema no solamente aporta proteínas y una buena cantidad de vitamina A, sino que además el colesterol que contiene es necesario para la creación de hormonas sexuales como la testosterona, por ejemplo.

Además evita comerlos crudos para evitar el contagio de alguna enfermedad como la salmonela, y al mismo tiempo evita comerlos demasiado cocinados.

Usualmente el comer de 2 a 3 huevos completos al día puede ser suficiente. Recuerda que si practicas ejercicios de alta intensidad varias veces por semana, esta cantidad puede llegar a duplicarse.

Y no te preocupes, puesto que comer más colesterol por medio de la yema de los huevos no va a incrementar tus niveles de colesterol arterial. Esto es un mito que la industria farmacéutica quiere hacerte creer, y con lo cual hace que las personas consuman más y más Estatinas.

Pero el problema con las Estatinas es que matan las mitocondrias de las células, con lo cual te sentirás con bajos niveles de energía durante el día, todo por intentar reducir un marcador sanguíneo que es poco importante realmente.

Tal vez te pueda interesar leer: Alimentos ricos en estrógenos que probablemente quieras evitar consumir.


- Ahora vamos con los carbohidratos:

Alrededor del 40 al 50% de las calorías que consumes a diario deberían provenir de carbohidratos saludables como las verduras, algunas frutas, las lentejas y otras legumbres, la quinoa, y también un poco de arroz blanco es necesario sobre todo si practicas ejercicios de alta intensidad varias veces por semana.

Lo que debes eliminar de tu dieta es el azúcar y todo tipo de carbohidratos industrializados o creados por el hombre como el pan, patatas fritas, las donas, las golosinas, la pasta, y otras comidas procesadas.

- Ahora vamos con las grasas.

Debes asegurarte que entre el 25 al 30% de las calorías que consumes a través de la dieta provengan de alimentos que aporten grasas saludables, puesto que al igual que el colesterol, éstas ayudan a producir hormonas sexuales incluyendo la testosterona.

El problema es que muchas personas consumen la forma inadecuada de grasas lo cual disminuye los niveles de testosterona.

Las grasas saludables las aportan el aceite de coco crudo, el aceite de macadamia, aceite de cáñamo, los aguacates, las nueces y las almendras crudas y la yema de lo huevos.

Tal vez te pueda interesar leer: Aprende los beneficios de la creatina y cómo tomarla.


2. Hacer Ejercicio físico estimula la producción endógena de testosterona


El ejercicio físico es efectivo para incrementar la producción natural de testosterona


En entrenamiento adecuado y bien dosificado puede incrementar de forma natural tus niveles de testosterona.

Por ejemplo, el levantar pesos pesados y hacer series en un rango de 6 a 10 repeticiones, puede ayudarte a incrementar tus niveles de testosterona. Y todo lo que necesitas es poder entrenar de 3 a 4 veces por semana.

Pero, debes tener en cuenta que el total de la sesión de entrenamiento no debería superar los 45 minutos, y que el total de días no sea ni 6 ni 7 por semana, puesto que esto podría de hecho aumentar los niveles de hormonas estresantes como lo es el Cortisol, y por ende tus niveles de testosterona podrían llegar a disminuir considerablemente, y con esto tu libido, niveles de energía y salud en general.

Debes también tratar de eliminar el cardio exhaustivo y mejor optar por hacer una sesión corta de 10 minutos o menos de cardio HIIT, la cual puedes hacer al finalizar tu sesión de entrenamiento con pesas.

Los días de descanso puedes salir a caminar, recibir el sol y el aire fresco, ya que todo esto te relaja, disminuye tus niveles de estrés y por ende mantiene en óptimas condiciones tus niveles de testosterona.

3. Mejorar tu Estilo de Vida para aumentar la testosterona en tu cuerpo


Bajos niveles de estrés mantienen altos los niveles de testosterona


Los cambios en tu estilo de vida tienen que ver en hacer todo lo posible por mantener relajado o relajada y mantener bajos tus niveles de estrés.

Ten en cuenta que la cantidad y la calidad de tu tiempo de sueño, así como el hecho de evitar trasnochar, es muy importante.

Intenta acostarte a dormir a las 10 pm o antes, puesto que la producción natural de hormonas anabólicas como lo es el caso de la hormona de crecimiento, es mayor en fases de sueño profundo antes de la media noche. Y esta hormona está directamente relacionada con la testosterona.

Otra cosa que debes tener en cuenta es tratar de hacer un lado la negatividad en tu vida puesto que al mantener niveles de estrés altos en tu cuerpo, la producción de cortisol aumenta y esto no solamente decrece la producción de testosterona sino que además incrementa la acumulación de grasa corporal y promueve la atrofia de los músculos.

Para lograr esto deberías mantenerte alejado o alejada de pensamientos negativos, noticias negativas que encuentras en redes sociales y medios de comunicación que lo único que hacen es mantenerte preocupado y preocupada muchas veces sin necesidad.

Por supuesto aléjate de la gente toxica que te rodea aun si se trata de familiares o supuestos amigos.

Tal vez te pueda interesar leer: Tomar batidos de proteínas varias veces al día No es para todo el mundo.


4. Tomar suplementos naturales para incrementar la producción natural de testosterona


Algunos suplementos ayudan a la producción natural de testosterona


Usualmente la gran mayoría de personas tenemos deficiencia en algunos o varios minerales y vitaminas como la vitmina B6, Vitamina A, entre otras, y algunos minerales como el Zinc y el Magnesio, que son tan importantes para aumentar los niveles de testosterona de forma natural.

De hecho, algunos expertos aseguran que para tener un adecuado aporte de todos los macro nutrientes y micronutrientes en nuestra dieta, deberíamos comer alrededor de 27.000 calorías al día, lo cual es algo alocado y casi imposible.

Y hecho esta cantidad tendría que aumentar conforme pasan los años debido a los problemas de absorción de nutrientes que aumentan con la edad.

Entonces, debido a esto, yo te recomiendo que tomes hierbas específicas, vitaminas y minerales, que te ayuden a incrementar tus niveles de testosterona de manera natural.

Esto no solamente te ayudará a incrementar tu libido, sino que además te sentirás más saludable y con mucha más energía. Te ayudará a incrementar tus niveles de masa muscular y a disminuir tus niveles de grasa corporal.

Lo mejor de todo es que sucederá de una forma endógena y natural, con lo cual no habrá efectos negativos y además los resultados los podrás mantener de una forma fácil y por largos períodos de tiempo.

Ahora bien, algunos de los suplementos que están clínicamente comprobados que ayudan a incrementar tus niveles de testosterona de forma natural son:

- Extracto Testofen Fenugreco
- Extracto de Avena Sativa
- Extracto Tongkat Ali
- Ortiga Mayor.
- Maca.
- Pro-Tribulus Terrestris Búlgaro.
- L-Arginina.
- Zinc + Cobre.
- Magnesio

RESUMEN:
recuerda que mejorar tu nutrición, hacer ejercicio de alta intensidad por no más de 45 minutos de 3 a 4 veces al día, manejar tus niveles de estrés y dormir mejor, y tomar algunos suplementos naturales, ayuda a incrementar de forma natural tus niveles de testosterona.

Y todo esto toma tiempo, así que sé paciente y constante.

Trata de hacer pequeñas mejoras día a día, como por ejemplo reducir poco a poco la cantidad de azúcar que consumes e incrementar poco a poco el aporte de alimentos saludables en tu dieta. También puedes intentar irte a dormir cada día 30 minutos antes hasta que puedas lograr hacerlo a las 10 pm o antes.

Ten en cuenta que con pequeños cambios día a día, podrás lograr cambiar tus hábitos en pocas semanas, para que así tus niveles de testosterona vuelvan a ser saludables, y así tu energía y estado de ánimo.


Video donde explico más a fondo cómo incrementar la producción de Testosterona de forma Natural o endógena




¿Qué es la Colina? Un nutriente esencial con muchos beneficios

La colina es un nutrientes esencial importante para la salud del cerebro y corazón

La colina es un nutriente muy importante para la salud cerebral, hepática, muscular y cardiovascular el cual fue descubierto recientemente.

Fue reconocido como un nutriente requerido o esencial por el Instituto de Medicina en 1998.

Aunque nuestro cuerpo es capaz de producir cierta cantidad, necesitas obtener más colina en tu dieta para evitar una deficiencia de este importante nutriente.

Sin embargo, muchas personas no cumplen con la ingesta recomendada de este nutriente.

Este artículo proporciona todo lo que necesitas saber sobre la colina, incluido qué es y por qué la necesitas.

¿Qué es la colina?


La colina es un nutriente esencial.

Esto significa que es necesario para la función corporal normal y la salud humana. Aunque tu hígado puede producir pequeñas cantidades, debes obtener la mayoría a través de tu dieta.

La colina es un compuesto orgánico soluble en agua. No es una vitamina ni un mineral.

Sin embargo, a menudo se agrupa con el complejo de vitamina B debido a sus similitudes. De hecho, este nutriente afecta una serie de funciones corporales vitales.

Afecta la función hepática, el desarrollo saludable del cerebro, el movimiento muscular, el sistema nervioso y el metabolismo.

Por lo tanto, se necesitan cantidades adecuadas para una salud óptima.

RESUMEN:
La colina es un nutriente esencial que debe incluirse en la dieta para mantener una salud óptima.


Sirve para muchas funciones en tu cuerpo


La colina desempeña un papel importante en muchos procesos en tu cuerpo, los cuales incluyen:

  • Estructura celular: se necesita para producir grasas que respalden la integridad estructural de las membranas celulares.
  • Mensajería celular: participa en la producción de compuestos que actúan como mensajeros celulares.
  • Transporte de grasas y metabolismo: es esencial para producir una sustancia necesaria para eliminar el exceso de colesterol del hígado. La colina inadecuada puede provocar la acumulación exagerada de grasa y colesterol en el hígado.
  • Síntesis de ADN: la colina y otras vitaminas, como B12 y ácido fólico, ayudan con un proceso que es importante para la síntesis de ADN.
  • Un sistema nervioso saludable: este nutriente es necesario para producir acetilcolina, un importante neurotransmisor. Está involucrado en la memoria, el movimiento muscular, la regulación de los latidos del corazón y otras funciones básicas.


RESUMEN:
La colina está involucrada en muchos procesos diferentes, como la estructura celular y la mensajería, el transporte de grasas y el metabolismo, la síntesis de ADN y el mantenimiento del sistema nervioso.



¿Qué cantidad de Colina necesitas al día?


Debido a la falta de evidencia disponible, no se ha determinado una ingesta diaria de referencia (RDI) para la colina.

Sin embargo, el Instituto de Medicina ha establecido un valor para la ingesta adecuada de colina.

Este valor pretende ser suficiente para la mayoría de las personas sanas, ayudándoles a evitar las consecuencias negativas de la deficiencia, como por ejemplo el daño hepático.

Sin embargo, los requerimientos difieren según la composición genética y el género de cada persona (fuente confiable).

Además, determinar la ingesta de colina es difícil porque su presencia en varios alimentos es relativamente desconocida.

Estos son los valores recomendados de ingesta adecuada de colina para diferentes grupos de edad:

  • 0–6 meses: 125 mg por día
  • 7-12 meses: 150 mg por día
  • 1-3 años: 200 mg por día
  • 4–8 años: 250 mg por día
  • 9-13 años: 375 mg por día
  • 14-19 años: 400 mg por día para mujeres y 550 mg por día para hombres
  • Mujeres adultas: 425 mg por día
  • Hombres adultos: 550 mg por día
  • Mujeres en periodo de lactancia: 550 mg por día.
  • Mujeres embarazadas: 450 mg por día


Es importante tener en cuenta que las necesidades de colina pueden depender del individuo. A muchas personas les va bien con menos colina, mientras que otras necesitan más.

En un estudio en 26 hombres, seis desarrollaron síntomas de deficiencia de colina, incluso cuando consumían la ingesta adecuada.

RESUMEN:
La ingesta adecuada de colina es de 425 mg por día para las mujeres y 550 mg por día para los hombres. Sin embargo, los requisitos pueden variar según cada individuo.


La deficiencia de colina no es saludable pero es raro que se presente


La deficiencia de colina puede causar daño, especialmente a tu hígado.

Un pequeño estudio en 57 adultos encontró que el 77% de los hombres, el 80% de las mujeres posmenopáusicas y el 44% de las mujeres premenopáusicas experimentaron daño hepático y / o muscular después de seguir una dieta deficiente en colina (fuente confiable).

Otro estudio señaló que cuando las mujeres posmenopáusicas consumieron una dieta deficiente en colina, el 73% desarrolló daño hepático o muscular.

Sin embargo, estos síntomas desaparecieron una vez que comenzaron a obtener suficiente colina.

La colina es especialmente importante durante el embarazo, ya que una ingesta baja puede aumentar el riesgo de defectos del tubo neural en los bebés no nacidos.

Un estudio determinó que una mayor ingesta dietética en el momento de la concepción se asoció con un menor riesgo de defectos del tubo neural.

Además, la baja ingesta de colina puede aumentar el riesgo de otras complicaciones del embarazo. Estos incluyen preeclampsia, parto prematuro y bajo peso al nacer.

Si bien la mayoría de los estadounidenses y personas del resto del mundo donde la dieta se basa en comidas rápidas principalmente no consumen cantidades adecuadas de colinda en sus dietas, la deficiencia real es rara.

RESUMEN:
La deficiencia de colina se asocia con daño hepático y / o muscular. La baja ingesta durante el embarazo está relacionada con complicaciones.


Algunas personas están en riesgo de deficiencia de colina más que otras


Aunque la deficiencia de colina es poco frecuente, ciertas personas tienen un mayor riesgo:

  • Atletas de resistencia: los niveles caen durante los ejercicios de resistencia largos, como los maratones. No está claro si tomar suplementos de colina mejora el rendimiento.
  • Mujeres posmenopáusicas: el estrógeno ayuda a producir colina en sus cuerpos. Dado que los niveles de estrógeno tienden a disminuir en las mujeres posmenopáusicas, pueden estar en mayor riesgo de deficiencia de colina.


RESUMEN:
Las personas que tienen un mayor riesgo de deficiencia de colina son los atletas, los que beben mucho alcohol, las mujeres posmenopáusicas y las mujeres embarazadas.


Principales fuentes dietéticas de colina


La colina se puede obtener de una variedad de alimentos y suplementos.

Fuentes de alimentos


Las fuentes dietéticas generalmente están en forma de fosfatidilcolina a partir de lecitina, un tipo de grasa.

Las fuentes dietéticas más ricas de colina incluyen:

  • Hígado de res: 1 rebanada (2.4 onzas o 68 gramos) contiene 290 mg.
  • Hígado de pollo: 1 rebanada (2.4 onzas o 68 gramos) contiene 222 mg.
  • Huevos: 1 huevo duro grande contiene 113 mg.
  • Bacalao fresco: 3 onzas (85 gramos) contienen 248 mg.
  • Salmón: un filete de 3.9 onzas (110 gramos) contiene 62.7 mg.
  • Coliflor: Una 1/2 taza (118 ml) contiene 24.2 mg.
  • Brócoli: 1/2 taza (118 ml) contiene 31,3 mg.
  • Aceite de soja: 1 cucharada (15 ml) contiene 47.3 mg.


NOTA: Comer un solo huevo suministra alrededor del 20-25% del requerimiento diario de colina, dos huevos grandes proporcionan casi la mitad.

Además, una sola porción de 3 onzas (85 gramos) de riñón o hígado de res puede satisfacer todos los requerimientos diarios de una mujer y la mayoría de los de un hombre.

Aditivos y Suplementos


La lecitina de soja es un aditivo alimentario ampliamente utilizado que contiene colina. Por lo tanto, es probable que se consuma más colina a través de la dieta a través de aditivos alimentarios.

La lecitina también se puede comprar como suplemento. Sin embargo, la lecitina tiende a contener solo 10-20% de fosfatidilcolina.

La fosfatidilcolina también se puede tomar como una píldora o un suplemento en polvo, sin embargo, la colina comprende solo aproximadamente el 13% del peso de fosfatidilcolina (fuente confiable).

Otras formas de suplementos incluyen cloruro de colina, CDP-colina, alfa-GPC y betaína.

Si estás buscando un suplemento, CDP-colina y alfa-GPC tienden a ser más altos en contenido de colina por unidad de peso. También se absorben más fácilmente que otros.

Algunas fuentes afirman que la colina en los suplementos nutricionales puede reducir la grasa corporal, pero hay poca o ninguna evidencia que respalde estas afirmaciones.

RESUMEN:
Las ricas fuentes alimenticias de colina incluyen hígado de res, huevos, pescado, nueces, coliflor y brócoli. La colina también se puede tomar como un suplemento, de los cuales CDP-colina y alfa-GPC parecen ser los mejores tipos.


Impacto de la colina en la salud del corazón


Una mayor ingesta de colina se asocia con un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

El folato y la colina ayudan a convertir el aminoácido homocisteína en metionina.

Por lo tanto, una deficiencia de cualquiera de los nutrientes puede resultar en una acumulación de homocisteína en la sangre.

Los niveles elevados de homocisteína en la sangre están relacionados con un mayor riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Sin embargo, la evidencia es mixta.

Aunque la colina puede reducir los niveles de homocisteína, la asociación de la ingesta de colina con el riesgo de enfermedad cardíaca no está clara (fuente confiable 1, fuente confiable 2).

RESUMEN:
La colina puede ayudar a reducir su riesgo de enfermedad cardíaca al reducir los niveles de homocisteína. Sin embargo, la evidencia es mixta.


Impacto de la colina en tu cerebro


Se requiere colina para producir acetilcolina, un neurotransmisor que juega un papel importante en la regulación de la memoria, el estado de ánimo y la inteligencia.

También es necesario para el proceso que sintetiza el ADN, que es importante para la función y el desarrollo del cerebro.

Por lo tanto, no es sorprendente que el consumo de colina esté asociado con mejoras en la función cerebral.

Memoria y función cerebral


Grandes estudios observacionales vinculan la ingesta de colina y los niveles sanguíneos con una función cerebral mejorada, incluida una mejor memoria y procesamiento.

La suplementación con 1,000 mg por día de colina condujo a una mejora de la memoria verbal a corto y largo plazo en adultos de 50 a 85 años que tenían mala memoria.

En un estudio de 6 meses, administrar fosfatidilcolina a personas con enfermedad de Alzheimer temprana mejoró modestamente la memoria en un pequeño subgrupo.

Sin embargo, otros estudios en personas sanas y con demencia no encontraron efectos en la memoria (fuente).

Desarrollo cerebral


Varios estudios en animales sugieren que tomar suplementos de colina durante el embarazo puede mejorar el desarrollo del cerebro fetal.

Sin embargo, solo hay unos pocos estudios sobre esto en humanos.

Un estudio observacional de 1.210 mujeres embarazadas encontró que la ingesta de colina no tenía vínculos con el rendimiento mental en sus hijos a los 3 años de edad.

Sin embargo, el mismo estudio determinó que una mayor ingesta durante el segundo trimestre se asoció con mejores puntajes de memoria visual en los mismos niños a los 7 años.

En otro estudio, 99 mujeres embarazadas tomaron 750 mg de colina por día desde las 18 semanas de embarazo hasta los tres meses posteriores al embarazo. No experimentaron beneficios para la función cerebral o la memoria (fuente confiable).

Salud mental


Alguna evidencia sugiere que la colina puede desempeñar un papel en el desarrollo y tratamiento de ciertos trastornos de salud mental.

Un gran estudio observacional relacionó los niveles sanguíneos más bajos con un mayor riesgo de ansiedad, pero no de depresión.

Estos niveles también se usan como un indicador para ciertos trastornos del estado de ánimo, y los suplementos de colina a veces se usan para tratar el trastorno bipolar (fuente confiable).

Un estudio encontró que la terapia con colina mejoró los síntomas de manía en personas diagnosticadas con trastorno bipolar.

Sin embargo, actualmente no hay muchos estudios disponibles sobre esto.

RESUMEN:
La colina puede aumentar la función de la memoria, mejorar el desarrollo del cerebro y tratar la ansiedad y otros trastornos mentales. Sin embargo, la evidencia es mixta.


Otros beneficios para la salud de la colina


La colina está asociada con el desarrollo y el tratamiento de ciertas enfermedades.

Sin embargo, para la mayoría de estos, la relación no es clara y la investigación está en curso.

Enfermedad del higado


Aunque la deficiencia de colina provoca enfermedad hepática, no está claro si las ingestas por debajo de los niveles recomendados aumentan el riesgo de enfermedad hepática.

Un estudio en más de 56,000 personas encontró que las mujeres de peso normal con la ingesta más alta tenían un 28% menos de riesgo de enfermedad hepática, en comparación con aquellas con la ingesta más baja.

El estudio no mostró asociación con enfermedad hepática en hombres o mujeres con sobrepeso.

Otro estudio en 664 personas con enfermedad hepática no alcohólica encontró que las ingestas más bajas se asociaron con una mayor gravedad de la enfermedad.

Cáncer


Algunas investigaciones indican que las mujeres que comen mucha colina pueden tener un menor riesgo de cáncer de seno.

Un estudio en 1,508 mujeres encontró que aquellas con dietas altas en colina libre tenían 24% menos probabilidades de tener cáncer de seno.

Sin embargo, la evidencia es mixta.

Otros estudios observacionales no encontraron asociación con el cáncer, pero los estudios de probeta sugieren que una deficiencia puede aumentar su riesgo de cáncer de hígado (fuente confiable).

Por el contrario, las ingestas más altas de colina también se asocian con un mayor riesgo de cáncer de próstata en hombres y cáncer de colon en mujeres (fuente confiable).

Defectos del tubo neural


Una mayor ingesta de colina durante el embarazo puede reducir el riesgo de defectos del tubo neural en los bebés.

Un estudio señaló que las mujeres que tenían ingestas más altas alrededor de la concepción tenían un riesgo 51% menor de defectos del tubo neural, en comparación con las mujeres con ingestas muy bajas (fuente confiable).

Otro estudio observacional descubrió que las mujeres embarazadas con las ingestas más bajas tenían más del doble de probabilidades de tener bebés con defectos del tubo neural.

Sin embargo, otros estudios no observaron ningún vínculo entre la ingesta de la madre y el riesgo de defectos del tubo neural.

RESUMEN:
La evidencia limitada sugiere que la colina puede reducir el riesgo de defectos del tubo neural en los bebés, así como la enfermedad hepática. Dicho esto, se desconoce el impacto de la colina en el cáncer. Se necesitan más estudios.


Demasiada cantidad de colina en el cuerpo puede ser perjudicial


El consumo de demasiada colina se ha asociado con efectos secundarios desagradables y potencialmente dañinos.

Estos incluyen caídas en la presión sanguínea, sudoración, olor corporal a pescado, diarrea, náuseas y vómitos (fuente).

El límite superior diario para adultos es de 3.500 mg por día. Este es el nivel más alto de ingesta que es poco probable que cause daño.

Es muy poco probable que alguien pueda ingerir esta cantidad solo de alimentos. Sería casi imposible alcanzar este nivel sin tomar suplementos en grandes dosis.

RESUMEN:
El consumo de demasiada colina se ha relacionado con efectos secundarios desagradables y potencialmente dañinos. Sin embargo, es poco probable que pueda ingerir tales niveles solo con alimentos.


Para resumir todo acerca de la colina


- La colina es un nutriente esencial que se requiere para una salud óptima.

- Puede desempeñar un papel clave en la función cerebral saludable, la salud del corazón, la función hepática y el embarazo.

- Aunque la deficiencia real es rara, muchas personas en los países occidentales no cumplen con la ingesta recomendada.

- Para aumentar su consumo, considera comer más alimentos ricos en colina, como salmón, huevos, brócoli y coliflor.

Colina: el nutriente clave que probablemente no obtienes lo suficiente en tu dieta

La colina es un nutrientes que previene enfermedades degenerativas a nivel del cerebro

La Colina es un nutriente clave del cual debes consumir buenas cantidades a través de tu dieta cada día para prevenir problemas a nivel cognitivo a cualquier edad, y por ende para mejorar la salud de tu cerebro y sistema nervioso.



  • Pero los investigadores encuentran que muchas personas no obtienen suficiente cantidad de este nutriente.

  • Los veganos y los vegetarianos tienen más riesgo de tener niveles más bajos de colina, pero los expertos dicen que las personas pueden tomar medidas para complementar su dieta con este importante nutriente.


A pesar de décadas de consejos sobre cómo llevar a cabo una dieta balanceada, una nueva investigación encuentra que aún podríamos no obtener suficientes nutrientes clave.

¿Un nutriente que muchos de nosotros estamos perdiendo? Sí, la Colina

Presente en huevos, lácteos y carne, la colina fue reconocida por el Instituto de Medicina como un nutriente esencial en 1998.

Durante los últimos 21 años, el instituto ha recomendado una ingesta diaria de colina de 550 miligramos (mg) por día para los hombres y 425 mg por día para las mujeres, aumentando a 450 mg durante el embarazo y 550 mg para las mujeres que amamantan.

Esa cantidad de colina no parece ser demasiado difícil, teniendo en cuenta que un huevo duro tiene aproximadamente 113 mg de colina.

Pero según los datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición de los Estados Unidos de Norteamérica, el 90 por ciento de los niños (pero no los bebés), las mujeres embarazadas y los adultos no obtienen suficiente de este importante nutriente.

La colina es esencial para la salud


Según los Institutos Nacionales de Salud de USA, la colina es un nutriente esencial que se encuentra en muchos alimentos. El cerebro y el sistema nervioso lo usan para regular funciones que incluyen la memoria, estado de ánimo y control muscular.

La colina también es necesaria para formar las membranas que rodean las células de su cuerpo.

Aunque el cuerpo produce algo de colina en el hígado, la mayor parte de la colina que necesitamos proviene de los alimentos que comemos.

La colina se encuentra naturalmente en las yemas de huevo, el pescado (como el salmón), la carne y los lácteos. La mejor fuente son los huevos.

Un huevo grande puede proporcionar el 25 por ciento de las necesidades diarias de colina de una mujer embarazada y más de la mitad de la colina requerida para niños de 4 a 8 años.

Un documento de discusión publicado recientemente aborda por qué el cambio a las dietas basadas en plantas ha empeorado este problema, poniendo en riesgo a los niños que aun no han nacido.

“La colina se transporta al feto en el útero. Es un nutriente importante porque está involucrado en el desarrollo del cerebro y la médula espinal.

Las deficiencias podrían afectar el desarrollo cognitivo de los niños después de su nacimiento "
, dijo Emma Derbyshire, BSc, PhD, RNutr y autora del artículo de discusión.

Ella enfatiza que el cuerpo no produce suficiente colina por sí solo.

"El concepto de que el cuerpo se adaptará es algo así como un mito", dijo Derbyshire. "La colina se puede comparar con los ácidos grasos omega-3 en que es un nutriente esencial que debe obtenerse de fuentes dietéticas o suplementarias, ya que el cuerpo no produce lo suficiente para satisfacer las necesidades humanas".

Investigaciones recientes encuentran que menos del 9 por ciento de las mujeres embarazadas cumplen con el requisito mínimo diario.

El Dr. Praveen S. Goday, CNSC, FAAP, profesor de gastroenterología y nutrición pediátrica en el Medical College de Wisconsin, señala que el nutriente es clave no solo para el desarrollo del cerebro en el útero, sino también cuando un recién nacido se convierte en un niño pequeño.

“En la actualidad, la Academia Estadounidense de Pediatría ha incluido la colina entre los nutrientes críticos que apoyan el crecimiento del cerebro en los primeros 1,000 días de vida de un niño.

En otras palabras, la vida en el útero más los primeros 2 años de vida ”
, dijo Goday.

Advirtió: "Existe la preocupación de que la falta de suministro de nutrientes clave como la colina durante este período crítico del desarrollo del cerebro puede dar lugar a déficits de por vida en la función cerebral a pesar de la posterior reposición de nutrientes".

Miedo al colesterol y el consumo de huevos


Las bajas tasas de ingesta de colina pueden estar relacionadas con la lucha contra el colesterol.

En la década de 1970, la American Heart Association comenzó a recomendar que los estadounidenses freduzcan su ingesta de colesterol en la dieta a menos de 300 mg por día y no más de tres huevos por semana.

Este consejo redujo drásticamente la ingesta de colina, ya que los alimentos que las personas evitaron para reducir los niveles de colesterol también fueron las mejores fuentes de este nutriente crítico: huevos, lácteos y carne.

Hoy, ese consejo ha sido revertido. Los huevos, junto con las carnes saludables y algunos productos lácteos, ya no se consideran un presagio del colesterol vertiginoso.

Pero muchas personas todavía no comen lo suficiente de estos alimentos para llegar a la ingesta recomendada de colina.

Los veganos y vegetarianos que evitan el pescado y los productos lácteos están particularmente en riesgo.

Si bien las verduras como las coles de Bruselas, el brócoli, la coliflor, el germen de trigo, el maní y muchas variedades de frijoles tienen algo de colina, es difícil, aunque no imposible, comer suficientes de estos alimentos para cumplir con nuestros requisitos mínimos diarios.

Media taza de brócoli tiene poco más de 31 mg de colina.

“La población en general debería pensar si están obteniendo algunos de los principales proveedores de colina en la dieta, como carne, leche y huevos. Si no se consumen, se requerirán estrategias de suplementación ”, dijo Derbyshire.

"Esto se vuelve particularmente importante en las etapas clave de la vida, como el embarazo y el posparto si se está amamantando, cuando la colina es crítica para el desarrollo fetal e infantil", agregó.

Goday dice que los niños mayores pueden seguir una dieta vegana siempre que se tenga cuidado para garantizar que obtengan nutrientes que podrían perderse si evitan los productos animales.

"Los niños y adultos que son veganos necesitan alguna forma de vitaminas suplementarias, particularmente vitamina B-12 y potencialmente otras, y también pueden necesitar minerales suplementarios", dijo Goday.

Él señala que los bebés pueden estar en riesgo particular.

"Además, la colina no es un ingrediente común en la mayoría de las preparaciones vitamínicas infantiles, aunque es un ingrediente en algunas vitaminas pediátricas y prenatales", dijo Goday.

Colina y riesgo de Alzheimer


El nutriente está asociado con un menor riesgo de una variedad de problemas de salud, especialmente afecciones que pueden afectar el cerebro.

La colina protege contra el deterioro cognitivo relacionado con la edad. Una cantidad suficiente de colina en el cerebro preservará las neuronas, el tamaño del cerebro y las redes neuronales para prevenir la pérdida de memoria en los cerebros que envejecen.

Las investigaciones muestran que las anomalías cerebrales observadas en personas con demencia y Alzheimer pueden estar relacionadas en parte con la deficiencia de colina.

Un estudio de 2011, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, encontró que una mayor ingesta de colina estaba fuertemente asociada con una mejor función cognitiva. Incluso evitó el deterioro del cerebro en las personas mayores.

Una razón es que la colina es un precursor del neurotransmisor Acetilcolina.

Este neurotransmisor es responsable de mantener las neuronas en ciertas redes neuronales del cerebro. Estas redes son importantes para la memoria. Dependen principalmente de la colina dietética para funcionar correctamente.

Además, los medicamentos llamados anticolinérgicos se han asociado con un mayor riesgo de Alzheimer porque reducen la acetilcolina en el cerebro.

El Dr. James Pickett, jefe de investigación de la Sociedad de Alzheimer, dijo en un comunicado que los niveles de colina son tan importantes que las personas mayores deben evitar los medicamentos que pueden afectar negativamente la colina.

"Las pautas actuales para los médicos dicen que los medicamentos anticolinérgicos deben evitarse para las personas mayores frágiles debido a su impacto en la memoria y el pensamiento", dijo Pickett.

"Pero los médicos deberían considerar estos nuevos hallazgos para todas las personas de mediana edad y mayores a medida que continuamos aprendiendo más sobre el uso a largo plazo y el riesgo de demencia", dijo.

Para resumir lo relacionado con el consumo de Colina


La colina es un nutriente esencial para muchas funciones corporales, especialmente la salud del cerebro. Pero hasta el 90 por ciento de los estadounidenses tienen deficiencia de colina.

Según los expertos, esto puede deberse tanto a las recomendaciones hechas por la American Heart Association en los años 70 como a un movimiento general hacia las dietas basadas en plantas.

La deficiencia de colina puede tener graves consecuencias para la salud cognitiva desde antes del nacimiento hasta la vejez.

Veganismo: 6 Beneficios para la salud basados ​​en la ciencia de comer vegano

Beneficios para la salud de comer vegano siempre

Se sabe que las dietas veganas ayudan a las personas a perder peso principalmente en grasa corporal, o sea bajar de peso de forma saludable.

Sin embargo, las dietas veganas también ofrecen una variedad de beneficios adicionales para mejorar la salud y el estado de ánimo.

Para empezar, una dieta vegana puede ayudarte a mantener un corazón saludable y así evitar los infartos al miocardio.

Además, estas dietas puede ofrecer cierta protección contra la diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer.

Aquí hay 6 beneficios de las dietas veganas basados ​​en la ciencia.

1. Una dieta vegana es más rica en ciertos nutrientes


Si cambias a una dieta vegana de una dieta occidental típica, eliminarás la carne y otros productos animales.

Esto inevitablemente te llevará a confiar más en otros alimentos. En el caso de una dieta vegana de alimentos integrales, los reemplazos toman la forma de granos integrales, frutas, verduras, frijoles, guisantes, nueces y semillas.

Dado que estos alimentos constituyen una mayor proporción de una dieta vegana que una dieta occidental típica, pueden contribuir a una mayor ingesta diaria de ciertos nutrientes beneficiosos.

Por ejemplo, varios estudios han informado que las dietas veganas tienden a proporcionar más fibra, antioxidantes y compuestos vegetales beneficiosos. También parecen ser más ricos en potasio, magnesio, ácido fólico y vitaminas A, C y E (fuente confiable).

Sin embargo, no todas las dietas veganas son iguales.

Por ejemplo, las dietas veganas mal planificadas pueden proporcionar cantidades insuficientes de ácidos grasos esenciales, vitamina B12, hierro, calcio, yodo o zinc (fuente confiable).

Por eso es importante que te mantengas alejado(a) de las opciones veganas de comida rápida y pobres en nutrientes. En cambio, basa tu dieta alrededor de plantas enteras ricas en nutrientes y alimentos fortificados. También es posible que desees considerar suplementos como la vitamina B12.

RESUMEN:
Las dietas veganas integrales son generalmente más altas en ciertos nutrientes. Sin embargo, asegúrese de obtener todos los nutrientes que su cuerpo necesita.


2. Puede ayudarte a perder exceso de peso graso


Un número creciente de personas está recurriendo a dietas basadas en plantas con la esperanza de perder el exceso de peso en grasa corporal.

Esto es quizás por una buena razón.

Muchos estudios observacionales muestran que los veganos tienden a ser más delgados y tienen índices de masa corporal (IMC) más bajos que los no veganos (fuente confiable).

Además, varios estudios controlados aleatorios, el estándar de oro en la investigación científica, informan que las dietas veganas son más efectivas para perder peso que las dietas con las que se comparan (fuente confiable).

En un estudio, una dieta vegana ayudó a los participantes a perder 9.3 lbs (4.2 kg) más que una dieta de control durante un período de estudio de 18 semanas (fuente confiable).

Curiosamente, los participantes en la dieta vegana perdieron más peso que los que siguieron las dietas restringidas en calorías, incluso cuando a los grupos veganos se les permitió comer hasta sentirse satisfechos (fuente confiable).

Además, un pequeño estudio reciente que compara los efectos de la pérdida de peso de cinco dietas diferentes concluyó que las dietas vegetarianas y veganas eran tan bien aceptadas como las dietas occidentales semi-vegetarianas y estándar.

Incluso cuando no seguían sus dietas a la perfección, los grupos vegetarianos y veganos todavía perdieron un poco más de peso que aquellos con una dieta occidental estándar.

RESUMEN:
Las dietas veganas tienen una tendencia natural a reducir la ingesta de calorías. Esto los hace efectivos para promover la pérdida de peso sin la necesidad de concentrarse activamente en reducir las calorías.


3. Parece reducir los niveles de azúcar en la sangre y mejorar la función renal


Ser vegano o vegana también puede tener beneficios para la diabetes tipo 2 y la disminución de la función renal.

De hecho, los veganos tienden a tener niveles más bajos de azúcar en la sangre, una mayor sensibilidad a la insulina y un riesgo hasta un 50-78% menor de desarrollar diabetes tipo 2 (fuente confiable).

Los estudios incluso informan que las dietas veganas reducen los niveles de azúcar en la sangre en los diabéticos más que las dietas de la Asociación Americana de Diabetes (ADA), la Asociación Americana del Corazón (AHA) y el Programa Nacional de Educación sobre el Colesterol (NCEP) (fuente confiable).

En un estudio, el 43% de los participantes que siguieron una dieta vegana pudieron reducir su dosis de medicamentos para reducir el azúcar en la sangre, en comparación con solo el 26% en el grupo que siguió una dieta recomendada por ADA.

Otros estudios informan que los diabéticos que sustituyen la carne por proteína vegetal pueden reducir su riesgo de insuficiencia renal (fuente confiable).

Además, varios estudios informan que una dieta vegana puede proporcionar un alivio completo de los síntomas de la polineuropatía distal sistémica, una afección en los diabéticos que causa un dolor agudo y ardiente (fuente confiable).

RESUMEN:
Las dietas veganas pueden reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. También son particularmente efectivos para reducir los niveles de azúcar en la sangre y pueden ayudar a prevenir el desarrollo de más problemas médicos.


4. Una dieta vegana puede proteger contra ciertos tipos de cáncer


Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor de un tercio de todos los cánceres pueden prevenirse por factores bajo su control, incluida la dieta.

Por ejemplo, comer legumbres regularmente puede reducir su riesgo de cáncer colorrectal en aproximadamente un 9-18%.

La investigación también sugiere que comer al menos siete porciones de frutas y verduras frescas por día puede reducir su riesgo de morir de cáncer hasta en un 15% (fuente confiable).

Los veganos generalmente comen considerablemente más legumbres, frutas y verduras que los no veganos. Esto puede explicar por qué una revisión reciente de 96 estudios encontró que los veganos pueden beneficiarse de un riesgo 15% menor de desarrollar o morir de cáncer.

Además, las dietas veganas generalmente contienen más productos de soya, que pueden ofrecer cierta protección contra el cáncer de mama.

Evitar ciertos productos animales también puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de próstata, seno y colon.

Esto puede deberse a que las dietas veganas carecen de carnes ahumadas o procesadas y carnes cocinadas a altas temperaturas, que se cree que promueven ciertos tipos de cánceres. Los veganos también evitan los productos lácteos, que según algunos estudios pueden aumentar ligeramente el riesgo de cáncer de próstata.

Por otro lado, también hay evidencia de que los lácteos pueden ayudar a reducir el riesgo de otros tipos de cáncer, como el cáncer colorrectal. Por lo tanto, es probable que evitar los lácteos sea el factor que reduce el riesgo general de cáncer en los veganos (fuente confiable).

Es importante tener en cuenta que estos estudios son de naturaleza observacional. Hacen imposible determinar la razón exacta por la cual los veganos tienen un menor riesgo de cáncer.

Sin embargo, hasta que los investigadores sepan más, parece prudente concentrarse en aumentar la cantidad de frutas, verduras y legumbres frescas que comes cada día, mientras limitas el consumo de carne procesada, ahumada y sobrecocida.

RESUMEN:
Ciertos aspectos de la dieta vegana pueden ofrecer protección contra el cáncer de próstata, seno y colon.


5. Está relacionado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca


Comer frutas, verduras, legumbres y fibra frescas está relacionado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca.

Todos estos generalmente se comen en grandes cantidades en dietas veganas bien planificadas.

Los estudios de observación que comparan veganos con vegetarianos y la población en general informan que los veganos pueden beneficiarse de hasta un 75% menos de riesgo de desarrollar presión arterial alta.

Los veganos también pueden tener hasta un 42% menos de riesgo de morir por enfermedad cardíaca.

Además, varios estudios controlados aleatorios informan que las dietas veganas son mucho más efectivas para reducir el azúcar en la sangre, el colesterol LDL y los niveles de colesterol total que las dietas con las que se comparan.

Esto puede ser particularmente beneficioso para la salud del corazón, ya que la reducción de la presión arterial alta, el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre pueden reducir el riesgo de enfermedad cardíaca hasta en un 46%.

En comparación con la población general, los veganos también tienden a consumir más granos enteros y nueces, los cuales son buenos para el corazón.

RESUMEN:
Las dietas veganas pueden beneficiar la salud del corazón al reducir significativamente los factores de riesgo que contribuyen a la enfermedad cardíaca.




6. Una dieta vegana puede reducir el dolor de la artritis


Algunos estudios han informado que una dieta vegana tiene efectos positivos en personas con diferentes tipos de artritis.

Un estudio asignó al azar a 40 participantes artríticos para que continuaran comiendo su dieta omnívora o cambiaran a una dieta vegana basada en plantas y alimentos integrales durante 6 semanas.

Aquellos en la dieta vegana reportaron niveles de energía más altos y un mejor funcionamiento general que aquellos que no cambiaron su dieta (fuente confiable).

Otros dos estudios investigaron los efectos de una dieta vegana cruda rica en probióticos en los síntomas de la artritis reumatoide.

Ambos informaron que los participantes en el grupo vegano experimentaron una mejoría mayor en síntomas como dolor, hinchazón articular y rigidez matutina que aquellos que continuaron con su dieta omnívora (fuente confiable).

RESUMEN:
Las dietas veganas basadas en alimentos integrales ricos en probióticos pueden disminuir significativamente los síntomas de la osteoartritis y la artritis reumatoide.


Llevar el mensaje a casa:
Las dietas veganas pueden proporcionar una variedad de beneficios para la salud.

En su mayor parte, las razones exactas por las que se producen estos beneficios no se conocen por completo.

Dicho esto, hasta que surjan más investigaciones, solo puede beneficiarlo aumentar la cantidad de alimentos vegetales ricos en nutrientes en su dieta.

Tratamiento contra el cáncer: 12 frutas beneficiosas para comer durante y después

frutas con nutrientes que combaten el cáncer y desarrollo de tumores

Aquí te menciono las frutas que te ayudan a combatir el cáncer. Porque no es ningún secreto que tu dieta puede afectar el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer.

Del mismo modo, consumir alimentos saludables es importante si estás recibiendo algún tratamiento o si te estás recuperando de un cáncer.

Ciertos alimentos, incluidas las frutas, contienen compuestos que promueven la salud que pueden retrasar el crecimiento de los tumores y reducir ciertos efectos secundarios del tratamiento para ayudar a facilitar tu camino hacia la recuperación.

Aquí están las 12 mejores frutas para comer durante y después del tratamiento contra el cáncer.

Opciones de frutas para las personas con cáncer.


Cuando estás tratando o cuando te estás recuperando de algún tipo de cáncer, tus elecciones de alimentos son increíblemente importantes.

Los tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia y la radiación pueden causar muchos efectos secundarios, que pueden empeorar o mejorar con lo que comes y bebes.

Los efectos secundarios comunes de la quimioterapia y la radiación incluyen (fuente confiable 1):

- Fatiga
- Anemia
- Náuseas
- Vómitos
- Cambios en el apetito
- Diarrea
- Estreñimiento
- Deglución dolorosa
- Boca seca
- Úlceras de boca
- Enfoque deteriorado en la visión
- Cambios de humor

Llenar tu dieta con alimentos nutritivos, incluidas frutas, ayuda a suministrar a su cuerpo vitaminas, minerales y antioxidantes durante todo el tratamiento del cáncer.

Sin embargo, es importante adaptar tus elecciones de frutas a tus síntomas específicos.

Por ejemplo, las frutas en puré o los batidos de frutas son una buena opción si tienes dificultades para tragar, mientras que las frutas ricas en fibra pueden ayudar a promover la regularidad si experimentas estreñimiento.

También es posible que desees evitar ciertas frutas según tus síntomas. Por ejemplo, los cítricos pueden irritar las llagas en la boca y empeorar la sensación de sequedad en la boca.

Por último, las frutas enteras como las manzanas, los albaricoques y las peras son difíciles de comer para algunas personas con cáncer debido a llagas en la boca, dificultad para tragar, boca seca o náuseas.

RESUMEN:
Algunos alimentos pueden empeorar o mejorar ciertos efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer. Es mejor adaptar tus opciones de frutas a sus síntomas específicos.


1. Arándanos


Los arándanos son una fuente inagotable de nutrientes, ya que contienen mucha fibra, vitamina C y manganeso en cada porción (fuente).

También son ricos en antioxidantes y han sido bien estudiados por sus efectos de lucha contra el cáncer (fuente confiable 2, fuente confiable 3, fuente confiable 4).

Los arándanos también pueden ayudar a aliviar la quimioterapia cerebral, un término utilizado para describir los problemas de memoria y concentración que algunas personas experimentan durante el tratamiento y la recuperación del cáncer.

Un pequeño estudio encontró que beber jugo de arándano diariamente durante 12 semanas mejoró la memoria y el aprendizaje en adultos mayores (fuente confiable 5).

Del mismo modo, una revisión reciente de 11 estudios informó que los arándanos mejoraron varios aspectos de la función cerebral en niños y adultos (fuente confiable 6).

Si bien estos estudios no incluyeron personas sometidas a tratamiento contra el cáncer, los hallazgos aún pueden aplicarse.

RESUMEN:
Los arándanos pueden ayudar a combatir el crecimiento del cáncer y mejorar la quimioterapia cerebral, un término utilizado para describir las deficiencias en la memoria y la concentración debido al tratamiento del cáncer.


2. Naranjas


Las naranjas son un tipo común de cítricos, favorecidos por su sabor dulce, color vibrante y perfil estelar de nutrientes.

Solo una naranja mediana puede satisfacer y superar sus necesidades diarias de vitamina C, al tiempo que proporciona otros nutrientes importantes como tiamina, ácido fólico y potasio (fuente).

La vitamina C juega un papel clave en la inmunidad y puede ayudar a fortalecer su sistema inmunológico durante y después del tratamiento del cáncer (fuente confiable 7, fuente confiable 8).

La investigación sugiere que la vitamina C puede reducir el crecimiento y la propagación de las células cancerosas y actuar como un agente terapéutico contra ciertos tipos de cáncer (fuente confiable 9, fuente confiable 10).

La vitamina C de las naranjas también puede aumentar la absorción de hierro de los alimentos. Esto ayuda a proteger contra la anemia, un efecto secundario común de la quimioterapia (fuente confiable 11).

RESUMEN:
Las naranjas son una gran fuente de vitamina C, que puede ayudar a fortalecer tu función inmune, reducir el crecimiento de células cancerosas y aumentar la absorción de hierro.


3. plátanos o bananos


Los plátanos o bananos pueden ser una gran adición dietética para quienes se están recuperando del cáncer.

No solo son fáciles de tolerar para las personas con dificultades para tragar, sino que también son una buena fuente de muchos nutrientes importantes, como la vitamina B6, el manganeso y la vitamina C (fuente).

Además, los plátanos contienen un tipo de fibra llamada pectina, que puede ser especialmente beneficiosa para aquellos que sufren diarrea causada por tratamientos contra el cáncer (fuente confiable 12, fuente confiable 13).

Debido a que los plátanos son ricos en potasio, también pueden ayudar a reponer los electrolitos perdidos por la diarrea o los vómitos.

Además, los estudios de probeta han observado que la pectina puede ayudar a proteger contra el crecimiento y el desarrollo de las células de cáncer de colon (fuente confiable 14, fuente confiable 15).

Dicho esto, se necesita más investigación para determinar si la pectina que se encuentra en los plátanos o bananos podría retrasar el crecimiento de células cancerosas en humanos.

RESUMEN:
Los plátanos contienen pectina, que puede reducir la diarrea y se ha demostrado que protege contra el cáncer de colon en estudios de probeta.


4. Pomelo o toronja


La toronja o también conocido como pomelo, es una fruta nutritiva cargada de antioxidantes, vitaminas y minerales.

Además de proporcionar una buena dosis de vitamina C, provitamina A y potasio, es rico en compuestos beneficiosos como el licopeno (fuente).

El licopeno es un carotenoide con potentes propiedades anticancerígenas. Algunas investigaciones sugieren que puede reducir ciertos efectos secundarios negativos de los tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia y la radiación (fuente confiable 16).

Un estudio en 24 adultos descubrió que beber 500 ml (17 onzas) de jugo de frutas cítricas, incluida la toronja, aumentaba el flujo sanguíneo al cerebro, lo que podría ayudar a mitigar el cerebro de quimioterapia (fuente confiable 17).

Ten en cuenta que la toronja podría interferir con ciertos medicamentos, por lo que es mejor hablar con su médico antes de agregarlo a tu dieta (fuente confiable 18).

RESUMEN:
La toronja es rica en antioxidantes como el licopeno, que tiene propiedades anticancerígenas y puede reducir algunos efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer. También se ha demostrado que aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, lo que puede aliviar la quimioterapia cerebral.


5. Manzanas


Las manzanas ayudan a combatir el cáncer


Las manzanas no son solo una de las frutas más populares, sino también una de las más nutritivas.

Cada porción es rica en fibra, potasio y vitamina C y ácido ursólico, todo lo cual puede beneficiar la recuperación del cáncer (fuente).

La fibra que se encuentra en las manzanas puede promover la regularidad y mantener las cosas en movimiento a través del tracto digestivo (fuente confiable 19).

El potasio afecta el equilibrio de líquidos y puede ayudar a prevenir la retención de líquidos, un efecto secundario común de algunos tipos de quimioterapia (fuente confiable 20, fuente confiable 21).

Por último, la vitamina C actúa como antioxidante para apoyar la función inmune y combatir el crecimiento de células cancerosas.

RESUMEN:
Las manzanas son ricas en fibra, potasio y vitamina C. Por lo tanto, pueden ayudar a promover la regularidad, reducir la retención de líquidos y apoyar la salud inmunológica.


6. limones


Conocidos por su sabor agrio y su aroma cítrico característico, los limones brindan una explosión de vitaminas, minerales y antioxidantes en cada porción.

Son especialmente ricos en vitamina C, pero también contienen algo de potasio, hierro y vitamina B6 (fuente).

Los estudios de probeta han encontrado que el extracto de limón puede ayudar a prevenir el crecimiento de varios tipos de células cancerosas (fuente confiable 22, fuente confiable 23).

Algunos estudios en animales también muestran que ciertos compuestos en los limones, incluido el limoneno, podrían mejorar tu estado de ánimo y combatir el estrés para combatir la depresión y la ansiedad (fuente confiable 24, fuente confiable 25).

Si bien se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos en humanos, disfrutar de limones en tus bebidas y postres favoritos como parte de una dieta saludable podría ser beneficioso.

RESUMEN:
Se ha demostrado que los limones inhiben el crecimiento de células cancerosas en estudios de probeta. También contienen compuestos que pueden mejorar su estado de ánimo y reducir tus niveles de estrés.


7. granadas


Las granadas son deliciosas, nutritivas y rebosantes de beneficios para la salud, lo que las convierte en una excelente adición a cualquier dieta.

Al igual que otras frutas, son ricas en vitamina C y fibra, pero también contienen mucha vitamina K, ácido fólico y potasio (fuente).

Además, algunas investigaciones han encontrado que comer granadas puede mejorar su memoria, lo que podría ayudar a las personas afectadas por deficiencias en el enfoque o la concentración causadas por la quimioterapia (fuente confiable 26).

Un estudio en 28 personas mostró que beber 8 onzas (237 ml) de jugo de granada diariamente durante 4 semanas condujo a una mayor actividad cerebral y una mejor memoria (fuente confiable 27).

Además, los estudios en animales han encontrado que las granadas pueden ayudar a reducir el dolor en las articulaciones, otro efecto secundario común de los tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia (fuente confiable 28, fuente confiable 29, fuente confiable 30).

RESUMEN:
Las granadas pueden ayudar a mejorar la memoria y reducir el dolor en las articulaciones, los cuales son efectos secundarios comunes del tratamiento del cáncer.


8. moras


Las moras son un tipo de fruta colorida de la misma familia que los higos y la fruta del pan.

Se han utilizado para tratar el cáncer en muchas formas tradicionales de medicina, y la investigación emergente ha comenzado a confirmar sus posibles efectos para combatir el cáncer (fuente confiable 31, fuente confiable 32).

Las moras son una de las pocas frutas ricas en vitamina C y hierro, que pueden ayudar a proteger contra la anemia causada por los tratamientos contra el cáncer (fuente).

También son ricos en un tipo de fibra vegetal conocida como ligninas, que se ha demostrado que mejora la función inmune y mata las células cancerosas en estudios de probeta (fuente confiable 33).

Se necesitan estudios adicionales para evaluar si comer moras en cantidades normales puede ser beneficioso durante y después del tratamiento del cáncer.

RESUMEN:
Las moras son ricas en vitamina C y hierro, lo que puede ayudar a reducir el riesgo de anemia. También contienen ligninas, que pueden aumentar la función inmune y poseer propiedades anticancerígenas.


9. peras

Las peras son versátiles, llenas de sabor y fáciles de disfrutar como parte de una dieta saludable.

También son altamente nutritivos, ya que proporcionan una gran cantidad de fibra, cobre, vitamina C y vitamina K en cada porción (fuente).

El cobre, en particular, desempeña un papel central en la función inmune y reduce la susceptibilidad de su cuerpo a las infecciones, lo que puede ser beneficioso durante el tratamiento del cáncer (fuente confiable 34).

Al igual que otras frutas, las peras pueden contener poderosos compuestos para combatir el cáncer.

De hecho, un estudio en más de 478,000 personas mostró que una mayor ingesta de manzanas y peras se asociaba con un menor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón (fuente confiable 35).

Las antocianinas, un tipo de pigmento vegetal que se encuentra en las peras, también se han relacionado con la disminución del crecimiento del cáncer y la formación de tumores en estudios de probeta (fuente confiable 36, fuente confiable 37).

RESUMEN:
Las peras son ricas en cobre y contienen antocianinas, que se ha demostrado que reducen el crecimiento del cáncer en estudios de probeta.


10. fresas


Las fresas aportan nutrientes que combaten el cáncer


Gracias a su sabor fresco y dulce, las fresas son las favoritas entre los amantes de las frutas.

Son ricos en vitamina C, ácido fólico, manganeso y potasio, junto con compuestos antioxidantes como la pelargonidina (fuente).

Además de presumir de un impresionante perfil de nutrientes, las fresas pueden ofrecer varios beneficios específicos para la recuperación del cáncer.

Primero, las fresas maduras son suaves, lo que las hace adecuadas para personas con dificultades leves para tragar (fuente).

Además, un estudio en animales mostró que la administración de fresas liofilizadas a los hámsters con cáncer oral ayudó a reducir la formación de tumores (fuente confiable 38).

Otro estudio en ratones encontró que el extracto de fresa ayudó a eliminar las células de cáncer de seno y a bloquear el crecimiento tumoral (fuente confiable 39).

Dicho esto, se necesitan estudios de alta calidad para determinar si las fresas exhiben efectos anticancerígenos en humanos cuando se comen como parte de una dieta saludable.

RESUMEN:
Las fresas son ricas en antioxidantes y pueden ayudar a disminuir el crecimiento de células cancerosas. Las bayas maduras también son suaves, lo que las convierte en una buena opción para las personas con dificultades para tragar.


11. cerezas


Las cerezas son un tipo de fruta de hueso que pertenece al mismo género que los duraznos, ciruelas y albaricoques.

Cada porción de cerezas proporciona una dosis abundante de vitamina C, potasio y cobre (fuente).

Estas pequeñas frutas también son una buena fuente de antioxidantes como el betacaroteno, la luteína y la zeaxantina, todo lo cual puede beneficiar su salud (fuente confiable 40).

Muchos estudios han encontrado que los antioxidantes que se encuentran en las cerezas podrían ayudar a retrasar el crecimiento de las células cancerosas.

Por ejemplo, un estudio de probeta mostró que el extracto de cereza mató y detuvo la propagación de las células de cáncer de mama (fuente confiable 41).

Otro estudio en animales observó hallazgos similares, señalando que ciertos compuestos encontrados en las cerezas agrias redujeron el crecimiento de células de cáncer de colon en ratones (fuente confiable 42).

Sin embargo, estos estudios analizaron los efectos de extractos de cereza altamente concentrados. Se necesita investigación adicional para evaluar si estos hallazgos también se aplican a los humanos cuando las cerezas se comen en cantidades normales.

RESUMEN:
Las cerezas son ricas en antioxidantes y se ha demostrado que disminuyen el crecimiento de las células cancerosas en estudios de laboratorio y en animales.



12. Moras


Las moras son un tipo de baya notable por su sabor dulce, aunque ligeramente amargo, y su tono morado intenso.

Esta popular fruta es rica en vitamina C, manganeso y vitamina K (fuente).

Las moras también contienen una variedad de antioxidantes, que incluyen ácido elágico, ácido gálico y ácido clorogénico (fuente confiable 43).

Según algunas investigaciones, comer bayas puede ayudar a proteger contra el daño del ADN, neutralizar compuestos dañinos llamados radicales libres y retrasar el crecimiento y la propagación de las células cancerosas (Fuente Confiable 44).

Otros estudios en probeta y en animales sugieren que las moras pueden preservar la salud del cerebro y mejorar la memoria, evitando potencialmente ciertos efectos secundarios de la quimioterapia (fuente confiable 45, fuente confiable 46, fuente confiable 47).

Sin embargo, se necesitan más estudios para determinar si las moras ofrecen beneficios similares en humanos.

RESUMEN:
Las moras son ricas en antioxidantes que pueden ayudar a proteger contra el cáncer. Los estudios en probeta y en animales muestran que también pueden promover la salud del cerebro, lo que podría prevenir ciertos efectos secundarios del tratamiento del cáncer.


Para resumir todo lo anterior con relación al tratamiento contar el cáncer y el consumo de frutas


Comer ciertas frutas puede afectar significativamente su salud, especialmente durante y después del tratamiento contra el cáncer.

Muchas frutas proporcionan antioxidantes para ayudar a combatir el crecimiento de las células cancerosas e incluso pueden ofrecer otros beneficios para la salud para ayudar a aliviar ciertos efectos secundarios del tratamiento.

Disfrutar estas frutas saludables en combinación con una dieta completa puede hacer que te sientas mejor y que comiences en el camino hacia la recuperación.

Para contribuir al tratamiento contra el cáncer y/o para evitar que se manifieste, se debe evitar el consumo de grasas trans, aumentar el consumo de vitaminas antioxidantes como la C y la A, y hacer ejercicio para mejorar la captación de oxígeno en nuestro cuerpo, y así hacer más difícil que algún tumor se desarrollo.

¿Qué es el Veganismo y qué comen los veganos?

Todo sobre la alimentación vegana y sus efectos sobre la salud

El veganismo se está volviendo cada vez más popular en la dieta de las personas que intenta cuidar su salud al máximo.

En los últimos años, varias celebridades se han vuelto veganas, y una gran cantidad de productos veganos han aparecido en las tiendas.

Sin embargo, es posible que aún tengas curiosidad sobre lo que implica este patrón de alimentación, y qué puedes y qué no puedes comer con una dieta vegana.

Este artículo te dice todo lo que necesitas saber sobre el veganismo.

¿Qué es el veganismo?


El término "vegano" fue acuñado en 1944 por un pequeño grupo de vegetarianos que se separó de la Sociedad Vegetariana de Leicester en Inglaterra para formar la Sociedad Vegana.

Eligieron no consumir lácteos, huevos u otros productos de origen animal, además de abstenerse de comer carne, como hacen los vegetarianos.

El término "vegano" se eligió combinando la primera y la última letra de "vegetariano".

El veganismo se define actualmente como una forma de vida que intenta excluir todas las formas de explotación y crueldad animal, ya sea de alimentos, ropa o cualquier otro propósito.

RESUMEN:
El veganismo es un estilo de vida que excluye todos los productos animales e intenta limitar la explotación de los animales tanto como sea posible.


¿Por qué la gente se vuelve vegana?


Los veganos generalmente eligen evitar los productos animales por una o más de las siguientes razones.

Ética


Los veganos éticos creen firmemente que todas las criaturas tienen derecho a la vida y a la libertad.

Por lo tanto, se oponen a terminar con la vida de un ser consciente simplemente para consumir su carne, beber su leche o usar su piel, especialmente porque hay alternativas disponibles.

Los veganos éticos también se oponen al estrés psicológico y físico que los animales pueden soportar como resultado de las prácticas agrícolas modernas.

Por ejemplo, los veganos éticos deploran los corrales pequeños y las jaulas en las que viven muchos animales y, a menudo, rara vez se van por el nacimiento y su posterior sacrificio.

Además, muchos veganos hablan en contra de las prácticas de la industria agrícola, como la molienda de pollos machos vivos, por la industria del huevo o la alimentación forzada de patos y gansos para el mercado de Foie gras.

Los veganos éticos pueden demostrar su oposición protestando, creando conciencia y eligiendo productos que no involucren la agricultura animal.

Salud


Algunas personas eligen el veganismo por sus posibles efectos sobre la salud.

Por ejemplo, las dietas basadas en plantas pueden reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2, cáncer y muerte prematura (fuente confiable 1, fuente confiable 2, fuente confiable 3, fuente confiable 4).

Reducir la ingesta de productos animales también puede reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer o de morir de cáncer o enfermedad cardíaca (fuente confiable 5, fuente confiable 6, fuente confiable 7).

Algunos también optan por el veganismo para evitar los efectos secundarios relacionados con los antibióticos y las hormonas utilizados en la agricultura animal moderna (fuente confiable 8, fuente confiable 9, fuente confiable 10).

Finalmente, los estudios relacionan consistentemente las dietas veganas con un menor peso corporal graso y por ende un índice de masa corporal (IMC) saludable. Algunas personas pueden elegir estas dietas para bajar de peso en grasa corporal (fuente confiable 11, fuente confiable 12, fuente confiable 13).

Ambiente


Las personas también pueden optar por evitar los productos animales debido al impacto ambiental de la agricultura animal.

Un informe de 2010 de las Naciones Unidas (ONU) argumentó que estos productos generalmente requieren más recursos y causan mayores emisiones de gases de efecto invernadero que las opciones basadas en plantas.

Por ejemplo, la agricultura animal contribuye al 65% de las emisiones globales de óxido nitroso, el 35-40% de las emisiones de metano y el 9% de las emisiones de dióxido de carbono.

Estos productos químicos se consideran los tres principales gases de efecto invernadero involucrados en el cambio climático.

Además, la agricultura animal tiende a ser un proceso intensivo que requiere de mucha agua. Por ejemplo, se necesitan 550–5,200 galones (1,700–19,550 litros) de agua para producir 1 libra (0.5 kg) de carne de res (fuente confiable 14, fuente confiable 15).

Eso es hasta 43 veces más agua de la necesaria para producir la misma cantidad de granos de cereales.

La agricultura animal también puede conducir a la deforestación cuando las áreas forestales se queman para tierras de cultivo o pastos. Se cree que esta destrucción del hábitat contribuye a la extinción de varias especies animales (fuente confiable 16).

RESUMEN:
Las personas pueden optar por volverse veganas por una variedad de razones, que incluyen preocupaciones éticas, de salud y ambientales.


Tipos de veganismo


Los tipos prominentes de este estilo de vida incluyen:

  • Veganos dietéticos. A menudo se usa indistintamente con "comedores de origen vegetal", este término se refiere a aquellos que evitan los productos animales en su dieta pero continúan usándolos en otros productos, como ropa y cosméticos.


  • Veganos de alimentos integrales. Estas personas prefieren una dieta rica en alimentos integrales, como frutas, verduras, granos integrales, legumbres, nueces y semillas.


  • Veganos de comida chatarra. Algunas personas dependen en gran medida de alimentos veganos procesados, como carnes veganas, papas fritas, cenas congeladas y postres, como galletas Oreo y helados no lácteos.


  • Veganos de alimentos crudos. Este grupo solo come alimentos crudos o cocidos a temperaturas inferiores a 118 ° F (48 ° C) (fuente confiable 17).


  • Veganos bajos en grasa y crudos. También conocido como fruitarios, este subconjunto limita los alimentos ricos en grasas, como las nueces, los aguacates y los cocos, en lugar de depender principalmente de la fruta. Otras plantas se comen ocasionalmente en pequeñas cantidades.


RESUMEN:
Los principales tipos de este patrón de alimentación son el veganismo dietético, integral, de comida chatarra, crudo y bajo en grasas.


Alimentos que los veganos evitan


Los veganos evitan todos los alimentos de origen animal. Éstos incluyen:

  • Carne
  • Pollo
  • Pez
  • Mariscos
  • Huevos
  • Lechería
  • Miel


Además, los veganos evitan los ingredientes derivados de animales, como la albúmina, la caseína, el carmín, la gelatina, la pepsina, la goma laca, la isinglass y el suero.

Los alimentos que contienen estos ingredientes incluyen algunos tipos de cerveza y vino, malvaviscos, cereales para el desayuno, caramelos de goma y chicle.

RESUMEN:
Los veganos evitan la carne, el pollo, el pescado, los mariscos, los huevos, los lácteos y la miel, así como cualquier otro producto que contenga aditivos derivados de animales.


Alimentos que comen los veganos


Evitar los productos animales no los consigna solo a las verduras y al tofu.

De hecho, muchos platos comunes ya son veganos o se pueden ajustar fácilmente.

Algunos ejemplos incluyen burritos de frijoles, hamburguesas vegetarianas, pizzas de tomate, batidos, nachos con salsa y guacamole, envolturas de hummus, sándwiches y platos de pasta.

Los platos principales a base de carne generalmente se intercambian por comidas que contienen lo siguiente:

  • Frijoles
  • Lentejas
  • Tofu
  • Seitán
  • Tempeh
  • Nueces
  • Semillas


Puedes reemplazar los productos lácteos con leches vegetales, huevos revueltos con tofu revuelto, miel con edulcorantes a base de plantas como melaza o jarabe de arce, y huevos crudos con semillas de lino o chia.

Además, los veganos tienden a consumir una variedad de granos enteros, así como una amplia gama de frutas y verduras (fuente confiable 17, fuente confiable 18).

Finalmente, también puedes elegir entre una selección cada vez mayor de productos veganos preparados, que incluyen carnes veganas, leches vegetales fortificadas, quesos veganos y postres.

Sin embargo, estos productos altamente procesados ​​pueden cargarse con aditivos, aceites e ingredientes artificiales.

RESUMEN:
Los veganos comen una amplia variedad de alimentos y pueden reemplazar fácilmente la carne y los lácteos con alternativas de origen vegetal, lo que le da versatilidad a esta dieta.