Recomendaciones para evitar engordar en navidad y año nuevo


Mira todos los consejos que debes seguir si quieres evitar engordar en la noche de navidad y en la noche de año nuevo con esas deliciosas comidas de diciembre.

Ya que es difícil evitar engordar o ganar peso en grasa corporal en época de navidad y en la última noche del año (recibiendo el nuevo año).

Y en general en todo el mes de diciembre, teniendo en cuenta que es la época del año en donde se tiende a ver mucha comida la cual suele ser muy deliciosa pero lamentablemente cargada de azúcares simples refinados y grasas saturadas.

Aprende a evitar engordar en estas fiestas sin tener que decir que NO a todos los manjares


A donde vayas te ofrecerán lo más común para estas fechas que son la natilla y buñuelos, alimentos que engordan si son consumidos en exceso por sus altos contenidos tanto en grasas saturadas como en azúcares simples (principalmente la natilla por tener la lactosa y otros como los provenientes de la panela y el azúcar refinada que se le agrega).

Otros lugares ofrecen manjares un poco más "calidosos" o "cachezudos", como medallón de pavo con salsa agridulce con ensalada de papa o pasta, y de "remate" (postre) un panetón, el cual también engorda si se consume en exceso porque no solamente aporta azúcares complejos (provenientes de la harina), sino también azúcares simples teniendo en cuenta el azúcar que se le agrega a esta harina más las frutillas disecadas que se añaden para darle la "presencia" y sabor característico.

Una de las recomendaciones para no engordar en navidad y/o los días cercanos a la misma, no será que dejen de consumir estos manjares navideños, ya que sería una tortura para muchos, y algo imposible para casi todos (me incluyo).

Lo que si recomiendo para evitar subir de peso en grasa corporal en exceso en esta época decembrina, es no consumir en exceso por unidad de tiempo la natilla, los buñuelos, las salsas, el panetón, y otros manjares usualmente dulces o muy grasosos, ya que lo que hace que una persona engorde o acumula grasa corporal y visceral en exceso, es precisamente consumir una cantidad elevada de este tipo de alimentos por unidad de tiempo (de una sola).

Cabe mencionar que cualquier tipo de alimento consumido en exceso de una sola, aun siendo frutas y/o proteínas, puede hacer que una persona acumule grasa, en mayor o menor medida, dependiendo de muchos factores como el sexo, la edad, el nivel de acondicionamiento físico, etc.

Entonces, lo que se debe evitar es por ejemplo "rematar" una comida con los famosos postres navideños, como lo es el caso del mencionado panetón o la misma natilla, entre otros.

Es decir que bien pueden comer una porción media o pequeña de medallón de pavo con una cantidad pequeña de salsa (para saborear), una porción moderada o pequeña de ensalada de papa o pasta, y ya luego de 60-90 minutos, consumir una porción moderada o pequeña de uno de los anhelados y deliciosos postres navideños.

Otra recomendación se basa en evitar consumir bebidas azucaradas o dulces junto con estos alimentos, ya que solamente se genera en el organismo el exceso de alimentos por unidad de tiempo que se pretende evitar para no engordar, o por lo menos para no engordar en exceso.

Tampoco es bueno pasar o bajar estos alimentos con agua, para evitar así alterar la composición de enzimas salivares, digestivas, para evitar alterar el pH gástrico y temperatura ideal del estómago, para que el proceso digestivo sea eficiente en cuanto a la absorción de nutrientes macro y micro.

Si bien el agua es esencial para el proceso digestivo y para la lipólisis ("quema" de grasa) debido a que ésta actúa en ambos por medio de la hidrólisis, se hace referencia al agua ya asimilada por el organismo.

De ahí que beber agua unos 20-30 minutos antes de consumir cualquier tipo de comida es lo ideal tanto para mejorar la digestión como para promover la "quema" de grasa y así evitar engordar en exceso.

Otra recomendación sería no consumir el buñuelo y la natilla en una misma ingesta.

Pero bueno, sé que es algo casi imposible porque al parecer esta es la combinación perfecta, ideal o más común en la mayoría de países en vísperas de navidad.

Así que entonces, tratar de consumir ambos en porciones moderadas, y no abusar hasta quedar repletos.

También aplica el no consumir líquidos azucarados, usualmente la leche, para bajar la natilla y el buñuelo, porque éso sería agregar azúcares simples de más, aportados por la lactosa de la leche, más la lactosa que que ya tiene la natilla, más otros azúcares que le dan ese sabor característica a la ya mencionada, más las grasas saturadas del buñuelo y la misma leche con la que se hace la natilla más la leche que se consume como pasante.

En general son recomendaciones simples de realizar en pro de evitar subir de peso en grasa o engordar en exceso, que No nos privan del consumo de los manjares navideños.



La otra recomendación es tratar de No consumir estos alimentos muy tarde en la noche, o si es imposible evitarlo, por lo menos asegurarse que no estamos muy próximos a nuestra hora de dormir.

Es decir que lo mejor sería consumirlos y seguir despiertos hablando con nuestros familiares, habrá otros que decidan salir a algún sitio a celebrar.

Lo importante es no consumir la natilla, buñuelos, panetón, medallón de pavo con salsa, entre otros alimentos, próximos a una actividad en donde el gasto calórico que nos aportan este tipo de comidas, no será muy alto, lo que ocasiona que la gran mayoría de la calorías provenientes de la glucosa, aminoácidos y ácidos grasos, se vayan a ser acumulados al tejido adiposo y posiblemente al visceral (alrededor de los órganos).

La última recomendación tiene que ver con la práctica de ejercicio físico. Es común que en diciembre, y más en los últimos días de este mes, algunos gimnasios cierren o acorten sus horarios de servicio, lo cual hace que muchos y muchas no puedan ir a ejercitarse.

Si este el caso, hay que recordar que también están los parques, en donde se puede salir a trotar, a hacer ejercicios con el propio peso corporal como sentadillas, flexiones de brazo, "fondos", desplazamientos, "saltos de títere", entre muchos otros, que si da pereza o pena hacerlos en un parque, bien en la comodidad de la casa se pueden realizar para evitar "perder" condición física, haciendo que sean más las acumulaciones de grasa por un consumo moderado o excesivo de los manjares navideños, teniendo en cuenta que un descanso de la actividad física muy prolongado (3-5-7-10 días) puede hacer que la tasa metabólica basal que aumentó durante la actividad física, vuelva a disminuir (lo que ocasiona que la "quema" de grasa sea menos eficiente).

Será más "brutal" en el caso de las personas sedentarias, por lo cual éstas deberán moderar aún más el consumo de los alimentos que se sirven en época de navidad, teniendo en cuenta las recomendaciones de los párrafos anteriores.

Consejos para mantener una buena salud física, mental y espiritual


He aquí algunos consejos para que mejores tu salud física, tu salud menta y espiritual.

Aunque puede que a algunos no les parezca bien los consejos lo que aquí voy a escribir, otras personas creo que apoyarán de manera contundente lo que redacto.

Las palabras, frases y oraciones que voy a mencionar en este artículo, son basadas en un libro que hace mucho leí y hace poco volví a leer, donde se mencionan muchas cosas para mantener una buena salud física, mental y espiritual, aunque aquí solamente mencionaré una, relacionada al "amor" y cómo debemos sentirlo, recibirlo, esparcirlo, repartirlo, o usando el verbo que más se acomode a nuestro repertorio.

Escribiré con mis propias palabras, pero de nuevo aclaro que no son de mi intelecto completamente.

Lo que debe hacer y como te debes comportar para mantener tu salud física, mental y espiritual


Deberías ser amable, amoroso y cariñoso solamente con aquellos que de verdad se lo merecen, en lugar de desperdiciar tus energías en personas ingratas.

Es imposible amar a todas las personas, por más que en algunas religiones se hable de amar al prójimo, incluyendo a tus enemigos y de una u otra forma poner la otra mejilla ante una agresión física y verbal.

Todo esto llevará a un desequilibrio emocional-mental que derivará en problemas de salud física, porque el odio reprimido y la sed de venganza que no se puede saciar, lleva a un estado de estrés y nerviosismo que solo acarrea una ira acumulada que desemboca en problemas físicos como colón inflamado, aumentos en la presión arterial, agrieras y otros problemas gasotrintestinales, dificultad para dormir, problemas de circulación arterial, depresión (en algunos casos) etc.

El amor es una de las emociones más intensas que como seres humanos podemos sentir.

Su contraparte será el odio (que no es necesariamente algo malo).

Si te obligas a sentir amor u otro sentimiento parecido hacia alguien que inconscientemente o muy conscientemente sabes que no se lo merece, debido a lo que algunas religiones pueden enseñar, solamente disminuirás tus energías y poder para amar a quienes de verdad se lo merecen.

Hablando en términos fisiológicos, fingir o pretender amar a alguien a la fuerza, porque sentimos que es lo correcto debido a las enseñanzas religiosas, solamente generará un desgaste en nuestro cerebro, sistema nervioso y más concretamente en nuestras neuronas, lo cual hace que se dificulte dar "con todo" nuestro amor y otros buenos sentimientos a quienes de verdad lo merecen.

Posiblemente llegando a disminuir ese amor y sentimientos positivos a quienes de verdad debería llegar.

No reprimas el odio sino que aprende cómo liberarlo sin lastimar a los demás a menos que se lo merezcan


Cuando reprimes tu odio, cuando te aguantas las ganas de gritarle o agredir a alguien te ha hecho lo mismo, porque tal vez te han enseñado que la venganza no es algo bueno y por ende lo correcto es poner la otra mejilla, lo que harás es que ese odio, rabia o lo que sea que sientas en ese momento, ocasione las enfermedades físicas y emocionales ya mencionadas en el segundo párrafo de este artículo.

Si te pegan por algo injusto, si alguien te agrede de forma verbal, devuélvelo con más fuerza.

La venganza No es mala, ya que se libera todo ese odio o rabia reprimida permitiendo que nuestro sistema nervioso, y otros tejidos vuelvan a la calma, evitando la aparición de enfermedades No transmisibles.

Obviamente también cuenta el sentido común, y no irse a atacar "a la loca" a alguien con un arma de fuego u arma blanca porque podríamos ponernos en peligro.

O agredir al jefe de tu trabajo (a menos que quieras que te echen y aprovechar la indemnización).

Ahí tocaría usar otro método para descargar esas emociones negativas como ir al gimnasio a "darle" duro al saco de boxeo, a las pesas en general, para evitar de pronto descargar esa ira con nuestro seres queridos.

Consejos para evitar subir de peso (engordar) en diciembre


¿Quieres saber qué puedes hacer para evitar subir de peso o engordar en diciembre?

Usualmente diciembre es un mes en donde la gente tiende a subir de peso en grasa corporal o lo que se conoce como engordar, debido a algunos factores como el hecho de que algunos gimnasios cierran o acortan sus horarios de funcionamiento, porque muchas personas van de vacaciones y descuidan la práctica de ejercicio físico.

Otros porque entran a trabajar en temporada descuidando igualmente la práctica de ejercicio físico al mismo tiempo que tienden que incrementan la ingesta de cualquier tipo de alimentos, a cualquier hora, lo que en muchos provoca ese aumento no deseado en el peso corporal graso.

¿Qué es lo que más hace que engordemos en diciembre?


Lo que más influye en este mes de diciembre, es que por donde quiera que mires habrán platos deliciosos pero por lo mismo compuestos de carbohidratos simples "malos" (de alto contenido calórico), es decir de una gran cantidad de grasas saturadas y de azúcares de fácil y rápida absorción.

Y claro, uno de los consejos No será que dejen de comer estos deliciosos platos, porque éso sería una tortura (aunque podría decirse que es lo ideal), pero por lo sí menos evitar consumirlos en exceso por unidad de tiempo, ya que lo que hace que engordemos es éso, consumir cualquier clase de alimentos (más siendo carbohidratos del tipo simple de alto contenido calórico) en cantidades exageradas de una sola.

Lo anterior se puede realizar de la siguiente manera: Si se van a comer un plato de natilla, traten de que sea una porción pequeña o mediana, y no comerse la ración de cinco personas.

También traten de No acompañarla con buñuelos, brevas, manjar blanco u otra clase de dulces que puedan servirse de acuerdo a cada país. O si no se puede evitar, por lo menos mermar la porción de cada uno de éstos.

Combinaciones prohibidas para evitar engordar en navidad y año nuevo.


Tampoco será recomendado acompañar la natilla con bebidas azucaradas (la leche es el peor acompañante en este caso, si se quiere evitar engordar), ya que aunque sea un zumo de fruta sin azúcar refinada, la fructosa en exceso y/o acompañada de otros azúcares simples, también puede llegar a acumularse como grasa en el tejido adiposo, ya que la fructosa es convertida en glucosa por las células epiteliales del intestino delgado.

Así que si creían que la fructosa era mágica y que no engordaba, ya saben que no es así, ya que todo en exceso engorda, incluyendo las aclamadas proteínas (cadenas ramificadas de más de 50 aminoácidos) las cuales además de poder provocar acumulaciones de grasa cuando se consumen en en exceso, pueden provocar grandes acumulaciones de urea y posteriormente ácido úrico, en casos extremos ocasionando la enfermedad conocida como "gota", y posibles mermas en el pH sanguíneo causando estados de shock y posible muerte (claro está, ésto solo en casos extremos).

¿Por qué algunas personas engordan tanto en diciembre?


¿Fisiológicamente qué es lo que hace que engordemos, es decir que acumulemos grasa en el tejido adiposo? Nuestro cuerpo tiene dos almacenes a donde llega la glucosa proveniente de todo tipo de carbohidratos (simples "malos", simples "buenos" y complejos), misma que es almacenada en forma de glucógeno.

Estos almacenes son el hígado y el tejido muscular esquelético.

Unos tendrán una mayor capacidad de almacenamiento bien sea por genética, edad, sexo y nivel de entrenamiento físico, ya que los que entrenan deportes de alta intensidad donde además pueden mezclar entrenamientos con pesas, pueden tener un mayor almacenamiento debido a la estimulación positiva (hipertrofia) a la que son sometidas las fibras musculares esqueléticas.

Otra muy pequeña parte de la glucosa queda circulante en el torrente sanguíneo.

Entonces, ¿qué pasa cuando estos almacenes de glucógeno están totalmente llenos? Lo que se ingiera, bien sea carbohidratos, grasas o proteínas, deberán ser convertidos en ácidos grasos para su posterior almacenamiento en el tejido adiposo.

Es decir que el único destino de las proteínas No es solamente es la construcción y reparación de los distintos tejidos de nuestro cuerpo, ya que si hay un exceso de este macronutreinte en el cuerpo, su destino bien puede ser la orina y una posible acumulación de aminoácidos, previamente convertidos en ácidos grasos, en el tejido adiposo.

Será peor si al estar estos almacenes glucogénicos llenos o casi llenos, lo que se consuma en exceso sean carbohidrato simples "malos" o "buenos".

Ya explicado lo anterior, el mejor consejo para no subir de peso en forma exagerada en diciembre (peso graso-engordar) es evitar consumir en exceso los manjares que en esta época encontramos casi que en todos lados, y mucho menos consumirlos como postres.

Bueno, en general no recomiendo el consumo de postres, ya que esta denotación implica consumir algo dulce justo después de ingerir una comida relativamente "grande".

Y si en esta comida "grande" se ha consumido algún carbohidrato complejo, una porción de proteína y una ensalada de verduras, siendo el carbohidrato complejo el encargado de llenar de forma lenta y constante los almacenes de glucógeno, las proteínas encargadas de proveer los aminoácidos, y las verduras encargadas de proveer algo de glucosa simple, además de vitaminas y minerales, al agregar el postre, éste y posiblemente algunos de los azúcares del carbohidrato complejo consumido, no tendrán de otra que aumentar la glucemia sanguínea y luego, casi que de inmediato, irse a ser acumulados al tejido adiposo (y en algunos casos al visceral, es decir alrededor de los órganos) como "grasas de reserva", o más conocidas como triglicéridos.

Entonces, si se va a comer una comida "grande" (no tiene que ser grande ni muy excesiva), lo mejor es esperar unos 60-90 o más minutos, y luego consumir ese manjar dicembrino o navideño.

La verdad es que en algunas personas, más cuando son sedentarias, aun aplicando estos consejos es difícil que no puedan engordar o ganar algo de grasita, pero por lo menos así se evita engordar o subir de peso graso en exceso.

Cabe mencionar que otro consejo es no dejar la práctica de ejercicio físico, ya que no todos los gimnasios cierran en esta época, y algunos solamente modifican un poco sus horarios.

Aquellos que deciden tomarse una semana de descanso por simple pereza y no porque de verdad cierren el centro de acondicionamiento físico, estarán provocando que la estimulación constante de las fibras musculares esqueléticas de contracción rápida cese.

Por lo cual después de unos cuantos días: 3 o 4 (varía según cada persona), éstas empezarán a perder volumen, la tasa metabólica empezará a disminuir (porque somos seres aeróbicos y porque nuestro cuerpo siempre tenderán a ahorrar, como mecanismo de supervivencia), lo cual puede ocasionar fáciles ganancias de peso de grasa corporal si se come lo que sea en exceso.