¿Jugar vídeojuegos me hace perder masa muscular?

Videojuegos masa muscular

Mira por qué jugar mucho tiempo videojuegos puede hacerte perder masa muscular.

¿Se puede perder masa muscular por jugar videojuegos muchas horas en el día o en la noche?

El no comer bien y trasnocharse jugando videojuegos (o trasnocharse haciendo otro tipo de cosas) puede llevar a una persona a perder algo de masa muscular (adelgazarla), aunque será algo temporal, o sea no es como si la masa muscular perdida o adelgazada no pudiera ser recuperada evitando lo que hizo que se pudiera "perder" y entrenando para hipertrofiarla.

No es común que una persona pierda masa muscular mientras juega videojuegos


Aunque sí es algo posible puesto a que durante estas tantas horas de juego la alimentación puede no ser la mejor, y a veces se suelen saltar comidas con lo cual se lleva al cuerpo a tener que aguantar hambre y por ende a que éste pueda experimentar una pérdida de masa muscular por culpa de los videojuegos (aun cuando esta pérdida o atrofia muscular pueda ser temporal), o mejor dicho:

Por culpa de las horas de ayuno o hambre que el jugarlos puede generar.

Usualmente algunas personas piensan que cuando juegan vídeo juegos, sea con una consola, en la computadora o en el smartphone, pierden masa muscular porque tienden a sentir mucha hambre, cada 20 o 30 minutos.

O sea, piensan que ya cuando sienten hambre su cuerpo ha perdido masa muscular (o bueno, la ha adelgazado porque "perder" puede sonar a que algo sería muy difícil o casi imposible de recuperar).

Relacionan el hambre con pérdida de masa muscular, y aunque a veces estos dos términos están estrictamente relacionados, como por ejemplo cuando se pasa mucho tiempo sin ingerir alimentos bien sea después de venir del período de sueño o después de una rutina de entrenamiento intensa, no es lo mismo a cuando existe un hambre por un simple pero igualmente considerable gasto glucogénico debido a nuestro cerebro y sistema nervioso, principalmente.

La pérdida de masa muscular mientras se juega videojuegos



Todo tiene que ver con los sistemas energéticos involucrados en cada actividad (sueño, jugar vídeo juegos, ejercitarse de forma física, etc.) y por supuesto los sustratos energéticos que entran en acción en cada uno de ellos, como lo son la glucosa, ácidos grasos, aminoácidos, ácidos láctico y cuerpos cetónicos.

Si nos colocamos a jugar vídeo juegos y sentimos hambre, no es un indicio claro de "perder" masa muscular (atrofia muscular: adelgazamiento temporal de las fibras musculares esqueléticas) a menos claro que decidamos jugar después de levantarnos y sin desayunar.

O después de haber entrenado sin haber consumido un suplemento o polvo proteico que también aporte algo de carbohidratos y/o sin haber consumido la comida pos entrenamiento, igualmente con cantidades decentes de carbohidratos.

¿Por qué carbohidratos? Bueno, porque los mismos aportan glucosa, misma que es enviada en una pequeña parte de forma directa al torrente sanguíneo, y las otras partes a ser almacenadas en forma de glucógeno al hígado y al tejido muscular esquelético, para sí poder alimentar en todo momento a nuestro cerebro y sistema nervioso al ser éstos 100% glucolíticos.

Cuando venimos del período de sueño tendemos a tener almacenes glucogénicos hepáticos muy bajos y a veces casi vacíos, por lo cual nuestro cuerpo deberá hacer uso de los aminoácidos que hay en el tejido muscular esquelético (en forma de proteínas) para así poderlos convertir a glucosa y poder alimentar nuestro cerebro y sistema nervioso principalmente (además de alguna manera al miocardio).

Entonces, supongamos que jugamos justo después de levantarnos y no hemos desayunado, entonces al empezar nuestro cerebro y sistema nervioso al requerir más glucosa, nuestro cuerpo no tendrá de otra que hacer uso de los aminoácidos porque el hígado no tiene glucógeno disponible o tiene pero en muy pocas cantidades.

Y el glucógeno del tejido muscular es solo para las acciones que requieren procesos de contracción muscular "fuerte", o sea que no sirve para alimentar este importante órgano y sistema.

De ahí entonces que se tendrá que igualmente degradar algo de este tejido pero en este caso entonces serán sus proteínas para obtener algo de aminoácidos y así ser convertidos a glucosa.

O sea que en este caso jugar vídeo juegos sí podría hacer que una persona pierda masa muscular, aunque no es algo permanente ya que la misma se puede recuperar con buena alimentación.

Cuando entrenamos de una forma intensa bien sea practicando deportes, levantando pesas, etc.

Y suponiendo que nos hemos alimentado muy bien antes de entrenar, puede que nuestro almacenes de glucógeno hepático no haya sufrido grandes bajones, pero sí nuestro almacén de glucógeno en el tejido muscular esquelético.

Aunque aun en este caso si nos pusiéramos a jugar vídeo juegos justo después de un entrenamiento físico de tipo intenso y probablemente extenso, y sin haber comido o consumido algo, no perderíamos tanta masa muscular a como si lo hiciéramos en un estado de total ayuno (después de venir del período de sueño), porque tendremos aun algo de glucógeno hepático.

Y también algo de ácido láctico circulando a través de nuestro torrente sanguíneo, mismo que en un gran porcentaje puede ser reutilizado en procesos oxidativos.

Y a la vez parte del mismo podría ser convertido de nuevo a glucógeno (a través del ciclo de Cori) para ser enviado al hígado y de nuevo éste decidir cuándo degradarlo para enviarlo al torrente sanguíneo y no dejar "morir" a nuestro cerebro y sistema nervioso (digo "morir" siendo algo exagerado).

Pero claro, si nos pasamos mucho tiempo jugando después de entrenar y no pensamos en alimentarnos, pues claramente que empezará la degradación de proteínas del tejido muscular esquelético.

Cuando una persona juega vídeo juegos después de haberse alimentado muy bien, y luego de algunos minutos empieza a sentir mucha hambre, no quiere decir que su masa muscular se está perdiendo porque el cuerpo se esté comiendo a sí mismo.

Sino porque existe un bajón considerable principalmente de glucosa, y también de algunas vitaminas y minerales, además claro de agua ya que la misma interviene en casi todos los procesos bioquímicos de nuestro organismo.

De ahí que a veces tendemos a sentir mucha sed.

Jugar videojuegos perder masa muscular

Ya si la persona pasa mucho tiempo jugando vídeo juegos y al mismo tiempo pasa muchas horas de esta forma sin comer, posiblemente las reservas glucogénicas hepáticas mermen considerablemente, no teniendo de otra el organismo (por órdenes del cortisol) que empezar a degradar proteínas musculares para que así sus aminoácidos puedan ser convertidos a glucosa, y de esta manera poder suplir las demandas energéticas requeridas para ese momento, principalmente las que necesitan nuestro cerebro y sistema nervioso.

No obstante, para la gran mayoría de personas es casi imposible jugar si no se obtiene glucosa como tal (y no por medio de la conversión de aminoácidos), ya que sus capacidades cognitivas serán poco eficientes.

De ahí que es difícil que alguien que juegue vídeo juegos y además entrene pesas en el gimnasio, pierda fácilmente masa muscular por este motivo.

Las pérdidas de masa muscular mientras se juegan X horas de videojuegos pueden realmente no ser en altas proporciones, ya que como habrás podido entender con lo explicado hasta aquí, es que el hecho de sentir hambre no quiere decir que ya has perdido masa muscular, ya que muchas veces se puede deber a que tu cerebro y sistema nervioso están requiriendo de glucosa, misma que estos órganos y tejido utilizan por medio del glucógeno hepático.

Así que tal vez mientras estás jugando videojuegos no estás perdiendo masa muscular, ya que probablemente los sustratos y a la ves componentes de tu tejido muscular esquelético probablemente ni se habrán tocado, o bueno tal vez sí pero en cantidades poco significativas como para que notes tus músculos brutalmente delgados por jugar varias horas videojuegos.

Hay hombres (y también mujeres, por supuesto) que entrenan duro Crossfit, rutinas tradicionales, deportes, etc-, con el fin de ganar masa muscular, con el fin de ser competitivos mejorando cualidades del fitness (fuerza, resistencia cardiorrespiratoria, flexibilidad, composición corporal), con el fin de mejorar su salud, y que al mismo tiempo (bueno, en horarios diferentes, por supuesto) juegan varias horas al día videojuegos.

No es como si no se pudieran hacer distintas cosas al día, no es como si un deportista no pudiera jugar videojuegos porque esto podría perjudicar su masa muscular y rendimiento deportivo.

La clave para evitar una pérdida moderada o profunda de masa muscular cuando se opta por jugar videojuegos, es evitar el exceso, evitar jugar videojuegos muy tarde en la noche ya que el trasnocho es un agente que juega en contra de los procesos anabólicos del sistema endocrino que llevan a la recuperación y ganancia de masa muscular.

La otra clave es evitar pasar mucho tiempo sintiendo hambre durante las tantas horas de videojuegos acumuladas al día.

La clave está también en evitar N alimentarse bien, porque a veces se puede optar por snacks que son muy ricos al paladar pero que aportan poco en cuanto a nutrientes macro como proteínas y muy poco a nivel de vitaminas y minerales.

Y aportan demasiado en cuanto a azúcares simples y grasas saturadas o trans, lo cual puede modificar la composición corporal de una persona y alterar su estado de salud general.

Si entrenas duro en el gym o si practicas otro tipo de entrenamiento de alta intensidad con el fin de ganar masa muscular, no debes tener miedo a perderla mientras juegas videojuegos, teniendo por supuesto en cuenta todas las recomendaciones escritas hasta aquí.

¿Debo comer muchas ensaladas de verduras para adelgazar o quemar grasa?

Adelgazar verduras quemar grasa

Adelgazar o quemar grasa por comer muchas verduras no es posible.

Una persona no adelgaza o quema grasa por comer muchas verduras ya que las verduras también aportan Calorías, aunque muy pocas por porción claro está.

El simple hecho de comer verduras a lo loco y en altas cantidades no hará que una persona pueda adelgazar o quemar grasa, o sea el hecho de comer verduras en el desayuno, el almuerzo, la cena y en los snacks, no hace que el cuerpo vea la necesidad de quemar o eliminar grasa a lo loco así porque sí.

Ahora bien, otra cosa muy distinta es que por malnutrición (por comer solamente verduras) la persona adelgace o pierda peso, pero gran parte de lo perdido será también en masa muscular magra.

Adelgazar o quemar grasa por comer muchas verduras no es posible

.
Una persona no adelgaza o quema grasa solo por comer muchas verduras puesto que éstas también aporta Calorías, y puesto a que éstas no tienen poderes mágicos para ordenar al cuerpo a que deba quemar grasa a lo loco y en grandes cantidades.

Ahora bien, otra cosa es decir que una persona adelgace porque lo único que come son verduras, entonces en este caso bajará de peso tanto en grasa como en masa muscular y densidad ósea, pero será gracias a una malnutrición (lo cual obviamente no es algo saludable).

Por lo mencionado podríamos decir entonces que no existen verduras quemadoras de grasa ni verduras aldegazantes.

O bueno de hecho no existe ningún tipo de alimento ni suplemento que cumpla esta función (hacer que el cuerpo queme más grasa de la que él crea necesario quemar), a pesar de que se hable y se escriba mucho tratando se afirmar estos aspectos (la vida no es tan fácil.

Y aun cuando estos suplementos cuestan, el eliminar grasa corporal requiere de la práctica constante de ejercicio físico, y modificaciones en la alimentación No "alocadas").

Come verduras para adelgazar, cómete una gran ensalada para que bajes de peso



Lo dicen como si las verduras tuvieran la acción de influir de una forma directa en la lipólisis ("quema" de grasa), que es lo que quisieran todas las personas que se sacrifican comiendo las poco agradables para el gusto, ensaladas de verduras.

Algunas personas simplemente ya se acostumbran a su sabor y las comen por inercia, lo cual es bueno por todo el aporte de nutrientes (principalmente los micro: vitaminas y minerales) que contienen, y otras aunque haciendo mala cara pero por lo menos las ingieren.

Sin embargo, el comer ensaladas de verduras no adelgaza de la forma que quisiéramos, que es perder masa corporal adiposa (grasa).

Las personas suelen sentir que pierden masa corporal en general (al notar que el numerito de la balanza disminuye) simplemente porque además de incluir o aumentar el consumo de ensaladas de verduras, disminuyen enormemente el consumo de todas las fuentes consideradas como carbohidratos (que no suelen aportar solo glucosa sino también algo de grasas, pequeñas cantidades de proteínas y algunos minerales y vitaminas).

Y otras personas siguen comiendo de la misma manera (alimentos "malos" y en las mismas cantidades) a la vez que incluyen o aumentan el consumo de verduras en sus comidas y no llegan a notar cambios favorables en ese numerito, o aun el mismo puede tender a aumentar.

¿Por qué? Bueno, porque las verduras también aportan calorías (provenientes principalmente de la glucosa), aunque pocas, pero igualmente si comieras una cantidad de las mismas pues simplemente podrías engordar.

Y el hecho de comer pocas o de comer solo verduras, pues te hará adelgazar pero en gran parte también será un adelgazamiento muscular por culpa de una malnutrición.

Y debo aclarar que los alimentos considerados como carbohidratos complejos (arroz, pasta, patatas, entre otros) no son malos porque los mismos aportan la tan importante y necesaria glucosa de forma lenta y constante, para así alimentar de la misma forma a nuestro cerebro y sistema nervioso, además de aportar algunas proteínas, grasas, algo de colesterol, vitaminas y minerales, todo en conjunto muy necesario para una óptima salud.

Lo "malo" es el consumo muy exagerado de estos alimentos, más el consumo de otros alimentos que realmente si pueden llegar a ser realmente malos o perjudiciales para la salud (embutidos, fritos, golosinas, etc.).

Entonces si una persona usualmente almorzaba 40 gramos de arroz, 30 gramos de legumbres, 50 gramos de pechuga de pollo, y ahora come lo mismo más 30 gramos de verduras revueltas con el fin de ayudarse a perder masa corporal (bajar de peso o adelgazar), pues por obvias razones no lo logrará porque estaría consumiendo las mismas calorías más las que aportan las verduras.

A menos claro que aumentara el gasto calórico por medio de la práctica de ejercicio físico, que es en sí lo que verdaderamente y de forma significativa ayudaría a "quemar" grasa.

¿Comer muchas verduras para adelgazar o quemar grasa es una buena opción?



Antes de continuar me parece oportuno, como siempre cuando hablo de estos temas, aclarar la diferencia entre "adelgazar" y "quemar grasa", ya que lo primero usualmente abarca cualquier bajón de masa corporal que permita el retroceso del numerito que nos arroja una simple báscula, es decir bien sea en masa muscular magra, masa adiposa y visceral, densidad ósea, fluidos corporales.

Y el "quemar grasa" hace referencia de una forma coloquial al proceso bioquímico conocido como lipólisis, por medio del cual nuestro organismo se encarga de utilizar los ácidos grasos (componentes de los triglicéridos o también llamados "grasas de reserva") en sistemas energéticos que requieran la intervención del oxígeno.

Como lo es el caso del mecanismo energético oxidativo el cual actúa cuando estamos en un estado de relativo reposo, cuando nos ejercitamos a No más del 75% de nuestra frecuencia cardíaca máxima, también cuando estamos ejercitándonos en un umbral mixto (aeróbico/anaeróbico), y aun cuando estamos en un umbral meramente anaeróbico las grasas estarán sirviendo para proporcionar algo de energía aunque en una cantidad muy poco significativa.

Cuando las personas empiezan a consumir verduras piensan que las mismas al llegar al estómago se transforman y empiezan a disparar rayos láser para destruir la grasa, y después botar los residuos que dejan a través de las heces.

O muchos de hecho piensan que esos supuestos rayos láser se encargan de evaporar la grasa así por arte de magia, y por la misma razón muchas veces aumentan "brutalmente" el consumo de verduras en una sola comida, con la esperanza de que esto o algo similar suceda.

Otras personas piensan además que cuando consumen verduras junto con alimentos considerados como malos y engordadores (arroz, pasta, fritos, embutidos, etc.) éstas se encargarán de ir "arrancando" la grasa de estos alimentos para impedir que la misma se "pegue" al tejido adiposo y/o visceral.

Algo así como si a las verduras les crecieran manitos y dientes y que éstas se encargaran de devorar estos supuestos alimentos engordadores hasta dejar solo sus partes nutritivas para que nuestro organismo absorba todo lo supuestamente bueno.

Y escribo "supuestamente", porque lo considerado como malo (grasas, glucosa, colesterol) en cantidades moderadas son estrictamente necesarios (o sea buenos) para mantener un buen estado de salud.

No se trata de incluir o aumentar el consumo de verduras para adelgazar o querer "quemar" grasa, sino para evitar una malnutrición ya que éstas nos aportan una muy buena cantidad y variedad de vitaminas y minerales necesarias para mantener un buen estado de salud.

Necesarias para influir en la producción de eritrocitos, leucocitos y trombocitos, necesarias para que nuestro corazón pueda contraerse, necesarias para evitar una acumulación excesiva de radicales libres y otros productos dañinos para nuestro organismo, necesarias para reforzar nuestro sistema inmune, para la formación de enzimas mismas que son estrictamente necesarias para degradar alimentos, sustratos energéticos, etc.

Adelgazar con ayuda de verduras

Vitaminas y minerales necesarios para evitar la coagulación de la sangre, necesarias para la creación de proteínas sanguíneas (mioglobina, albúmina, entre otras). Vitaminas y mienrales necesarios para que nuestros sentidos estén siempre en óptimas condiciones, etc., etc., etc.

Así pues y como conclusión implícita, "quemar" grasa está estrictamente relacionado con el hecho de disminuir el aporte calórico por parte de todo tipo de alimentos y/o por aumentar el gasto calórico gracias a la práctica de actividad física, y en mayor proporción a la práctica de ejercicio físico (es decir algo de mayor intensidad).

Reducir o eliminar por completo los carbohidratos complejos tratando de reemplazarlos por verduras, solo provocará que la persona adelgace o pierda masa corporal en general (muscular magra, adiposa, densidad ósea, etc.), además de aumentar el riesgo de que el organismo entre tarde o temprano en el conocido "modo ahorro".

Este modo ahorro se presenta como algo en donde el cuerpo empieza a convertir lo poco que le entra en grasa, y debido a este bajón de aporte glucogénico considerable, en algún momento la persona difícilmente resistirá una alimentación de solo verduras y algunas proteínas.

Por lo cual posiblemente deberá "romper" esa dieta tan estricta, ocasionando así la manifestación del "efecto rebote" que es en donde el organismo acumulará mayores cantidades de grasa porque él no sabrá cuando volverá a sufrir por esa escasez de alimentos, más concretamente: "escasez de glucosa".

Y suponiendo que la persona pueda aguantar por mucho tiempo una dieta de solo verduras y fuentes proteicas, sus capacidades cognitivas pueden verse deterioradas porque el cerebro y sistema nervioso son 100% glucolíticos, y aunque los aminoácidos puedan ser convertidos en glucosa y aunque las verduras aporten algo de la misma, no será lo mismo.

¿Jugar vídeojuegos ayuda a adelgazar y quemar grasa?

Quemar de grasa gracias a jugar videojuegos muchas horas al día

¿Es posible que el jugar videojuegos por muchas horas ayude a adelgazar por medio de la pérdida de peso en grasa corporal en altas cantidades?

Jugar videojuegos podría hacerte adelgazar y quemar grasa, así que si te interesa este tema porque pasas mucho tiempo frente al ordenador o computadora, frente al televisor con tu consola de videjouegos conectada, o porque pasas mucho tiempo jugando en tu smartphone, y quieres aprovechar esto para mejorar tu aspecto físico, pues este artículo te podría interesar bastante.

¿Pasar muchas horas al día sentado o sentada jugando videojuegos puede ayudarme a adelgazar y quemar grasa corporal?

Hace unos días alguien me hizo esta pregunta y pues bueno, para dar una respuesta más certera en cuanto a la cuestión de si ¿al jugar vídeo juegos adelgazamos o "quemamos" grasa? primero habría que establecer ciertas diferencias entre los conceptos o términos "adelgazar" y "quemar grasa".

Diferencias entre adelgazar y quemar grasa cuando juegas veideojuegos


Una de estas notables diferencias a la hora de jugar videojuegos por muchas horas cada día, sería que adelgazar prácticamente puede ser la "pérdida" de masa corporal en general, o por lo menos esa es la connotación más simple y popular.

Ya que por la misma razón se escucha a ciertas personas que dicen: "quiero adelgazar o perder unos kilos de más", pero no especifican en qué los quieren perder.

Así pues que adelgazar vendría siendo una pérdida tanto de grasa corporal como de masa muscular (atrofia muscular: adelgazamiento posiblemente temporal de las fibras musculares esqueléticas), de fluidos corporales y posiblemente de densidad ósea, ya que todas estas variables suman a la hora de establecer una masa corporal general.

Mientras que "quemar grasa" es atribuido de manera coloquial al proceso bioquímico conocido como lipólisis, que de una u otra forma es la merma o pérdida de masa corporal adiposa por medio de procesos energéticos (principalmente los de tipo aeróbico) que obliguen al uso de los ácidos grasos (componente de los triglicéridos o también conocidos como "grasas de reserva").

Cuando juegas videojuegos puedes quemar cierta cantidad de grasa corporal.

Aclarado lo anterior, cuando jugamos vídeojuegos o juegos de vídeo (como les quieran llamar) y por ende tenemos toda nuestra concentración puesta en ello, nuestra capacidades cognitivas están siendo explotadas al máximo y nuestro nivel interpretativo siendo utilizado casi en su máxima expresión, lo cual genera sí o sí un gasto glucogénico sanguíneo y hepático bastante considerable dado a que nuestro cerebro y sistema nervioso están casi a todo dar.

Y al ser éstos 100% glucolíticos pues obviamente este gasto energético será mayor.

Primero haremos uso de nuestra glucosa sanguínea y luego del glucógeno hepático, aunque cuando la glucosa sanguínea escasea o está casi nula y aun cuando el hígado empiece a desdoblar glucógeno para enviarlo al torrente sanguíneo, es inevitable sentir hambre porque precisamente esos niveles de glucosa sanguínea han bajado y porque los del hígado están empezando a ser utilizados.

Esto se puede ver como un mecanismo de prevención porque el organismo está utilizando un recurso energético elemental que aunque no se ha gastado aun al 100%, éste evitaría este hecho estimulando el hambre para evitar precisamente que esto suceda (que se acabe el glucógeno hepático evitando así la degradación de proteínas del tejido muscular esquelética, para que los aminoácidos provenientes de las mismas deban ser convertidos a glucosa).

De lo anterior podríamos decir que el hambre que sentimos cuando jugamos videojuegos (lo digo porque yo también los juego de vez en cuando) se da tanto por el gasto glucogénico por parte principalmente del cerebro y nuestro sistema nervioso, como por el gasto de micronutrientes utilizados para formar enzimas para degradar ese glucógeno hepático, para transportarlo, para lograr evacuar productos de desecho.

Para cumplir con las funciones de contracciones del miocardio (mismo que requiere para ello además de glucosa, aminoácidos, cuerpos cetónicos, ácido láctico).

Es fundamental poder mantenernos bien hidratados cuando jugamos videojuegos y en el resto de actividades que realicemos durante el día para que así los procesos de quema de grasa, entre otros como la digestión, puedan ser llevados a cabo de forma óptima para poder mantener un buen estado de salud y quizá poder bajar de peso en grasa corporal.

Adelgazar y quemar grasa jugando videojuegos ¿es posible?



Entonces, todo esto es lo que suma a la hora de adelgazar o perder peso (perder masa corporal general) cuando jugamos vídeo juegos.

Ahora, en lo relacionado a la "quema" de grasa al jugar vídeo juegos, podemos decir que además del miocardio, nuestras fibras musculares esqueléticas de contracción lenta podrían requerir algo de este recurso energético (ácidos grasos.

El glicerol se encargaría de alimentar algunos órganos), porque en sí no es que nuestros músculos estén 100% inactivos, y aun si este porcentaje estuviera muy cercano al 100 (como por ejemplo cuando dormimos) también habría un gasto energético aunque notablemente mucho menor a si estuviéramos caminando, subiendo escaleras, en el trabajo, etc.

Por supuesto que este gasto o "quema" de grasa nunca será comparado con el gasto que se requiere cuando las pulsaciones por minuto estén más elevadas, como sucede cuando nos ejercitamos en un umbral aeróbico o mixto (aeróbico/anaeróbico).

Claro, aquellos y aquellas que jueguen videojuegos que requieran de más movimiento, como por ejemplo esos de carácter deportivo del Nintendo Wii, o juegos de otras consolas como el Guitar Hero, entre otros vídeo juegos, además de un gasto glucogénico superior podrían experimentar un gasto energético mayor de ácidos grasos.

De ahí que jugar Guitar Hero o juegos deportivos que requieran algo de movimiento podrían de una u otra forma hacer que un persona adelgace y pierda o "queme" grasa.

El problema con lo anterior es que muchas veces, por no decir siempre, el gasto de glucosa sanguínea y glucógeno hepático es superior al de ácidos grasos (más si son juegos donde apenas tenemos que mover los dedos, ojos y ocasionalmente nuestro cuello, además de tener que respirar y algunas veces hablar) y por esta razón las personas necesitan estar comiendo cada 20, 30 o más minutos.

Y el problema realmente radica en que nuestro cuerpo nos exige glucosa simple, de fácil y rápida digestión para que llegue rápido al torrente sanguíneo y pueda alimentar nuestro cerebro y sistema nervioso igualmente rápido.

Y aunque la fructosa (misma que es convertida en glucosa para poder ser absorbida) podría suplir estas funciones, ésta podría tardar un poco más a que cuando consumimos por ejemplo sacarosa (fructosa + glucosa).

Por la razón anterior la gran mayoría de personas No opta por snacks saludables que en este caso vendrían a ser las frutas del tipo dulce, por simple pereza, porque no les apetece o porque es más fácil conseguir un dulce que una fruta (caso tal de aquellos y aquellas que juegan vídeo juegos fuera de sus casas, por ejemplo), y porque como ya mencioné de una forma indirecta, los dulces o snacks poco saludables llegan más rápido al torrente sanguíneo.

Y eso además de tener el beneficio de alimentar fácil y rápido el cerebro y sistema nervioso, puede también causar acumulaciones excesivas de grasa cuando la ingesta de alimentos es muy alta.

Pasar muchas horas al día jugando videojuegos puede ayudar a bajar de peso

Una persona joven tal vez pueda no notar grandes cambios adversos tanto en su físico y en su estado de salud general por el hecho de comer y comer aun cuando su única actividad física sea jugar juegos de vídeo, porque los procesos anabólicos de su organismo están primando siempre ante los catabólicos, y siempre están sintiendo hambre aun cuando solo ven tv.

Pero en términos de salud a futuro, es bueno evitar malos hábitos alimentarios, y si es posible mermar el tiempo que pasan sentados jugando vídeo juegos y pasar más tiempo practicando deportes u otras actividades que requieran de una mayor gasto de ácidos grasos.

Otro factor que hay que agregar es el relacionado con la pérdida de densidad ósea por pasar mucho tiempo sentado jugando videojuegos



Si una persona (más si es mayor a 30 años) pasa gran parte del día sentada jugando vídeo juegos en una consola o computadora, o aun si lo único que hace es ver tv y pararse solo para ir al baño o a comer, poco a poco podría ir perdiendo densidad ósea (más si su alimentación es deplorable:

No solo baja en calcio sino muy alta en azúcares simples y muy alta en proteínas animales, y por supuesto pobre en verduras y frutas) y por ende adelgazar de cierta manera, porque la misma densidad se gana o fortalece con actividad física o deportes que requieran cierto impacto precisamente para lograr una buena remineralización ósea y por ende aumentar la densidad de este tejido.

Entonces realmente la vida no es tan fácil como para que por el simple hecho de jugar videojuegos por muchas horas al día una persona pueda quemar grasa.

Como ya has podido leer, ésta podría experimentar cierto adelgazamiento y por ende una reducción general de su masa corporal.

O sea no estoy diciendo que al jugar videojuegos el cuerpo no vea la necesidad de quemar grasa, pero el hecho de optar por una vida sendentaria y una malnutrición, puede hacer que este adelgazamiento o mejor dicho que esta pérdida de masa corporal sea tanto en grasa como en masa muscular y densidad ósea (usualmente se pierde más en estos dos últimos componentes de la composición corporal).

Pasar mucho tiempo frente al ordenador afecta la salud de forma negativa

Oficina computadora comiendo malo salud

Estar frente a la computadora u ordenador por muchas horas seguidas por muchos días seguidos puede ser malo para la salud.

Por distintas razones el hecho de estar sentado o sentada frente a una computadora trabajando, jugando, estudiando, etc., puede resultados perjudicial para la salud a mediano o corto plazo, puesto a que esto induce al sedentarismo y a la acumulación de estrés (a menos que te las pases jugando o viendo cosas que te entretengan y te hagan reír).

Si pasas mucho tiempo frente al ordenador haciendo cosas que te gusten y que por ende no te acumulen mucho estrés, por lo menos este factor perjudicial se evita, pero el sedentarismo aun estará ahí esperando afectar tu salud de forma negativa.

Los ordenadores suelen promover el sedentarismo o la falta de ejercicio físico en las personas.


Bueno, creo que para nadie es un secreto que el sedentarismo es la causa de muchas enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, hipertensión, obesidad, entre otras, y que pasar mucho tiempo frente a la computadora u ordenador (como le quieran llamar) es casi un sinónimo de sedentarismo.

Sin importar que saquemos un tiempo de 40 a 60 minutos diarios para entrenar, porque de alguna u otra forma este efecto benéfico producto del ejercicio físico se puede ver casi que 100% contrarrestado al pasar más de 8 horas diarias sentados frente a una computadora (aun si optamos por pequeños descansos cada 30 o 40 minutos), sea que juguemos, trabajemos, estudiemos, veamos series o películas, etc.

Ah claro, por supuesto ustedes podrían decir algo como: "pero y éste qué, nos dice que pasar mucho tiempo frente a una computadora es malo para la salud pero se la pasa sentado redactando artículos".

Yo paso pocas horas frente al ordenador sentado escribiendo.

El resto de tiempo mantengo más activo a nivel físico


Bueno, realmente yo no me la paso sentado creando artículos, porque si bien es parte de mi trabajo, solo enciendo la computadora (o desde mi smartphone) cuando me surge alguna idea, redacto un artículo, atiendo posibles comentarios o alguna asesoría personalizada, apago la computadora y me dispongo a entrenarme o a entrenar a mis alumnos y alumnas o simplemente a salir.

Nuestro cuerpo necesita moverse casi que de forma constante (y no solo para acomodarse en la silla de la mesa del ordenador, para ir al baño o para abrir el refrigerador y sacar algo para comer) para poder gastar buenas cantidades de grasas acumuladas (triglicéridos) que puedan llenar de forma excesiva tanto el tejido adiposo como el visceral (aquel que se forma alrededor de los órganos).

De esta forma, es decir con movimiento constantes que obliguen a un mayor gasto energético, nuestro cuerpo podría evitar poco a poco ir desarrollando casi que de forma silenciosa pequeñas alteraciones en algunas glándulas, más concretamente sobre la tiroides, causando así hipotiroidismo.

Lo cual genera una ralentización en los procesos metabólicos de nuestro organismo y una poca o muy baja producción de hormonas anabólicas como la testosterona, hormona de crecimiento, estrógenos, etc.

Esto por supuesto puede empezar poco a poco a derivar en un sobrepeso graso hasta finalmente terminar en una obesidad mórbida, que pueda desencadenar otras enfermedades No transmisibles como la diabetes o la hipertensión, y al mismo tiempo volver a la persona más propensa a desarrollar algún tipo de cáncer (aunque éste usualmente empieza su desarrollo cuando existe una predisposición genética).

Sin embargo, las actividades que requieren un uso o estimulación de las capacidades cognitivas "al extremo", como jugar vídeo juegos de estrategia, leer contenidos interesantes y educativos o ver vídeos sobre temas relevantes e igualmente educativos, que nos exijan un buen grado de concentración pero que a la vez exijan nuestra capacidad interpretativa, podría No ser tan perjudicial como pasar sentados solo viendo "basura" más de 8 horas al día en la internet.

Claro, las cosas que nos pueden hacer reír no son basura y no estimulan nuestra capacidad interpretativa a niveles exagerados, así que podrían ser consideradas como un punto de equilibrio.

Mucho tiempo frente a la computadora u ordenador puede perjudicar la salud, ¿por qué?



Entonces cuando realizamos este tipo de actividades que nos exijen "quemarnos el coco" bastante, podemos notar un gasto pronunciado de glucosa sanguínea y glucógeno hepático, y probablemente también de ácidos grasos (componente de los triglicéridos) aunque en cantidades muy inferiores y por ende poco significativas.

Pero lo anterior si no es controlado con una buena alimentación puede verse como un arma de doble filo, porque al haber un mayor gasto glucogénico hepático y sanguíneo, el cuerpo nos comienza a dar órdenes, nos comienza a "chuzar" para que comamos algo.

Porque de lo contrario nos empezaremos a sentir mareados, débiles, dado a que estamos gastando mucha glucosa (proveniente de la sangre y del hígado), y como nuestro cerebro y sistema nervioso son 100% glucolíticos, y son los que más estamos utilizando en esta actividades, pues no los debemos dejar "morir" (claro, esto exagerando).

Entonces, muchas personas comente el error de picar y pica y seguir picando con cosas muy pero muy dulces.

Muy pocas optan por un snack saludable como una fruta dulce o un fruto seco.

A veces por los bajones tan exagerados de glucosa que se pueden presentar al estar mucho tiempo frente a la computadora jugando o leyendo contenidos interesantes y educativos, nos hace tener ganas de comer algo rápido y que sea muy dulce.

Por esta misma razón es que poco a poco las personas pueden ir desarrollando problemas como diabetes, sobrepeso graso, hipertensión, etc.

Bueno, existe otro problema relacionado con la osteoporosis que es la merma en la densidad del tejido óseo.

Esto se ocasiona simplemente porque al pasar mucho tiempo sentados frente a la computadora u ordenador, los músculos esqueléticos y los huesos no están siendo estimulados para generar una remineralización ósea pronunciada para aumentar la densidad ósea y por ende fortalecer los huesos para evitar fracturas.

Como ya mencioné, aun si sacáramos algún tiempito diario para ejercitarnos y lograr este efecto benéfico sobre el tejido óseo, este efecto puede verse seriamente afectado por las otras 8 o más horas de sedentarismo puro.

Tal vez en una persona joven o una persona por debajo de los 35 años estos efectos no sean muy pronunciados, pero a medida que avancen los años sí que se notarán los efectos de una baja densidad ósea (mucho más en las mujeres).

Salud computadoras sedentarismo estrés

Así pues que para evitar problemas en la salud lo mejor es evitar malos hábitos de vida, o que por lo menos los buenos primen enormemente sobre los malos.

Evitar pasar tanto tiempo sentados frente al ordenador (que además puede provocar dolores oculares, de cabeza, en la cadera, etc.), y pasar más tiempo ejercitándonos, saliendo a compartir con nuestro familiares y amigos, salir a un parque, reír, practicar deportes, etc.

No obstante a todo lo anterior, estudios demuestran que en muchas personas los efectos negativos de pasar entre 3 y 5 horas diarias sentadas trabajando frente a una computadora, pueden contrarrestarse con entre 40 y 60 minutos de ejercicios de alta intensidad.

No obstante a lo mencionado en el párrafo anterior, cuando una persona pasa más de 5 horas diarias sentada frente a una computadora, es probable que esta hora diaria de entrenamiento sea contrarrestada con esta larga jornada de trabajo sentada frente a una computadora.

Sin embargo, aquí el papel de la edad, el potencial genético, el nivel de estrés, entre otras variables, entrarían a definir si de verdad el hecho de pasar más de 5 horas diarias frente a una computadora pueda ser malo para la salud aun cuando se pueda entrenar de manera diaria una hora en promedio.

Si puedes evitar poner en riesgo tu salud, hazlo, es decir que si puedes evitar estar tanto tiempo sentado o sentada frente al ordenador o computadora, pues evítalo y mejor sal a socializar, a reir a divertirte con cosas que impliquen movimiento, como por ejemplo la práctica deportiva, ir de fiesta a bailar, o aun el simple hecho de salir a caminar con tu pareja o amigos por la calle o dentro de un centro comercial.

Está bien que una computadora u ordenador en este mundo moderno, al igual que un smartphone, es algo muy necesario en muchos aspectos, aun cuando se trate de simple diversión o tiempo de ocio.

Pero realmente el cuerpo humano necesita más movimiento, así que por lo menos evita pasar tantas horas sentado(a) frente a tu computadora (esto claro si es que lo puedes hacer, porque también entiendo que muchas veces el trabajo obliga a ello, así que si este es tu caso, por lo menos oblígate a entrenar una hora al día y alimentarte de forma saludable).

Comer una porción de proteína junto con algún carbohidrato, ¿por qué?

Proteínas y carbohidratos alimentación

Siempre es bueno comer una porción de proteína junto con una porción de algún carbohidrato complejo.

Mezclar una proteína y un carbohidrato complejo es lo más recomendado para cualquier comida, y cunado sea posible además por supuesto de añadir esta comida una variada ensalada de verduras (entre más coloridas mucho mejor para lograr un mejor aporte de vitaminas y minerales).

Mezclar una fuente alimentaria de proteína y un carbohidrato complejo (arroz, pasta, patata, pan, etc.) es lo aconsejable en una comida importante y aun tratándose de un snack (aunque a veces una fruta o algo más suave e "incompleto", en el caso de un snack, puede ser mejor opción esto más "pequeño" y de más fácil digestión).

Y si es posible añadir uno o varios tipos de verdura sería aun mejor.

¿Si mezclo carbohidratos y proteínas en una misma comida serán bien asimilados en mi cuerpo?


Claro, y de hecho es lo ideal puesto a que se obtienen aminoácidos por parte y parte (las fuentes consideradas como carbohidratos también aportan proteínas) para que así el cuerpo decida qué proteínas luego sintetizar.

También se adquieren una mayor variedad de vitaminas y minerales.

En algunos sitios web podemos leer ciertas cosas relacionadas con el consumo de fuentes alimentarias proteicas y de carbohidratos por aparte, es decir que para una supuesta mejor asimilación es bueno consumir un solo tipo de alimento por ingesta porque las enzimas para degradar proteínas no son las mismas para degradar carbohidratos, etc.

Esta es una recomendación poco fundamentada realmente porque en sí una fuente considerada como carbohidrato, caso tal por ejemplo del arroz o la pasta, entre otras, también aporta algo de proteínas (obviamente en mucha menor proporción).

Es decir que el cuerpo en este aspecto de mezclar una fuente proteica y una en donde prime el aporte de glucosa (carbohidrato), es bastante inteligente y sabe cuáles enzimas producir y cuando secretarlas para el que el proceso digestivo sea óptimo o por lo menos lo más eficiente posible.

No obstante, lo que yo sí recomiendo es evitar el consumo de agua u otro tipo de bebidas junto con las comidas o justo después de consumirlas, porque los líquidos sí pueden tender a alterar el pH gástrico y la composición de algunas enzimas digestivas, lo que muy probablemente pueda volver poco eficiente la digestión de alimentos.

El proceso digestivo empieza desde los estímulos que podemos percibir a través de los sentidos:

Cuando olfateamos, cuando escuchamos o vemos algo freír, nuestro organismo empieza a prepararse para la ingesta de alimentos comenzando por aumentar la producción de saliva, misma que contiene la amilasa para empezar el proceso digestivo de las fuentes consideradas como carbohidratos (ya habiendo aclarado que éstas también puede aportar algo de proteínas, además de grasas y micronutrientes).

Por esta misma razón debemos evitar tener que pasar o bajar los alimentos con bebidas.

La acción de "remojar" los alimentos debe ser siempre exclusiva de la saliva, aunque por supuesto bajar los alimentos con bebidas (sin importar que solo sea agua) no es brutalmente perjudicial, pero si se quisiera optimizar el proceso digestivo se debería optar por cambiar este hábito.

El proceso digestivo requiere para su función el uso de agua (por medio de la hidrólisis) previamente asimilada por el organismo, es decir agua que ya se encuentra en el torrente sanguíneo.

Entonces la recomendación es beber agua o zumos de frutas sin azúcar refinada, 10, 20 o 30 minutos antes de las comidas.

Mezclar una porción de proteína y una de algún carbohidrato complejo en una comida



Retomando el tema central del artículo, algunas personas No optan por mezclar una porción de alguna fuente proteica (huevos, carne, pollo, etc.) con alguna porción de algún carbohidrato complejo (arroz, pasta, patata, etc.).

A veces no por el hecho mencionado en el primer párrafo en cuanto a que no serán bien asimilados (aclarando ya que esto está poco fundamentado y por lo mismos no es real), sino por lo relacionado con acumulaciones excesivas de grasa, porque a los carbohidratos siempre se los tilda de "malos", de "engordadores".

Estas realmente son connotaciones que debemos olvidar porque las fuentes de carbohidratos buenos como las mencionadas además de las frutas (que son carbohidratos simples buenos), nos aportan una gran cantidad de nutrientes macro y micro necesarios para mantener una buena salud, así de simple.

Otra cosa es que una persona por factores estéticos y/o por un hecho mórbido necesite reducir su ingesta calórica.

De ahí entonces surgirían los planteamientos nutricionales estrictos pero sin eliminar por completo estas importantes fuentes de glucosa, sino simplemente reduciendo sus porciones, y por supuesto eliminando solamente los carbohidratos simples "malos" (dulces, pasteles, postres, helados, gaseosas, etc.).

En cuanto a promover o ayudar en la ganancia de masa muscular, caso tal de las personas que realizan entrenamientos de alta intensidad (deportivos, con o sin pesas, etc.), consumir en cada comida una buena porción de alguna fuente proteica junto a algún carbohidratos complejo más una ensalada de verduras, es esencial para lograr el anhelado objetivo (aplica para hombres y mujeres).

Si se plantean comidas de esta forma siempre va a ser lo mejor ya que habría un aporte de aminoácidos por parte y parte (porque ya mencioné que las fuentes de carbohidratos también aportan algo de proteínas).

Para así lograr una posterior síntesis de distintas proteínas, es decir el organismo degrada tanto las proteínas de la fuente proteica "por excelencia" (huevos, carne, pollo, etc.) como las proteínas que puede llegar a aportar el arroz, la pasta, entre otras fuentes, hasta convertirlas en su parte más pequeña los aminoácidos y poder ser asimilados.

De ahí entonces nuestro organismo muy sabio empieza a sintetizar las proteínas que él considera necesarias.

A esto agregando el hecho de que una fuente de carbohidrato complejo aporta de glucosa de forma lenta y constante para llenar los almacenes glucogénicos hepáticos y del tejido muscular esquelético, para de esta manera mantener bien alimentados nuestro cerebro y sistema nervioso (que son 100% glucolíticos), y también para evitar así la conversión de aminoácidos a glucosa (cuando se consume una comida solamente aportando fuentes proteicas).

De lo anterior entonces se pueden generar los siguientes interrogantes:

1. ¿Qué pasa si solo consumo proteínas en una comida?



En este caso habría que ingerir una cantidad muy alta de fuentes proteicas tanto para cumplir las necesidades energéticas totales como para lograr obtener una buena cantidad de elementos de construcción o reparación (aminoácidos).

Entonces los problemas serían: una producción excesiva de urea y alta acidificación sanguínea que podría traer algunos problemas leves o moderados en la salud, y también ocurriría un total "desperdicio" (porque usualmente son más costosas).

Porque el cuerpo al no estar recibiendo glucosa de alguna fuente primaria de este sustrato energético y a la vez maronutriente, nuestro organismo tendrá que empezar a convertir algunos aminoácidos en glucosa para ser almacenados en forma de glucógeno tanto en el hígado como el en tejido muscular esquelético.

A esto agregando que el organismo deberá utilizar más recursos (agua, micronutrientes y enzimas) para poder desaminar y transaminar esa cantidad exageradamente alta de aminoácidos de esas o esas fuentes proteicas que ha consumido en esa sola comida.

Y bueno, se preguntarán si ¿las verduras podrían suplir estas necesidades glucogénicas? en caso de optar combinar esta fuente proteica solo con alguna ensalada.

Y la respuesta es que no, ya que aunque las mismas aportan algo de glucosa, no lo hacen en buenas cantidades.

Claro, a menos que consuman cantidades exageradas de verduras en una sola ingesta, lo cual creo poco probable, porque por ejemplo 100 gramos de arroz pueden aportar alrededor de 28 gramos de glucosa, mientras que 100 gramos de lechuga solamente 3 gramos de glucosa (así que es solo cuestión de hacer cuentas).

Fuente proteína carbohidrato complejo

2. ¿Qué pasa si solo consumo carbohidratos complejos en una comida?



De alguna u otra forma es una mejor opción consumir solo carbohidratos en una comida que comer solo proteínas, sin embargo no sería algo completo en términos nutricionales tanto a nivel macro como micro.

Es una mejor opción porque como ya mencioné, además de aportar de forma lenta y constante la tan importante y necesaria glucosa, estas fuentes alimentarias aportan también algunos aminoácidos por parte de las proteínas que pueden llegar a contener, además por de grasas y probablemente algo de colesterol (también muy necesarios en aspectos como la producción hormonal, buen funcionamiento de la bilis, etc.).

Y por supuesto de algunos micronutrientes (vitaminas y minerales), pero no es algo completo porque hacen falta los aminoácidos, vitaminas (como las del complejo B) y minerales (como el zinc, hierro, etc.) que pueden aportar en mayores cantidades fuentes de proteína animal (huevos, pollo, mariscos, etc.) y/o de proteína vegetal (legumbres, quinoa, amaranto, etc.).

Ya para terminar, recuerda entonces que una comida principal debería estar conformada al menos de una buena porción de algún carbohidrato complejo, una mediana de proteína, y cuando sea posible (que sería lo ideal), también añadir una buena ensalada de verduras.

A veces también puede tornarse una buena opción mezclar dos tipos de carbohidratos y dos tipos de proteínas en una misma comida, pero entonces las cantidades de cada porción deberán ser más pequeñas por obvias razones.

O bueno, de hecho esta es una opción para no aburrir al paladar, ya que realmente el comer es una especie de placer sano, del cual no veo por qué alguien debería privarse (bueno, en el caso de los alimentos que sí son muy perjudiciales para la salud, como los fritos, embutidos, lácteos, dulces, entre otros, si que se deberían evitar por completo o al menos reducir considerablemente su consumo).

¿Por qué no gano masa muscular fácil y rápido?


Mira por qué no ganas masa muscular de forma fácil y rápida, aun cuando entrenas duro en el gimnasio, box de crossfit, en un parque o tu propio hogar.

Las razones más comunes de no ganar masa muscular son:


Malas noches de sueño que no te permiten aumentar la producción de hormona de crecimiento de forma natural, y por ende los procesos anabólicos se ralentizan.

Altos niveles de estrés que disminuyen la producción de hormona de crecimiento y aumentan la producción de cortisol, aumentando los niveles de grasa y atrofiando los músculos.

Poca ingesta de proteínas que impiden la reparación y crecimiento de los músculos esqueléticos.

Bajos niveles de grasas y colesterol lo cual afecta de forma negativa la producción de hormonas anabólicas.



No es fácil ganar masa muscular pero tampoco es algo imposible



Aprende aquí cómo entrenar, cómo alimentarte y otros consejos a tener en cuenta para lograr el anhelado objetivo de aumentar tu nivel de masa magra.

Y bueno, tú tal vez te preguntarás ¿Por qué no logras aumentar tu masa muscular de forma fácil como otras personas?

Y bueno, déjame decirte que escucho muy a menudo esta pregunta en los gimnasios y a través de aquellos que acceden a las asesorías personalizadas.

¿Por qué es tan difícil aumentar el tamaño de los músculos


Y aunque parece que la pregunta de ¿por qué es tan complicado ganar masa muscular de forma rápida? tiene respuestas complicadas, realmente en la mayoría de los casos son bastante simples.

Y el ganar masa muscular de forma relativamente fácil puede ser posible si se tienen en cuenta variables como un adecuado entrenamiento, un plan nutricional específico para cada quien según sus datos y medidas, el aplicar buenos hábitos de vida, ser paciente y constante, etc.

Evita los errores que no te permiten ganar masa muscular fácilmente.

No es fácil ganar masa muscular pero tampoco es algo imposible.

Aprende aquí cómo entrenar y qué hábitos corregir ya que el hecho de ganar masa muscular de forma relativamente fácil usualmente se trata de realizar algunas correcciones o cambiar algunos hábitos que no permiten el proceso hipertrófico óptimo de las fibras musculares esqueléticas (bien sea a modo sarcoplasmático y/o miofibrilar). Sin embargo, ésto tratándose de una persona relativamente sana.



El potencial genético es importante a la hora de ganar masa muscular


Ahora, el potencial genético juega un papel muy importante a la hora de lograr un máximo desarrollo muscular dependiendo de ciertos estímulos que puedan ser aplicados sobre el tejido muscular esquelético, porque una persona con una tendencia ectomorfa pronunciada, a pesar que se "mate" una buena cantidad de meses en el gimnasio, nunca logrará los resultados que una persona con una tendencia mesomorfa pronunciada podría obtener.

Esto claro hablando de capacidades máximas tanto en rendimiento como en contextura física por medios naturales (considerando a la alimentación y suplementos como medios naturales, y a los esteroides anabólicos artificiales como No naturales).

Hay que entender también que aunque en muchos libros electrónicos o páginas web se mencione algo relacionado con "vencer" en cierto modo a la genética, es muy poco probable lograrlo (tal vez sea posible en edades tempranas y con los estímulos y alimentación adecuada).

En el libro "culturismo sin tonterías" se habla de este tema muy a fondo, y de cómo el protagonista Vince del Monte logró pasar de ser flaco a físico-culturista.

No sé si realmente lo logró de forma natural o si se hizo inyectar sustancias "prohibidas".

Pero el tema a discusión realmente no es éste sino el hecho de que a pesar que una persona que nunca haya realizado entrenamiento intensos con o sin cargas externas (pesas) pueda verse flaca, esto no quiere decir que tiene una tendencia ectomórfica pronunciada. Puede darse muy seguramente el hecho de que su potencial genético no ha salido a relucir simplemente porque no ha recibido estímulos externos para ello.

Y este es muy probablemente (y me atrevería a decir de hecho que es seguro) el caso del protagonista de este libro.

Él era flaco pero No tenía una tendencia ectomórfica pronunciada, y simplemente lucía así porque no había iniciado en el mundo de las pesas, es decir no había realizado algo que obligara a sus fibras musculares esqueléticas a hipertrofiar alcanzando su máximo potencial genético.

Varios casos he podido observar con muchos alumnos y alumnas que he entrenado, que a pesar de ser flacos y flacas por el simple hecho de nunca haber entrenando de forma intensa (principalmente con pesas), cuando empezaron y con el paso de algunos meses lograron cambios bastante favorables y notorios.



Esto porque tenían un potencial genético "escondido".

De ahí pues que esta parte juega un papel muy importante, y es por ello que a muchas personas puede tomarles mucho más tiempo en lograr cambios apenas visibles, y otras pues simplemente con solo unas cuantas semanas de trabajo duro en el gimnasio u otro lugar donde decidan entrenarse, pueden lograr resultados más notorios tanto en la parte estética somo posiblemente en el rendimiento físico.

No obstante, esto no es para que las personas con una tendencia ectomórfica pronunciada se desmotiven y se rindan, porque es mejor ver algún resultado que ver nada, así el tiempo de trabajo deba ser mayor y los hábitos a cambiar deban ser más y probablemente algo estrictos.

Si te alimentas mal obviamente no aumentarás tu masa muscular por más que te mates en el gimnasio.

Claramente un buen plan nutricional es clave para lograr los procesos hipertróficos de nuestro tejido muscular esquelético.

Usualmente lo recomendado es siempre incluir en cada comida una porción de alguna fuente proteica, una porción de algún carbohidrato complejo como el arroz, pasta, patatas, entre otros (que además aportan grasas y algunas proteínas), y una ensalada de verduras.

Obviamente las cantidades de cada tipo de alimento varían de acuerdo a las necesidades calóricas de cada quien, basando esto en las medidas y objetivos que se quieran lograr.

Pero hay algo muy claro y es que a quienes más les cuesta ganar masa muscular es a aquellas personas con una tendencia ectomórfica pronunciada, y por lo mismo en la gran mayoría de los casos deben aumentar no solo la ingesta proteica sino también la ingesta de carbohidratos complejos.

Y dado el caso de un déficit económico, en estos casos para ellos y ellas es mejor aumentar considerablemente las porciones de buenas fuentes de carbohidratos complejos, y optar por fuentes económicas de proteínas, pero no por ello de mala calidad, como lo sería el huevo y algunas legumbres.

Por esta razón a veces también es recomendado para este tipo de personas los famosos Mass Gainers (si quieres saber más acerca de estos suplementes haz click aquí) para complementar el aporte calórico que requieren durante un día de entrenamiento.



Ganar masa muscular no es fácil a veces pero tampoco es imposible



Si vas a "acariciar" las pesas prepárate para no ver resultados deslumbrantes. Esto aplica tanto para hombres como para mujeres que aun con el objetivo de ganar (ensanchar) su masa muscular, entrenan de una forma que ni siquiera les hace poner caras feas.

Y sí, realmente si tu entrenamiento no te hacer alzar el labio, apretar o gruñir el celo, "rugir", etc., no estás levantando o moviendo pesos retadores que permitan la tan anhelada ganancia de masa muscular (esto claro teniendo en cuenta que deberán ser pesos altos pero que los mismos No comprometan la buena técnica de ejecución de cada ejercicio).

Si siempre estás moviendo pesos de princesa nunca verás resultados bestiales. Entrena como bestia si quieres aumentar tu masa muscular.

Pero claro, entrena con pesos que puedas manejar bien tú solo o tú sola, ya que pedir ayudar es una total estupidez (si no puedes solo o sola bájale un poco) además de ser una verdadera molestia en la gran mayoría de los casos (muchos y muchas se molestan por ser interrumpidos durante su entrenamiento, a pesar que pongan cara amable a la hora de ayudarte).

Y de levantar o mover buenos pesos aplica también para mujeres, mismas que suelen tener miedo de entrenar duro porque piensan que se volverán como un hombre en cuanto a su contextura física, cosa que no pasará a menos que ocurran dos cosas: que se maten demasiado tiempo y varias veces en el día en el gimnasio y que además de eso no se hidraten ni duerman ni se alimenten bien (lo que provocaría posibles descontroles en el ciclo menstrual), o que se inyecten esteroides anabólicos artificiales (testosterona producida en laboratorios).



Entrenar todos los días puede convertirse en un arma de doble filo



Seguramente habrás podido notar o escuchar que muchas personas lo hacen, que entrenan todos los días los músculos de su cuerpo de una forma intensa, y más aun siempre utilizando cargas externas (pesas) retadoras.

Realmente esto puede ser posible pero entonces hay que tener en cuenta muchos otros factores para evitar efectos adversos que impidan el progreso (anabolismo) de nuestro tejido muscular esquelético, y son factores como el hecho de llevar un muy buen plan alimentario (que usualmente debe incluir también varios suplementos como polvos proteicos, glutamina, Bcaa´s, entre otros), buenas horas de sueño y buena calidad del mismo (evitar cosas que puedan alterarlo como ruidos, luz, el estrés, etc.), probablemente buenas técnicas de recuperación muscular (masajes, hidroterapia, entre otras), entre otras cosas.

Los trasnochos constantes, fumar, el consumo excesivo de licor, el consumo de SPA, pueden afectar bastante el hecho de aumentar la masa muscular, simplemente porque el organismo puede sufrir descontroles hormonales y porque muy posiblemente por todos estos hechos combinados, el mismo deba utilizar una mayor cantidad de sustratos energéticos (que también pueden ser llamados "macronutrientes": proteínas, carbohidratos, grasas) y de micronutrientes (vitaminas y minerales).



Practicar de forma constante y en cualquier momento del día (puede ser minutos antes o después de entrenar) relaciones sexuales (que sean relativamente largas y placenteras) puede contribuir tanto a la ganancia de masa muscular y a la "quema" de grasa, pero teniendo también muy en cuenta todos los otros factores mencionados en el artículo.

Porque si la persona tiene este tipo de relaciones pero no se alimenta bien ni se suplementa bien, si no duerme bien, si entrena a lo loco, pues no verá resultados positivos (a menos que goce con una genética prodigiosamente bestial).

Claro a todo lo anterior habría que sumar el hecho de posibles bajones en los niveles de hormonas anabólicas como lo es el caso de la hormona testosterona o la HGH (Human Growth Hormone) entre otras, por causas patológicas o ambientales (el estrés por ejemplo), que no permiten precisamente que el tejido muscular esquelético hipertrofie como debiera de acuerdo a los estímulos recibidos por medio de trabajos intensos con o sin pesas.

¿El limón me ayuda a bajar de peso, adelgazar o quemar grasa?

Consumir limón adelgaza quema grasa mujer

¿Consumir limón directamente o tomar agua con limón me ayuda a adelgazar, bajar de peso o "quemar" grasa?

Echar limón a las comidas no hace que la grasa se elimine. Comer limón o tomar agua con limón no te ayudará a adelgazar, no te ayudará a quemar más grasa de la que tu cuerpo crea necesario quemar por actividad física realizada. El limón no ayuda a bajar de peso en grasa corporal.

Algunos dicen que el limón si ayuda a adelgazar porque corta la grasa de los alimentos, pero esto lo dicen simplemente porque el limón es acuoso y en contacto con la grasa de los alimentos pues simplemente se separan, entonces se ve como si el limón cortara la grasa (lo cual de algún modo puede puede verse como tal), pero no es que el agua del limón y sus componentes estén eliminando la grasa de los alimentos.

Tampoco eliminará la grasa ya acumulada en el tejido adiposo



No existe alimento alguno (ni tampoco un suplemento) que tenga la acción mágica de ordenar al organismo a que deba quemar más grasa (y por ende adelgazar o bajar de peso en grasa corporal) de la que éste crea conveniente quemar de acuerdo a cada actividad realizada.

O sea, no es como si el limón (el agua y sus componentes) fuera un catalizador de la lipólisis. Tampoco existe un compuesto químico (alimento o suplemento) que elimine la grasa en el acto (ni la que aportan los mismos alimentos ni la que ya está acumulada en el tejido adiposo).

Es muy común escuchar por parte de algunas personas cosas como: "échale limón a la comida para que corte la grasa".

Aunque uno pueda observa cierta reacción química cuando se le agrega limón a un alimento que tenga algo de grasa (como por ejemplo a un trozo de carne de res), algo como si se separaran el agüita del limón de la grasita de la carne, esto no indica que el limón esté acabando con esa grasa y por ende haga algo como eliminarla.

Aun así, la dieta del limón es buena para la salud.

Simplemente lo que se observa es una mezcla heterogénea, es decir una mezcla entre un compuesto acuoso y uno grasoso, y por obvias razones "al juntarse pues no se juntan" (valga la redundancia) y se nota como si estuvieran separados por obvias razones.

Al consumir limón junto con las comidas o minutos después tampoco estamos ayudando en sí a disminuir la grasa ya acumulada o como muchos dicen: "bajar de peso", porque el organismo elimina las grasas solo a través de procesos energéticos que requieran del uso de los ácidos grasos (componente de las grasas de reserva o triglicéridos), como es el caso de los ejercicios físicos de tipo aeróbico.

Consumir limón no hará que la grasa ya acumulada o la ingerida junto con los alimentos despareciera (caso de la ya acumulada en el tejido adiposo y visceral) o siguiera toda derecho completamente (caso de la consumida en el momento), hasta ser eliminada a través de las heces.

Antes de continuar quiero aclarar el error que muchas personas cometen al decir que quieren "bajar de peso", ya que generalizan el numerito que les puede arrojar una simple balanza y piensan que cuando éste sube o baja se debe únicamente a la grasa corporal que puedan tener (esto aclarando por supuesto lo que siempre menciono en cuanto a que el peso es una fuerza y lo que mide la balanza es la masa corporal total).

Ya algo muy diferente es hacerse valorar en una báscula TANITA misma que arroja valores de masa corporal magra, adiposa, visceral, posiblemente densidad ósea y nivel de hidratación, todo esto en conjunto conformando la masa corporal total o lo que muchos y muchas conocen erróneamente como peso corporal.

el limón no adelgaza ni ayuda a quemar grasa



Entonces, hay que primero saber que no se dice peso (ya que éste es una fuerza que es igual a la masa por la aceleración, que en este caso viene a ser la gravedad), y segundo que no hay que globalizar y decir que se quiere reducir o bajar de peso, sino mejor decir: "quiero reducir mi porcentaje de grasa corporal, ¿consumir limón me ayudará a cumplir este objetivo?".

Aclarado lo anterior prosigo.

Ningún alimento tiene la capacidad de hacer que una persona merme su masa corporal (a excepción probablemente del ácido ursólico que se encuentra en las manzanas mismo que puede ayudar a eliminar la masa corporal adiposa), sea en lo que sea (tejido adiposo, tejido muscular esquelético, densidad ósea, etc.).

El limón tiene un efecto alcalinizante para evitar acidificaciones excesivas en el organismoe (por consumos altos de proteínas, por ejercicios intensos que puedan generar grandes cantidades de ácido láctico, productos de desecho, etc.), y aporta una gran cantidad de vitamina C misma vitamina que además de tener un efecto antioxidante, tiene un efecto que permite reparar distintos tejidos.

Por esta razón yo siempre recomiendo en las dietas que planteo, el consumo constante de limón a lo largo del día (2 o 3) bien sea solos o exprimidos en medio vaso agua, consumiéndolo 10-30 minutos antes de las comidas.

Esto además para tener el cuerpo bien hidratado para afrontar el proceso digestivo de la mejor manera, ya que el mismo requiere de agua previamente asimilada, y si el plasma sanguíneo está libre de toxinas, la digestión será óptima.

Pero ojo: no recomiendo beber limón ni agua con limón ni otras bebidas ni junto con las comidas ni justo después de consumirlas, porque las mismas podrían afectar el pH gástrico y composición de enzimas digestivas, incluyendo las que hay en la saliva.

Hay que recordar que el proceso digestivo (por lo menos el de los carbohidratos) comienza en la boca por acción de la saliva (por la enzima que contiene: la amilasa).

Así que la acción de "remojar" debería ser siempre exclusiva de la misma.

Pero si a alguien se le dificulta mucho dejar este hábito, por lo menos tratar de No consumir grandes cantidades de bebidas ni junto con los alimentos ni justo después de haberlos consumido.

Además, un zumo de frutas aunque sea sin azúcar puede aportar algo de fructosa, misma que se convierte en glucosa para poder ser absorbida, y este aporte más el de la glucosa simple y compleja de los alimentos que pudieron ser consumidos en esa comida, pueden ser un exceso que terminará por generar acumulaciones excesivas de grasa (en mayor o menor medida según cada persona).

Algunas personas culpan al limón de buena o mala forma por la pérdida de masa corporal en general.

Sin embargo hay que entender que si tú perdiste masa corporal en general, y más en tu tejido muscular esquelético, se puede deber a muchos factores como a la inactividad (falta de entrenamiento), estrés, mala nutrición, pocas horas de sueño, y muchos otros factores pero No al consumo de limón.

Cuando una persona deja de entrenar por varios días (más de 3) sucede algo que yo denomino como "atrofia muscular temporal", es decir un adelgazamiento normal por falta de inactividad, mala nutrición, niveles de estrés altos, etc. (Y no por el consumo de limón), simplemente porque tu cuerpo no está viendo la necesidad de mantener lo ganado precisamente porque no está siendo constantemente estimulado, o bien porque tienes una mala nutrición, porque tus niveles de estrés son muy altos, etc.

Además, si una persona sufriera una lesión, el cuerpo prende más la alarma de ahorrar energía y gastar todo solo en lo estrictamente necesario, en este caso por supuesto mantener a la persona con vida y recuperar la lesión lo más pronto y de la manera más óptima posible.

De ahí que el consumo de limón sigue siendo recomendado, y No se lo debe culpar por la pérdida de masa corporal muscular.

El limón no arrasa con la grasa (como erróneamente algunas personas creen) y mucho menos con el glucógeno ni los aminoácidos.

Esto lo menciono porque algunas personas que notan pérdidas de masa muscular cuando consumen mucho limón, creen que el mismo elimina todos los macronutrientes de nuestro organismo, cosa que claramente no sucede.

Consumir limón adelgazar quemar grasa hombre

El limón de hecho es muy recomendado (siempre en las dietas que planteo lo recomiendo), consumiéndolo solo o en agua, por lo que aporta para ayudar a recuperar y reparar en menor tiempo los distintos tejidos de nuestro organismo.

Siempre recomiendo beber medio vaso de agua con limón (sin azúcar refinada) 10-30 minutos antes de las comidas.

Esto tanto como para hidratar al organismo y evitar así que la persona sienta sed para beber, como para "prepararlo" de algún modo para llevar a cabo un proceso digestivo de forma eficiente.

Si el limón acabara con el glucógeno, grasas, aminoácidos, yo sería una persona raquítica, ya que al día consumo tres o 4 vasos de agua con limón exprimido (o sea que consumo de 3 a 4 limones diarios).

Entonces par finalizar este artículo, repito, el limón no ayuda a bajar de peso, adelgazar o "quemar" grasa.

La pérdida de grasa o lo que se conoce coloquialmente como "quemar" grasa, se da gracias a los procesos mecánicos que requieren un gasto energético por parte de los ácidos grasos, principalmente cuando se trate de procesos aeróbicos, en mayor o menor intensidad, como trotar, nadar, montar bici, bailar, siempre y cuando las pulsaciones por minuto se mantengan en un umbral aeróbico (ppm iguales o menores al 75% de la frecuencia cardíaca máxima de cada quien) o mixto (aeróbico/anaeróbico).

Y aun dormir, ver tv, leer, estudiar, etc., se pueden considerar como ejercicios aeróbicos aunque por supuesto de mucha menor intensidad y por lo mismo de menor gasto energético por unidad de tiempo por parte de los ácidos grasos (como ya mencioné, componente de los trglicéridos o también llamados: "grasas de reserva").

¿Una hamburguesa de carne de res es nutritiva y buena para la salud?

¿Qué tan nutritiva es una hamburguesa de res?

¿Qué tan nutritiva es una hamburguesa de carne de res?

Una hamburguesa de carne de res es nutritiva porque aporta carne (proteína), pan (carbohidrato complejo) y verduras (lechuga, tomate, cebolla), lo cual es la composición común y recomendada para comida de una persona omnívora.

Ahora bien, ya otra cosa es que la carne que tenga esta hamburguesa no sea de la mejor calidad, y que a esta hamburguesa se le agreguen salsas a lo loco y tocino, con lo cual el aporte de grasas saturadas y trans aumentaría, haciendo a esta hamburguesa brutalmente nutritiva pero al mismo tiempo perjudicial para la salud.



Si eres una personas vegetariana no deberías alterarte por esta información acerca de lo nutritivo de una hamburguesa de res


Los vegetarianos posiblemente me odiarán por este artículo, pero en este sitio web trato de abarcar temas para todo tipo de personas, así que los que son omnívoros 8por supuesto carnívoros) querrán saber cuán nutritivas y recomendadas para la salud son las hamburguesas de carne de res.

Porque en muchos casos se considera a todos los tipos de comidas rápidas (fast food) como comidas "chatarra" porque su valor nutricional es muy bajo y porque no aportan más que grasa y azúcares simples "malos" a nuestro organismo, además de por lo mismo traer ciertas complicaciones relacionadas con el desarrollo o empeoramiento de alguna enfermedad de tipo No transmisible como la diabetes, obesidad, hipertensión, entre otras.

Así pues que existe una gran diferencia entre una comida rápida y una comida o alimento chatarra a pesar que muchos y muchas los puedan interpretar con un mismo significado.

O sea una hamburguesa es una comida rápida pero no una comida chatarra, aunque una hamburguesa puede llevar algún tipo de comida chatarra como es el caso de los embutidos que no aportan más que proteína de muy difícil digestión y grasas saturadas.

O la otra cuestión es que a veces los alimentos que yo considero "chatarra" no son 100% "chatarra" (aunque un gran porcentaje de su composición sí lo sea) y a veces se pueden ver mezclados junto con las comidas rápidas, caso concreto serían los famosos, y en muy gran porcentaje dañinos, "embutidos".

Ya mencionados en el párrafo anterior, con lo cual se "tiran" a las comidas rápida ricas y nutritivas como es el caso de la hamburguesa (una hamburguesa sin tocino, sin embutidos, sin salsas y sin queso sería lo ideal).



Una hamburguesa es comida rápida y No una comida chatarra


Hamburguesa valor nutricional salud


Bueno, antes de analizar la parte nutricional con más detalle relacionando también el aporte de micronutrientes (vitaminas y minerales), voy a mencionar lo que a muchos y muchas les genera cierta duda, que vendría a ser lo relacionado con el consumo de una hamburguesa de res y el hecho de engordar (aumentar la grasa corporal) por este hecho.

Entonces, como siempre escribo en la gran mayoría de mis artículos, lo importante para evitar grandes acumulaciones de grasa corporal en nuestro organismo es tratar de evitar los excesos de alimentos consumidos por unidad de tiempo.

Así pues los alimentos más saludables como las frutas, verduras, fuentes de proteínas vegetal y algunas animales, si son consumidas en exceso de una sola (casi a reventar) también pueden ocasionarnos ciertas acumulaciones de grasa corporal (en mayor o menor medida según cada persona y las cantidades consumidas de estos alimentos).

Entonces, una hamburguesa de carne res puede convertirse tan "acumuladora" de grasa como una persona lo quiera si excede su consumo, y si además le agrega las mil salsas y la acompaña con una porción de patatas fritas y medio litro de una bebida gaseosa.

También debo mencionar que este artículo va dirigido para personas relativamente sanas, personas que no tienen problemas renales y que por ello no presenten algún problema relacionado con la digestión y síntesis de proteínas animales (carne de res), personas que no tengan problemas con los lácteos (queso) en cuanto a la lactosa, la misma asimilación de proteínas de origen animal y el hecho relacionado con la diabetes (porque la lactosa es una azúcar simple de tipo disacárido).

Personas que No tengan problemas arteriales y cardio-vasculares debido al aporte de grasas saturadas tanto de la carne de res como del bacon (tocino), y por supuesto personas que no tenga intolerancia al gluten (sea de manera celiaca o no celiaca), porque el pan blanco en la gran mayoría en que preparan hamburguesas de res está fabricado a base de harina de trigo.

Y es muy difícil encontrar un sitio que prepare hamburguesas de res con pan a base de otro tipo harina (de arroz, quinoa, coco, etc.).



Analizando la hamburguesa de carne de res por partes para descubrir toda su parte nutritiva:



1. Carne de res (que sea magra molida y No procesada):

La carne de res además de aportarnos una gran cantidad de proteínas de alto valor biológico (mismas que son degradadas hasta aminoácidos para poder ser asimiladas y así luego nuestro organismo decidir con qué otros aminoácidos de otros alimentos combinarlos para formar otras nuevas proteínas) también nos aporta importantes minerales como:

El calcio (bueno para reforzar el tejido óseo, para ayudar en las contracciones musculares incluidas las del miocardio, etc.).

Zinc (para reforzar el sistema inmune).

Hierro (para producir mioglobina y hemoglobina para el transporte de oxígeno).

y Magnesio (interviene en el buen funcionamiento de los músculos y nervios, ayuda a reforzar el sistema inmune, entre muchas otras funciones).

Y también aporta algunas vitaminas como:

La vitamina A (contribuye a la formación de tejidos blandos, el tejido óseo, los dientes, favorece para tener una buena visión, etc.).

Vitamina D (ayuda a absorber el calcio).

Vitaminas del complejo B como la B12 y B6 (intervienen en el metabolismo de las proteínas, ayudan a producir glóbulos rojos y anticuerpos, entre otras funciones).

Y algo de vitamina K (ayuda a sintetizar la proteína C, un importante anticoagulante natural de nuestro organismo).

La carne de res de la hamburguesa también aporta colesterol que en cantidades moderadas es bueno para nuestra salud


Por supuesto también nos aporta algo de grasas tanto saturadas como insaturadas y colesterol, mismo que no es malo si se evita el exceso del mismo, ya que el colesterol es un esteroide que el cuerpo requiere para la formación natural de hormonas con carácter anabólico (de síntesis y crecimiento) como la hormona de crecimiento, la testosterona, entre otras, además de ayudar en la formación de bilis, entre otras funciones.

Así pues podemos concluir que la carne de res no es mala.

Que usualmente muchos no la consumen por los problemas de salud relacionados que puedan tener (problemas renales, hepáticos, enfermedades no transmisibles) o por el miedo a desarrollarlos por su consumo o por una simple cuestión filosófica o cultural.

Pero analizándolo desde la parte nutricional, siempre y cuando no se abuse del consumo de esta carne de origen animal, y siempre y cuando la misma sea de buena calidad y preferiblemente preparada asada en horno o parrilla, no tiene grandes complicaciones para la salud y de hecho su aporte nutricional puede ayudar a mantener un buen estado de salud.

Esto por supuesto teniendo buenos hábitos de vida tanto alimentarios como generales, como lo es el hecho de incluir la práctica de ejercicio físico de manera constante, evitar el consumo excesivo de licor, evitar el cigarrillo, etc.



2. Pan de harina de trigo (evitarlo solo en caso de intolerancia al gluten):

Nos aporta glucosa compleja (excelente para evitar la diabetes, para llenar de forma más lenta y constante los almacenes glucogénicos hepáticos y musculares, y así tener con qué alimentar nuestro cerebro, sistema nervioso, y tener en buenas cantidades el sustrato energético por excelencia para entrenamientos intensos, el glucógeno), ácido fólico (si la harina fue fortificada aportará buenas cantidades de este ácido, muy necesario para la reparación y crecimiento de tejidos.

De ahí que es tan importante para las mujeres en esta de embarazo), magnesio (ayuda a reforzar sistema inmune, a mantener el buen funcionamiento de nuestros tejido musculares y nervioso), hierro (producción de hemoglobina y mioglobina), calcio (fortalecimiento de huesos, ayuda a las contracciones musculares), vitamina A (formación de tejidos blandos, tejido óseo, dientes, fortalece la visión), potasio (producir proteínas, controlar la actividad eléctrica del corazón, controlar las contracciones musculares, desarrollar músculos, etc.) y posiblemente algo de zinc (fortalecimiento del sistema inmune).

El pan también nos puede aportar algo de proteínas aunque en una cantidad muy baja, y por supuesto algo de grasas.

También nos aporta sodio, mismo mineral que es necesario también para las contracciones musculares y que se debe mantener en equilibrio junto con el potasio para este fin.

También nos aporta algo de glucosa simple. Entonces el pan en sí es un alimento nutritivo y lo que se debe evitar es el consumo excesivo de pan bien sea blanco o integral.



3. Queso:

El queso nos aporta proteínas de alto valor biológico, calcio, vitamina D, vitamina A, calcio, magnesio, glucosa simple y compleja.

Usualmente yo no recomiendo mucho el consumo de lácteos por todos los problemas a la salud que podrían traer a mediano o largo plazo.

Hamburguesa nutrición masa muscular

Sin embargo considero que una persona podría incluir el consumo de los mismos en la dieta, de una forma moderada si tiene un sistema digestivo "brutal".

Por supuesto quienes no puedan tolerar la lactosa, tengan problemas de sobrepeso graso e intolerancia a algunas proteínas de la leche, deben evitarlos.

4. Bacon (tocino):

Nos aporta grasas saturadas y posiblemente grasas trans (mismas saturadas pero más hidrogenadas, o sea más sólidas), algo de hierro, vitamina A y D, vitamina B6, calcio y magnesio, algo de proteínas pero que usualmente son de difícil digestión.

Teniendo en cuenta que la carne de res aporta lo mismo y quizá un poco más, lo recomendado sería evitar el bacon en una hamburguesa de carne de res, o por lo menos reducir su porción.



5. Lechuga:

Nos aporta vitamina A, buenas cantidades de vitamina K, vitamina C, algo de hierro y magnesio, un poco de vitamina B6 y buenas cantidades de calcio.

También nos aporta sodio y potasio que como ya escribí son minerales muy importantes (al igual que el calcio) para el equilibrio en las contracciones musculares incluidas las del miocardio.

Nos aporta también muy pequeñas cantidades de proteína, algo de glucosa no digerible (fibra) y glucosa simple y una muy pequeña cantidad casi insignificante de grasas insaturadas.

6. Tomate: nos aporta buenas cantidades de vitamina A y C, cantidades decentes de magnesio y calcio y relativamente bajas de hierro y vitamina B6.

Nos aporta algo de fibra y azúcares simples (glucosa simple), además de buenas cantidades de potasio, muy bajas de sodio y casi nulas de grasas insaturadas.

7. Cebolla:

Nos aporta buenas cantidades de calcio y magnesio, cantidades decentes de vitamina A y C y relativamente bajas de zinc, hierro y vitamina B6.

La cebolla es considerada por muchos como un antiobiótico natural ya que tiene propiedades emolientes, antioxidantes y diuréticas.

Funciona de manera perfecta para aliviar enfermedades o molestias como el resfriado común, catarros, ronquera, flatulencias, estreñimiento, entre muchas otras.

Promueve la circulación sanguínea. En los hombres es excelente para promover buenas erecciones.

En ambos sexos ayuda a aumentar la líbido, al igual que el ajo.

Sin embargo, éste y otros vegetales (sean hortalizas o verduras) deben ser consumidos siempre crudos ya que su valor nutricional se pierde considerablemente con la cocción.



8. Salsas:

Solo aportan sacarosa (glucosa + fructosa), grasas saturadas y posiblemente algunas trans, cantidades altas de sodio además de químicos para darle color sabor y textura.

Lo ideal sería no consumirlas o por lo menos evitar agregar un exceso de las mismas a la relativamente nutritiva hamburguesa de carne de res.

Hamburguesa masa muscular nutrición atletas

EN CONCLUSIÓN: realmente las partes que componen a una hamburguesa de carne de res tienen altas propiedades nutritivas tanto a nivel macro (proteínas, carbohidratos y grasas) como micro (vitaminas y minerales).

Lo que se debe tener en cuenta es evitar el consumo excesivo de estos alimentos, evitar acompañar una hamburguesa de carne de res junto con patatas fritas, gaseosas y excesos de salsas si se quieren evitar problemas relacionados con acumulaciones excesivas de grasa y por ende los relacionados con la aparición o empeoramiento de enfermedades no transmisibles (hipertensión, obesidad, diabetes, etc.).

También tener en cuenta evitar comprarlas en sitios poco higiénicos, de dudosa reputación que puedan tener vegetales mal lavados, carne en mal estado, etc.

OJO: aunque es bastante difícil lograr dar con un buen sitio para conseguir una hamburguesa de buena calidad, es estrictamente necesario que la carne de res de la misma No sea procesada (para evitar todos los problemas de salud arraigados como el cáncer, ya que recientemente la OMS ha declarado este tipo de carnes procesadas como "probablemente" cancerígenas), es decir que sea carne de res magra molida.

Para terminar: quiero decir que este artículo decidí crearlo porque el día de ayer vi un capítulo de la primera temporada de la serie House (de la que se puede aprender mucho en temas de salud), en donde una paciente tenía problemas de coagulación sanguínea precisamente por falta de vitamina K en la dieta dado a que solo se alimentaba de hamburguesas de carne de res.

El problema es que esta hamburguesa era solo pan, carne de res, salsas y queso, es decir carecía de los vegetales que usualmente deberían llevar.

Esto claro además que esta paciente no incluía otros vegetales y frutas en la dieta.

O sea, ya mencioné que la carne de res aporta cantidades de vitamina K pero realmente son muy pequeñas, de ahí lo importante de incluir verduras (principalmente las de hoja verde) en buenas cantidades en un plan nutricional o dieta.