¿Vivir en pareja es bueno o malo para la salud?

Pareja viviendo salud

Vivir en pareja puede ser bueno para la salud, pero otras veces vivir en pareja puede resultar perjudicial para la salud y la misma relación en todos los aspectos.

Ya que puede afectar mucho la parte emocional lo que puede derivar en altos niveles de estrés, con lo cual se puede desarrollar muchas molestias sobre todo a nivel del sistema digestivo, a nivel del cerebro, etc., con lo cual el estado de ánimo, la autoestima, el bienestar general de una persona o de ambas personas que constituyen la pareja puede caer considerablemente.

Las enfermedades o cuadros patológicos No transmisibles pueden no afectar y a la vez disminuir su intensidad (posiblemente hasta desaparecer) si se tiene una vida de pareja en armonía.

Es decir que una vida de pareja con constantes peleas y por ende el estrés que esto ocasiona, puede predisponer a alguno o a las dos personas a sufrir enfermedades como hipertensión, obesidad, diabetes, ansiedad, problemas cardiovasculares, etc.

Solo es bueno vivir en pareja cuando la relación es sana


Vivir en pareja para muchos puede ser como algo en pro de lo longevo, ya que la buena secreción hormonal que se puede presentar y los buenos hábitos de vida inducidos del uno al otro pueden lograr este objetivo, y por supuesto una felicidad casi que constante.

Esto es comprobado gracias a recientes estudios que afirman que las personas con pareja estable gozan de mejor salud que las personas solteras y que los beneficios son mayores si llevan más tiempo juntas.

Una vida en pareja cuando la relación es estable y hay amor mutuo es buena para la salud.


Lo que se ha encontrado es que enfermedades no transmisibles como la diabetes, hipertensión, obesidad, y otras como los problemas de colon, los problemas cardiovasculares, Alzheimer, cefaleas, etc, atacan poco o nada a las personas que tienen una vida en pareja estable, armoniosa, sin aburrimientos, sin estrés, y por lo mismo tienden a vivir más años.

Esto claro acompañado de los buenos hábitos de vida saludable como practicar ejercicio de manera constante, una alimentación sana y balanceada, etc.

Investigaciones de la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido, por citar apenas un caso, observaron que las parejas casadas que no tenían problemas de algún tipo, o por lo menos no problemas graves, tenían una tasa de mortalidad entre un 10 y 15% más baja que el resto de la población.

Podría decirse que cuando se vive en pareja resulta más fácil practicar ejercicio de manera constante, dejar malos hábitos como el cigarrillo y el consumo de licor y posibles sustancias psicoactivas, lo que favorece a mejorar la salud, la calidad de vida, la estética y la autoestima, constatado esto con un estudio publicado en Journal of American Medical Asociation.

Como si fuera poco, en un estudio realizado en 2008 con 3,8 millones de personas con cáncer, el 58% de los pacientes que estaban casados sobrevivieron diez años más después del diagnóstico, mientras que el 52% que eran solteros, divorciados o abandonados por sus parejas no tuvieron la misma fortuna.

La vida en pareja y los efectos sobre la salud



Desde el punto de vista neurológico lo anterior tiene su fundamento.

“En la fisiología del afecto se liberan una serie de neurotransmisores como la dopamina u hormona del placer y la motivación, así como de oxitocina, conocida como la sustancia química del abrazo, que estimulan positivamente el sistema inmunológico o inmune, previniendo las enfermedades”.

Sin embargo, en la lucha contra el cáncer, se deben acatar los buenos hábitos de vida como llevar siempre una alimentación libre de azúcares y comidas procesadas (además de evitar proteínas de origen animal).

Y la práctica de ejercicio aeróbico de forma constante para mantener el organismo oxigenado, además de consumir agua para favorecer el transporte de nutrientes y oxígeno a las distintas células del organismo y volver eficiente el proceso digestivo (consumir agua 20-30 minutos antes de las comidas).

Además, tal como lo anotan algunos psicólogos, los seres humanos necesitamos de atención, afecto y relaciones sexuales, y si esas necesidades están satisfechas, el sistema inmunológico funciona bien, disminuye la posibilidad que las defensas se bajen y la persona se vuelve más resistente contra las enfermedades Lo más sorprendente es que los hombres son los más beneficiados.

La explicación a esta tendencia radica, al parecer, en que después de dar el sí en el altar por lo general pasan a alimentarse más sanamente, a ingerir menos licor y a mejorar su estilo de vida. Claro, esto tiene que ver mucho con el tiempo en que se mantienen estos buenos hábitos.

Por otro lado, tanto en el género masculino como en el femenino también se han reportado ventajas de compartir en pareja.

Al parecer viven con menos estrés y depresión, porque dividen y comparten sus preocupaciones económicas, laborales y familiares.

Así lo confirman ciertos especialistas en medicina quienes comentan que “cuando se tiene pareja además de que se da la posibilidad de construir un proyecto de vida, se crea una red de apoyo o un sistema de soporte, en el que las cargas emocionales y económicas se distribuyen entre dos brindando más tranquilidad”.

Esto sin contar la satisfacción que brinda tener hijos y nietos.

Algunos trabajos también han demostrado el efecto protector que tiene vivir en pareja, por el hecho que ayuda a la integración en la comunidad y reduce el aislamiento.

Un estudio del instituto Karolinska en Estocolmo, Suecia, asegura que vivir en pareja reduce en un 50% el riesgo de padecer demencia al envejecer.

Además, concluyó que el riesgo de sufrir esta enfermedad es mayor en aquellos que se separan o enviudan en torno a los 50 años, tras una relación muy larga.

En consonancia con lo anterior, científicos de la Universidad de Valencia pudieron establecer que las personas que viven solas tienen peor salud y más riesgo de depresión y ansiedad.

Sin embargo, cabe aclarar que también juega el hecho de que una persona soltera se ve más afectada cuando tiene pocos o ningún amigo para compartir, y si no tiene familiares que visitar para compartir y recibir algo de afecto.

Porque bien una persona soltera puede gozar de una excelente salud si tiene muchos amigos, familiares y además adopta buenos hábitos de vida saludable.

Además, vivir soltero no es sinónimo de vivir sin sexo, por lo cual los beneficios de este acto también se pueden adquirir aun viviendo en soledad.

Los resultados de este estudio, realizado con personas entre 25 y 64 años, que fueron publicados en la Revista Española de Investigaciones Sociológicas, son claros en que las mujeres sufren los peores efectos del divorcio en su salud: tienen más probabilidades de sufrir ansiedad y depresión crónicas.

Pero lo que especialistas aclaran que tampoco se trata simplemente de un estado civil que se considere ideal para la salud, sino de una pareja con unas características que permitan convivir en completa armonía.

Vida en pareja beneficios salud

Esto quiere decir que sea una relación madura con unos cimientos firmes, basada en el compromiso, la lealtad, el amor, la confianza y la tolerancia, en la que la persona pueda sentir que tiene a alguien con quien contar, que fortalece su autoestima y le ayuda a crecer en distintos aspectos.

Vivir en pareja es ideal siempre y cuando sea una relación en que las diferencias se puedan negociar y que no genere conflictos ni emociones negativas como la ira y la depresión.

Lo que es muy diferente a si es una relación asfixiante, egoísta, enfermiza, en la que predomina la lucha de poderes y que resulta traumática porque genera desasosiego e inseguridad. De hecho, en esta situación la salud necesariamente se resiente.

Una relación de pareja disfuncional que hace parte de lo que se conoce como patología del amor, afecta especialmente la salud mental, generando estados de depresión, ansiedad y estrés crónico, lo que puede derivar en otro tipo de enfermedades como síndrome metabólico, hipertensión, insomnio, etc.

¿Es bueno eliminar las harinas de la dieta?

Harinas alimentos engordar nutrición dieta

¿Debo eliminar todo tipo de harinas de mi dieta para bajar de peso, adelgazar y mejorar mi salud?

Algunas harinas podrían eliminarse de la dieta, pero no todas las harinas son malas.

Algunas harinas se pueden eliminar para mejorar la salud, para evitar acumulaciones excesivas de grasa corporal, pero como ya escribí: no todas las harinas (alimentos fabricados a base de ellas) son malas, hay distintos tipos de harinas, y de hecho algunos alimentos fabricados a base de harina de trigo, harina de arroz, harina de quino, entre otros tipos de harina, son muy buenos para la salud e igualmente para términos estéticos de ayudar a ganar masa muscular para quienes entrenan, gracias a su buen aporte de nutrientes macro y micro.

¿Qué tipo de harinas son las que deberías plantear quitar de tu dieta diaria?


Aun explicado lo anterior, siempre suelen surgir las siguientes preguntas: ¿Debería eliminar las harinas de mi dieta?

Y si lo hago, ¿qué consecuencias buenas y malas trae tanto para mi salud como para mi apariencia física? O en otras palabras, ¿eliminando por completo las harinas de mi dieta lograré perder peso o adelgazar sin poner en riesgo mi salud?

Bueno, para responder a todas estas preguntas, primero es oportuno o prudente aclarar qué significa el término "harina", ya que muchas personas lo relacionan solamente con los productos de panadería, y otras personas también cometen el grave error de referirse al arroz, las patatas, etc., como harina.

O en otras palabras, a veces se piensa que todos los tipos de carbohidratos son malos porque se los relaciona únicamente con las harinas, haciendo referencia a que la gran mayoría de personas (por culpa de nutricionistas con pocos conocimientos) sienten miedo ante los alimentos a base de harina.

Y a veces piensan que éstos son los únicos tipos de carbohidratos que existen, y la gran mayoría de ocasiones, como ya mencioné, solo relacionan el término "harina" con los productos de panadería como el pan blanco, pasteles, croissants, etc.

Entonces, antes de responder las preguntas planteadas al principio del artículo, primero debo mencionar para que lo tengan muy claro que "harina" es la denominación que se le da al polvo (casi siempre de color blanco o beige.

Pero que también lo hay amarillo, café) que resulta de la molienda de cereales (trigo, maíz, cebada, quinoa, etc), semillas, tubérculos (patatas, ñame, etc.), legumbres (soja, lentejas, garbanzos, etc.) y otras materias sólidas.

Ahora, con lo anterior quiero primero dar a entender que lo piensen muy bien antes de eliminar todo tipo de harinas de la dieta, ya que éstas no solamente aportan buenas cantidades de carbohidratos, algo de proteínas y grasas, sino también micronutrientes importantes como el ácido fólico (más cuando se trate de harina fortificada con esta vitamina), otras vitaminas del complejo B y minerales como el hierro, calcio, entre otros.

Ahora, si una persona quiere reducir su peso, o bueno reducir su masa corporal en grasa (ya que el peso es una fuerza que es igual a la masa por la aceleración, que en este caso vendría siendo la gravedad) bien sea por factores estéticos y/o de salud, deberá reducir el consumo de todo tipo de carbohidratos, especialmente los simples "malos" como las golosinas, postres, pasteles, helados, etc., algunos trayendo dentro de su composición harina de trigo.

Las harinas en la dieta. ¿Debo eliminarlas?



Entonces no se trata de tenerle miedo a las harinas en general, porque por ejemplo un pan de buena calidad, más si es integral está hecho de harina de trigo, y aporta una cantidad decente y necesaria de carbohidratos, algo de proteínas y grasas igualmente necesarias, además de micronutrientes (calcio, hierro, sodio, etc.), todos necesarios para mantener un buen estado de salud y poder suplir las necesidades energéticas del día.

Que unas personas deberán reducir más el consumo de estos productos que otras personas es cierto, todos somos diferentes, todos requerimos distintas cantidades de energía y las alergias o complicaciones a ciertos alimentos no son las mismas para todos y todas.

Y si bien los productos más comunes son los que están compuestos de harina de trigo, las únicas personas que deberían eliminarlos por completo de la dieta aquellas diagnosticadas con enfermedad celiaca o intolerancia al gluten no celiaca.

Y las personas que aun no padezcan este tipo de enfermedades pero que tengan una pre-disposición genética porque algún familiar de primer grado de consanguinidad las padece, puede reducir considerablemente el consumo de productos a base de harina de trigo y/o cebada, con el fin de prevenir el desenlace de la enfermedad.

Pero ante esto, debería optar entonces si o sí, para mantener un buen estado de salud, reemplazar estos productos con panes a base de otro tipo de harinas como la de arroz, maíz, quinoa, etc., que aportan cantidades decentes y necesarias de carbohidratos, y relativamente altas en proteínas sobretodo cuando se trata de la quinoa y el amaranto.

Y por supuesto, asesorarse antes de un médico especialista en el tema.

Eliminar el pan blanco de la dieta es una buena opción, siempre y cuando sepamos que ese pan blanco que consumimos contiene muchos químicos, lo que usualmente es algo inevitable ya que éstos se encargan de darle su color y apariencia tan atractiva.

Porque eliminar del todo el pan blanco de la dieta y todo tipo de productos a base de harina de trigo, no teniendo celiaquía, podría ser perjudicial para la salud principalmente por la escasez de micronutrientes que se podría presentar, más aun cuando ya se tenía por mucho tiempo la costumbre de consumir diariamente este tipo de productos, que como expliqué aportan varias vitaminas del complejo B entre otras, además de los macronutrientes (carbohidratos, proteínas, grasas), y más aun cuando la persona no sepa armar correctamente un plan alimentario.

Todo tiene que estar en equilibrio, y de ahí que una dieta debe contener fuentes tanto de carbohidratos (material energético por excelencia), proteínas (material constructor y reparador por excelencia) y grasas (material que cumple las funciones energéticas, de construcción y regulación).

Y por supuesto algunos alimentos que aporten cantidades moderadas de colesterol, dado a que este esteroide es muy importante para la producción hormonal, producción y secreción de bilis, y para otras funciones que ayudan a mantener nuestra homeostasia en equilibrio.

Lo que hay que tener en cuenta a la hora de eliminar o reducir algún alimento de la dieta, sea o no sea un producto a base de harina de trigo u otro tipo de harina (si es que se le tiene miedo a este concepto), es la densidad nutricional o nutritiva de cada producto compuesto por este polvo.

Es decir, por ejemplo 100 gramos de harina de trigo aportan aproximadamente 76 gramos de carbohidratos (también conocidos como glúcidos), 10 gramos de proteína y 1 gramo de grasa, además por supuesto de vitaminas y minerales (15 mg de calcio, 22 mg de magnesio, 1,2 mg de hierro, 15 mg de ácido fólico, etc.).

Entonces el problema está realmente en el abuso del consumo de los productos a base de este tipo de harina u otros tipos de harina.

Porque por ejemplo, un croissant que puede pesar alrededor de 50 gramos, aporta aproximadamente:

- 22 gramos de carbohidratos.
- 4 gramos de proteínas.
- 10 gramos de lípidos.

Harinas alimentos dieta nutrición

Todo lo anterior para un total aproximado de 194 calorías, teniendo en cuenta que 1 gramo de carbohidratos aporta 4 calorías, 1 gramo de proteína 4 calorías y 1 gramo de grasa 9 calorías. Esto claro con valores redondeados, es decir sin tener en cuenta cifras decimales significativas.

EN CONCLUSIÓN

No se trata de estipular si eliminar completamente de la dieta los productos a base de cualquier tipo de harina sea bueno o malo.

Se trata de aprender a alimentarse, se trata de aprender a armar una buena dieta o plan alimentario y No improvisar teniendo como fundamento lo que pueden decir nutricionistas con pocos conocimientos o lo que se lee un cualquier blog en internet de dudosa reputación.

Si escuchas de alguien o lees en algún sitio que las harinas son malas y que se deberían eliminar, y no explican con fundamentos lo que exponen, pon en duda lo que dicen o lo que lees de estas fuentes.

¿Qué causa los ataques al corazón (infartos, arritmias cardíacas: taquicardia, bradicardia)?

Infarto ataque al corazón

¿Cuál es la causa de los infartos al corazón?

Te has preguntado ¿por qué se dan los ataques o infartos, arritmias, taquicardia, bradicardia en el corazón?

Los infartos al corazón o miocardio y otros tipos de ataques o anomalías que se presentan en este órgano suelen generarse por distintas razones, desde la parte que tiene que ver con malos hábitos de vida, hasta la genética, entre otros factores como el sedentarismo y por ende una mala salud o mala condición física del corazón (los entrenamientos de alta intensidad obligan al corazón a fortalecerse.

Aunque deben ser ejecutados con una buena progresión de acuerdo a las capacidades de caca quien).

Factores que influyen en la aparición de ataques al corazón


Son muchos los factores que aumentan el riesgo en una persona en cuanto a sufrir un ataque al corazón, desde lo no tan mortal como una bradicardia o una taquicardia, hasta lo que puede derivar en la muerte como lo es un infarto al miocardio (corazón).

Algunas personas que presentan una mala condición física y pos den un corazón relativamente débil pueden morir durante un proceso quirúrgico o pos-quirúrgico.

Aunque bueno, la bradicardia y la taquicardia, de no ser controladas y tratadas a tiempo, pueden producir un paro cardíaco que igualmente puede dar como resultado la muerte de la persona si ésta no es reanimada a tiempo y tratada para empezar a recuperar el flujo sanguíneo normal (por parte de la re activación del corazón) hacia los distintos órganos de nuestro organismo.

Principalmente el cerebro el cual es muy sensible ante cambios homeostáticos bruscos, o en otras palabras podríamos decir que el cerebro es el órgano que más fácil y rápido muere ante la falta de sangre con buen aporte de oxígeno y nutrientes, precisamente por el mal funcionamiento del corazón y el mal estado en general de la persona.

¿Solamente las personas con sobrepeso o personas obesas tienen riesgo de sufrir ataques al corazón?


Usualmente muchos y muchas piensan que los únicos que tienen un riesgo de sufrir un ataque al corazón son aquellas personas que presentan un sobrepeso en cuanto a su masa corporal grasa, o más aun cuando son personas con obesidad mórbida.

Pero, si bien es cierto que las personas que sufren o padecen este cuadro patológico presentan mayores riesgos de sufrir un infarto o algo que tarde o temprano derive en uno, como lo sería la taquicardia o la bradicardia, las personas relativamente sanas que llevan una sana alimentación y que también practiquen ejercicio físico de manera constante no están libres de sufrir algún día un ataque al corazón.

Para analizar primero por qué una persona relativamente sana en cuanto a su estilo de alimentarse y el hecho de practicar ejercicio físico de manera constante, puede llegar a sufrir un infarto o algo que pueda derivar en ello, primero debo mencionar las causas que pueden originar un ataque al corazón en una persona con obesidad mórbida.

De ahí les podrá ser más fácil entender por qué una persona relativamente sana algún día podría a llegar a sufrir un ataque al corazón, y por qué, con la información que aquí les proporciono entender cómo se pueden evitar estos ataques al corazón casi siempre mortales.

O por lo menos muy perjudiciales por todas las secuelas que dejan, ya que un infarto deja al corazón débil porque una parte pequeña o grande del miocardio muere inevitablemente.

Por qué las personas obesas tienen mayores riesgos de sufrir ataques al corazón



Infarto corazón miocardio

Todo se basa primero en una enfermedad no transmisible que se deriva del factor obesidad: la hipertensión arterial o simplemente hipertensión.

Pero antes de mencionar por qué la hipertensión puede causar un ataque al corazón, voy a mencionarles los tres factores que afectan el flujo sanguíneo que son:

1) la velocidad del flujo.

2) la presión arterial en sí aumenta o disminuye el flujo sanguíneo a través de las venas y arterias, dependiendo ésta del volumen total de la sangre en el aparato circulatorio y del nivel de agua en el plasma, es decir que si hay un cuadro de deshidratación, por ejemplo, la presión arterial aumentará.

3) el retorno venoso, es decir la sangre no oxigenada que fluye desde las venas hacia el corazón.

Infartos al corazón (miocardio), taquicardia y bradicardia



Cuando una persona que estuvo sentada o acostada por mucho tiempo se pone inmediatamente de pie, de manera rápida, la presión que empuja hacia arriba la sangre de las venas de los miembros inferiores apenas supera la fuerza de gravedad que empuja hacia abajo, lo cual hace que se presente el conocido "mareo temporal" o lo que coloquialmente dicen algunos: "se me fueron las luces".

Entonces, una persona obesa tiene todas las perder en cuanto a un posible ataque al corazón porque por su condición puede presentar un mayor grado de deshidratación y por ende una sangre más viscosa que produzca un tránsito lento, lo cual ocasiona una mayor presión sobre las paredes arteriales (hipertensión).

Lo cual puede provocar que el corazón deba trabajar más cuanto el retorno venoso sea mayor y el volumen sistólico sea menor, o en palabras simples cuando la sangre que le llegue para ser oxigenada sea mayor de la que puede bombear hacia los distintos órganos.

Ahora, las personas con obesidad tienden a generar una mayor longitud en los vasos sanguíneo por cada Kg de masa corporal grasa que ganen.

Y bueno, muchos dirán que es algo bueno, pero no es así, porque a mayor longitud del vaso habrá mayor resistencia al flujo sanguíneo.

Y por supuesto las personas con obesidad tienen mayores riesgos de padecer ataques al corazón por desarrollar algún tipo de diabetes, lo cual puede generar coágulos sanguíneos que puede en algún momento ocasionar un taponamiento en alguna arteria.

A esto sumado el hecho de que las personas con obesidad no producen muchas lipoproteínas de alta densidad (HDL) pero sí muchas de baja densidad (LDL), llenando las arterias de colesterol lo cual ocasiona que poca o nada de sangre llegue al corazón bien sea en el circuito menor o mayor de la circulación.

Ahora, ¿por qué una persona relativamente sana también puede sufrir un ataque al corazón?



Se puede considerar a una persona sana que no presenta cuadros patológicos y que además lleva una dieta baja o nula en alimentos con grandes cantidades de grasas saturadas y trans y azúcares "supersimples", que lleva una dieta alta en verduras y controlada en frutas.

Y más o menos alta en fuentes proteicas de origen animal así como de carbohidratos complejos (arroz, pasta, patatas cocidas, etc.).

Y por supuesto, aquella persona que además de lo anterior, practica ejercicio físico de manera constante, sea lo que sea que practique (gimnasio, corssfit, deportes, etc.).

Entonces, una persona relativamente sana puede sufrir un ataque al corazón si deja que su organismo se deshidrate y permite que este aspecto se manifieste por mucho tiempo, lo cual vuelve muy viscosa la sangre y por ende genera mucha presión sobre las arterias, al mismo tiempo que dificulta tanto la llegada de sangre al corazón como la salida de la misma este importante órgano.

Y si a esto le sumamos el estrés emocional y psicológico más el que se produce durante la práctica de ejercicio físico, son mayores los riesgos de padecer un ataque al corazón, ya que el cortisol tiene efectos tanto positivos como negativos.

Infarto corazón miocardio mujer

Entonces, si la persona pasa demasiado tiempo ejercitándose, no se hidrata constantemente con agua, puede ocasionar esa viscosidad alta en el plasma sanguíneo que hará que el corazón deba trabajar de manera excesiva.

Y por supuesto, el cortisol (que en este caso tendría un efecto negativo) hará que sea menos la adrenalina que se libere, al mismo tiempo que evita que la utilización de sustratos energéticos por parte del miocardio sea eficiente (el corazón requiere de aminoácidos, glucosa, cuerpos cetónicos y ácido láctico para poderse contraer).

Las muertes súbitas en personas que practican ejercicio físico de manera amateur o profesional, y aún en deportistas profesionales, se presentan precisamente por un grado alto de deshidratación, algún coágulo sanguíneo "colado", exceso de estrés, etc.

Y claro, ustedes dirán que una persona sana solo tiene riesgos de padecer un ataque al corazón si se ejercita en exceso.

Pero ojo, una persona que se alimente bien y que no practique ejercicio aun así manteniendo su masa corporal dentro de los estándares clasificados como saludables, también puede padecer algún día algún ataque al corazón si no controlada su nivel de estrés, si no se hidratara, si no durmiera bien (lo cual generaría una secreción anormal de cortisol y otras hormonas adrenocorticotrópicas), etc.

¿Cómo me debo alimentar? Tendencias de nutrición: minimalista, antienvejecimiento, consciente, genómica, alcalina o inteligente

Cómo alimentarse nutrición

¿Te has preguntado cómo debería ser tu alimentación?

Bueno, aquí te explico ciertas cosas para que apliques a tu dieta y aprendas a alimentarte.

Te has preguntado ¿cómo debes comer? ¿cómo te debes alimentar? En este artículo te enseñaré algo fácil de entender para que aprendas a incluir alimentos nutritivos y saludables en tu dieta o plan nutricional, o mejor dicho: Para que aprendas a nutrirte.

Aquí mencionaré algunas tendencias en cuanto a nutrición y algunos tips o consejos con base a este tema para que mejores notablemente tu salud y calidad de vida, para que evites lo que se conoce como malnutrición (mal llamada "desnutrición).

¿Cómo debería comer o alimentarme para mejorar mi salud y niveles de energía?


Es una pregunta que muchas personas se hacen.

He aquí en este artículo algunas tendencias en nutrición: minimalista, antienvejecimiento, consciente, genómica, alcalina o inteligente.

Todo con la intención de brindarle a nuestro cuerpo la mejor cantidad y calidad de vitaminas y minerales, y por supuesto de nutrientes macro como los carbohidratos, proteínas y grasas buenas.

La idea de comer sano para vivir sano es una tendencia mundial.

Está comprobado que la nutrición es un arma de prevención y una estrategia de primera mano en la mayoría de las enfermedades del mundo moderno.

Y por supuesto comer sano acompañado de la práctica de ejercicio físico de manera constante, ayuda también a lograr una mejor imagen corporal y aumentar la autoestima aun más.

Por eso, los científicos de hoy proponen ciertos principios en la alimentación, que buscan abandonar hábitos malsanos, como el exceso de grasas saturadas y trans y carbohidratos simples malos (como aquellos productos compuestos principalmente por azúcares refinados, leche de vaca y derivados, entre otros) causantes de patologías crónicas que restan calidad y años de vida.

Algunas corrientes se enfocan más en comer poco, otras en concentrarse en lo que se ingiere, en alimentarse de manera natural o en las dietas personalizadas.

Es por esta razón que hoy en día se habla de nutrición minimalista, genómica, antienvejecimiento, consciente, alcalina o inteligente.

Introducir todos estos cambios no es nada fácil y tampoco es algo que ocurra de un día para otro.

Pero se puede comenzar por aplicar esos preceptos de manera gradual, avanzando desde los cambios más pequeños hacia los más grandes.

Cada persona decide qué forma de alimentarse aplicar en su vida basada en las necesidades nutricionales macro y micro, lo cual depende del sexo, edad, nivel de entrenamiento, patologías, etc., de cada quien.

Tendencia de alimentación minimalista



El gran principio que rige esta tendencia es "comer menos para sentirse más ligero".

Por supuesto que el término "menos" varía de acuerdo a cada persona.

El punto es evitar sentirse "repletos" casi a reventar después de comer, siendo el principalmente síntoma que indica que hemos comido demasiado por unidad de tiempo, las ganas de dormir inevitables, llenura y otras molestias gastrointestinales.

Coma más con los ojos que con la boca. Una de las estrategias que puede aplicar es no llenar el plato o dejar un 20% de lo que le sirven.

A veces nuestra visión nos engaña, de ahí el popular dicho de "le hizo más el ojo que la barriga".

Elija siempre lo que nutra (principalmente a nivel micro: vitaminas y minerales), descartando lo que intoxica o puede tender a aumentar la masa corporal grasa (productos procesados, comida "chatarra", leche de vaca y derivados, fritos, embutidos, etc.).

Mantenga un balance entre lo que le gusta y lo que beneficia su salud.

Es posible darse esos gusticos de aquello que sabemos que nos trae más cosas perjudiciales que benéficas a nuestro salud, pero tratar de que sea algo muy esporádico y en pequeñas cantidades.

Propóngase eliminar cada semana un hábito consumista. Así el cambio será más gradual y se podrá adaptar con más facilidad.

Haga mercados pequeños con frecuencia. Esto con el fin que siempre consuma alimentos frescos.

Coma cada dos o tres horas, pero eso sí en porciones pequeñas. De nuevo, esas porciones varían de acuerdo a cada persona.

Lo importante es evitar sentirse repleto, lo cual además de proporcionar un estado de somnolencia y malestar también aumenta el riesgo de acumular grasa en exceso.

Coma despacio y deje de comer antes de sentirse completamente satisfecho.

Recuerde que el cerebro emite la orden de dejar de comer a los 20 minutos de haber comenzado a consumir los alimentos. Luego si come muy rápido, terminará comiendo mucho más. Claro, esto no siempre sucede con esa exactitud, pero es algo relativamente estándar.

Suspenda los hidratos de carbono simples "malos" como las golosinas, pasteles, postres, helados, salsas, fritos, embutidos, etc., o por lo menos tratar de consumirlos muy de vez en cuando y en porciones pequeñas (y si es posible una sola vez en ese día).

Aunque pasar los alimentos con agua es una recomendación muy común, es algo que se debe evitar.

La acción de "remojar" debe ser siempre exclusiva de la saliva.

El agua junto con los alimentos solo provocará ralentizar el proceso digestivo por la alteración de este líquido (y otros) sobre el pH gástrico y composición de enzimas digestivas.

El agua y zumos de fruta sin azúcar refinada se deben consumir 20-30 minutos antes de las comidas, ya que el agua que se usa para llevar a cabo de manera eficiente el proceso digestivo, es aquella que ya se encuentra asimilada.

Tendencia de alimentación consciente



Alimentación consciente nutrición mujer

Es enemiga del estrés y de alimentarse de forma mecánica, de manera que invita a recibir los alimentos calmado, despacio y con conciencia de lo que se come.

Por ningún motivo aplace la hora de sus comidas o las sustituya por una comida rápida.

Es decir, una comida buena y nutritiva debería estar siempre compuesta por una porción moderada de algún carbohidrato complejo como el arroz, patata cocida, etc., una de proteína y una buena porción de ensalada de verduras.

Entonces, esto debe ser siempre así y no cambiarla por algo rápido como una hamburguesa, hot dog, etc.

Aunque la hamburguesa en sí no estaría tan mal si solo fuera la carne, el pan y el tomate, lechuga y cebolla, es decir si se evitaran el tocino o bacon y las salsas, y posiblemente el queso, y por supuesto si su consumo fuera muy esporádico.

Deje la costumbre de comer frente al computador o el televisor o mientras habla por teléfono. Concéntrese en la comida.

El cerebro necesita estar atento para enviar las señales pertinentes en cuanto a la liberación enzimática para que el proceso digestivo se lleve a cabo de manera óptima.

Si se distrae, se puede ralentizar este proceso y volverse ineficiente en cuanto a la absorción de nutrientes.

Disfrute del aroma, la temperatura, la textura y el sabor de los alimentos.

Esto prepara al organismo para liberar las enzimas correspondientes y preparar el jugo gástrico para que el proceso digestivo se lleve a cabo de manera correcta.

Es bueno dejarse seducir por estos factores antes de poner los alimentos en la boca.

Haga conciencia de las porciones que consume. Por supuesto esto varía de acuerdo a cada persona.

Aprenda a reconocer los alimentos que le caen mal para que los excluya de su dieta.

Tenga en cuenta que lo que le cae bien o mal a otra persona no es necesariamente lo que le ocurrirá a usted, porque cada organismo se comporta de una manera diferente a otro.

Recordar que lo importante no es la cantidad sino la calidad.

Arriésguese a probar nuevos alimentos que sean más nutritivos que los que ha consumido tradicionalmente.

Por ejemplo, optar por una dieta vegetariana o casi 100% vegetariana trae más efectos benéficos a la salud de los que cualquiera se podría imaginar.

Aun una persona que asista al gimnasio con el objetivo de ganar masa muscular, puede optar por una dieta rica en fuentes proteicas de origen vegetal como las almendras, quinoa, leche de almendras, amaranto, tofu, entre muchas otras, y lograr buenos resultados estéticos y de rendimiento.

Ya las necesidades de micronutrientes se pueden complementar con el aporte de frutas y verduras (principalmente las de hija verde como las espinacas y lechugas, y otras como los tomates y zanahorias).

Y de algunos multivitamínicos para por ejemplo aportar el zinc y algunas vitaminas del complejo B que solo se consiguen en grandes cantidades en productos de origen animal como la carne de res, entre otros.

Pero también se puede optar por una alimentación ovovegetariana.

Llene su plato de color. Entre más variados sean los colores de los alimentos más balanceada será su dieta.

Pero por supuesto se trata de frutas y verduras principalmente, y No de salsas de distintos colores.

Comer despacio y masticar bien, lo cual permite una mejor asimilación de los nutrientes que se consumen, otorgando saciedad en lo justo.

Mastique bien los alimentos para que facilite el proceso de digestión.

Snacks inteligentes: sanos, pequeños y nutritivos



Frutas snacks nutritivos inteligentes sanos

Es una propuesta dirigida a hacer de la alimentación de los niños algo más sano (por supuesto los adultos puede acatar algunas de estas recomendaciones), con el fin de prevenir males como la obesidad. Como tal, busca eliminar dulces, panes blancos, gaseosas y productos de paquete de la dieta de los niños, brindando otras alternativas para la lonchera o los refrigerios así:

Reemplace el maíz preparado con aceite y en la olla por el de la máquina de crispetas, que no le añade grasa a este nutritivo alimento.

Hay que tener en cuenta que aun el aceite de oliva cuando se lo somete a altas temperaturas se hidrogeniza, lo cual poco a poco lo convierte en un aceite con grasas saturadas malas para la salud.

Incluya el maní, las nueces y las almendras, que son excelentes para fortalecer el cerebro y mejorar las funciones cognitivas y el aprendizaje.

Por supuesto, aporta una buena cantidad de proteínas, vitaminas y minerales, además de grasa insaturadas buenas y necesarias para la salud (estrictamente necesarias, junto a pequeñas cantidades de colesterol, para la formación de hormonas, lubricación de tejidos, etc.).

Prepáreles un mix de vegetales con salsa napolitana, a base de tomate natural, el cual es rico en vitamina C, que la reparación y formación de tejidos.

También puede optar por cortar verduras en trozos pequeños y empacarlas al vacío. Es bueno inculcar a los niños desde edades tempranas el consumo de verduras, frutas y otros alimentos saludables.

Otra alternativa saludable son las frutas deshidratadas que se consiguen en el supermercado.

Compre granadillas, mandarinas, peras y manzanas, que los niños puedan disfrutar enteras, y que sean de fácil consumo.

Para hacer más apetitosos los snacks haga figuras con las uchuvas o las zanahorias, y demás frutas y verduras. Pueden ser trenes, lombrices, caritas felices o palmeras, que adornarán muy bien sus platos.

Sustituya el pan blanco por el integral. Aunque tampoco se debe abusar el consumo de productos integrales, ya que un exceso de fibra puede traer problemas en la salud intestinal, más que todo por el hecho de agregar más de lo que estos órganos contener.

Tendencia de alimentación genética o genómica



Alimentación genética genómica niños nutrición

Destaca la importancia que tiene la nutrición en la salud y cómo los nutrientes tienen la capacidad de alterar la información genética.

Por supuesto que una persona puede nacer con una predisposición genética para ser obeso, por ejemplo, pero una persona No nace obesa. Si sus padres fueron obesos no quiere decir que esta persona será obesa.

De ahí que hay que procurar alimentarse de acuerdo a la genética desde pequeños para evitar enfermedades no transmisibles de este tipo.

Lo anterior en cuanto a la obesidad en personas (más que todo infantes) que no la padecen aun.

Ahora, La nutrición se percibe como una manera no solo de prevenir la enfermedad sino también de de sanarla.

Si una persona es obesa y más cuando es obesa con tendencia mórbida, pues entonces deberá comer de acuerdo a su genética actual para intentar cambiarla, algo así como "luchas contra la genética" con una buena alimentación.

Esta tendencia propone recomendaciones personalizadas, no generalizadas.

Porque se considera que el ser humano es genéticamente diverso y que cada uno reacciona de forma diferente a los alimentos.

Lo que quiere decir que lo que lleva a aumentar de masa corporal grasa a una persona, no siempre es lo mismo que puede causarle sobrepeso graso a otra; o que lo que le genera graves consecuencias a alguien es posible que no tenga ningún efecto en otro.

Toma en cuenta la influencia de factores como los medioambientales, las medidas antropométricas y el tipo de sangre para diseñar un plan de alimentación individualizado.

La dieta alcalina



Cómo comer nutrición alcalina dieta

Existe la teoría de que el medio alcalino atrapa oxígeno favoreciendo todos los procesos fisiológicos, mientras el ácido favorece la pérdida de nutrientes y por supuesto también favorece a la proliferación de bacterias y agentes patógenos como virus, etc.

Por eso, otra de las tendencias en nutrición es mantener un pH alcalino (la sangre tiene un pH de entre 7,35 a 7,45) en el organismo, lo cual es posible si el 75% de los alimentos corresponde a este grupo, pero siempre manteniendo el equilibrio con los acidificantes. Por lo tanto, se recomienda:

REFORZAR EL CONSUMO DE:

- Verduras de hojas verdes, como las espinacas, acelgas, brócoli y lechugas.

- Frutas como la manzana, melón, pera, naranja, sandía, fresas, uvas y limón (muy importante el limón por su efecto alcalinizante), preferiblemente con el estómago relativamente vacío (30-40 minutos antes de las comidas) y una sola fruta por ingesta o máximo dos del mismo tipo.

- Especias, como cúrcuma, jengibre, pimienta, sal marina no refinada y canela, así como semillas de ajonjolí, lino, calabaza, sésamo y girasol.

- Hierbas. Entre ellas, cilantro, perejil, romero, albahaca, laurel, estragón, menta e hinojo.

- Frutos secos, como almendras y nueces.

- Probióticos presentes en algunos yogures (pero no abusar del consumo de los mismos), galletas, cereales, jugos y chocolates (que sea amargo).

SE DEBEN EVITAR:

- El Tocino, mariscos, carnes rojas, pollo, pescado y visceras o por lo menos reducir el consumo de estos alimentos considerablemente, y a la vez aumentando el consumo de los mencionados a reforzar.

- Jugos de frutas industrializados.

- Azúcar y edulcorantes artificiales.

- El café, el chocolate y el alcohol

- La mostaza, la mayonesa, la mantequilla y el vinagre.

Alimentación antienvejecimiento



Tendencia alimentación antienvejecimiento mujer nutrición

La idea con este tipo de dieta es retrasar el envejecimiento y prevenir las enfermedades degenerativas, siendo la mejor amiga de lo natural.

• Lleve una alimentación libre de: azúcar (en exceso provoca rigidez en los tejidos), gluten (solo si la persona sufre de celiaquía), lactosa (leche de vaca y derivados se deben evitar a toda costa), fermentados, refinados, carnes, así como colorantes, conservantes y pesticidas.

• Por el contrario, aumente el consumo de agua y todo lo que sea natural, orgánico y ecológico.

• Consuma batidos de verduras y frutas enteros, es decir, sin colar, con el fin de que aproveche el poder nutritivo de la fibra y sus micronutrientes.

Puede adicionarles menta, jengibre o canela para realzar su sabor.

• Proteja su flora intestinal. Esto puede lograrlo reforzando la ingesta de alimentos ricos en prebióticos, como las fresas, el banano, la cebada, la linaza, la avena, el trigo, la miel, el ajo y las verduras verdes, y de probióticos (excepto el yogur por ser un derivado lácteo).

• En lo posible, trate de tener un huerto en su residencia para tener siempre todo orgánico, o simplemente adquirir las frutas y verduras en un lugar certificado.

• Prefiera siempre cocinar en casa que comer en restaurantes.

• Incluya en su dieta frutos secos, semillas, especias, alimentos integrales, frutas y verduras. El pescado debe estar presente dos veces por semana (aunque no es estrictamente necesario ya que en sí es una carne animal).

• Prefiera siempre lo vegetal sobre lo animal

• Adobe con cebolla, ajo, pimentón, apio, pimienta y hierbas

• Cambie los endulzantes refinados por miel (aunque tampoco se debe abusar del consumo de la misma, ya que el exceso de glucosa es lo dañino, y la miel, como todos los azúcares, también se compone de glucosa).

• Lea las etiquetas de los productos que consume. Es posible que con aquellos que creía saludables se lleve grandes sorpresas.

Hepatitis C: síntomas, factores de riesgo, tratamiento

Hepatitis C síntomas tratamientos riesgos salud

Aprende los síntomas, factores de riesgo y tratamientos para la Hepatitis C.

La hepatitis puede definirse como una inflamación en el hígado causada por infecciones virales.

Pero expertos como el médico internista Óscar Beltrán, presidente de la Asociación Colombiana de Hepatología, prefiere llamarla "la enfermedad silenciosa" ya que sus síntomas solo se manifiestan después de 20 o 30 años.

Así que pon mucho cuidado para que aprendas a distinguir los síntomas, los factores de riesgo y los posibles tratamientos para esta enfermedad.

Los peligros de la hepatitis C cuando no es tratada tiempo.


Para ese entonces, cuenta Beltrán que “ningún tratamiento podrá cambiar la historia de la enfermedad que desencadenará en una cirrosis, cáncer hepático y en el peor de los casos, la muerte” haciendo así, parte de las 300.000 o 500.000 personas que mueren anualmente por este tipo de patologías, según la Organización Mundial de la Salud, OMS.

El pasado martes 28 de julio, se celebró el Día Mundial contra la lucha de la hepatitis con el lanzamiento de "C vale luchar por tu vida" una campaña realizada por la Asociación Colombiana de Hepatología, la Fundación RASA y la Asociación Colombiana de Enfermos Hepáticos y Renales (ACEHR), que busca “educar a la población sobre la hepatitis C, sus factores de riesgo y la importancia de un diagnóstico a tiempo” manifiesta la Hermana María Inés Delgado, directora de la ACEHR.

En el caso de Colombia, las cifras van en aumento, cuenta Beltrán que según cálculos de la institución que él encabeza, existen entre 250 y 350 mil personas que tienen esta enfermedad, de las cuales solo 10 mil están diagnosticadas.

De ahí la importancia de reconocer los factores de riesgo y solicitar la prueba.

“Las tecnologías necesarias para el diagnóstico están en el Plan Obligatorio de Salud, la gente simplemente llega a su servicio de salud, y como medida de prevención pide que le hagan la prueba de hepatitis C” indica Gustavo Campillo, presidente de la Fundación RASA.

De este modo, se lograría evitar este tipo de infección que afecta cuatro veces más a personas en todo el mundo que el VIH y es diez veces más infeccioso que este mismo.

SÍNTOMAS DE LA HEPATITIS C

Los pacientes con síntomas agudos pueden presentar fiebre, cansancio, inapetencia, nauseas, vómitos, dolor abdominal, orina oscuras, heces claras, dolores articulares y coloración amarilla de los ojos y la piel.

Estos síntomas pueden crear confusiones ya que se asemejan con los de otras enfermedades.

Factores de riesgo de la Hepatitis C



De acuerdo con los expertos, algunas poblaciones en Colombia tienen mayor riesgo de haber contraído el virus de la hepatitis C.

Los principales factores a tener en cuenta son:

• Personas que hayan recibido transfusiones de sangre antes de 1996.

• Receptores de trasplantes de órganos y personas que hayan tenido cirugías antes de 1996.

• Personas que hayan tenido procedimientos que impliquen pinchazos o heridas como acupuntura, tatuajes y piercings con materiales no estériles. Usuarios de drogas alucinógenas inyectables como la heroína y cocaína.

• Pacientes con falla renal que hayan requerido diálisis.

• Hijos de madres con infección por virus de la hepatitis C crónica.

• Personas que hayan acudido a servicios de inyectología en droguerías o en centros de salud en los que se reutilicen las agujas.

TIPOS DE HEPATITIS



Según la Organización Mundial de la Salud, en el mundo se conocen cinco tipos del virus de la hepatitis, conocidos como A, B, C, D y E

Hepatitis A (VHA).

Este tipo de virus está presente en las heces de las personas infectadas y, en la mayoría de los casos, se transmite por el consumo de alimentos contaminados o propagarse por ciertas prácticas sexuales.

En muchas ocasiones la infección es leve y los afectados se recuperan por completo, adquiriendo inmunidad contra futuras infecciones por el mismo virus.

Hepatitis B (VHB).

En este caso, la trasmisión se da por la exposición a sangre, semen y otros líquidos corporales infecciosos.

También puede transmitirse de la madre infectada al bebé en el momento del parto o de un miembro de la familia infectado a un bebé.

Hepatitis C (VHC).

Por lo general, la infección aguda es asintomática y muy raramente se asocia a una enfermedad potencialmente mortal.

Este tipo de hepatitis se transmite a través de la sangre y las causas de infección más comunes en Colombia es la transfusión del mismo líquido.

Hepatitis D (VHD).

Las infecciones por el virus de la hepatitis D solo ocurre en personas infectadas que han sido infectadas con el virus de la hepatitis B; la infección simultánea por ambos virus puede causar una afección más grave y tener un desenlace peor.

Hepatitis E (VHE).

Al igual que la A, la hepatitis E, se transmite por el consumo de alimentos contaminados.

Este tipo es una causa común de brotes epidémicos de hepatitis en las zonas en desarrollo y cada vez se lo reconoce más como una causa importante de enfermedad en los países desarrollados.

Hepatitis C síntomas tratamientos riesgos salud

Tratamiento para la Hepatitis C



Los especialistas aseguran que no existe una vacuna que ayude a la prevención del VHC, y que en el momento de padecerlo, los medicamentos más comunes para tratar este tipo de hepatitis son los peginterferón y los antivirales.

El peginterferón es una proteína que modifica la respuesta del sistema inmune que ayuda a protegerse contra infecciones y enfermedades graves.

Este, al igual que los antivirales ayuda a eliminar el virus del organismo reduciendo el riesgo de una cirrosis o cáncer de hígado.

Sin embargo, el resultado de los medicamentos depende de la cantidad y tiempo que el médico indique y que el paciente lo cumpla como es debido.

En el caso de las personas que ya hayan desarrollado una cirrosis o cáncer de hígado puede consultar con un especialista sobre un posible trasplante.

De igual forma, los profesionales recomiendan no automedicarse y evitar el consumo de alcohol o drogas psicoactivas, ya que estas aceleran el daño de órganos como el hígado.

¿El CLA funciona para quemar grasa?


¿Crees que el CLA funciona y que te ayudará a quemar grasa?

El CLA (ácido linoleico conjugado) no te ayudará a quemar más grasa de la que tu cuerpo crea conveniente o necesario quemar por cada actividad o ejercicio físico realizad.

O sea, el consumir CLA o cualquier otro supuesto quemador de grasa no te hará quemar o eliminar grasa a lo loco en grandes cantidades.

Si quieres quemar grasa debes realizar una rutina de ejercicios adecuada y además estipular un plan nutricional acorde a tu requerimiento energético.

¿El CLA sirve para quemar grasa abdominal y en otras partes del cuerpo?


Las personas que logran adelgazar (bajar de peso en grasa corporal) lo hacen gracias al aumento del gasto Calórico generado por los tiempos diarios de entrenamientos y las modificaciones en la dieta que sí o sí deben realizar, y no por el consumo de suplementos denominados como "quemadores de grasa", entre ellos el CLA... El CLA No ayuda a perder peso en grasa aunque quizá puede ayudar a mejorar el rendimiento físico y probablemente ayude en el aumento de masa muscular.

El CLA (ácido linoleico conjugado) es conocido como un "quemador" de grasa y a la vez promotor del crecimiento de masa muscular magra limpia, es decir con bajos porcentajes de grasa.

O sea que se a este compuesto o suplemento se le atribuyen muchas cualidades (como si la vida fuera tan fácil) de las cuales muy pocas son ciertas. Si fuera así las personas con obesidad mórbida la tendrían fácil y adelgazarían de una manera brutalmente rápida.

Pero si se dedicaran a entrenar, por lo menos quizá si podría estimular la recuperación muscular y mejorar el rendimiento.

Pero, como ya he explicado en otros artículos, los supuestos suplementos "quemadores" de grasa, incluyendo el CLA realmente no funcionan, tienen un efecto placebo y los resultados que se puedan lograr en cuanto a reducir el porcentaje de grasa corporal, se logran gracias a la práctica constante de ejercicio físico y ciertas modificaciones que se hagan en la forma de alimentarse.

Las empresas que producen estos componentes como la L-carnitina, Hydroxycut, el ya mencionado CLA, entre otros, se aprovechan de la ingenuidad e ignorancia de la gente ante estos temas bioquímicos y fisiológicos, y por supuesto también se aprovechan de la desesperación que en muchos y muchas ocasiona el No tener un cuerpo fitness en este mundo moderno.

Debo mencionar para que lo tengan muy claro que el ácido linoleico conjugado o CLA (por sus siglas en inglés CLA: "Conjugated Linoleic Acid") es un ácido graso esencial omega 6, o bueno, el ácido linoleico lo es, y el conjugado simplemente indica que tiene mayor cantidad de enlaces y átomos de carbono e hidrógeno (lo que lo vuelve más saturado).

Y bueno, también entran dentro de la composición del omega 3, y al mismo tiempo este ácido linoleico se puede encontrar dentro de la composición de algunas grasas monoinsaturadas, saturadas y trans que podemos consumir a diario a través de alimentos naturales y procesados.

El CLA no te ayuda a quemar más grasa de la que cuerpo crea necesario


El CLA no ayuda a "quemar" grasa. El CLA lo podemos encontrar mezclado con otros isómeros dentro de los tipos de alimentos que contienen grasas, sean "buenas" o "malas", y sí se le atribuyen los siguientes efectos benéficos para la salud (pero ninguno efecto el de "quemar" grasa que esté científicamente comprobado):

Antincancerígeno. Efectos antioxidantes. Reforzamiento del sistema inmune.

Ayuda en la producción de HDL (lipoproteínas de alta densidad) para ayudar a evacuar el colesterol que se queda estancado en las arterias. De ahí que este ácido forma parte de las cadenas que forman los omega 3 y 6.

Quiero citar algo que se recomiendo en una de las páginas donde se comercializa el producto CLA:

"Algunos estudios realizados sugieren que el CLA ayuda a reducir el peso corporal.

Parece que el ácido linoleico conjugado mejora la gestión energética del organismo, favoreciendo la reducción de grasa corporal y aumentando la masa muscular.

Si a la mejor gestión energética del CLA añadimos una dieta equilibrada y un poco de ejercicio, estos conseguirán ayudarnos a reducir nuestro peso."

El CLA no ayuda a quemar grasa. Esto lo logras entrenando duro y alimentándote de forma adecuada


Entonces en lo anterior si son perceptivos, se pueden dar cuenta del engaño y de lo que pretender hacer creer a una persona.

Es decir, mencionan al final de una forma implícita que es prácticamente obligatorio incluir la práctica de ejercicio físico y una dieta equilibrada para conseguir buenos resultados.

Obviamente estos dos factores son los que realmente influyen tanto en la pérdida de masa corporal grasa como en el aumento de la masa muscular, y no el consumo de las pastillas o cápsulas de CLA.

Además, el consumo recomendado es de 3 a 9 cápsulas al día una hora antes de las comidas, algo bastante elevado para así hacer que la persona vuelva y adquiera el producto.

Otra cosa es que mencionan el término "parece", el cual tiene muchas connotaciones, siendo una de ellas el No estar 100% seguro de dar cierta determinación a algo.

Es casi como si todavía estuviera en duda lo que promete en este producto, y realmente si que esta en duda esto, o de hecho no está en duda ya que es seguro que este producto No permite la "quema" de grasa más allá de la que el organismo en condiciones normales de reposo y/o ejercicio requeriría para sus procesos energéticos bioquímicos de resíntesis de ATP, para poder permitir el funcionamiento del organismo y las contracciones musculares.

Como ya mencioné varias veces en el artículo, el CLA No ayuda a "quemar" grasa o, para que se entienda mejor, no estimula la pérdida de grasa más allá de la que nuestro organismo verdaderamente requiere según la ocasión.



Otra cosa, es que a través de la dieta por parte de alimentos de origen animal y vegetal podemos conseguir las cantidades necesarias de este tipo de ácido graso esencial omega 6, mismo que a pesar de no tener comprobada la función estética en relación a ayudar a reducir el porcentaje graso, si tiene atribuidas otras funciones benéficas para la salud como las ya mencionadas en el tercer párrafo de este artículo (tienen por lo menos más estudios científicos que las soporten), pero no es necesario consumirlo extra por medio de suplementos, si se tiene una alimentación balanceada.

Ante todo lo anterior, quiero decir que cada quien es libre de decidir qué hacer respecto al tema. Es libre de decidir qué tomar y qué no tomar.

Con lo escrito aquí solamente quiero que se ahorren ese dinero que piensan gastar en las cápsulas de CLA, que bien les puede servir para comprar algo más productivo y realmente necesario para la salud y rendir mejor en el entrenamiento físico-muscular-deportivo.

Vitamina C para aumentar la masa muscular


¿Por qué es tan importante tomar buenas cantidades de vitamina C cuando practico rutinas de ejercicios de alta intensidad con y sin pesas? La vitamina C puede ayudarte a ganar masa muscular.

Consumir vitamina C puede hacer aumentar tu masa muscular puesto que esta vitamina es una que posee una acción antioxidante bastante alta y además tiene una acción directa sobre la reparación del tejidos, entre ellos por supuesto incluyendo el muscular esquelético.

También ayuda a reforzar el sistema inmune (aunque esta no es su principal característica), entre otras funciones.

La vitamina C ayuda a reparar el daño que sufren los músculos luego de entrenarlos


La vitamina C es importante para los procesos de reparación, recuperación y consiguiente ganancia de masa muscular, aunque recuerda que debes entrenar duro para lograr este fin.

O sea que no solo por aumentar tu consumo de vitamina C a través de frutas y multivitamínicos vas a poder incrementar el nivel de tu masa muscular de la noche a la mañana y de forma mágica. Debes entrenar duro para este fin y adquirir buenos hábitos nutricionales.

La vitamina C se debe tomar antes o después de entrenar? Tal vez has escuchado de algunos instructores de gimnasio que recomiendan el consumo de vitamina C, y bueno algunos entrenadores de ciertos deportes también recomiendan el consumo alto de esta vitamina y de otros suplementos como BCAA´s, glutamina, batidos de proteínas, entre otros, con el fin por supuesto de ayudar a potenciar los entrenamiento y favorecer los procesos de recuperación y ganancia de masa muscular.

¿Por qué se recomienda tanto el consumo de vitamina C en el mundo fitness? Muchas veces muchos instructores(as) no saben exactamente por qué recomiendan el consumo de vitamina C (y otros suplementos) cuando una persona entrena duro con o sin pesas, y lo dicen simplemente porque es algo popular el hecho de saber que la vitamina C es buena para mantener un buen estado de salud.

¿Por qué en los gimnasios se recomienda tanto el tomar buenas cantidades de vitamina C


A veces recomiendan el consumo de esta vitamina simplemente porque se quedan con lo básico pero que a la vez es un tanto incompleto, por así decirlo: "ayuda a aumentar las defensas brutalmente".

No obstante, esta realmente no es su función, o al menos no la función principal, ya que si se quiere reforzar el sistema inmune lo que se requiere es un buen aporte de zinc o Cinc a través de los alimentos y/o suplementos como el gluconato de Zinc o Cinc, entre otros.

La vitamina A también ayuda a reforza el sistema de defensas de nuestro cuerpo.

Entonces, la vitamina C es muy recomendada para aquellas personas que practican rutinas con cargas externas (pesas) en cualquier área (tradicional, crossfit, insanity, body pump, etc.) y/o deportes de alta intensidad, que quieran ayudarse a ganar masa muscular, además de agilizar la recuperación evitando así una posible fatiga.

Entonces, consumir vitamina C es muy importante para ganar masa muscular por la sencilla razón que es una vitamina que tiene como función principal ayudar a reparar tejidos, incluyendo por supuesto el tejido muscular esquelético.

Y por supuesto también ayuda a combatir los radicales libres que tienden a dañar los distintos tejidos de nuestro organismo, gracias a su efecto antioxidante.

Y bueno, gracias a este efecto antioxidante, la vitamina C también ayuda a evacuar los productos de desecho que se producen de los procesos bioquímicos que se accionan para poder producir energía para permitir las contracciones musculares.

¿Qué cosas me permiten aumentar mi nivel de masa muscular?


Hay que tener en cuenta que existen tres factores que afectan la reparación de nuestros tejidos: la nutrición, la irrigación sanguínea y la edad.

La nutrición es de extrema importancia dado a que el proceso de curación y reparación exige un gran aporte de nutrientes (no solo de vitamina C).

Es muy importante una dieta sana y balanceada que incluya un buen aporte de macronutrientes, principalmente de proteínas, dado a que son los componentes estructurales de nuestros tejidos.

Pero por supuesto también la dieta debe aportar una buena cantidad de micronutrientes (vitaminas y minerales) los cuales desempeñan un papel directo muy importante en la curación de las heridas y la reparación de los diferentes tejidos como el muscular esquelético, entre otros.

Vitamina C para ganar masa muscular


Dicho lo anterior, la vitamina C afecta y estimula de manera directa la producción normal de la matriz de las células, al mismo tiempo que refuerza y promueve la formación de nuevos vasos sanguíneos.

Si una persona tuviera un déficit en esta vitamina, las heridas más superficiales como una cortadura con un cuchillo mientras se cocina, tardarían bastante tiempo en sanar, y las paredes de los vasos sanguíneos serían frágiles y muy propensas a romperse.

Por supuesto este hecho incluye a nuestro tejido muscular esquelético, el cual tardaría más tiempo en sanar, porque no habría una vitamina que se encargue de permitir que las proteínas sean sintetizadas con mayor facilidad y rapidez, y porque los vasos sanguíneos débiles alterarían la buena irrigación sanguínea.

Si no existe una buena irrigación sanguínea, siendo la causa de ello una posible deficiencia de vitamina C, no habrá un adecuado transporte ni de oxígeno ni de nutrientes a las distintas células que componen todos nuestros tejidos.

Por supuesto tampoco habrá un buen transporte para los anticuerpos y células defensivas que se encargan de ayudar a combatir los radicales libres y a evacuar los productos de desecho que se pueden producir por el estrés del diario vivir y del que se genera mientras se practican rutinas de entrenamiento de tipo intenso (casi que meramente anaeróbicas) con o sin pesas.

Todo esto porque unos vasos sanguíneos fuertes y un plasma sanguíneo de buena calidad (estimulado por la optimización de la capacidad aeróbica mientras se entrena) permiten retirar líquido tisular, bacterias, cuerpos extraños y detritos, elementos que de una forma u otra interferirían con la curación de heridas y/o la reparación de tejidos.

Los alimentos naturales son las mejor fuente de vitamina C


Lo mejor es consumir vitamina C a partir de fuentes naturales, principalmente de frutas cítricas, siendo el limón la principal fuente tanto de esta vitamina como de otras, además de aportar una buena cantidad de minerales (y claro, la vitamina C interviene en la síntesis de colágeno entre otras muchas proteínas).

Pero además, el limón también es muy importante por los efectos alcalinos que tiene en nuestro organismo, cuando se trate por ejemplo de una persona que requiera de un consumo alto en proteínas tanto de origen animal como vegetal.

Ya que por procesos de desaminación y transaminación (más aun cuando son proteínas de origen animal), nuestra sangre y por ende nuestros tejidos tienden a disminuir su pH, lo cual impide de igual forma la buena curación de heridas y/o reparación de tejidos, y por supuesto se presenta un inadecuado transporte de hormonas, oxígeno, anticuerpos, etc.



Dicho lo anterior, es bueno optar por consumir un vaso con agua y limón (sin azúcar) 20-30 minutos antes de irse a entrenar, el cual también se pueden utilizar para ayudar a bajar las cápsulas o softgels de Bcaa´s u otros suplementos pre entrenamiento con la glutamina, creatina, óxido nítrico, etc.

También se puede optar, en caso de la persona notar que sea necesario (por un entrenamiento muy intenso y extenso) consumir agua con limón durante el entrenamiento, posiblemente acompañada de un endulzante más o menos bueno como la miel o la panela.

Aunque en el caso de optar por consumir una bebida que no sea meramente agua, durante el entrenamiento, lo mejor sería optar optar por una que aporte una buena cantidad de minerales electrolitos, además de una cantidad moderada de glucosa.

Vitamina C pesas masa muscular gym

Si la persona no consigue limones, no le apetece consumirlos o no los tolera, puede optar por otras frutas cítricas o por un suplemento que contenga esta vitamina, para consumirlo 20-30 minutos antes de entrenar (puede mezclarse con otros suplementos de gimnasio pre entrenamiento), y posiblemente también después de entrenar.

Aunque siempre lo mejor será adquirir las vitaminas de fuentes alimentarias, principalmente de las frutas como el limón, naranjas, sandía, entre muchas otras.

Y por supuesto verduras como los tomates, espinacas, etc.

¿Cuándo y cómo tomar glutamina para aumentar masa muscular?

Glutamina aumentar masa muscular pesas

Mira cuándo debes tomar la glutamina para aumentar tu masa muscular.

Aprende cómo tomar la glutamina para ganar masa muscular, para potenciar tus entrenamientos, para potenciar tu recuperación general pos entrenamiento para que así puedas ganar buena masa muscular.

Además la glutamina te ayudará a potenciar tu sistema inmune para que no sufras enfermedades respiratorias luego de finalizar tu sesión de entrenamiento, ya que éstas (siendo la más común la gripe) suelen manifestarse muchas veces en personas que entrenan duro y que por ende tienden a disminuir sus niveles de BCAA´s y también de glutamina directamente.

¿Cómo tomar la glutamina en cápsulas y en polvo?


Existen distintas formas y horarios para consumir o tomar la glutamina con el objetivo de ayudarse a ganar masa muscular, además de lograr otros beneficios como reforzar el sistema inmune, ayudar a reparar otros tejidos además del muscular esquelético, etc.

Estimula la síntesis de otras proteínas y por esta razón también ayuda al aumento de masa muscular en hombres y mujeres que entrenan duro para lograr este objetivo.

Durante una rutina de alta intensidad una persona puede gastar mucho glucógeno y luego por ende empezar a degradar proteínas para intentar que sus aminoácidos (entre ellos la glutamina) deban participar en el metabolismo de la producción de energía, con lo cual el sistema inmune puede verse comprometido.

Por esta razón muchas veces se torna muy necesaria la suplementación con glutamina.

La glutamina la puedes tomar también antes de irte a dormir.

La glutamina es el aminoácido más abundante en nuestro organismo (por cierto, la "L" que se le añade antes en los suplementos, es simplemente para indicar que es para consumo humano), de ahí que participa en un gran número de procesos metabólicos.

Aunque en este artículo me enfocaré en la parte que tiene que ver con la reparación de tejidos (incluyendo por supuesto el tejido muscular esquelético) y el reforzamiento bestial del sistema inmune para evitar que te enfermes, por lo menos en cuanto a las enfermedades que tienen que ver con infecciones respiratorias.

La glutamina te ayuda a sintetizar más proteínas, a aumentar tu masa muscular y fortalecer tu sistema inmune


Los aminoácidos forman las proteínas cuando estos alcanzan cantidades mayores a los 50, es decir que una cadena de más de 50 aminoácidos ya puede ser considerada como algún tipo de proteína.

La glutamina está en casi todas estas cadenas, incluyendo al ADN, por lo cual su suplementación a veces es muy importante y NO es innecesaria como a veces se cree. Un exceso de glutamina no es perjudicial para la salud (por lo menos hasta el momento no hay estudios que prueben lo contrario).

Aunque la glutamina es un aminoácidos no esencial, lo que quiere decir que nuestro organismo lo puede sintetizar a partir de otros aminoácidos (por procesos de transaminación) que adquirimos de los alimentos, una persona que entrene con pesas y/o practique deportes de alta intensidad, puede verse muy beneficiada con el consumo extra de glutamina, en polvo o en cápsulas.

Para reforzar el tejido muscular esquelético, ayudar a optimizar el funcionamiento del sistema inmune, además de contribuir en la producción de óxido nítrico (para ayudar a la vasodilatación) y ayudar a evacuar productos de desecho que poco a poco se puedan ir almacenando en el torrente sanguíneo.

Es posible que una persona sendentaria y/o que solamente practique ejercicio físico a un ritmo aeróbico (pulsaciones por minuto entre el 40 y 75% de su Frecuencia cardíaca máxima) no vea la necesidad de consumir glutamina extra, ya que con la que puede obtener de una alimentación balanceada pueda ser más que suficiente.

Aunque si esta persona es completamente vegana o vegetariana, podría pensar en consumir la glutamina en polvo, por ejemplo, recién se levanta y unos minutos antes de irse a dormir.

Esto porque las fuentes vegetales no aportan altas cantidades de glutamina "pura" ni de tantos aminoácidos para poder sintetizarla.

Ahora, si la persona vegana entrena con pesas y/o deportes de alta intensidad, casi que meramente anaeróbicos, si que debería pensar en suplementarse seriamente con glutamina de la forma que indicaré a continuación, además de pensar e incluir otros suplementos como los Bcaa´s, un suplemento proteico en polvo, entre otros.

Tomar glutamina para ganar masa muscular


Una persona sedentaria mal nutrida (puede inclusive llegar a ser una persona con sobrepeso graso) y/o que solamente se ejercite de una forma no muy intensa, como ya lo mencioné, podría pensar en consumir 5 gramos de glutamina con medio vaso con agua recién se levanta, y luego esperar alrededor de 10-15 minutos para desayunar.

Igualmente consumir 5 gramos de glutamina 60-90 minutos después de la cena y 5-10 minutos antes de irse a acostar, procurando consumirla en medio vaso con agua o menos, si se nota que las ganas de orinar interrumpen el período de sueño.

La glutamina tiene grandes propiedades que pueden ayudar a reforzar la salud de casi cualquier persona (aunque cuando se trate de una persona con obesidad mórbida, es mejor consultar al médico antes del consumo de glutamina u otros suplementos de este tipo).

Una persona con hipertensión arterial también puede llegar a consumir glutamina, siempre y cuando se mantenga bien hidratada durante el día, ya que la glutamina se almacena en el hígado, tejido muscular esquelético y otros tejidos, y por supuesto una parte se mantiene en el torrente sanguíneo.

Así que será un soluto más que a falta de buena cantidad de solvente (agua del plasma sanguíneo), puede ocasionar que la sangre se vuelva viscosa y ejerza mayor presión sobre las arterias, ocasionando aumento de la presión y los problemas arraigados a este factor, como dolor de cabeza, mareos, ritmo cardíaco alto, etc.

Una persona que entrene duro con las pesas, que practique rutinas de entrenamiento intensas y a veces extensas, que practique crrosfit, insanity u otro tipo de entrenamientos con cargas externas (pesas) y/o con su propio peso corporal (calistenia) debería tomar glutamina.

Una persona que quiera ayudarse a evitar el bajo rendimiento y por ende a aumentarlo, además de impedir que los músculos se desgasten durante el entrenamiento y durante el día, y por supuesto para ayudarse a reforzar el sistema inmune y la reparación del tejido muscular esquelético debería consumir la glutamina 4 veces en el día.

Con un total de 20 gramos al día, aproximadamente, siendo 5 gramos al levantarse, 5 gramos 20-30 minutos antes de entrenar (puede ser consumida junto con otros suplementos pre entrenamiento), 5 gramos después de entrenar (puede ser consumida con el suplemento proteico, a menos que éste ya traiga glutamina), y 5 gramos antes de irse a dormir.

Los BCAA te ayudan a aumentar la síntesis de glutamina


Otra forma de reforzar la glutamina en el organismo es consumiendo BCAA´s, ya que éstos además de tener funciones como la de ayudar a aumentar la producción de óxido nítrico (para la vasodilatación y así mejorar el transporte de oxígeno y nutrientes), además de ayuda a evitar lo que se conoce como fatiga central, y por supuesto para aportar en el metabolismo energético cuando el cuerpo así lo requiera, los BCAA´s también promueven la síntesis de glutamina.

Aun dicho lo anterior, no está demás tomar BCAA´s junto con glutamina en polvo o cápsulas unos 20 a 30 minutos antes de una sesión de entrenamiento de tipo intensa con o sin pesas, para evitar pérdida brutal de proteínas musculares, para evitar la somnolencia, para evitar la desconcentración, para evitar la fatiga del sistema nervioso central, etc.

El cuerpo puede almacenar grandes cantidades de glutamina y al mismo tiempo diariamente en casi todas las actividades y ejercicios físicos realizados también gasta grandes cantidades de este y otros aminoácidos, por lo cual suplementarse o complementarse con glutamina (en polvo o cápsulas) no está de más, aun si lo único que se hace durante el día es trabajar y/o estudiar.

Glutamina masa muscular pesas gym

Es decir que no solamente las personas que entrenan duro con pesas, crossfit, deportes, etc., son los únicos que deben tomar glutamina, ya que no es como si una jornada laboral o académica no requiriera de una alto gasto energético (claro, no será tan alto como una sesión de entrenamiento intensa, pero si serán hornadas más largas, así que el gasto energético también será alto).

Las personas sedentarias, es decir que se la pasan todo el día viendo tv o frente a la computadora, realmente también pueden tomar glutamina, pero probablemente dado a que no gastan tanto de este u otro tipo de aminoácidos, su cuerpo no verá la verá de asimilar la consumida "de afuera" en grandes cantidades, con lo cual vendría a ser un gran desperdicio.

Dietas altas en proteínas para ganar masa muscular para hombres y mujeres


Mira ejemplos de dietas altas en proteínas para ganar masa muscular.

Aunque solo comer proteínas no te hará ganar masa muscular, ya que debes entrenar duro para este fin, y por supuesto también debes consumir alimentos considerados como carbohidratos complejos, ya que te aportan glucosa (muy importante para la recuperación muscular, metabolismo energético, síntesis proteica), proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

También debes comer verduras, y algunos tipos de frutas.

Aquí daré algunos ejemplos de dietas altas en proteínas para aumentar la masa muscular


Pero ojo, como ya mencioné para lograr este objetivo hay que entrenar para ello, ya que una vida sedentaria con un consumo alto en proteínas no es lo adecuado, no se lograrán cambios solo por aumentar la ingesta proteica y de hecho se puede poner en riesgo la salud por un excesivo gasto de agua y nutrientes micro que se tendría que realizar para la producción nezimática para intentar digerir toda esta alta cantidad de proteína, además de los productos de desecho en exceso que se pueden producir..

Las dietas altas en proteínas que voy a mencionar a continuación, es para que las tengan como referencia o ejemplo para aquellos y aquellas que quieren ganar masa muscular sin un porcentaje de grasa alto.

Aunque obviamente todo también depende de que entrenen duro en el gimnasio, jaula de crossfit, deportes, etc.

Estas dietas están cuadradas con horarios de una persona que trabaje hasta las 6 o 7 pm y que entrene en la noche.
A continuación les dejo dos ejemplos de dietas altas en proteínas para que puedan variar sus comidas y no se aburran siempre de lo mismo.

Pueden por ejemplo un día comer de acuerdo a la dieta número 1, y otro día variar al ejemplo de la dieta número 2.

A TENER MUY EN CUENTA ANTES DE APLICAR ESTAS DIETAS:

Usaré como ejemplo para plantear las siguientes dos dietas, a una mujer de 30 años de edad cuya masa corporal total es de 53,2 Kg cuyo porcentaje de grasa es del 22%, con un nivel de entrenamiento intermedio-avanzado.

Pero por supuesto que cada quien, hombre o mujer, puede modificar la dieta en las porciones según las características propias.

Dieta alta en proteínas número 1



8:00-8:30 am: 3 claras de huevo y una yema. 30g de avena en hojuelas 2 rodajas de piña

11:30 am: Batido de suplemento proteico que aporte de 24-28 gramos de proteína por porción, sin carbohidratos ni grasas.

2:30 pm: 120 gramos de pechuga de pollo, 30 gramos de arroz blanco y ensalada de verduras.

3:30 pm: Una fruta como banano. También puede ser una rodaja de piña o 150-200 gramos de sandía.

5:30 pm: 120 gramos de pescado blanco con ensalada de verduras (cebolla, zanahoria, lechuga, espinaca, aguacate).

7:30 pm: batido del suplemento proteico pre entrenamiento. Se le pueden incluir otros suplemento pre entrenamiento como Bcaa´s, glutamina, óxido nítrico. Esto en caso de no contar con tiempo para comer dado a que por ejemplo se salga de laborar o trabajar muy tarde.

8:00 pm: comienzo aproximado del entrenamiento.

9:00-9:30 pm: batido del suplemento proteico pos entrenamiento. Se le puede agregar 5 gramos de glutamina y Bcaa´s, si es que el suplemento en polvo No los contiene.

10:00-10:30 pm: 3 claras de huevo con ensalada de verduras (espinaca, tomate, lechuga, pepino).

Resumen aproximado de macronutrientes de la dieta número 1.

Con la dieta anterior estarían consumiendo aproximadamente entre 180 y 190 gramos de proteína, entre 50 y 60 gramos de carbohidratos y entre 20 y 25 gramos de grasas.

Dieta alta en proteínas número 2 (más variada y con más especificaciones, incluyendo suplementos pos y pre entrenamiento, y con un poco más de carbohidratos en caso de notar que sean necesarios)



08:00 am: vaso de agua el vinagre de manzana y 5g de Glutamina.

08:20 am: 2 rodajas de pan o tostadas integrales (miren si pueden conseguir pan a base de harina de maíz, arroz o quinoa en alguna tienda vegetariana en su ciudad para que los prueben y decidan si les gusta.

Si es así, sígualnos consumiendo en lugar del pan o tostadas a base de harina de trigo), 3 claras de huevo y una yema como los quieran preparar (revueltos, fritos, cocidos) y una porción de queso cuajada de 20 a 30 gramos.

Si no cuentan con el tiempo para preparar esto, entonces opten por suplemento proteico preparado en agua.

Si no les gusta el queso o no toleran los lácteos, entonces agregan dos claras más de huevo cocinadas o revuletas.

11:00-11:20 am: vaso con agua y limón sin azúcar.

11:30 am: Un Sándwich (el pan lo usan del tipo que deseen según su gusto) de atún en agua de 30 gramos, lechuga, tomate rojo sin cáscara y cebolla blanca (la cebolla les aporta buenas cantidades de zinc además de ser un antibiótico y antibacterial natural).

Pueden, si quieren para a veces darle un poco de sabor, añadir una pequeña porción de mayonesa, salsa tártara o alguna otra salsa baja en grasas saturadas y baja en azúcares simples.

Pueden también en lugar o junto con la salsa agregada, exprimir un limón sobre el atún.

2:00-2:20 pm: vaso con agua y limón sin azúcar.

2:30 pm: 120g de pechuga de pollo o 100 g de ternera, ensalada completa (tomate, lechuga, espinaca, zanahoria, cebolla).

También deberían exprimir un limón sobre la ensalada, pero si no les apetece de esta manera no es estrictamente necesario que lo hagan (pero recuerden lo importante que es limón).

3:30-4:00 pm: Snack saludable: puede ser una bolsita de mani con pasas de 30 gramos. O también pueden optar por consumir una manzana roja o verde o 200 gramos de sandía.

O, averigüen si en su ciudad en la misma tienda vegetariana venden pan de quinoa relleno con dulce de guayaba o pan hecho a base de harina de arroz y coco. Si es así, usualmente los venden en paquetes de 10 a 15 unidades, cada unidad pesa entre 15 y 20 gramos.

Se comen una unidad de este paquete, y pueden acompañarlo con medio vaso de leche de almendras (es realmente muy deliciosa y nutritiva).

5:00-5:20: vaso con agua y limón sin azúcar.

5:30 pm: 120 gramos de pescado blanco, 30 gramos de arroz blanco o 20 gramos de pasta o sino entonces y ensalada de verduras que incluya espinaca, tomate rojos, cebolla,, aguacate y zanahoria. Y si es posible agregar también limón.

7:10-7:30 pm (suplementos pre entreno): 5g de glutamina, óxido nítrico y suplemento proteico sin carbohidratos ni grasas, todo combinado en agua, no hay problema en ello.

8:00pm: entreno.

9:00-9:30pm: (suplementos pos entreno): 5 g de glutamina con el suplemento proteico.

10:00-10:30 pm: 3 claras de huevo con ensalada de verduras (espinaca, tomate, lechuga, pepino) o 100 gramos de pescado blanco o 100 gramos de pechuga de pollo al vapor.

10-15 minutos antes de irse a dormir, consumir los otros 5 gramos de glutamina con un cuartico de vaso con agua.

NOTA: consumir buenos sorbos de agua durante los descansos entre series en la rutina de entrenamiento (no esperar a sentir sed para beber). Entre comidas beber agua con limón como se los recomiendo.

Resumen aproximado de macronutrientes de la dieta número 1.

Con la dieta anterior estarían consumiendo aproximadamente entre 170 y 180 gramos de proteína, entre 50 y 65 gramos de carbohidratos y entre 25 y 25 gramos de grasas.

ARTÍCULO RELACIONADO:

Aquí les dejo un ejemplo de dieta con el mismo objetivo, utilizando como ejemplo a un hombre: La dieta.

Aspectos adicionales con base a estas dietas altas en proteínas


También debo decirte que es muy importante que incluyan el consumo de limón todos los días, bien sea directamente o agregándole el zumo de un limón a dos o tres de los vasos de agua que deberán ingerir durante el día, mismos que deberían ser consumidos 10-30 minutos antes de los alimentos y NUNCA durante ni justo después de consumidos.

El limón es muy importante para evitar una acidificación alta en el cuerpo que pueda comprometer su salud, dado a que las dietas que les recomiendo a continuación son relativamente altas en proteínas de origen animal, y aunque la leche de vaca y derivados y las carnes rojas son las que más acidifican nuestro organismo (por efectos bioquímicos de desaminación y transaminación), las carnes blancas, mariscos y algunas proteínas de origen vegetal también ocasionan algo de acidificación en nuestro cuerpo.

El limón a pesar de ser considerado como una fruta ácida, su sabor corroborándolo, cuando entra a nuestro organismo, por acciones enzimáticas, posee un efecto alcalinizante. De ahí que es tan importante.



Otra cosa que deben tener muy en cuenta en cuanto a la importancia de consumir limón (bien sea añadiendo el zumo a vasos con agua sin azúcar, o consumirlo directamente como cualquier otra fruta), es su alto aporte de vitamina C (además de otras vitaminas y minerales) la cual es crucial en la reparación de tejidos.

Y como deberán entrenar de un modo más o menos “brutal” para lograr resultados en cuanto a la ganancia de masa muscular sin tanta grasa corporal, este aporte alto de esta vitamina les ayudará a reparar de manera más rápida y eficiente su tejido muscular esquelético para las próximas sesiones de entrenamiento y así lograr los objetivos planteados. Es mejor consumir la vitamina C de esta manera.

Además, aunque el limón en sí No ayuda de manera directa a “quemar” grasa (como mucha erróneamente gente cree), el hecho de contrarrestar una acidificación alta del plasma sanguíneo, ayuda a que el proceso digestivo se lleve a cabo de una manera óptima.

Igualmente aplica un buen nivel de hidratación dado a que el proceso digestivo se lleva a cabo por medio de la hidrólisis (es decir que no se gasta energía durante el proceso digestivo, como mucha gente equivocadamente piensa).