Fiebre de Chikungunya


La fiebre de Chikungunya (CHIK) es una enfermedad viral emergente transmitida por mosquitos y causada por el virus Chikungunya (CHIKV). El término Chikungunya proviene del dialecto de los Makonde, un grupo étnico africano que vive en el sudeste de Tanzania y el norte de Mozambique. Chikungunya significa "aquel que se encorva", describiendo de este modo la apariencia inclinada de las personas que padecen los dolores articulares causados por esta enfermedad.

Esta infección es transmitida principalmente por la picadura de mosquitos infectados de la especia Aedes aegypti y Aedes albopictus, las mismas involucradas en la transmisión del virus del dengue y la fiebre amarilla.

El virus del Chikungunya no se transmite por contacto directo de persona a persona, pero si se han documentado casos de transmisión de madre a hijo durante el parto y por accidentes con agujas contaminadas con sangre infectada. La transmisión por transfusiones de sangre o sus componentes y por donación de órganos, aunque posible, no han sido documentadas hasta el momento.

El CHIKV (virus del Chikungunya) puede causar enfermedad aguda, subaguda y crónica. La enfermedad agua generalmente se caracteriza por inicio súbito de fiebre alta (usualmente superior a los 39°C) y dolor articular severo. Otros signos y síntomas pueden incluir dolor de cabeza, dolor de espalda, dolores musculares esqueléticos, nauseas, vómitos, salpullido y conjuntivitis.



El CHIKV puede afectar a mujeres y hombres de todas las edades. Sin embargo, se considera que la presentación clínica varía con la edad, pero las personas de edades extremas como los recién nacidos (neonatos) o los ancianos, son más propensos a desarrollar formas más graves de la enfermedad. Las muertes relacionadas con infección por CHIKV son muy raras.

Epidemiología del virus del Chikungunya


El CHIK virus fue detectado por primera vez en Tanzania en 1952. A partir de 2004 se han reportado brotes intensos y extensos en África, las islas del Océano Índico, la región del Pacífico, incluyendo Australia y el sudeste asiático (India, Indonesia, Myanmar, Maldivas, Sri Lanka y Tailandia). En 2007 el virus se extendió a Italia, donde se produjo un brote transmitido por Aedes albopictus en la región de Emilia-Romana.



En diciembre de 2013 se confirmaron los primeros casos de transmisión autóctona de CHIK en las Américas. Hasta Julio de 2014, se han reportado casos en Guyana Francesa, Guadalupe, Martinica, San Bartolomé, San Martín, Anguila, Aruba, Dominicana, San Kitts y Nevis, San Martín e Islas Vírgenes Británicas, Haití, Puerto Rico, las Islas Vírgenes Americanas, República Dominicana y Venezuela. Recientemente se han notificado casos en el estado de florida en los Estados Unidos.

Se anticipa que la detección de este virus continuará expandiéndose al resto de la cuenca del Caribe incluyendo América Central y Sudamérica. No obstante, resulta difícil determinar en qué momento se observará dicha expansión en cada uno de estos países.

Curso de la enfermedad y sus consecuencias


Los síntomas comienzan, por lo general, 3 a 7 días después de la picadura de un mosquito infectado. Los síntomas más comunes son fiebre y dolor intenso en las articulaciones. Otros síntomas pueden incluir: dolor de cabeza, dolor muscular, inflamación de las articulaciones y sarpullido (brote maculopapular). Los síntomas en las articulaciones usualmente son simétricos y con frecuencia se observan en las manos y pies.

Los hallazgos de laboratorio clínico más comunes son: disminución del recuento de glóbulos blancos, en especial de los linfocitos (linfopenia) y el recuento de plaquetas (trombocitopenia), y elevación de las transaminasas hepáticas. La mayoría de los pacientes se mejoran en una semana.



Algunas personas pueden tener dolor en las articulaciones por más tiempo. Las personas con un riesgo mayor de enfermarse gravemente son los recién nacidos expuestos al virus durante el parto, las personas mayores (por encima de los 60 años) y aquellas con afecciones como presión arterial alta, diabetes o enfermedad cardíaca. Las muertes por esta enfermedad son muy pocas.

En este momento la mayoría de los casos tendrán el antecedente de haber viajado recientemente al Caribe, en especial si se tiene fiebre con dolor articular y una erupción durante las 2 semanas siguientes del viaje.

Fiebre de Chikungunya vs. Fiebre de Dengue


Es difícil distinguir el CHIK y el dengue únicamente mediante se presentación clínica. Los virus del Chikungunya y dengue son transmitidos por las mismas especies de mosquito. Ambos virus pueden estar presente en las mismas áreas geográficas, y ambos pueden estar presentes a la vez en el mismo paciente.

La Chikungunya es una enfermedad muy similar al Dengue, porque sus síntomas son fiebre y dolores. Pero a diferencia del Dengue que presenta dolores musculares y retro oculares, el Chikungunya en cambio causa dolores característicos en las articulaciones, sobretodo en las manos y en los pies. En las personas que ya padecen artritis, el CHIK hace que se presente una condición crónica que dura varios meses e, incluso, se han llegado a registrar casos en que las secuelas se prolongaron por años.



Es más probable que el virus de CHIK produzca una fiebre mayor que el dengue, poli artralgia severa, artritis, sarpullido y linfopenia. Es más probable que el virus del dengue produzca neutropenia, más trombocitopenia, hemorragia, "shock", y muerte. Los pacientes en quienes se sospecha Chikungunya deben ser manejados inicialmente como un caso de dengue hasta que se descarte la posibilidad de dengue. El manejo clínico adecuado del dengue reduce el riesgo de enfermedad severa y muerte.

La aspirina y anti-inflamatorios no-esteroideos AINEs (como el ibuprofeno, el diclofenaco y la dipirona) aumentan el riesgo de hemorragias en presencia de dengue. Por lo tanto se debe descarta primero el dengue antes de usar estos medicamentos para el dolor ocasionado tratándose del Chikungunya.

Tratamiento contra el Chikungunya




No hay medicamentos anti-virales específicos para tratar la fiebre de Chikungunya. El tratamiento es de soporte, y consiste en evitar la deshidratación y, al menos al comienzo, el uso de medicamentos para reducir la fiebre y el dolor. Se recomienda tratamiento sintomático luego de excluir enfermedades más graves tales como dengue, infecciones bacterianas (como leptospirosis) o malaria. Se aconseja que los pacientes beban cantidades adecuadas de líquidos para reponer el líquido perdido por la sudoración, los vómitos y otras pérdidas insensibles.

El tratamiento sintomático y de soporte incluye reposo y el uso de acetaminofén o paracetamol para el alivio de la fiebre. Actualmente no se recomienda y al mismo tiempo se desaconseja el uso de aspirina o cualquier otro anti-inflamatorio no-esteroideo (AINEs) especialmente durante la fase febril y por 48 horas luego del último episodio febril, debido al alto riesgo de sangrado en pacientes con posible infección o co-infección con dengue.

Una vez se haya descartado el dengue, si el dolor persiste, se puede considerar el uso de narcóticos o anti-inflamatorios no-esteroideos (AINEs). En pacientes con dolor articular grave que no se alivia con AINEs se pueden utilizar analgésicos narcóticos (como la morfina, por ejemplo) o corticosteroides a corto plazo después de hacer una evaluación de los riesgos y los beneficios de estos tratamientos. Los casos con enfermedad subaguda y crónica podrían requerir terapia anti-inflamatoria prolongada, corticosteroides a corto plazo y fisioterapia.

Prevención


No hay una vacuna o medicamento para prevenir la infección por el CHIKV. Las medidas de prevención del Chikungunya son las mismas que las del dengue.

El único medio efectivo para su prevención consiste en proteger a los individuos contra las picaduras de mosquito. Los individuos pueden reducir el riesgo de infección mediante el uso de repelentes personales sobre la piel o la ropa. Cuando sea posible s debe usar camisa de manga larga y pantalón largo para evitar picaduras de mosquitos.

Aunque el virus de Chikungunya no se transmite por contacto directo de persona a persona, los mosquitos que pican al paciente en su fase aguda de enfermedad pueden picar e infectar a otras personas. Se recomienda a los contactos del paciente utilizar repelente y evitar las picadas por mosquitos. Para evitar la infección de otras personas en la vivienda, la comunidad o el hospital, debe evitar que el paciente con CHIK aguda sea picado por mosquitos Aedes aegypti durante la fase virémica, es decir, en la primera semana de la enfermedad.

Para esto es recomendable el uso de mosquiteros y uso de repelentes, según sea el caso. Se recomienda disminuir la exposición a los mosquitos y utilizar aire acondicionado o poner mallas o tela metálica en las ventanas y puertas.

Si alguien está enfermo de Chikungunya, se debe evitar que sea picado por los mosquitos para ayudar a prevenir una mayor propagación del virus. La personas con un alto riesgo de enfermarse gravemente deben evitar viajes a zonas con brotes activos de Ckikungunya.

Información general del mosquito Aedes Aegypti


Alrededor del mundo existen más de 30 especies de mosquitos, pero solo una, el mosquito doméstico Aedes Aegypti transmite el dengue y el CHIK. Este Aedes Aegypti usualmente vive en altitudes inferiores de 1600 metros sobre el nivel del mar. Se cría en recipientes con agua acumulada en los alrededores de las viviendas, pone sus huevos en las paredes de envases con agua, donde puedan sobrevivir por meses y nacen al ser sumergidos bajo agua. Pueden poner docenas de huevos hasta 5 veces durante su vida. El ciclo de vida del huevo a larva, a pupa y luego a mosquito adulto volador es de 8 días y ocurre en el agua. El mosquito adulto puede vivir hasta un mes.

Los mosquitos reposan usualmente dentro de las casas (closets, detrás de muebles, cortinas) y las hembras son las que pican. Son capaces de volar cientos de metros buscando recipientes donde colocar sus huevos. Unos cuantos mosquitos por casa son capaces de producir grandes epidemias de dengue.

El mosquito del dengue y del CHIK No se reproduce en zanjas, drenajes, canales, humedales, ríos o lagos, por lo tanto, es inútil verter cloro en ellos. El cloro es dañino para la vida acuática.

Los recipientes comunes en donde se crían los mosquitos de Chikungunya y del dengue son aquellos que sen llenados por agua por las personas: tanques de agua, envases de pintura, baldes pequeños, recipientes para plantas que echan sus raíces en agua, fuentes ornamentales, contadores de agua inundados, bebederos de animales, piscinas plásticas que no se usan, floreros, tiestos para plantas y sus bases, y pozos sépticos abiertos, rotos o sin tela metálica en el respiradero.

Entre aquellos que se llenan con las lluvias están: los neumáticos desechados, botellas, ollas, artefactos dañados (inodoros, lavamanos, neveras, lavadoras), artículos a la intemperie como recipientes para basura, bandejas de pintura, toldos plásticos, tapas de pailas, juguetes y neveritas de playa, botes y otros vehículos que acumulan agua.

Control de larvas y pupas para que no nazcan los mosquitos del Chikungunya o del dengue


1. Eliminar, voltear, vaciar o guardar bajo techo los recipientes que puedan acumular agua de lluvia. No dejar recipientes con agua destapados en ningún momento.

2. Cubrir los recipientes de almacenamiento de agua y vigilar que no hayan larvas o pupas de mosquito en ningún momento (vaciarlos, limpiarlos con cepillo o esponja antes de llenarlos de nuevo con agua y cubrirlos con una tapa ajustada).

3. Mantener fluyendo el agua de las fuentes ornamentales, estanques y lagos artificiales. Si no tiene filtro sería bueno colocar peces (gupi, beta).

4. Drenar las fuentes ornamentales cuando no estén en uso. Limpiar los bebederos de animales todos los días.

5. Solicitar a la autoridad de acueductos que reemplace los contadores de agua inundados.

6. Reparar, tapar e instalar tela metálica en los respiraderos de pozos sépticos.

7. Proteger los botes y otros de la lluvia con toldos elevados que no acumulen agua.

8. Mantener las piscinas en buena condición y apropiadamente tratadas con clor.o Vaciar las piscinas plásticas cuando no estén en uso.

Control de mosquitos adultos


1. Usar mallas de tela metálica (angeos) en puertas y ventanas.

2. Usar insecticidas en el interior y exteriores como patios.

3. Usar camisas de manga larga, pantalones largos, medias y zapatos cerrados cada vez que se pueda para evitar picaduras de mosquitos.

4. Usar repelentes en la ropa y en la piel expuesta, de acuerdo con las recomendaciones del fabricante.

5. Recordar que todas las medidas previenen la infección del virus de Chikungunya y del dengue.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook