¿Cómo evitar el riesgo de padecer la diabetes tipo 2?


Para reducir los riesgos de padecer la diabetes tipo 2, se deben realizar algunas cosas relativamente sencillas como reducir la ingesta de glucosa proveniente solamente de los carbohidratos simples de bajo valor nutricional y alto contenido calórico, y por supuesto incluir la práctica de ejercicio físico (moderado o intenso) de forma regular. Pero para las personas sendentarias, personas con complicaciones físicas, personas a las que les queda poco tiempo o llegan muy cansadas de su trabajo o estudio para poder entrenarse, con que sigan la primer recomendación es una gran ayuda, y por supuesto moderar las porciones de otros alimentos tan importantes (pero que en exceso son igual de perjudiciales) como los carbohidratos simples de alto valor nutricional (frutas, verduras, etc.) y los carbohidratos complejos (arroz, patatas, pasta y otros derivados del trigo, etc.), estos últimos siendo muy importantes en la dieta porque mantienen los valores glucémicos en valores normales, ya que proveen la glucosa de manera lenta y constante, pero claro está, como ya mencioné, consumidos en exceso por unidad de tiempo son también perjudiciales en cuanto a aumentar los riesgos de padecer diabetes tipo 2, y de padecer sobrepeso graso u obesidad, entre otras enfermedades no transmisibles.

La diabetes y sus complicaciones son responsables de casi 200 mil muertes anuales alrededor del mundo; la tasa de mortalidad entre adultos que padecen esta enfermedad es del 50% mayor que entre las personas similares sin diabetes. Estudios recientes vinculan la diabetes a un riesgo mayor de demencia y el mal de Alzheimer. Incluso personas con niveles de glucosa en la sangre por encima de lo normal, sin llegar a diagnosticarse como diabetes, presentan un riesgo elevado. La diabetes tipo 2 es una condición en la que la insulina no desaparece del todo, pero no es producida lo suficiente o no es capaz de regular la glucosa en la sangre.



La diabetes tipo 2 es hereditaria, sobre todo porque su principal factor de riesgo (exceso de peso en grasa corporal y visceral), viene de familia en la mayoría de los casos (aunque es algo que se puede evitar desde edades tempranas). Perdiendo peso en tejido graso a través de una dieta rigurosa pero no exagerada, más la práctica constante de ejercicio físico, esto se podría evitar. Lo mejor sería concienciar desde edades tempranas a evitar subir de peso en grasa corporal de manera exagerada, ya que es mucho más fácil que perder esa cantidad exagerada de peso una vez ganado.

Lo mejor es evitar medidas drásticas, a pesar de lo que muchos recomienden, ya que las dietas radicales, exageradas y llevadas a cabo de un momento a otro, como en aquellas que se recomiendan la eliminación total de todo tipo de carbohidratos, están condenadas a fracasar. Lo mejor es hacer cambios graduales en lo que se ingiere (eliminando solamente los carbohidrato simples de bajo valor nutricional y alto contenido calórico como golosinas, pasteles, postres, helados, etc), y moderar reduciendo gradualmente las porciones del resto de alimentos, claro está más la inclusión de la práctica moderada y constante (según el nivel de cada quien) de ejercicio físico. Si bien se recomienda la reducción de las calorías diarias consumidas, no es necesario el conteo de las mismas, y lo mejor será concentrarse en las opciones de comida y reducir las porciones gradualmente, según lo ya explicado en este párrafo y en el primero. Beber agua 20-30 minutos antes de las comidas es una excelente opción, tanto para ayudar a la buena digestión como para asegurar una buena actuación de la lipólisis ("quema" de grasa).

No exagerar en el consumo de frutas por unidad de tiempo (de una sola), menos si son del tipo dulce. Se recomienda comer de 4 a 5 porciones de fruta en el día, pero en este caso lo mejor es hacerlo a lo largo del mismo, como por ejemplo comer una porción 30-40 minutos antes de las comidas grandes. La fructosa igualmente es convertida en glucosa por las células epiteliales del intestino delgado, por lo cual no es bueno que personas con diabetes exageren en su consumo de una sola, siendo eso lo que perjudica aumentando de un momento a otro la cantidad de azúcar en la sangre, más cuando son frutas dulces que proveen la glucosa de manera rápida, en su forma simple, a diferencia de los carbohidratos complejos.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook