Flatulencias o pedos al comer huevos: gases intestinales


Comer huevos puede provocar gases intestinales, flatulencias, pedos. Aquí explico por qué comer huevos causa estas molestias y cómo evitarlo. Tal vez tú te preguntarás ¿por qué cuando comes huevos aumentan las flatulencias o gases intestinales? ¿Por qué empiezas a tirartee pedos a lo loco luego de haber comido huevo? Los gases intestinales, flatulencias, pedos o como les quieras llamar, que se generan luego de haber consumido huevos (bien sea que te lo comas con yema o solo la clara), usualmente indica una muy probable intolerancia a las proteínas de este alimento de origen animal.

No obstante, muchas veces pueda que no se precisamente una intolerancia a las proteínas que aporta el huevo sino tal vez a otro tipo de alimento como por ejemplo la leche, cuando se genera una intolerancia a la lactosa (azúcar de la leche), o una posible intolerancia al gluten (proteína del trigo).

Esto lo digo porque a veces muchas personas suelen consumir desayunos (u otro tipo de comidas) donde incluyen alimentos que aportan estos dos tipos de proteínas mencionados y este tipo de azúcar. Aunque claro, en cuanto a las proteínas de la leche también puede haber una intolerancia cuando no hay enzimas para poder digerirlas, o una alergia cuando se presenta una reacción exagerada por parte del sistema inmune para intentar erradicarlas del organismo.

Por supuesto que además de una intolerancia al huevo (a sus proteínas), que sería lo más común y relativamente suave, también puede presentarse en la persona una alergia al huevo (a sus proteínas), es decir una reacción muy exagerada del sistema inmune al detectar en el organismo proteínas de este tipo y un intento exagerado para tratar de erradicarlas del organismo, alergias que van desde leves hasta mortales.

Para que estés seguro o segura de que las flatulencias o gases intestinales (pedos) que se generan en cantidades exageradas ocurren después de haber comido huevo, simplemente debes ingerir una comida donde se incluyan huevos pero ninguna de las dos fuentes proteicas ya mencionadas (leche y alimentos derivados del trigo). Si luego de unos minutos empiezas a sentirte "hinchado(a)" en la parte abdominal y con ganas constantes de tirarte pedos, pues probablemente el huevo sea en sí la causa de esto.

No obstante, a veces estas reacciones poco deseadas se presentan en alguno de los tipos de preparación del huevo, siendo la más común los huevos cocidos y en segundo lugar los huevos fritos, puesto que están enteros o casi enteros, o se lo puede ver así, o sea no pasaron por un proceso mecánico de desnaturalización proteica como sí lo sufrió un huevo revuelto para omelet o un huevo batido para la preparación de tortas, etc., por ejemplo.

Gases intestinales, pedos o flatulencias al consumir huevos



Flatulencias pedos comer huevos

Como ya lo mencioné y como lo habrás podido inferir, a veces no hay una intolerancia total al huevo como tal sino a una forma de su preparación y posterior consumo. Obviamente el consumirlo crudo es una total bestialidad porque para que el cuerpo intente si quiera degradar las proteínas de un alimento, éste debe estar bien cocido. Así que no te guíes por lo que nuestro amigo Rocky hace en sus películas o por lo que algunas personas te puedan recomendar.

A veces la intolerancia se produce porque el huevo no fue bien cocinado, o sea por ejemplo que cuando se cocinó en agua luego por dentro quedó blandito, o cuando se fritó o revolvió quedó muy mojado, o sea blandito igualmente, y esto pues simplemente da a entender que no hubo un proceso mecánico ni catalizador químico (cocción) para promover la buena digestión de los huevos (de las proteínas que aporta).

A veces la solución para evitar las flatulencias excesivas o pedos muy fétidos luego de comer huevos, es precisamente cocinarlos muy bien no importa que queden muy duros (evitando por supuesto quemarlos), o intentar otros tipos de preparación para ver si con alguno tal vez no se presentan estos molestos síntomas.

Ahora bien, si definitivamente con ninguna de las preparaciones se pudo evitar el producir gases intestinales de forma excesiva luego de comer huevos bien sea bien cocidos, bien revueltos y cocinados, bien fritos o bien batidos, pues definitivamente o al menos muy pero muy probablemente sí presentes alguna intolerancia al huevo.

Esto querrá decir entonces que ningún órgano de tu sistema digestivo fue capaz de producir enzimas para poder digerir las proteínas que aporta el huevo, especialmente hablando del intestino delgado, que es ahí donde no solo se producen una gran cantidad de enzimas sino también donde se absorben la gran mayoría de nutrientes macro y micro.

Esto significaría entonces que las proteínas que aportó el huevo o huevos siguieron derecho, es decir pasaron sin poder ser degradas ni asimiladas, lo cual las obliga a quedarse por un tiempo así en su forma macro en alguno de los intestinos, especialmente en el intestino grueso y más concretamente en el colon o muy cerca a éste.

Lo anterior simplemente ocasiona que se formen bacterias alrededor de estas proteínas, porque es como si éstas (las proteínas) empezaran a fermentar rápidamente, a acidificar, a crear un ambiente propicio para la creación de nuevas bacterias y/o a crear alimento para las ya existentes, y obviamente estas bacterias son las que expulsan gases a tu intestino grueso y por ende tu luego serás el o la que los expulse al medio ambiente.

Aunque a veces también puede que ocurra algún tipo de problema en la vesícula biliar y/o en el hígado, problema como la incapacidad de poder asimilar el colesterol que los huevos aportan, usualmente por cálculos biliares, porque simplemente la vesícula biliar o el hígado no están trabajando bien, etc. Esto lo descartas o confirmas con exámenes de sangre.
Comer huevos causa flatulencias pedos

¿Intolerancia o alergia a las proteínas que aporta el huevo?



Debes aprender a diferenciar en si lo que te genera esta excesiva producción de gases intestinales es una intolerancia a las proteínas del huevo o una alergia a las proteínas que este alimento te aporte, porque aunque hay síntomas que son muy parecidos por parte y parte, los de una alergia suelen ser más intensos, durar por más tiempo y a veces de hecho pueden presentarse más síntomas y a veces también hacerlo de manera súbita o repentina.

Los síntomas de una intolerancia al huevo (a sus proteínas) son: hinchazón abdominal acompañada de gases, un tanto molestos, algún dolor abdominal leve sobretodo en la parte baja del abdomen (porque casi todo se acumula a nivel del colon), a veces náuseas leves, a veces mareos, muy rara vez se vomita y muy rara vez ocurre un calambre a nivel del abdomen (mal llamado calambre estomacal).

Esto síntomas suelen presentarse no de manera súbita sino unos 30 o más minutos después de haber comido huevo, y su intensidad suele no ser muy alta, y a medida que pasa el tiempo y a medida que se van expulsando los gases (porque aguantarlos dentro puede ser perjudicial para la salud), su intensidad disminuye considerablemente.

Los síntomas de una alergia a las proteína del huevo (o proteínas de otros alimentos) suelen ser los mismos a las de una intolerancia pero con mayor intensidad, y suelen presentarse de manera súbita, pero además se manifiestan otros síntomas un poco más molestos y de alguno u otra forma un tanto más graves si no se los trata a tiempo, síntomas como: picor en distintas partes del cuerpo, tos, producción alta de flema, dificulta para respirar, enrojecimiento en algunas partes del cuerpo, sarpullido o granos en algunas partes del cuerpo, arritmias cardíaca, hinchazón en la lengua u otras partes del cuerpo, etc.

Es muy raro encontrar a una persona intolerante a las proteínas del huevo. Es más común encontrar intolerantes a las proteínas que aportan la leche, los derivados del trigo o los alérgicos al maní.

En sí, no existen tratamientos para curar la intolerancia a las proteínas que aporte el huevo y mucho menos a las alergias que se generan por parte de éstas. No hay enzimas que se puedan inyectar o consumir para intentar degradar las proteínas del huevo para poder asimilarlas y así evitar la aparición de gases intestinales y de otros molestos síntomas.

La solución es simplemente evitar comer huevos, esto claro si ya se descartó que sea cual sea la forma de prepararlo produce toda la sintomatología mencionada en el artículo, o sea gases pedos o flatulencias (como les quieras llamar).

Si te incomoda sentir todo esto y por supuesto quieres evitar incomodar a aquellas personas que conviven contigo, y por supuesto ya determinaste que si era el consumo del huevo lo que te causaba todo este tipo de males o molestias, pues entonces debes optar por reemplazar esta fuente proteica bien sea por una de origen animal o vegetal.

El huevo no es irreemplazable, lo único malo de tener que dejarlo es que es un alimento muy económico y a la vez muy completo, y por supuesto a algunas personas les resulta muy delicioso en sus distintas preparaciones, por lo cual entiendo que no será algo fácil dejar por completo de consumirlo, pero entonces aquí debes plantearte si quieres seguir sufriendo a cambio de unos cuantos momentos de placer, o si definitivamente quieres mejorar tu bienestar general.

Artículos de interés

2 Comentarios

  1. Hola Andy!

    Disculpa por ser ignorante pero me ha surgido otra duda,porque la gente cuando hace huevos fritos en sarten no rompen la yema? Porque la dejan intacta? Es por gustos? Hay algun motivo por la cual la sirven en un plato asi de como sale de la cascara?

    En lo personal yo siempre le rompo la yema,que se esparsa,ya que no me gusta el sabor concentrado de la yema en un solo lugar.


    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Pienso que realmente esto lo hacen por presentación (en el caso de restaurantes que los sirven) y otros (personas) lo hacen simplemente por gusto. En los restaurantes suelen no romper la yema de los huevos también para que el cliente tenga la opción de dónde esparcir su contenido.

      Pero en sí no existe un motivo nutricional por el cual lo hagan. Lo mejor en términos de evitar molestias como flatulencias o llenura al comer huevos fritos es dejar que el contenido de la yema se solidifique completamente bien sea que se rompa el líquido y se deje cocer o que se deje cocer aun sin "romper" la yema. Aunque bueno, aun así algunas personas podrían llegar a experimentar estas molestias.

      Eliminar

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook