¿Se puede quemar grasa mientras se duerme?


Quemar grasa y bajar de peso mientras duermes es posible. Aprende aquí cómo puedes quemar grasa y bajar de peso mientras duermes durante horas. Puedes quemar grasa mientras te encuentras en tu período de sueño porque simplemente esto sucede aun si no lo quisieras, o sea que mientras duermes quemas algo de las grasas de reserva que puedes tener almacenadas en tu tejido adiposo simplemente porque no es como si cuando te quedas dormido(a) de manera profunda tu cuerpo estuviera totalmente apagado, o sea no es como si dejaras de consumir energía (kilocalorías o Calorías, es lo mismo) mientras pasas por tu período de sueño de 5, 6, 7 o más horas (aun si son menos horas hay una quema de grasa aunque claramente muy leve).

Pero ojo, no se trata de que exista una fórmula mágica, un alimento, jugo o suplemento que al consumirlo antes de dormir te permita quemar grasa en grandes cantidades o sea más de la que tu organismo crea necesario quemar (calorías provenientes de tus grasas de reserva o triglicéridos), y esto lo digo porque usualmente en algunas páginas web se suelen encontrar algunas recetas de zumos o jugos para quemar grasa mientras se duerme, algo que realmente no existe.

O sea, no es que por consumir el jugo u otro tipo de bebida, el cuerpo tome a los componentes que éstos aportan como estimulantes del sistema endocrino para obligar a que las hormonas catabólicas den órdenes para empezar a quemar grasa a lo loco, algo que nunca pasará y mucho menos en un estado de un bajo gasto energético o sea un estado de muchas horas de sueño. Por supuesto esto tampoco sucedería en el día estando despiertos, o sea ningún alimento jugo o suplemento cumplirá esta mágica función.

Mientras dormimos todos los seres quemamos algo de grasa, unos más que otros ya que esto depende de muchos factores como la edad, el sexo, la tasa metabólica basal y el gasto energético total que va relacionado con las variables ya mencionadas y con el nivel de entrenamiento de cada quien y actividades físicas realizadas a lo largo del día, entre otras cosas como el nivel de estrés, hábitos de vida, etc.

Entre mayor sea el nivel de entrenamiento de la persona, principalmente cuando ésta entrena de una forma intensa con o sin pesas, mayor será la quema de grasa dado a que una mayor hipertrofia sobre las fibras musculares esqueléticas de contracción rápida tipo 2A (que son oxidativas y glucolíticas), permitirá un mayor gasto energético por parte de las grasas (quema de grasa) de reserva no solamente mientras se duerme sino también durante el día en actividades cotidianas y por supuesto durante una sesión de entrenamiento, aun si ésta fuera meramente anaeróbica (se quemará muy poca grasa, pero algo es algo a tan altas intensidades de entrenamiento).

De ahí que si tú eres una persona que entrena duro en el gym, en tu hogar, en un parque, en un centro de acondicionamiento físico o en otro lugar, luego de levantarte cuando vienes de tu período de sueño, tal vez podrás notar que tal vez en algunas partes de tu cuerpo, sobretodo en el abdomen, sientes como si hubieras reducido medidas a nivel graso, y esto es gracias a la quema de grasa directa e indirecta que se da tanto por la hipertrofia de tus músculos como por el aumento metabólico basal que se produce gracias a este factor, principalmente.

Pero ojo, mientras duermes no se quema solamente grasa, que creo que es lo que todos y todas quisiéramos. Sería ideal que durante el período de sueño nuestro cuerpo solamente quemara grasa y que lo hiciera en grandes cantidades. Y si bien es cierto que en personas con altos niveles de entrenamiento y por ende con altos niveles de hipertrofia muscular, pueden quemar grandes cantidades de grasa mientras duermen, también requerirán "quemar" ciertas cantidades de glucógeno hepático (las personas con menor nivel de entrenamiento o aun siendo sedentarias también hacen uso de este sustrato energético mientras duermen).

Quemar grasa dormir

Quemar grasa mientras duermes es posible



Quemar Calorías provenientes de las grasas de reserva mientras duermes es muy posible, pero como ya lo mencioné no será lo único que tu organismo requerirá utilizar como sustrato energético mientras pasas por estas tantas horas de sueño, aun si no duermes de forma profunda. De hecho, cuando presentas problemas para dormir y por ende sientes una desesperación absoluta porque no te puedes quedar dormido(a), tu cuerpo empezará a requerir menos grasas y a gastar más glucógeno hepático.

Entre más relajado(a) estés antes de dormir y entre mejor puedas dormir durante estas 5 o más horas, tu cuerpo requerirá gastar más grasas de reserva y menor glucógeno hepático como sustratos energéticos, porque a mayor grado de relajación y por ende a menor grado de estrés, tu ritmo cardíaco será menor y por ende siempre estará tu cuerpo en un estado aeróbico lo cual es propicio para la quema de grasa, dado a que éste es un sustrato energético que requiere de este elemento químico para poder "combustionar".

Pero si por X o Y motivo durante el día estuviste brutalmente estresado o estrasada (por tu trabajo, estudio, relación de pareja, etc.), tu ritmo cardíaco estará aumentado (en algunas personas llegando casi a umbrales en donde el cuerpo entra en un estado mixto o aeróbico/anaeróbico), y en donde tu tensión muscular será muy alta, por lo cual empezarás a gastar menos grasas de reserva y más glucógeno hepático (porque tu cerebro y sistema nervioso empezarán a consumir glucosa a lo loco) y probablemente también glucógeno intramuscular dada toda la tensión muscular que puedes experimentar muchas veces de forma involuntaria.

Es muy importante que te relajes antes de irte a dormir. Usualmente recomiendo acostarse y tomar varias respiraciones profundas sosteniéndola cada una por algunos segundos (2-5 segundos) y espirar o exhalar lentamente. Así hasta lograr tranquilidad y por supuesto hasta que el ritmo cardíaco baje, todo esto para poder conciliar el sueño, dormir bien y aprovechar todas las bondades de este aspecto fisiológico, y por supuesto para evitar elevados gastos de sustratos anaeróbicos energéticos de forma innecesaria.

¿Por qué? Porque cuando tu cuerpo está en un grado alto de estrés, y por ende mientras duermes, empiezas a quemar pocas cantidades de grasa y luego él se verá en la necesidad de gastar mucho glucógeno hepático en mayor proporción (aun estando relajado él gastará glucógeno hepático), y cuando los niveles de este sustrato energético lleguen a estar muy bajos o totalmente vacíos, tu organismo deberá a empezar a dar órdenes para empezar a degradar proteínas musculares hasta aminoácidos para así intentar convertirlos a glucosa y así intentar cubrir tu requerimiento energético, sobre todo a nivel de tu cerebro y sistema nervioso.

¿Por qué? Porque el glucógeno intramuscular es exclusivo de las fibras musculares esqueléticas, o sea que cuando los niveles de glucógeno hepático bajan considerablemente (en este caso por un grado alto de estrés mientras pasaste estas 5 o más horas sin poder dormir bien), tu cuerpo no requerirá de glucógeno intramuscular para intentar alimentar a tu cerebro y sistema nervioso sino que optará por los aminoácidos de las proteínas musculares.

Pero esto no es todo lo malo que se puede presentar cuando no duermes bien o no duermes lo suficiente. O sea, no solo se mermará la quema buenas cantidades de grasa corporal, y no solamente se aumentará el gasto tanto de glucógeno hepático como de proteínas musculares, sino que también se disminuye la cantidad de agua corporal y las cantidades de nutrientes micro (vitaminas y minerales), lo cual puede comprometer tu salud.

¿Por qué? Porque tu cuerpo requiere de mucha agua y de vitaminas y minerales (para formar las distintas enzimas necesarias) tanto para degradar las proteínas musculares como para transaminar a sus aminoácidos y convertirlos a la tan necesaria glucosa.

¿Ya entiendes por qué es tan importante dormir bien para que puedas quemar buenas cantidades de grasa? Y bueno, digo "buenas cantidades" pero obviamente lo serán de acuerdo a tu nivel de entrenamiento, tasa metabólica basal, requerimiento energético total, etc., porque no es como si al dormir muchas horas y hacerlo como un bebé fueras a quemar cantidades de grasa de forma bestial si así tu organismo no lo cree necesario de acuerdo a las variables ya mencionadas.

Muchas personas optan por meditar antes de irse a dormir para así poder conciliar el sueño, poder dormir de manera óptima esas tantas horas que puedan darle de descanso a su cuerpo, y eso por supuesto les ayudará a quemar buenas cantidades de grasa corporal acordes por supuesto a su edad, nivel de entrenamiento, gasto metabólico basal, etc.

Realizar ejercicios de tipo aeróbico y a veces hasta umbrales mixtos (aeróbicos/anaeróbicos) unas horas antes de dormir es otro factor que puede ayudar a conciliar el sueño, tanto por la liberación de endorfinas que se producen como por el hecho de ayudar a liberar el estrés laboral, académico, etc. Claro, el ejercicio produce cierto grado de estrés, pero es un estrés muy diferente al que te puede poner en estado de nervios y desesperación total.

Entrenar rutinas de alta intensidad en horarios muy cercanos al período de sueño en algunas personas suele tener un efecto poco deseado, ya que aunque el cuerpo se pueda encontrar algo agotado, el sistema nervioso puede quedar muy activo por mucho tiempo, y por ende te podrá entrar la desesperación al no poder conciliar el sueño y por ende podría aumentar el grado de estrés, y por esta razón se puede disminuir la quema de grasa mientras pasan las horas de sueño.

Aunque también hay algunas personas que realizan sus sesiones de entrenamiento de alta intensidad (meramente anaeróbicas) con o sin pesas muy pocas antes de irse a dormir, y de esta forma poder dormir mejor. Realmente este factor es muy variable en cada persona, así que lo mejor es que pruebes qué te sienta mejor para que puedas dormir muy bien con el objetivo de optimizar la quema de grasa mientras duermes en tu organismo.

Ya cuando se trata de qué comer antes de ir a dormir para poder buenas cantidades de grasa, o mejor dicho para evitar acumular grandes cantidades de grasa corporal y no evitar una quema de grasa más o menos pronunciada mientras se duerme, realmente es una pregunta o son preguntas que no tienen una respuesta única o estándar porque simplemente todas las personas son diferentes.

Con lo anterior me refiero a que todas las personas tendrán diferentes requerimientos energéticos basales yo totales porque simplemente todas las personas tienen distintas edades, distintos nivel de entrenamiento, realizan diferentes actividades a lo largo del día por distintas cantidades de tiempo, porque todos y todas tienen distintos potenciales genéticos, diferentes tipos de fibras musculares desarrolladas, hipertrofiadas y/o atrofiadas, etc.

Por todo lo mencionado es que cuando se trata del factor nutricional o mejor dicho de qué comer, cuándo comer y en qué cantidades comer, sobretodo cuando se acerca el horario de irse a dormir, hay que tener en cuenta todas las variables mencionadas para así determinar un plan nutricional específico para cada quien, con el objetivo de ayudar a obtener los objetivos estéticos y/o de rendimiento que se puedan plantear.

Ya para terminar quiero recordarte entonces lo importante que es dormir bien para poder quemar buenas cantidades de grasa, por supuesto teniendo muy en cuenta todas las variables mencionadas a lo largo del artículo, y te recuerdo que por esta razón y porque la vida no es tan "de color de rosa", no existe algo (ni suplemento, ni bebida, ni alimento) que consumiéndolo (sea el momento que sea) hará que puedas quemar más grasa de la que tu cuerpo crea necesario quemar dependiendo la actividad que realices.

Te recuerdo que es muy importante que evites grandes cantidades de estrés que puedan angustiarte o ponerte nervioso(a), tanto por tu salud en general como por el hecho de que evites que la quema de grasa mientras duermes se vea reducida y que por ende se aumente el gasto energético de sustratos energéticos que realmente no quisieras que se utilizaran en grandes cantidades.

Entonces, recuerda que de ti depende que sea posible reducir o quemar grasa mientras duermes, o bueno de ti depende que puedas hacer que tu cuerpo pueda eliminar buenas cantidades de grasa corporal (adiposa y visceral) mientras pasas por tu período de sueño, y bueno también durante el día mientras estás despierto(a).

NOTA: Utilizo el término "quemar" simplemente por su popularidad ya que realmente no sería lo correcto, ya que lo adecuado sería llamar a la quema de grasa como Lipólisis, pero soy consciente de que muy pocos son los que teclean de esta forma en los buscadores.

Artículos de interés

1 Comentarios

  1. que ironia en la imagen de la chica de arriva que elegiste como muestra, una gorda y una mas delgada, si decidieras hacer una encuesta la mayorias de los hombres la preferimos como la mas gordita jajajajaaj

    ResponderEliminar

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook