El entrenamiento de fuerza tonifica más los músculos y fortalece los huesos

Masa ósea. Todos sabemos que el entrenamiento de fuerza (con pesas, máquinas con pesas o bandas elásticas de resistencia) puede ayudar a crear y mantener la masa y fuerza muscular. Lo que pocos saben es que los músculos fuertes ayudan a reforzar los huesos, lo que ayuda a minimizar el riesgo de fracturas debido a osteoporosis.

Una combinación de cambios relacionados con la edad, la inactividad y la pobre nutrición conspiran para robarle a la masa ósea un 1% por año después de los cuarenta años. Los huesos, al crecer más frágiles y susceptibles a las fracturas, tienen mayor posibilidad de romperse, aun cuando sea por una caída sin importancia o menos obvio, inclinarse para amarrar el cordón de un zapato.



La osteoporosis debe ser una preocupación para todos nosotros. 8 millones de mujeres y 2 millones de hombres, solamente en los Estados Unidos, sufren osteoporosis. En este momento, la osteoporosis es la responsable de más de 2 millones de fracturas al año, y los expertos anticipan que este número incrementará en el futuro.

Las fracturas de cadera, por lo general, son las más serias. 6 de cada 10 personas nunca recobran su previo nivel de independencia. El solo caminar de un lado a otro de la sala, sin ayuda, sería casi imposible cuando se sufre este trauma.

Varios estudios han demostrado que el entrenamiento de fuerza, sumado a una dieta adecuada, puede tener un rol muy importante en la des aceleración de pérdida de masa ósea, y varios estudios han probado que nunca es tarde para desarrollar la fuerza de los huesos.

Es muy importante crear masa ósea antes de perderla. Las actividades que le ponen estrés (tensión) a los huesos propician la creación de unos depósitos adicionales de calcio y ayudan a estimular las células que forman los huesos. El "tira y afloje" sobre el hueso que ocurre durante los entrenamientos de fuerza (carga de pesos durante los ejercicios aeróbicos tales como caminar o correr) suministran el antedicho estrés (bueno) y estimulación. El resultado será huesos más fuertes y más densos.

Los entrenamientos de fuerza tienen beneficios adicionales para los huesos más allá de los que dan los ejercicios de fuerza aeróbicos. El principal objetivo son los huesos de las caderas, espina dorsal y las muñecas, que, junto con las costillas, son los sitios más propensos a fracturarse. Además de los entrenamientos de resistencia (con pesas, principalmente) incrementan la fuerza y estabilidad del cuerpo. Todo esto aumenta la confianza en sí mismo, le ayuda a mantenerse activo y disminuye las fracturas mediante la reducción de las caídas "accidentales".

Es importante tener en cuenta que todo programa de ejercicios debe estar supervisado por un experto preparador físico, previo a una valoración médica.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES. COMPARTE EL ARTÍCULO Y HAZ TU COMENTARIO

¿Tienes algo que decir sobre este artículo? Compártelo con nosotros en:

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Rutina de ejercicios en el gimnasio para mujeres

Rutina de pesas para hombres ectomorfos, delgados o flacos

¿Qué proteínas deben tomar las mujeres para ganar masa muscular?

Dolor de cabeza y mareos al consumir cosas dulces

Ganas de vomitar al hacer ejercicio físico

BiPro proteína de UPN: análisis, características, opiniones, review

¿Por qué se acaban las pompis, pompas, cola, glúteos o nalgas?

¿Proteínas zero carbs para ganar masa muscular?

Consejos para aumentar masa muscular para personas delgadas

¿Inyectarme complejo b me hará ganar masa muscular?