¿Tomar jugos de fruta en leche es bueno o malo?

En la gran mayoría de los casos los jugos de fruta licuados en leche pueden resultar malos para la salud por el gran aporte de azúcares simples naturales y artificiales y por las grasas saturadas que contiene la leche. Entonces, decir que es bueno o malo consumir jugos de fruta licuados en leche depende de cada persona en cuanto a los objetivos de lograr una supuesta mayor y mejor nutrición, y del logro estético que quiera alcanzar como por ejemplo el aumento de su masa muscular y/o la reducción de su porcentaje de grasa corporal.

También puede influir mucho la parte genética, porque aunque yo nunca recomiendo consumir las frutas con otro tipo de alimentos, ni mucho menos licuarlas en leche (sin importar que sea descremada), principalmente por los problemas gastrointestinales que ésto produce, además del aumento del riesgo de acumular más grasa en el tejido adiposo, habrá quienes puedan no sentir estas molestias, y tal vez tener un metabolismo basal muy activo y por ende no acumular mucha grasa, ni tampoco aumentar los riesgos de padecer diabetes.

Aunque la leche tenga un aporte de proteínas de alto valor biológico, también es considerada como un carbohidrato simple debido a que su azúcar es prácticamente un disacárido (lactosa = glucosa + galactosa), por lo cual estas moléculas de lactosa mezcladas y consumidas junto con las de fructosa (que termina siendo convertida en glucosa por las células epiteliales del intestino delgado), aumentan los riesgos de aumentar el índice glucémico en las personas, generando picos insulínicos, colocando a trabajar la hormona de la insulina de manera elevada, caso que si se vuelve constante el cuerpo podrá generar una resistencia a la misma, provocando la aparición de la diabetes tipo 2.

Otra cosa "mala" del consumo de jugos o zumos de frutas en leche, es que todo ese aporte de azúcares simples, por unidad de tiempo o de una sola, incrementan el riesgo de que la persona acumule más grasa, más aún cuando ésta es sedentaria o cuando No practica ejercicios físicos de alta intensidad como los entrenos con las pesas o deportes de alta intensidad.

Todo esto debido a que los almacenes glucogénicos en hígado y tejido muscular esquelético se llenan muy fácil y rápido por estos azúcares, y son tantos los ingeridos (leche + fruta) que muchos tendrán que ser convertidos en ácidos grasos para su posterior almacenamiento como "grasas de reserva" o triglicéridos en el tejido adiposo, y una parte en la zona visceral (alrededor de los órganos).

En sí todo en exceso puede hacer que engordemos es decir que acumulemos grasa corporal de forma excesiva, aun si se trata de fuentes proteicas magras. Ahora imagínate consumiendo una gran cantidad de azúcares simples de una sola.

De ahí que en una persona sedentaria o que solamente practique ejercicios físicos moderados, el consumo de zumos de fruta en leche puede no ser recomendado y por ende tornarse en algo "malo", debido a lo ya mencionado.

Los jugos de frutas en leche para las personas que hacen ejercicios de alta intensidad


Algo muy diferente para una persona que practique rutinas de alta intensidad, más aun si éstas son con el manejo de cargas externas retadoras (pesos pesados). Aunque tampoco es que se abuse del consumo de este tipo de jugos en leche solo por este factor. Esa no es la idea.



Una persona con un requerimiento energético bajo, que usualmente es una persona que no practica deportes de alta intensidad ni entrena rutinas de alta intensidad, sin importar que estudie o trabaje todo el día, no debería consumir zumos o jugos de frutas en leche porque esto podría derivar en acumulaciones exageradas de grasa (además de poderse presentar algunas molestias gastrointestinales).

De hecho lo mejor sería optar siempre por los zumos de fruta en agua y sin azúcar refinada, no solo por el factor estético de evitar acumulaciones grandes de grasa, sino también por salud ayudan a prevenir sobrepeso graso, posterior obesidad y un probable desarrollo de algún tipo de diabetes.

Es más, una persona con un alto requerimiento energético, o sea que entrene duro casi que a diario bien sea deportes de alta intensidad y/o sesiones de entrenamiento de otro tipo con un factor alto en cuanto a intensidad, debería también acatar la recomendación anterior de evitar los zumos en leche y optar mejor por los jugos de fruta en agua y preferiblemente simples.

Es probable que en muchos casos tomar un jugo de frutas en leche luego de haber entrenando una rutina con pesas, una sesión de Crossfit, Insanity, de entrenamientos funcionales, o luego de haber terminado de jugar un partido de algún tipo de deporte, no sea tan malo ni desde el punto de vista estético ni el de salud, ya que debido al alto gasto energético que se produjo es probable que lo mejor sea reponer estas cantidades por exceso y no dejarlas a un defecto que puede retardar la recuperación muscular.

No obstante, el hecho de consumir un jugo de fruta en leche debería ser una opción casi que emergente o sea en caso de que no haya de otra, porque lo mejor siempre para un pos entrenamiento, en la mayoría de los casos, viene a ser consumir un zumo de frutas en agua sin azúcar, o una fruta sola, y a los 20-30 minutos ingerir una buena comida cargada de una buena porción de algún carbohidratos complejo.

Si se opta por el zumo de frutas en leche como pos entrenamiento, se corre el riesgo no solo de acumular grasa de más sino de inhibir el apetito para algo que se absorba de una manera lenta y constante (carbohidrato complejo).


Si una persona sale a trotar en las mañanas, buscando mejorar su salud y tal vez queriendo "quemar" algo de grasa para mejorar su parte estética, "rematar" con un zumo de frutas en leche hará que todo ese esfuerzo físico haya sido en vano, y que de hecho se acumule más grasa y quede con más en su tejido adiposo de la que ya tenía antes de haberse ido a trotar.

Y no importa si no lo consumen como "remate" después del ejercicio físico moderado, ya que en cualquier otra hora del día es igual de "dañino". Lo anterior agregado a los problemas gastrointestinales que muchos podrían presentar consumiendo este "revoltijo".

Otros aspectos negativos de tomar jugos de fruta en leche


Otro aspecto "malo" o negativo del consumo de zumos de fruta en leche, es que los nutrientes tanto de la fruta (as) como de la leche "compiten" por ser absorbidos, al ser consumidos juntos, lo cual puede ser uno de los factores que influyen en los problemas de tipo gastro-intestinal, ya que si unos nutrientes son absorbidos y los otros no (simplemente porque el cuerpo no lo requiere por haber consumido tantos, de fácil absorción, por unidad de tiempo), esos que no fueron absorbidos, por ser tantos, tendrán que ser evacuados de emergencia ("soltura intestinal", diarrea, vómitos, etc.).

El único aspecto "bueno" o positivo que tiene el consumo de jugos o zumos de fruta en leche, en algunas personas con un metabolismo basal alto por genética o por la práctica de ejercicios físicos de alta intensidad, es que los nutrientes tanto de las frutas como de la leche cumplen la función de reponer ese glucógeno, aminoácidos, y micronutrientes, que se gastaron durante el ejercicio físico intenso, para así agilizar la recuperación, evitar el desgaste, y por ende ayudar a una hipertrofia o mantenimiento de la masa muscular actual.



Digo que en "algunas personas" puede tornarse "bueno" o recomendado el consumo de zumos de frutas en leche, porque habrá quienes puedan igualmente sufrir de los problemas de tipo gastro-intestinal que se puedan generar, y habrá quienes a pesar de tener una tasa metabólica basal alta, tendrán tendencia a acumular grasa, usualmente por algún factor genético, y más cuando se agregan tantos azúcares simples de una sola.

Aunque si se consumen justo después de un entreno, estas acumulaciones de grasa puedan no ser muy exageradas. Pero lo ideal, como ya lo he mencionado, es evitar los zumos de fruta en leche (de hecho, si se pueden evitar los lácteos en general, sería lo mejor para optimizar la salud).



Lo "malo" es cuando tanto ellos y ellas (los que practican ejercicios físicos de alta intensidad), como los sedentarios o personas con un nivel de actividad física moderado, los usan como sobremesa, incrementando aún más los riesgos de acumular grasa debido al consumo de azúcares simples justo después de haber consumido azúcares o carbohidratos complejos (arroz, pasta, patatas, etc).

No tomen zumos de frutas en agua y mucho menos en leche (ni algún otro tipo de bebida) para rematar los alimentos. Acostúmbrense a hidratarse bien durante el día, antes de cada comida, para evitar sentir sed durante la misma y así dejarle todo el trabajo de remojar a la saliva (que es lo ideal).

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES. COMPARTE EL ARTÍCULO Y HAZ TU COMENTARIO

¿Tienes algo que decir sobre este artículo? Compártelo con nosotros en:

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Rutina de ejercicios en el gimnasio para mujeres: pierde grasa y tonifica tus músculos

¿Qué proteínas deben tomar las mujeres para ganar masa muscular?

¿Por qué se cae la cola, glúteos o nalgas?

Rutina de pesas para hombres ectomorfos, delgados o flacos

¿Por qué se acaban las pompis, pompas, cola, glúteos o nalgas?

¿Inyectarme complejo b me hará ganar masa muscular?

Consejos para aumentar masa muscular para personas delgadas

Dolor de cabeza y mareos al consumir cosas dulces

¿Qué jabón utilizar para lavar el pene (glande, corona, tronco, uretra, prepucio)?

BiPro proteína de UPN: análisis, características, opiniones, review