Cosas que hay que saber sobre el cáncer para su prevención y tratamiento

¿Una alimentación adecuada podría ayudar a curar el cáncer? Podemos observar como la alimentación influye en una persona con diabetes, una con sobrepeso graso u otra con hipertensión. Entonces, ¿la alimentación puede influir en una persona enferma con cáncer? La respuesta es que "sí", los alimentos que una persona que padezca esta enfermedad ingiera, podrían afectar en el desarrollo de la misma, tanto empeorando la situación como ayudando a que poco a poco vayan despareciendo las células cancerígenas. Aunque cabe destacar que en la mayoría de los casos, dependiendo de qué tan avanzado esté el cáncer y el tipo del mismo, una alimentación adecuada puede que no sea suficiente para erradicar esta enfermedad por completo.

¿Por qué la parte nutricional en muchos centros médicos sigue siendo tan ignorada cuando de cáncer se trata? En la mayoría de los casos podría decirse que se debe a falta de información. Muchos de los profesionales médicos salen graduados de universidades en donde en su gran mayoría no se les hace un énfasis o por lo menos no a profundidad, sobre la importancia de los alimentos, la nutrición, para el tratamiento y la prevención de enfermedades, especialmente contra el cáncer. Esto debe cambiar, y la medicina moderna debe incorporar los avances en el terreno de la nutrición para la prevención y tratamiento de distintas enfermedades.



¿Cómo vencer el miedo que se siente al recibir el diagnóstico de cáncer? Se debe tener una motivación por la cual vivir para seguir luchando contra esta enfermedad. Se debe hacer una reflexión sobre la muerte y cómo se ha vivido hasta ese momento.

Se debe aceptar la muerte como un fenómeno natural por el que todas las personas deben pasar, y cuando esta aceptación se dé, se debe decidir inmediatamente vivir sin miedo, disfrutando al máximo cada día sin preocuparse mucho por el futuro. Obviamente siguiendo con los tratamientos médicos para combatir esta enfermedad, incluyendo una alimentación adecuada.

¿Por qué los lácteos y la carne son tan dañinos? La carne y los lácteos, principalmente la leche, carecen de fibra y de fitoquímicos que nos ayudan en la prevención del cáncer. Pero no solo eso, porque muchos dirán que aunque no ayudan en la prevención de esta enfermedad tampoco la agravarían, pero ahí está la equivocación, ya que si estos productos son provenientes de ganaderías convencionales, su grasa no es recomendada por la presencia de restos de pesticidas, nitratos, antibióticos, entre otros compuestos dañinos para la salud. Entonces, la carne y los lácteos, deberían ser reemplazados por fuentes proteicas de origen vegetal como las legumbres, cereales integrales y frutos secos.

¿Es necesario eliminar todas las fuentes de proteína animal de la dieta? Aquí la respuesta puede variar, y solamente el médico especialista puede dar el veredicto final. En general, lo mejor sería conservar una alimentación 100% vegetal, aunque no necesariamente debe ser así (a menos que el médico así lo recomiende).

En el caso de que no sea necesario eliminar todas las fuentes proteicas animales, es mejor reemplazar las carnes rojas por pescados de buena calidad, y por carnes blancas. Y, por supuesto, evitar los lácteos.

¿Por qué las harinas y azúcares refinados resultan tan dañinos cuando se consumen en exceso? Las harinas y azúcares refinados (recordando que la harina es simplemente trigo molido, y es malo solo cuando se consume en exceso y cuando se refina) están carentes de fibra, minerales, fitoquímicos, vitaminas, etc., y solo aportan calorías provenientes de un exceso de glucosa (no es que ésta sea mala si se consume con moderación) y grasas "supersaturadas" o trans.

Además, por el mismo aporte de estas calorías en exceso, tienden a elevar rápidamente los niveles de glucemia sanguínea, estimulando una secreción excesiva de insulina y de ICF-1, dos sustancias que actúan como promotoras del crecimiento celular (de ahí que ambas hormonas son anabólicas: de síntesis y crecimiento).

Por lo anterior, cuando se está expuesto a que ese crecimiento celular también sea por parte de las células cancerígenas, lo mejor es obtener la tan necesaria e importante glucosa de manera lenta y constante, la cual es aportada de esta forma por cereales integrales, principalmente arroz integral, pasta integral, avena, para así mantener los niveles glucémicos e insulínicos normales.



¿Qué alimentos son esenciales para la salud en general y a su vez para prevenir y combatir el cáncer? La cocina anticáncer se basa en el consumo de frutas, verduras, frutos secos, semillas, especias y aromáticas, legumbres, cereales integrales y pescado (a menos que le médico prohíba el consumo de proteínas de origen animal). Estos serían los alimentos esenciales para combatir el cáncer, aunque hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos, y dependiendo el tipo de cáncer y su etapa, es mejor conseguirlos de origen orgánico, es decir sin tratamientos químicos, caso tal principalmente hablando de las frutas y verduras.

¿La Quinoa es esencial contra el cáncer? La quinoa es un pseudocereal muy completo desde el punto de vista de las proteínas, siendo un sustituto genial para las carnes. No contiene gluten por lo que puede ser consumido por celiacos. Lamentablemente sus virtudes se han estado sobredimensionando y por lo mismo su precio se ha ido elevando.

El trigo serraceno, la avena, el arroz integral o el amaranto también son buenos cereales que se pueden añadir a la alimentación contra el cáncer y de más fácil adquisición hablando en términos de economía.

¿Consejos a aplicar en una alimentación contra el cáncer? Cambiar las harinas y alimentos refinados por productos integrales como el pan integral, pasta integral y arroz integral. Cambiar las bebidas azucaradas y a base de licor por agua mineral e infusiones herbales. Utilizar siempre aceite de oliva extra virgen (una sola vez por cocción) para cocinar, abandonando así el resto de aceites refinados con grasas supersaturadas o trans.

¿Hacer ejercicio de manera constante ayuda a combatir el cáncer? Se debe tener mucho cuidado con el grado, la duración y el nivel de cada persona cuando se decide incluir la práctica de ejercicio físico o deportes cuando se padece cáncer. La mejora en la capacidad aeróbica optimiza el transporte de oxígeno y nutrientes a las células del organismo, lo que ayuda a combatir el cáncer, y a prevenirlo en el caso de personas sanas, provocando cambios adaptativos positivos en la homeostasis.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES. COMPARTE EL ARTÍCULO Y HAZ TU COMENTARIO

¿Tienes algo que decir sobre este artículo? Compártelo con nosotros en:

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Rutina de ejercicios en el gimnasio para mujeres: pierde grasa y tonifica tus músculos

¿Qué proteínas deben tomar las mujeres para ganar masa muscular?

Rutina de pesas para hombres ectomorfos, delgados o flacos

¿Por qué se cae la cola, glúteos o nalgas?

¿Por qué se acaban las pompis, pompas, cola, glúteos o nalgas?

Dolor de cabeza y mareos al consumir cosas dulces

¿Inyectarme complejo b me hará ganar masa muscular?

BiPro proteína de UPN: análisis, características, opiniones, review

Consejos para aumentar masa muscular para personas delgadas

¿Proteínas zero carbs para ganar masa muscular?