Cuidados para la piel de todas las personas


Es muy importante que todos sepamos qué debemos y qué podemos hacer para evitar lesiones en la piel y las temidas manchas que se pueden presentar en la misma. Usualmente las personas (principalmente los hombres) dan poca importancia a la piel, más cuando son jóvenes, exponiéndose al sol por tiempos prolongados y sin el uso de bloqueadores solares, quizás por simple descuido (caso de mujeres y hombres) o por simple machismo (caso de los hombres) al sentir que el uso de cremas bloqueadoras solares, y humectantes, es sólo para mujeres u hombres afeminados, cuando no pueden estar más equivocados.

Está bien que los problemas comunes como manchas y arrugas, y otros más graves como el mismo cáncer de piel, son más propensos a aparecer en unas personas más que en otras, pero de igual forma, todos y todas deberían aplicar los mismos cuidados preventivos para evitar padecer todo este tipo de inconvenientes no solamente estéticos, sino también se salud relacionados con la piel.

Muchos pensarán que solamente las cremas u otros productos de uso externo son los únicos a tener en cuenta para mantener la piel en óptimas condiciones, cuando una buena alimentación y la práctica de ejercicio físico (bajo techo, o al aire libre pero en la noche o en horas tempranas) son cruciales para mantener la buena salud y aspecto de la misma, y en general. No obstante, hay que decir que el ejercicio físico excesivo, muy intenso y extenso, y la exposición prolongada al sol en horas del medio día y/o tarde, pueden arraigar los efectos contrarios (negativos).

Cuidados en la piel antes de exponerse al sol



1. Antes de tomar el sol (para broncearse o por simple salud relacionada con la síntesis de vitamina D), se debe evitar la aplicación de productos que tenga alcohol (no usar lociones, perfumes, etc.), debido a que éstos, junto con el sol, pueden provocar la aparición de manchas en la piel. Por lo cual, el uso de maquillaje también queda estrictamente prohibido, y lo mejor es realizar una limpieza facial, secar muy bien la piel, aplicar algo de bloqueador solar, esperar unos 20-30 minutos, y luego salir bien sea a "hacer diligencias" o a ejercitarse al aire libre.

2. Se deben seleccionar protectores solares de buena calidad y que sean reconocidos y con factores de protección adecuados para cada tipo de piel. Estos productos deben aplicar entre 20-30 minutos antes de exponerse a los rayos solares y con la piel completamente seca, para así evitar que el sudor elimine la protección de los mismos.

3. Las zonas como las orejas, la cara, el cuello, los hombros, el empeine y el pecho son muy sensibles, por lo cual se debe aplicar, sin olvido, protector solar principalmente en estas zonas. Si se ha transpirado mucho, es bueno volver a aplicar otra capa de protector solar, por lo menos en estas zonas mencionadas.

4. Para los labios, las cicatrices y el cabello, existen productos especiales. Éstas partes no se deben descuidar, ya que el sol también les afecta enormemente, produciendo problemas relacionados principalmente con la deshidratación y posterior resequedad.

¿POR QUÉ APARECEN LAS MANCHAS EN LA PIEL?



El exceso de melanina es el que provoca la aparición de manchas, aunque en algunos casos principalmente se deben a la edad o son de nacimiento. Otra cusa de su aparición se atribuye a los cambios hormonales que presenta el organismo, la toma de anticonceptivos orales, tratamientos con estrógenos, menopausia, entre otros. Sin embargo, un adecuado cuidado podría impedir que las manchas aparezcan o que empeoren una vez ya estén plasmadas sobre la piel.

Cuidados de la piel en general



Lo primero que todas las personas deben tener en cuenta, es que los cuidados que se tengan con la piel no deben hacerse únicamente en período de vacaciones (verano principalmente) o cuando se piensan broncear, puesto que el sol de invierno o en días nublados, los rayos indirectos (cuando se va en automóvil, por ejemplo) y algunas bombillas de luz, producen igualmente problemas y manchas en la piel, así como el envejecimiento de la misma, deshidratación de la piel y manchas o lunares que pueden convertirse en melanomas (variedad de cáncer de piel).

Los primeros días tomando el sol se debe evitar la exposición por períodos muy largos de tiempo y evitar hacerlo en horas del medio día o tarde. Lo mejor es hacerlo en sesiones de 15-20 minutos y en horas de la mañana (antes de las 11am) para que así la piel pueda irse adecuando. También es conveniente utilizar el protector solar de mayor protección y evitar los bronceadores, así el objetivo sea el de tener un bronceado atractivo, ya que se puede lograr también con el sólo uso de protectores solares.

Luego de unos meses de adaptación, se pueden ir aumentando los tiempos de exposición al sol, pero tratando de que no sean superiores a las dos horas seguidas, ya que ésto podría causar quemaduras muy fuertes en la piel, en unas personas más que en otras.

Es necesario recordar que aunque el día pueda estar nublado, las personas que decidan exponerse al sol a tratar de broncearse, a hacer diligencias y/o a practicar algún tipo de deporte o ejercicio físico al aire libre, deben tener en cuenta que la radiación solar será igual que en un día soleado, así que se debe usar protector solar igualmente.

DESPUÉS DE LA EXPOSICIÓN AL SOL:



Después de la exposición al sol, es conveniente ducharse o bañarse con agua fría o a temperatura ambiente, ya que ésta ayuda a "quitar" ese exceso de calor además de colaborar en cerrar los poros de la piel. Luego de salir de la ducha y secar muy bien el cuerpo, es conveniente aplicar cremas humectantes e hidratantes, con ingredientes calmantes y antiinflamatorios (en caso de ser necesario), para ayudar a suavizar y regenerar la piel.

El contorno de los ojos, dorso de la nariz y pómulos son las partes que más cuidado deben tener después de una exposición media o prolongada bajo el sol, por lo cual se deben usar productos especiales para estas zonas tan delicadas, y así revertir los efectos negativos que se hayan podido producir por la exposición al sol.

Artículos de interés

2 Comentarios

  1. Interesante, me llamo la atencion lo de las bombillas de luz. Cuales específicamente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general todas afectan directamente a la piel de uno u otro modo, porque generan radiación, aunque algo verdaderamente mínimo. Las más "perjudiciales" son las viejas, ésas que alumbran amarillo. Las menos dañinas son las de luz blanca y las LED.

      Eliminar

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook