¿Qué puedo hacer para dormir bien?


¿Quieres saber qué puedes hacer para poder conciliar el sueño y dormir bien para afrontar de manera óptima un nuevo día? Dormir bien se deriva en una buena salud y excelente estado de ánimo. Pero tu te preguntarás: ¿exactamente qué es dormir bien, y cómo puedo lograrlo? Pasar una buena noche, durmiendo las horas recomendadas y tratando de que los estados de sueño profundo no se vean alterados por ruido, exceso de luz, una temperatura inadecuada, entre otros factores como por ejemplo el hecho de que a hay personas que no pueden dormir bien cuando hay alguien más en sus camas, es crucial para que nuestro cuerpo, más concretamente el sistema nervioso y el endocrino (este último contribuyendo con la segregación hormonal), pueda llevar a cabo en los estados de sueño profundo, entre ellos la fase REM (Rapid Eye Movement slepp), ciertos procesos de desintoxicación corporal a determinadas horas de la noche.

Pero muchos se preguntarán si ¿las personas que por ocio, estudio o por trabajo, que deben trasnochar constantemente, conseguirán los mismos resultados de calidad en el sueño para una buena salud, si duermen durante el día? A esta pregunta existen muchas respuestas, como el caso de que existe el factor de la costumbre y posible adaptación, más el hecho de que se puede simular un ambiente propicio para indicarle al cuerpo por medio de "trampa", que es de noche. Sin embargo, realmente nunca será lo mismo dormir de acuerdo a los horarios en comparación a dormir en un horario diferente aun simulando un ambiente nocturno. Pero hacerlo es mejor a no dormir en absoluto durante el día o hacerlo con ruido y mucha luz.

Una de las cosas "malas" en términos de salud en lo relacionado a estar activos en la noche y dormir en el día (ya suponiendo que la persona se ha acostumbrado a ello) sería el hecho de que nos privaríamos de la exposición al sol en horas de la mañana, por medio de la práctica de ejercicio físico, lo cual no resultaría positivo o benéfico para la síntesis de vitamina D y una mejor absorción de calcio. Otro punto negativo de no poder dormir bien y/o de hacerlo en horarios donde como humanos no nos corresponde, es el hecho de la alteración del ritmo circadiano y consiguiente alteración del sistema nervioso y endocrino, con lo cual se alteran de forma negativa los procesos anabólicos de nuestro organismo (procesos de síntesis y crecimiento).

Aunque claro, aquí también entraría el factor de la costumbre, y el hecho de que esta vitamina y el mencionado mineral se pueden obtener con una alimentación adecuada rica en frutas (incluyendo los frutos secos), verduras, carbohidratos complejos y proteínas. Los lácteos, aunque muchos pueden decir que son necesarios, realmente no lo son. Algunos estudios médicos apuntan a que el caseinato (proteína de la leche) podría estar involucrada en la manifestación de cáncer, además que los lácteos pueden causar cambios de pH bruscos que pueden alterar notablemente la flora intestinal, y aunque en muchos no se noten los efectos adversos de manera tan pronunciada como otros, lo mejor sería evitarlos.

Pero claro, cada quien decide si seguir consumiendo lácteos o no. Pero bueno, aquí no hablaré de factores alimentarios, sino de recomendaciones para pasar una buena noche y poder dormir bien, aunque la alimentación puede estar muy relacionada con lograr este objetivo. Y en cuanto a lo de dormir en el día porque durante la noche se trabajó y/o se salió de fiesta, pues el hecho de simular un ambiente nocturno en la noche sería menos peor a dormir con mucha iluminación y mucho ruido.

Qué hacer para dormir mejor

¿Qué hacer para dormir bien


Entonces, a la pregunta anterior de ¿qué es dormir bien? podría decirse que es el hecho de poder tener un ambiente propicio para lograrlo, como el hecho de que la habitación debe estar totalmente oscura, o si no es posible lograrlo entonces usar un antifaz que no permita la entrada o percepción de luz a través del órgano de la vista, para que así el cuerpo sienta de verdad que es hora de descansar y el sistema endocrino empiece la segregación de las hormonas que permitirán un estado de relajación para preparar el organismo para dormir bien (relajado y de forma profunda).

Además, se deben evitar alteraciones que puedan de nuevo ponernos en estado de alerta, entre ellas están los ruidos, sentir a otra persona y que por ende nos podamos despertar, y el hecho de la temperatura ambiente, ya que una muy alta o muy baja igualmente podría despertarnos e interrumpir nuestro período de sueño.

Lo que se busca con dormir bien, independientemente de si se hace en la noche o durante el día (caso de las personas que trasnochan y se acostumbran a ello), es dormir las horas recomendadas (8,9 o 10 dependiendo de cada persona en base a lo que haga durante su período activo: estudio, trabajo, ejercicio físico, etc.) y con la menor cantidad de posibles factores externos que puedan alterar este importante período.

Aunque claro, también juegan los factores internos como el odiado estrés, que no permite que podamos conciliar el sueño dado que mantiene nuestro sistema nervioso y endocrino descontrolado. Entonces, ante el estrés, lo mejor sería antes de irnos a dormir realizar ciertas actividades que puedan relajarnos, como la meditación (un pequeño período de 5 minutos con los ojos cerrados y respiraciones profundas cuenta), yoga, ejercicio físico moderado, o las relaciones íntimas de pareja, entre otras.

Evitar alterar el sueño por medio de factores internos. En el párrafo anterior ya mencioné el temido estrés. Ahora mencionaré lo relacionado con el sistema digestivo. ¿Realmente un vaso de leche tibia me hará dormir bien? Esto no tiene prueba científica y de hecho lo que puede originarse es todo lo contrario, primero por lo ya mencionado con los lácteos en el segundo párrafo de este artículo, que puede ocasionar molestias gastrointestinales que impedirán tener buenas fases de sueño profundo, y el hecho de que en sí es un líquido, y por lo mismo puede ocasionarnos ganas de ir a orinar a mitad de nuestro valioso período de sueño.

Claro está, en esto también entran en juego otros líquidos como los zumos de frutas, vino, y la misma agua, ente otros (obviamente todos los mencionados se componen en mayor o menor medida de agua). Aunque se recomienda beber un vaso de agua antes de ir a dormir, realmente es algo que YO NO RECOMIENDO, dado que es muy probable que las ganas de orinar no se hagan esperar mientras estamos en nuestro apreciado período de sueño. Se puede beber una cantidad muy inferior, como la mitad de un vaso con agua, o un cuarto de vaso. Pero claro, si alguien ve que bebiendo un vaso con agua no le hace levantarse a orinar en horas de la noche o madrugada, bien puede seguirlo haciendo. El punto es que si durante el día nos mantenemos bien hidratados, no es estrictamente necesario beber un vaso entero con agua antes de irnos a dormir.

Si quedas muy activo y a la vez agotado no podrás conciliar el sueño. Puede que suene extraño, pero cuando realizamos ejercicios físicos de tipo intenso como los entrenamientos con pesas, deportes de alta intensidad, o acciones más "suaves" como pasar mucho tiempo frente al computador, unos minutos u horas próximas a acostarnos a dormir, puede impedirnos conciliar el sueño fácilmente provocando insomnio, ya que aunque nuestros ojos y la cabeza indicarían un posible agotamiento en lo relacionado al sistema nervioso, el sistema endocrino puede quedar aun muy activo y descontrolado, sobre todo cuando se trata de la práctica de ejercicios intensos muy prontos a la hora de dormir.

Ojo que antes mencioné que algo para relajarse para poder conciliar el sueño era el hecho de practicar ejercico físico, pero aclaro que este último debería ser de tipo moderado. Y en contraste a lo anterior, también está el hecho de la costumbre, ya que hay personas que se adaptan fácilmente a entrenar muy próximos a sus horarios de irse a la cama a dormir, y aun así poder pasar una buena noche con una excelente calidad de sueño, y lograr buenos resultados estéticos y de rendimiento físicio.

Darnos un baño de agua a tibia y No fría antes de irnos a dormir. Bien sea que el clima esté alto o bajo, lo mejor sería ducharnos con agua tibia, o por lo menos No a temperatura ambiente ("fría"), para así poder relajarnos y poder conciliar el sueño más fácilmente y más rápido. El agua fría puede dejarnos muy activos, y aunque esto no indica que no podamos pasar una buena noche, puede resultar en el hecho de que demoremos más tiempo en quedarnos dormidos y por lo mismo posiblemente no poder dormir completamente bien, teniendo en cuenta que una de las características de dormir bien es hacerlo durante un buen tiempo.

Sin embargo, si se ha tomado un baño de agua fría unos minutos previos a irnos a la cama a dormir, si es posible se puede "evadir" esa activación por medio de la práctica de relaciones íntimas antes de irnos a dormir, o realizar pequeños ejercicios de estiramiento no muy exagerados que puedan regular nuestra temperatura interna con relación a la externa, y así mismo poder conciliar más fácil y rápidamente el sueño. Esto claro si alguien nota que ducharse con agua fría antes de irse a la cama le impide dormir bien.

Evitar los espejos dentro del cuarto o por lo menos tratar de que estos no te reflejen. Esto tiene que ver con propiedades energéticas. Muchos aseguran (y yo lo he vivenciado) que cuando un espejo nos apunta, nos mantiene de algún modo activos, además que puede tanto reflejarnos buenas como malas energías. Muchos podrán ser excépticos ante esto, pero hace mucho tiempo yo tenía mi espejo apuntando hacia mi humanidad, y podía dormir muy poco y con una pésima calidad. Luego lo cambié de posición, y no sé si sería por coincidencia u otros factores, pero la calidad de mi sueño mejoró.

Esto también aplica al hecho de que quité de mi habitación la televisión, relojes, alarmas (solo conservo una que funciona con pila), ventiladores, y el celular lo mantengo también fuera, porque expertos aseguran que los aparatos electrónicos pueden alterar el sueño. Ralizando todos estos cambios, y acatando los consejos mencionados en los párrafos anteriores, he podido mejorar la calidad de mi sueño, en otras palabras puedo decir que siempre puedo dormir bien.

Mantener la puerta de la habitación cerrada. De maneara inconsciente muchas personas que duermen con la puerta de su habitación abierta pueden estar en estado de alerta, por obvias razones. Lo mejor sería cerrarla, abrir las ventanas para que entre buena oxigenación, pero aun así usar cortinas para tapar la entrada de luz externa.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook