Probióticos: bacterias buenas para mejorar la salud y evitar enfermedades


Mira qué son los probióticos y cómo ayudan a mejorar nuestra salud y prevenir enfermedades. Probióticos: cuando las bacterias buenas nos invaden, nuestro sistema inmune mejora y al mismo tiempo nuestra salud en general, ésto gracias a que la absorción de nutrientes se torna más eficiente y la evacuación de toxinas y otros productos de desecho se vuelve óptima.

Cuando escuchamos hablar de bacterias, éstas siempre suelen ser vistas de forma peyorativa o como sinónimo de alguna infección de nuestro organismo. Sin embargo, la realidad es que existen muchas otras bacterias que son buenas y saludables e, incluso, viven alojadas en nuestro cuerpo ayudando al sistema inmunitario en su defensa frente al contagio de enfermedades o agentes patógenos externos.

Alojadas, en su mayoría, en los órganos correspondientes al sistema digestivo (estómago, intestinos, hígado o páncreas) estas bacterias alcanzan la cantidad aproximada de 100 trillones y, si las pusiéramos sobre una báscula, la misma marcaría una masa aproximada de un poco más de 2 kilogramos. O lo que es lo mismo, estas bacterias corresponderían a lo equivalente a dos bolsas de azúcar.

¿Cómo llegan a nuestro organismo estas bacterias buenas (probióticos)?



Muchas de estas buenas bacterias llegan a nuestro organismo por medio de los alimentos que ingerimos a través de nuestra dieta. Productos que reciben el nombre de probióticos o que están etiquetados con este término y donde podemos encontrar estos pequeños microorganismos tan beneficiosos para mantener nuestras defensas a todo dar y sentirnos más saludables, así como restaurar la flora intestinal después de haber sufrido un resfriado, diarrea o cualquier otro tipo de infección común.

Los llamados probióticos, o de hecho los alimentos que contienen a los llamados “chicos buenos”, es decir aquellas bacterias como los Lactobacilos o las Bifidobacterias que podemos encontrar, con por ejemplo el Yogur (no todos tienen la misma cantidad, porque algunos son más enriquecidos que otros), queso cuajada, bebidas de soja, entre otras.

Otros productos reconocidos como parte de los comestibles más beneficiosos para la protección de nuestro sistema inmunitario, son la leche (aunque a veces la leche y otros derivados lácteos pueda no ser benéfica para todos) o el queso. En concreto, destacan la leche de cabra, el kéfir o el queso gouda.

Probióticos buenos para la salud prevenir enfermedades

Un hecho que, hasta la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca, la cual define como probióticos a aquellos “Microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, aportan muchos beneficios en la salud del organismo que los hospeda”, es que deben ser consumidos de manera diaria a través de los alimentos mencionados. Aunque otra opción puede ser ingerirlos por medio de suplementos (aun estando en óptimas condiciones de salud) como el Iflora, Enterogermina, entre otros.

¿Qué otros alimentos se consideran probióticos?



Una vez conocidos los múltiples beneficios de los probióticos, y ante la búsqueda de una dieta saludable, entre otras de las comidas o tentempiés que debemos añadir a nuestro día a día están: la col, la famosa sopa de miso japonesa, los pepinillos y el delicioso chocolate negro.

No obstante, y antes de comprar cualquier producto, se recomienda leer la etiqueta de sus componentes ante la detección de posibles perjuicios. Por ejemplo, en el caso del Yogur, no todas las marcas a la venta contienen las buenas bacterias de las que venimos hablando, de ahí que es pertinente fijarse que en la etiqueta del empaque, bolsa o tarro del yogur esté escrito el hecho de que contenga a los "chicos buenos" (probióticos).

A continuación hemos dejado una infografía para estar más informados, y un link para mayor conocimiento del tema:

Otros beneficios de los probióticos



- Dado que fortalecen notablemente el sistema inmune y por ende el transporte de oxígeno y nutrientes se ve beneficiado, los probióticos favorecen el aumento en los niveles de inmunoglobulinas y el crecimiento de linfocitos en nuestro organismo.

- Ayudan a recuperar la flora intestinal en pacientes que reciben medicación con fármacos como los antibióticos, precisamente cuando sufren algún tipo de infección que puede desencadenar una gastroenteritis u otro tipo de cuadro patológico relacionado.

- Facilitan y promueven la digestibilidad de la lactosa, ya que al estar alojados en el intestino, estos microorganismos liberan la enzima b-galactosidasa, lo que ayuda a evitar que personas que sufren de intolerancia a la lactosa sufran de flatulencias, dolor abdominal y diarrea, cuando consumen leche u otros derivados lácteos.

Pero ojo, no abusar el consumo de estos alimentos cuando se intolerante a los mismos. Los probióticos ayudan mucho pero si se agrega lactosa en exceso igual podrían sufrir los molestos síntomas ya mencionados.

- Resultan de gran ayuda a la hora de prevenir enfermedades de tipo gastrointestinal (precisamente porque ayudan a fortalecer la flora intestinal, evitando que las bacteria malas proliferen y contaminen nuestro organismo) o tratar las mismas ayudando a recuperar al paciente fortaleciendo la cantidad de bacterias buenos en los intestinos. Estas enfermedades son la gastroenteritis, gastritis, estreñimiento, diarrea, colon irritable, cáncer de estómago o colon, entre otras.

- Mejoran notablemente la absorción de los nutrientes de los alimentos que consumimos, dado que permiten a las vellosidades del intestino delgado poder cumplir su función de manera eficiente, es decir sin "chicos malos" que les afecten y reduzcan su eficiencia.

Los expuestos son los beneficios conocidos y poco conocidos que tiene el consumo de estos microorganismos buenos para la mejora notable de nuestra salud general. Así que es prudente reforzar nuestra salud por medio de los mismos.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook