¿Debo tomar jugo de naranja todos los días?


¿Tomar jugo de naranja todos los días es bueno o malo para la salud? El zumo de naranja diario no es malo, pero tomarlo puede ser un desperdicio en términos nutricionales puesto que el aporte de vitamina C que puede contener no se va a almacenar ni va a ser utilizado todo de una sola, puesto a que esta vitamina es del tipo hidrosoluble lo que indica que el cuerpo no la puede almacenar, y además es una vitamina que es mejor asimilada consumida en pequeñas cantidades a lo largo del día.

En cuanto al aporte de vitamina A, tomar un jugo de naranja puede ser una buena opción puesto a que es una vitamina del tipo liposoluble con lo cual el cuerpo podría llegar a almacenarla. Sin embargo tampoco es que pueda almacenarla a lo loco en cantidades bestiales, por lo cual de algún modo también podría representar cierto desperdicio de nutrientes el hecho de tomar un jugo o zumo de naranja todos los días (teniendo en cuenta que un zumo de naranja suele necesitar de 4 o más naranjas).

Desde tiempos inmemoriales el jugo o zumo de naranja a formado parte del desayuno de muchas familias en una gran cantidad de países, siendo muchas veces casi infaltable y por ende atribuyéndosele muchas propiedades nutricionales benéficas para la salud.

Hablo del zumo que se produce al exprimir cierta cantidad de naranjas para así dar forma al, para muchos y muchas, infaltable vaso con jugo o zumo de naranja consumido muchas veces en ayunas y otras veces junto con el desayuno (como remate del mismo).

Y es tanta la fe que pueden tenerle a este jugo que muchas personas no consumen más frutas durante el día porque creen que ya todo el aporte de micronutrientes (vitaminas y minerales) lo han conseguido por parte del mismo y que les va a durar todo el día.

Otras personas consumen una ensalada de frutas y rematan con el jugo de naranja (cosa que no recomiendo tanto por las molestias gastrointestinales que se pueden presentar como por el desperdicio ya que el organismo no asimila de buena forma todo ese aporte de macro y micronutrientes de una sola) con el mismo pensamiento, es decir con la ilusión de creer que ya tienen todo lo necesario reparar sus tejidos, reforzar el sistema inmune, nervioso, y otros sistemas, y así poder estar a "full capacity" para afrontar al máximo el día.

Realmente yo no recomiendo el consumo de jugo de naranja dado al desperdicio que se genera. ¿Por qué desperdicio? Bueno, el cuerpo humano no está diseñado para asimilar una gran cantidad de nutrientes de una sola (que unas personas asimilarán mayor cantidad que otras personas eso es claro).

Jugo de naranja todos los días

Por ejemplo, una naranja puede aportar aproximadamente entre 45 y 55 mg de vitamina C, entre 55 y 65 mcg de vitamina A, entre 10 y 12 mg de calcio (entre 40 y 45 mg de calcio si consumiéramos también la pulpa), entre otras cantidades menores de macro y micronutrientes.

Ahora, es probable que en algunas personas el aporte de una naranja pueda ser absorbido en un buen porcentaje, pero el aporte de 4 o más naranjas utilizadas para la formación de ese vaso de zumo de naranja difícilmente tendrá un alto porcentaje de absorción de nutrientes y sí un alto porcentaje de evacuación de nutrientes no absorbidos, a través de las orina y/o las heces.

Algo similar sucede con el aporte de macronutrientes de ese jugo de naranja, más concretamente con el aporte de glúcidos (carbohidratos) que genera, ya que aproximadamente una naranja podría aportar entre 0,8 y 1,0 gramos de éstos, mismos que son del tipo simple (azúcares simples).

Ahora, el aporte de 4 o más naranjas de ese jugo de naranja pues por obvias razones será mucho mayor, y muy probablemente mucha de esta glucosa (aportada en forma de fructosa) podría irse a ser acumulada en el tejido adiposo, formando triglicéridos con algunas moléculas de glicerol.

Es decir que no sucede lo acontecido con algunos micronutrientes en cuanto a que son expulsados por medio de la orina, pero en esencia existe una especie de desperdicio de glucosa si se lo ve como el hecho de que gran parte de la misma se va a un tejido que muchos quisiéramos mantener vacío o en muy baja proporción en cuanto a su nivel de grasa acumulada.

Jugo o zumo de naranja todos los días ¿buena o mala opción?



Aunque yo no recomiendo el consumo de zumo o jugo de naranja por todo lo ya explicado hasta ahora, no quiero decir que siempre vaya a ser una mala opción, ya que el zumo de naranja en sí es bastante refrescante, tiene un sabor que para muchos es diferente al hecho de simplemente consumir una naranja junto con la pulpa, y por ende más provocativo, y de todo ese aporte de micronutrientes por lo menos algo será asimilado a pesar de la gran cantidad que será desperdiciada.

Aun así en personas con problemas renales su consumo debería estar restringido (porque los riñones tendrían que trabajar a una intensidad mayor por unidad de tiempo), y en personas con problemas de sobrepeso graso u obesidad, por lo explicado al gran aporte de glucosa por unidad de tiempo, por obvias razones estaría contraindicado, ésto claro si estas personas tuvieran el objetivo de reducir el porcentaje de su grasa corporal.

Lo ideal sería consumir esas 4 o más naranjas utilizadas para formar este jugo de naranja, a lo largo del día. O no necesariamente consumir toda esa cantidad de naranjas en el transcurso del día sino variar las frutas que se consumen a lo largo de 16 o menos horas de actividad.

Las frutas pueden ser consumidas (una por ingesta) por ejemplo 30 minutos antes de las comidas grandes. No recomiendo el consumo de frutas junto con las comidas ni utilizarlas como un supuesto postre saludable, porque se suma el hecho de un gran aporte de macro y micronutrientes por unidad de tiempo, generando igualmente un posible desperdicio y una acumulación probablemente excesiva de grasa, dado a que ya hay algo previamente para ser digerido (las comida "grande") con el objetivo de llenar los almacenes glucogénicos hepáticos y musculares, a ésto sumado la glucosa que aporta la naranja.

El otro "problema" es la fibra, misma que necesita llegar de forma fácil y rápida a donde debe (intestinos) para poder cumplir sus funciones o ser evacuada fácilmente en caso de que ya haya mucha de la misma. Pero como hay algo antes para ser digerido, esta cantidad de fibra que aporta la fruta consumida se quedará fermentando en el estómago, causando molestias gastrointestinales como flatulencias, llenura, diarrea leve, etc. Con un simple zumo de alguna fruta para rematar esta comida grande por lo menos se evitaría este problema, pero no el mencionado en el párrafo anterior.

Lo mejor sería por ejemplo despertarse y consumir una fruta, siendo una buena opción una naranja, o en términos de vitamina C vendría a ser una mejor opción consumir un limón (exprimido y mezclándolo en agua) o un kiwi, o un zumo de guayaba.

Luego de haber comido este trozo de fruta (o tal vez frutas: dos del mismo tipo) esperar unos 15-20 minutos para consumir el desayuno (aquí no voy a dar indicaciones de cómo debería ser un desayuno, pero si quieres aprende esto, te lo dejo en el artículo de este enlace).

El resto de trozos de frutas (ojalá fueran diferentes frutas en cada ocasión) se deberían consumir como snacks saludables, es decir entre comidas, al menos de 30 a 40 minutos antes de consumir comidas "grandes" para evitar agregar muchos nutrientes de una sola al organismo, con lo cual en muchas personas se suelen causar acumulaciones excesivas de grasa o molestias gastrointestinales.

La naranja es una fruta sobrevalorada en términos del aporte de vitamina C que puede presentar, puesto a que realmente no es tan alto como se cree. Sin embargo es una fruta con un buen aporte de vitamina A, de calcio y otros minerales.

Jugo naranja salud nutrición

La vitamina A puede permitirnos mejorar nuestra visión, sobretodo cuando se trata de la visión ante poca luz (visión nocturna), y el calcio ayuda tanto a la formación y reestructuración o reparación del tejido óseo y también participa en otros procesos metabólicos como aquellos que tienen que ver con las contracciones musculares, entre otros.

La naranja puede no ser la mejor opción en términos de aportar cantidades decentes de vitamina C y así reforzar el sistema inmune, pero sí es una fruta excelente en términos de aportar calcio y vitamina A, y algo de magnesio mineral que participa en muchos procesos metabólicos de nuestro organismo.

Pero como ya expliqué, tomar un zumo o jugo hecho con 4 o más naranjas realmente puede tornarse en un desperdicio nutricional, a pesar de lo rico y refrescante que pueda ser. Así que lo mejor es optar por comer una naranja en cada ocasión y de hecho optar también por variar las frutas que se consumen como tipos de snacks saludables para que así el aporte de vitaminas y minerales sea más variado y constante a lo largo del día, para mantener siempre la salud en óptimas condiciones.

Artículos de interés

0 Comentarios

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook