¿Dietas de sólo proteínas, vegetales, frutas y lácteos son buenas o malas?

El error de alimentarse solamente con frutas, proteínas, vegetales y algunos lácteos, creyendo que es la mejor manera para bajar de peso en grasa de manera saludable, en estos tiempos es aún muy cometido por muchas personas. Algunos dirán que desde tiempos prehistóricos la alimentación era solamente de frutas y proteínas, y tal vez algunos vegetales, pero éso no se puede comparar con la vida actual, y por ende los procesos adaptativos que se sufren en nuestros organismos que estaban acostumbrados desde pequeños a consumir tanto frutas, proteínas y vegetales, como también carbohidratos complejos como el arroz, la pasta, las patatas y derivados del trigo, entre otros, que además de poseer otros nutrientes, su principal aporte, de manera lenta y constante, es la tan necesaria glucosa.

Muchos pensarán que los alimentos más sanos y nutritivos para ingerir son las frutas y vegetales, porque se imaginan que nunca llegarán a ganar grasa consumiéndolos, y menos de las proteínas, porque solo le atribuyen este efecto negativo (acumular mucha grasa) a los carbohidratos complejos, considerados por muchos y muchas como "malos" o "innecesarios", cuando éstos son los que mantienen el nivel glucémico en nuestra sangre de manera constante, para evitar así sufrir de hipoglucemia y para evitar que nuestro organismo entre en "modo ahorro". Obviamente tanto las frutas, las proteínas, los vegetales y algunos lácteos son muy importantes como para dejar de consumirlos, pero una dieta no debe basarse solamente en este tipo de alimentos.

Las frutas, los vegetales y también los lácteos, son carbohidratos simples, aunque con un alto valor nutricinoal, pero ésto no indica que un consumo excesivo de los mismos no se pueda convertir en grasa, ya que si el cuerpo ve la necesidad, pasará a convertir la glucosa que proviene de éstos (porque todos los carbohidratos, simples y complejos, terminan siendo convertidos en glucosa para su posterior absorción) en ácidos grasos, para su posterior almacenamiento en las células de nuestro tejido adiposo (adipocitos), principalmente de la región abdominal. Y es muy probable que sean consumidos en exceso, simplemente porque el cuerpo no va a encontrar esa saciedad (índice glucémico normal) que solo la proveen los carbohidratos complejos.

Las proteínas o, mejor, los aminoácidos también pueden ser convertidos en ácidos grasos





La gran mayoría de personas optan por eliminar los carbohidratos complejos y tratar de suplir ese requerimiento energético aumentando la ingesta, de manera casi que exagerada, de fuentes de proteínas, animales y/o vegetales. Si bien es cierto que los aminoácidos pueden ser convertidos en glucosa para suplir algunas necesidades energéticas, existen cuatro problemas relacionados con un consumo exagerado de fuentes de proteínas y nulo de carbohidratos complejos:

Primer problema: Exceso de urea o ácido úrico en la sangre. Las proteínas que consumimos son degradas hasta su forma más simple, aminoácidos, para su posterior absorción, para luego poder ser sintetizados y volver a formar proteínas, que se "alojan" principalmente en el tejido muscular esquelético, y en otros tejidos. La digestión de muchos aminoácidos genera mucha urea. En niveles altos, la urea o ácido úrico puede ocasionar problemas o dolores articulares, y aumentar el riesgo de sufrir de osteoporosis, ya que el pH sanguíneo disminuye, teniendo los huesos que liberar minerales para contrarrestarlo y normalizarlo.

Segundo problema: Deshidratación. Para los aminoácidos poder ser desaminados, o sea, para "romper" el grupo amino y poder ser absorbidos, se requiere de grandes cantidades de moléculas de agua, ya que la digestión se lleva a cabo por medio de la hidrólisis (de ahí la importancia de beber agua 20-40 minutos antes de las comidas, y nunca junto con ellas). Entonces, ésto, más el primer problema, pueden generar problemas de deshidratación en la persona.

Tercer problema: Baja en el índice glucémico. Si bien los aminoácidos se pueden transformar en glucosa, lo hacen de una manera muy rápida, manteniendo el índice glucémico siempre bajo, por lo cual los riesgos de sufrir de hipoglucemia aumentarán.

Cuarto problema: Los aminoácidos podrían convertirse en glucosa si hay un déficit de la misma, pero como ya mencioné, lo harán de una manera muy rápida y así mismo se gastarán, pero si es muy excesivo el aporte de aminoácidos, algunos se irán al tejido adiposo. Y es muy probable que el consumo de proteínas sea excesivo por la falta de glucosa de manera lenta y constante que solamente proveen los carbohidratos complejos, por lo cual se acumulará también grasa proveniente de los aminoácidos que se convertirán en ácidos grasos para su posterior almacenamiento en el tejido adiposo.

Las frutas, los vegetales y, por supuesto, los lácteos también pueden ser convertidos en grasas





Muchos piensan que son alimentos mágicos (las frutas y los vegetales o verduras) que nunca se convertirán en grasa si se consumen en grandes cantidades. Aún consumiéndolos en cantidades bajas, se corre el riesgo de que el cuerpo entre en "modo ahorro", convirtiendo lo poco que le entre en grasa, y más adelante sufrir el "efecto rebote" al "romper" la dieta extrema que se lleva, debido a que la debilidad que sentirá nuestro organismo al no proporcionarle glucosa de manera lenta y constante (proveniente de los carbohidratos complejos), hará que la persona opte por sufrir estrés, ansiedad, y comer más, bien sea de lo mismo o de los que se tornarán tan necesarios e importantes (hidratos de carbono del tipo complejo), haciendo que el "efecto rebote" sea "devastador".

Otro error es creer que la fructosa es un azúcar mágico que nunca podrá convertirse en grasa. La fructosa, y en general todos los azúcares simples y complejos (monosacáridos, disacáridos, polisacáridos), son convertidos tarde o temprano en glucosa para su posterior absorción. Las células epiteliales del intestino delgado, son las encargadas de degradar la fructosa hasta la forma más simple, la glucosa.

EN RESUMEN:



Una dieta debe incluir frutas, vegetales, lácteos y carbohidratos complejos. Cada quien deberá reducir las porciones hasta cierto punto, según sean los objetivos estéticos y/o de salud que se quieran lograr, pero nunca eliminarlos por completo de la dieta. Además, hacer ejercicio es crucial para bajar de peso en grasa.

Las dietas de sólo proteínas, vegetales, frutas y lácteos No son buenas, saludables o recomendables. Pero bueno, es sólo una recomendación, y si han leído bien el artículo entenderán el porqué, y cada quien decide si hacer caso o no.

La clave para evitar engordar (acumular grasa) es evitar comer mucha comida de una sola, evitando mezclar muchos azúcares del tipo simple y complejo en una sola ingesta. Por ende, es recomendable que las frutas, lácteos y la misma agua sea consumida 30-40 minutos antes de comer (porción de carbohidrato complejo, proteína y ensalada vegetal) y 60-120 minutos después de haber comido. La acción de "remojar" debe ser siempre exclusiva de la saliva

La clave para bajar de peso en grasa es reducir las porciones de alimentos hasta cierto punto (cuando se es sedentario), pero nunca eliminarlas por completo. Pero lo mejor será además incluir ejercicio físico de manera constante. A lo anterior, si es posible, los únicos que se deberían eliminar por completo de la dieta de todas las personas son los carbohidratos simples con bajo valor nutricional y alto contenido calórico como las golosinas, pasteles, postres, helados, etc., y comidas fritas o embutidas.

Si tienen alguna duda, después de haber leído muy bien el artículo y previo a la suscripción en "seguidores" (más abajo), me pueden escribir en los comentarios para asesorarles ya que soy Licenciado en Educación Física y Deportes e Instructor de Gimnasio con énfasis en Fisiología y Nutrición.

ARTÍCULO MUY RELACIONADO:

¿Evitar consumir carbohidratos en la noche para eliminar grasa?

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES. COMPARTE EL ARTÍCULO Y HAZ TU COMENTARIO

¿Tienes algo que decir sobre este artículo? Compártelo con nosotros en:

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Rutina de ejercicios en el gimnasio para mujeres: pierde grasa y tonifica tus músculos

¿Qué proteínas deben tomar las mujeres para ganar masa muscular?

Rutina de pesas para hombres ectomorfos, delgados o flacos

¿Qué jabón utilizar para lavar el pene (glande, corona, tronco, uretra, prepucio)?

Consejos para aumentar masa muscular para personas delgadas

¿Por qué se acaban las pompis, pompas, cola, glúteos o nalgas?

Dolor de cabeza y mareos al consumir cosas dulces

BiPro proteína de UPN: análisis, características, opiniones, review

¿Por qué se cae la cola, glúteos o nalgas?

¿Inyectarme complejo b me hará ganar masa muscular?