¿Tomar Suplementos de gimnasio después de jugar fútbol?

Existen muchos beneficios al tomar batidos de proteínas luego de jugar un partido de fútbol, así que no temas al tomar suplementos de gimnasio o proteínas después de entrenar o jugar fútbol, ya que puede ser una excelente opción para agilizar y volver más eficiente la recuperación muscular y también la de tu sistema nervioso, ya que durante la práctica de este deporte gastas muchos nutrientes dejando a tus músculos y a tu sistema nervioso agotados, así que es una buena idea tomar algo de rápida absorción luego de jugar fútbol, como lo es el caso de un batido de proteínas que aportan una buena cantidad de nutrientes macro y micro.

Aclaro que estos suplementos de gimnasio son conocidos por muchas personas simplemente como "proteínas", pero hay que enfatizar en que éstos no solamente contienen proteínas, sino que usualmente pueden venir con otros nutrientes macro (carbohidratos y grasas), además de nutrientes micro (vitaminas y minerales), entre otros compuestos.

También quiero aclarar que si una persona busca ganar masa muscular, mantener y/o mejorar su rendimiento en el fútbol, u otro deporte, no debe pensar que los suplementos de gimnasio van a ser mágicos y que con el simple consumo de los mismos se va a lograr la tan anhelada hipertrofia muscular y el mantenimiento o mejoramiento en el rendimiento deportivo.

Los suplementos de gimnasio o batidos de proteínas no son solamente para quienes alzan pesas


Muchas personas creen que por el hecho de que en el empaque de estos suplementos vengan escritas frases como: "aumente su masa muscular", "gane fuerza y volumen muscular", etc., los mismos tiene una clase de "poder" que precisamente los hará cumplir lo que prometen con estas frases imprentas en los tarros o bolsas de estos suplementos de gimnasio.



Tampoco es bueno reemplazar totalmente los alimentos con este tipo de suplementos, ya que aunque su nombre pueda indicar que pueda ser posible, los aportes de macronutrientes por parte de éstos son usualmente, y en su gran mayoría, de rápida absorción, teniendo en cuenta que nuestro organismo necesita mucho de los macronutrientes de absorción lenta, principalmente de los carbohidratos del tipo complejo, que nos proveen la tan necesaria glucosa de manera lenta y constante a lo largo del día, para mantener los niveles energéticos en valores normales y constante, principalmente la glucemia sanguínea.

De lo anterior debo decir que los suplementos de gimnasio o "proteínas" no solamente son para que aquellos que entrenan con pesas, sino que toda personas que practique una actividad o ejercicio físico de alta intensidad, puede consumirlos para lograr ciertos beneficios (buena nutrición, "agilización" de la recuperación muscular, etc.).



Tomar batidos de proteínas cuando se practica fútbol u otros deportes de alta intensidad



Quiero mencionar que los ejercicios físicos intensos usualmente son aquellos que llevan a la estimulación principalmente de las fibras musculares esqueléticas de contracción rápida. También se pueden catalogar debido al ritmo cardíaco, siendo de las 150-170 ppm como un ejercicio mixto: moderado-intenso (aeróbico-anaeróbico), y por encimas de las 170 ppm considerado como meramente anaeróbico.



Lo anterior no quiere decir que en un ejercicio meramente anaeróbico el mecanismo aeróbico oxidativo no funcione, ya que el mismo está "explotado" casi que al 100%, pero su aporte energético por parte de los ácidos grasos será muy insignificante.

El fútbol usualmente es catalogado como un deporte aeróbico, pero que a su vez cuenta con estadios o intervalos anaeróbicos lácticos y alácticos. De ahí que se estimulan de manera simultánea las fibras musculares esqueléticas de contracción lenta y rápida.

Cuando el futbolista trota a un ritmo moderado, estará primando el mecanismo energético oxidativo, entrando en acción principalmente las fibras musculares de contracción lenta. Cuando el futbolista aumenta su velocidad (entre las 150-170 ppm) y/o cuando corre a su máxima velocidad, estará estimulando los mecanismos energéticos lactacidémico y de la fosfocreatina, respectivamente, entrando en acción las fibras musculares de contracción rápida, las cuales generan un gasto energético mayor en cuanto al glucógeno intramuscular, y en menor medida de los ácidos grasos, y eventualmente de los aminoácidos.



Ahora, los suplementos de gimnasio o "proteínas" se pueden tomar justo después de un entrenamiento de fútbol (o del juego en sí), simplemente porque este tipo de suplementos es recomendado consumirlos cuando el cuerpo de verdad lo requiere (para evitar acumulaciones excesivas en grasa corporal), y es cuando los niveles de aminoácidos y glucógeno intramuscular quedan bajos, precisamente porque fueron usados en estos ejercicios o deportes intensos, como el fútbol, como sustratos energéticos para generar energía en forma de ATP para la contracción muscular.

Entonces, lo que hará el suplemento, una vez consumido (mezclándolo solamente en agua), será llenar en el menor tiempo posible estos almacenes de glucógeno intramuscular y de aminoácidos, para así agilizar el proceso de recuperación, evitando la atrofia muscular (falta de nutrientes en los músculos esqueléticos), promoviendo al mismo tiempo la hipertrofia muscular.

Como este tipo de suplementos traen macronutrientes que usualmente son de rápida y fácil absorción, se deben consumir solamente cuando el cuerpo de verdad lo requiera, o sea cuando los niveles glucogénicos y de aminoácidos están muy bajos, como sucede después del período de sueño (no aplica para siestas) y después de practicar un ejercicio intenso, como el entrenamiento de fútbol.

¿Qué pasa si se consumen en otra hora? Si por ejemplo los almacenes de glucógeno hepático e intramuscular no están muy bajos, precisamente porque no se ha entrenado o porque no es lo primero que vamos a ingerir en el día, el aporte de nutrientes macro de este tipo de suplementos (incluyendo las mismas proteínas), posiblemente se irán en su gran mayoría a ser acumulados al tejido adiposo (graso).



Para resumir: teniendo en cuenta que el fútbol es un deporte donde el jugador puede experimentar en su organismo ciertos tiempos donde se llegue a umbrales anaeróbicos (o al menos mixtos), ell gasto energético de glucógeno es pronunciado en función del tiempo, y es probable que también en algún momento la degradación proteica aumente para intentar cubrir las demandas energéticas sobre cuando los niveles de glucógeno intramuscular bajen.

Así que consumir batidos de proteínas que contenga también carbohidratos luego de jugar o entrenar fútbol, es una buena opción para agilizar los procesos de recuperación muscular y al mismo tiempo intentar evitar una posible fatiga muscular.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES. COMPARTE EL ARTÍCULO Y HAZ TU COMENTARIO

¿Tienes algo que decir sobre este artículo? Compártelo con nosotros en:

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Rutina de ejercicios en el gimnasio para mujeres

Rutina de pesas para hombres ectomorfos, delgados o flacos

¿Qué proteínas deben tomar las mujeres para ganar masa muscular?

Dolor de cabeza y mareos al consumir cosas dulces

Ganas de vomitar al hacer ejercicio físico

¿Por qué se acaban las pompis, pompas, cola, glúteos o nalgas?

BiPro proteína de UPN: análisis, características, opiniones, review

¿Proteínas zero carbs para ganar masa muscular?

Consejos para aumentar masa muscular para personas delgadas

¿Inyectarme complejo b me hará ganar masa muscular?