¿Eliminar las harinas para perder peso rápido es necesario?

¿Debo eliminar de mi dieta las harinas para lograr perder peso rápidamente? Esta es una de las más frecuentes preguntas que las personas plantean a los nutricionistas, mismos que usualmente responden "sí" cuando sus conocimientos no son muy amplios o poco fundamentados. Hay que entender que todo en exceso puede hacer que una persona engorde o lo que se traduce en una ganancia de peso en grasa adiposa y visceral.

También debo mencionar que el peso en general se puede ganar y perder tanto en grasa, como en masa muscular y fluidos corporales. Así que si una persona busca bajar o perder peso eliminando de su dieta todas las harinas, bien lo puede lograr, pero ese peso perdido no solamente será en grasa, sino también muy probablemente en tejido muscular esquelético.

Y todo lo anterior se logrará poniendo en riesgo la salud, además de provocando que el cuerpo entre en algo que se conoce como "modo ahorro", en donde el organismo comenzará a convertir lo poco que le entra (incluyendo las proteínas) en grasa para ser acumulada en forma de trglicéridos, principalmente en el tejido adiposo.

Usualmente las personas tienen pavor a consumir todo lo que sea hecho a base de harina, como si inevitablemente este tipo de alimentos engordaran. Para los que no saben, la harina es simplemente el polvo que se obtiene después de moler cereales y algunos alimentos ricos en almidón (siendo este un carbohidrato complejo).

De ahí que la harina y los productos que se fabrican con ésta, son catalogados como carbohidratos complejos ya que nos proveen de la tan importante y necesaria glucosa de manera lenta y constante a lo largo del día, misma que se encarga de alimentar en todo momento nuestro cerebro, sistema nervioso y otros tejidos, además de mantener la glucemia sanguínea en niveles normales, y por supuesto misma que se almacena en forma de glucógeno en el hígado y los músculos esqueléticos para proveernos energía durante el día, más aun cuando se practican ejercicios o deportes de alta intensidad.



Cuando se encuentran en las panaderías productos a base de harina, como el pan blanco por ejemplo, no necesariamente lo "malo" es la harina como tal, sino todo lo demás que en algunos lugares agregan a la masa. Por ejemplo, a veces el pan blanco de algunas panaderías suele tener un sabor dulce o medio dulce, lo cual indica que no solo tiene la glucosa compleja (que se asimila de manera lenta y constante en nuestro organismo), sino también glucosa en su forma simple (monosacárido) y/o mezclada con otro tipo de azúcar (disacárido), ambos de rápida y fácil absorción, es decir que fácilmente se pueden ir a ser transformados en ácidos grasos y glicerol para su posterior almacenamiento como triglicéridos en el tejido adiposo.

Además de eso, usualmente algunos otros productos vienen con cremas (usualmente dulces), polvos dulces, arequipe, mermelada, entre otras adiciones dulces, siendo todo lo que sepa rico-dulce un carbohidrato simple, es decir un alimento que aporta glucosa de manera excesiva y de fácil y rápida absorción. De ahí que si la persona es sedentaria o no practica ejercicios físicos de alta intensidad, podrá tener tendencias a acumular aun más grasa que alguien que practique deportes o ejercicios de intensidad alta, como por ejemplo los entrenamientos con pesas.

Dicho todo lo anterior, lo que una persona debería hacer para perder peso en grasa, no es eliminar por completo las harinas, sino simplemente moderar las porciones de las mismas en cada comida, y en general la de los tan importantes carbohidratos complejos como las patatas, arroz, pasta, estos dos últimos siendo derivados de cereales (como por ejemplo el trigo).

Pero sí debo mencionar que lo que sí se debería eliminar de la dieta o por lo menos reducir su consumo al máximo, son los productos conocidos como carbohidratos simples de alto contenido calórico (proveniente de la glucosa y grasas saturadas) y bajo valor nutricional, como es el caso de los helados, pasteles, postres, golosinas, salsas, gaseosas, entre otros.

Se deben eliminar los mencionados debido a que aportan mucha glucosa y ácidos grasos, mismos que se encargan de llenar fácil y rápido almacenes glucogénicos, no quedando de otra que irse a ser acumulados al tejido adiposo, precisamente porque aportan excesos calóricos y porque además son de rápida absorción.

Además, al ser de rápida absorción ocasionan una segregación exagerada de la hormona insulina, misma que en exceso disminuye la acción de la lipólisis ("quema" de grasa), recordando que aun en estado de reposo nosotros los seres humanos "quemamos" grasa.

Cabe resaltar que la práctica constante y moderada (para algunos) o intensa (para otros) de ejercicio físico, es esencial en un programa de pérdida de peso graso sin poner en riesgo la salud, para evitar causar hipoglucemia, mareos, dolores de cabeza, el mencionado "modo ahorro" y posterior "efecto rebote", debilidad general, entre otros males.

Si tienen alguna duda me pueden escribir en los comentarios, y previo a registro en seguidores, contestaré en cuanto pueda para ayudarles ya que soy Licenciado en Educación Física y Deportes con énfasis en Fisiología y Nutrición.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES. COMPARTE EL ARTÍCULO Y HAZ TU COMENTARIO

¿Tienes algo que decir sobre este artículo? Compártelo con nosotros en:

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Rutina de ejercicios en el gimnasio para mujeres: pierde grasa y tonifica tus músculos

¿Qué proteínas deben tomar las mujeres para ganar masa muscular?

¿Por qué se cae la cola, glúteos o nalgas?

Rutina de pesas para hombres ectomorfos, delgados o flacos

¿Por qué se acaban las pompis, pompas, cola, glúteos o nalgas?

Dolor de cabeza y mareos al consumir cosas dulces

¿Inyectarme complejo b me hará ganar masa muscular?

Consejos para aumentar masa muscular para personas delgadas

¿Qué jabón utilizar para lavar el pene (glande, corona, tronco, uretra, prepucio)?

¿Proteínas zero carbs para ganar masa muscular?