¿Cómo tener un embarazo saludable?



¿Qué pasos o consejos deben seguir las futuras madres para tener un embarazo saludable y sin problemas? No solamente el amor y la entrega son necesarios para que la vida del bebé no se vea comprometida, y para ello se implican otros aspectos muy importantes. Entre estos tipos para mantener un embarazo saludable están los chequeos médicos previos y durante el embarazo, que pueden dar alerta ante la posible presencia de infecciones en la madre o de un posible aumento en la presión arterial, lo que usualmente ocasiona que el bebé nazca de manera prematura, que no es algo bueno para la salud del mismo.

Por tal razón muchos especialistas recalcan que una preparación previa al embarazo, una sana nutrición durante éste y tener un acompañamiento profesional son partes fundamentales para prevenir la muerte en los bebés que nacen antes de las 37 semanas de gestación, es decir los nacimientos prematuros.

Según datos recogidos a nivel mundial, aproximadamente el 40% de los recién nacidos prematuros fallecen durante las primeras 24 horas y un 60% lo hace durante la primera semana. En las primeras 24 horas existe un marco en rojo porque es ahí donde será definido el estado neurológico, respiratorio y cardíaco del bebé, dado que un prematuro se podría definir como un niño completo pero inmaduro desde el punto de vista de desarrollo.

Debido a lo mencionado, son muchas las complicaciones que podrán afectar la salud y la calidad de vida del bebé, principalmente las patologías respiratorias. Las otras complicaciones tienen que ver con enfermedades de tipo cardio-vascular o renal, que son secuelas de esa inmadurez cerebral que se debe controlar para que no genere un daño grave al bebé prematuro.

Las madres en gestación, de acuerdo a los especialistas, deben asistir entre seis y ocho veces a los controles prenatales, al igual que seguir al pie de la letra las recomendaciones que se les indique. También se destacan cinco aspectos claves para prevenir la muerte y presencia de enfermedades en recién nacidos prematuros, aspectos que se mencionan a continuación.



1. Planificar. El punto inicial en el que se hace énfasis es planear el embarazo. Lo que recomiendan los especialistas es realizar primero exámenes de toxoplasma, hepatitis B, VIH, sífilis y rubeola, para así lograr descartar una serie de diagnósticos, principalmente infecciosos que puedan afectar gravemente al bebé. De igual forma, las madres deben tener las vacunas en orden y un estado nutricional adecuado.

Es de extrema importancia que tomen ácido fólico tres o cuatro meses antes de iniciar la gestación para evitar que el bebé nazca con malformaciones o prematuro. Finalmente, organizar un plan con el médico para revisar cómo está funcionando el organismo y así conocer si en realidad está preparado para el embarazo. "preparar a la madre antes del embarazo va a definir realmente qué va a pasar con su bebé y su evolución va a depender de la preparación psicológica, mental y emocional".

Pasos a tener en cuenta para llevar en pie y de la mejor manera el período de embarazo


2. Control prenatal. Los expertos coinciden en que un punto clave durante la formación y desarrollo del bebé es asistir a los controles prenatales de forma continua. Aseguran que entre seis y ochos veces es un buen número de citas durante el período de embarazo.

De esta manera, el profesional de la salud encargado podrá tener un control del peso, conocerá el estado nutricional y observará que la madre gestante no tenga algún factor de riesgo o enfermedad que haga que el bebé pueda nacer prematuro.

3. Nutrición. La alimentación de la madre es fundamental durante el proceso de formación del bebé, por lo que es importante que no llegue desnutrida ni con sobrepeso graso al embarazo, pues ambos estados seguramente van a generar complicaciones y problemas en el recién nacido. Las madres que tienen un indice de masa corporal por encima de 25, siendo en gran parte a causa del tejido adiposo, pueden entrar en una diabetes.

Sin embargo, existen suplementos que se consumen durante el embarazo que aportan micronutrientes como el calcio, ácido fólico, hierro, entre otros, que ayudan a prevenir malformaciones cardíacas, que ayudan a disminuir la hipertensión y a controlar el sobrepeso graso.

4. Adecuada atención. Después de nacido el bebé, es esencial que los padres elijan una unidad de atención neonatal de alta calidad que garantice un excelente cuidado con el recién nacido, especialmente si el niño o niña son prematuros.

Se requiere de profesionales entrenados, con experiencia, y de un centro de atención con equipos de soporte respiratorio y nutricional, sin dejar de lado la integración con la familia donde se le permite aprender cómo recibirlo, cómo aceptarlo y cómo prepararse para ayudarlo en todo el proceso de crecimiento y desarrollo que se va a hacer dentro de la unidad.

5. Plan canguro. El acompañamiento que los padres le dan al bebé mientras se encuentra internado en la unidad para neonatales incluye el programa canguro, conocido también como el método madre canguro, técnica que se aplica en los bebés con bajo peso o prematuros, en donde las madres cubren las necesidades de calor, alimentación, estimulación, seguridad y amor, brindando a través de la leche materna una gran prevención contra enfermedades.


Comentarios

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Rutina de ejercicios en el gimnasio para mujeres

Rutina de pesas para hombres ectomorfos, delgados o flacos

¿Qué proteínas deben tomar las mujeres para ganar masa muscular?

Dolor de cabeza y mareos al consumir cosas dulces

¿Por qué se acaban las pompis, pompas, cola, glúteos o nalgas?