Magnetoterapia: imanes que mejoran la salud

La magnetoterapia es un poderoso antiinflamatorio y un aliado para combatir el dolor articular. Imanes y equipos al contacto con el cuerpo ayudan a combatir enfermedades, aunque pueda resultar algo increíble así es. Si te interesa todo el tema relacionado con la magnetoterapia y los resultados benéficos que puede proporcionar a tu salud, te recomiendo que leas muy bien esta artículo, y para que luego te decidas si aplicarte esta terapia o no.

El cuerpo humano está permanentemente expuesto al campo magnético de la Tierra. Pero cuando entra en contacto con un magnetismo mayor se producen cambios biológicos, bioquímicos y celulares y se reequilibra la conducción nerviosa, con los consiguientes beneficios en la salud. Esa es la base de la magnetoterapia, una ciencia que hace parte de la medicina integrativa, que promete aliviar lesiones y enfermedades, mediante el uso de campos magnéticos.

Conoce más a fondo esta terapia de comprobados resultados:

Indicaciones de la Magnetoterapia




Las principales patologías en las que se aplica la magnetoterapia son las siguientes, entre muchas otras:

- Fibromialgia.
- Migraña.
- Neuralgias.
- Asma.
- Sinusitis.
- Tinitus.
- Vértigo.
- Hipertensión.
- Trastornos circulatorios cerebrales.
- Trastornos metabólicos.
- Osteoporosis.
- Espasmos.
- Enfermedades reumáticas.
- Problemas musculares.
- Lesiones articulares.
- Fracturas.
- Esguinces.
- Pacientes pos-quirúrgicos.

Beneficios de la Magnetoterapia



- Esta terapia es aliada del alivio del dolor, especialmente a nivel articular y óseo, pues las células más sensibles a los campos magnéticos son las de los huesos y cartílagos.

- Aumenta el flujo sanguíneo para una mejor oxigenación de las células y un óptimo transporte de nutrientes a las mismas.

- Ayuda a desintoxicar el organismo, precisamente por la mejora en la irrigación sanguínea en todos los tejidos de nuestro organismo.

- Estimula la producción hormonal normal por parte del sistema endocrino.

- Genera cambios favorables en las actividades enzimáticas y en los distintos procesos bioquímicos que se llevan a cabo por parte de todos los sistemas en nuestro organismo.

- Tiene un poder anttinflamatorio.

- Favorece a una más rápida y mejor forma de cicatrización.

- Ayuda a alcalinizar el pH de nuestro organismo, previniendo así las acidez causante de una gran número de enfermedades.

- Facilita el intercambio y las interconexiones que existen entre los nutrientes.

- Activa la generación de moléculas de calcio y fósforo.

- Proporciona relajación muscular y del sistema nervioso.

¿Cómo actúa la magnetoterapia?



El campo magnético de la tierra hace que las proteínas de las membranas celulares permanezcan en posición oblicua, pero la magnetoterapia hace que se dispongan en forma paralela, permitiendo la llegada de nutrientes, la eliminación de desechos tóxicos y el ahorro en el consumo de energía, optimizando la energía ya disponible.

¿Cómo se aplica la Magnetoterapia?





Una sesión de magnetoterapia puede durar entre 20 y 45 minutos, según el caso. Existen dos formas de aplicarla:

- Imanterapia: es decir, por medio de imanes que se consiguen en diferentes intensidades y características de acuerdo con el fabricante.

- Equipos de magnetoterapia: los cuales trabajan a baja frecuencia (menos de 100 hertz) o alta frecuente (entre 100 y 800 hertz) según el caso de cada persona.

Por otro lado, la carga magnética de los imanes se utiliza de acuerdo con el objetivo de la siguiente manera:

- Polo positivo: como antiinflamatorios y analgésicos.

- Polo negativo: para regeneración celular.

Magnetoterapia: un complemento ideal



Para que la terapia reporte un beneficio a largo plazo y el paciente no termine recayendo al poco tiempo del tratamiento, conviene preparar el organismo para recibir los imanes. Esto se logra mediante:

- Un proceso de desintoxicación y drenaje linfático, que se puede lograr mediante acupuntura, ayunos controlados o con ingiriendo suplementos.

- Fortalecimiento del sistema inmunitario, que se realiza reforzando el consumo de probióticos (microorganismos vivos que generan cambios positivos en la flora intestinal y que pueden encontrarse en alimentos enriquecidos o por medio de suplementos) y una dieta alcalina (rica en verduras de hojas verdes, frutas, frutos secos, hierbas, etc.), de ahí que se deben evitar los alimentos con probióticos de origen animal como el yogur, leche de vaca, entre otros, y optar por los enriquecidos de origen vegetal como cereales y los suplementos como el Iflora, entre otros.

Contraindicaciones de la magnetoterapia

- Personas con marcapasos, ya que se pueden desprogramar.
- Mujeres en estado de embarazo.

También se debe aplicar con precaución en:

- Casos de virosis.
- Hipertensión, ya que puede ocasionar desmayos.
-Hemorragias.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES. COMPARTE EL ARTÍCULO Y HAZ TU COMENTARIO

¿Tienes algo que decir sobre este artículo? Compártelo con nosotros en:

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Rutina de ejercicios en el gimnasio para mujeres: pierde grasa y tonifica tus músculos

¿Qué proteínas deben tomar las mujeres para ganar masa muscular?

Rutina de pesas para hombres ectomorfos, delgados o flacos

¿Por qué se cae la cola, glúteos o nalgas?

¿Por qué se acaban las pompis, pompas, cola, glúteos o nalgas?

Dolor de cabeza y mareos al consumir cosas dulces

¿Inyectarme complejo b me hará ganar masa muscular?

BiPro proteína de UPN: análisis, características, opiniones, review

Consejos para aumentar masa muscular para personas delgadas

¿Proteínas zero carbs para ganar masa muscular?