Consejos para iniciar en el gimnasio

Los siguientes consejos son para las personas que quieren "iniciar su vida" en el gimnasio, ya sea que quieran mejorar su aspecto físico, su salud, o ambas para fortalecer también su autoestima y relaciones sociales que son muchas veces tan importantes en nuestras vidas. Yo sé que para muchos iniciar en el gimnasio es algo muy difícil, y que sin importar las ganas o motivación que se tenga, siempre van a surgir interrogantes como ¿qué dirán los demás de mi?, ¿estoy haciendo lo correcto?, ¿en cuánto tiempo podré verme musculoso o musculosa?, ¿seré capaz de perder esa "grasita" tan molesta?, ¿podré hacerlo?, entre otras dudas o preguntas que nos detienen a dar el primer paso.

Pero a mi me parece que con estar motivados o motivadas es más que suficiente para avanzar a la primera fase que es "inscribirse en un gimnasio" y por supuesto asistir los primeros días. Pero bueno, también hay que saber dar ese primer paso, así que aquí les expondré algunos errores que deben evitar y consejos que deben aplicar.

Primer consejo: escoger un buen gimnasio

Y tu dirás, pero bueno ¿cómo sé que un gimnasio es bueno? Para ello hay diferentes pautas, entre las más importantes están que tenga entrenadores o instructores capacitados y certificados, unas instalaciones amplias adecuadas y una maquinaria en perfecto estado. Bueno, aunque también es cierto que todo esto tiene que ver mucho también con tu presupuesto, porque entre más económica sea la mensualidad en un gimnasio, menos será lo que podrás exigir. No obstante, independientemente del costo, todo gimnasio debería contar por lo menos con la contratación de instructores competentes y capacitados. No esos instructores que recomiendan las mismas rutinas y planes nutricionales por igual a todo el mundo.

Para saber si un instructor es capacitado o sabe alguito, debería ser capaz de enseñarte su diploma o título de el lugar en donde culminó sus estudios para ejercer esta profesión. Claro está que ellos no siempre cargan este cartón a todo lado, así que con estas simples preguntas podrás saber o darte una idea de si esta persona sabe por lo menos "alguito" y que no es un completo "incompetente".

La primera pregunta que deberías hacerle es ¿podrías recomendarme una rutina para reducir mi índice de masa corporal? Si él o ella no hacen más que responder: "Claro, mira, esta es una buena rutina con la cual puedes lograr tu objetivo", ya sabes que no es alguien capacitado. La respuesta que deberías esperar por parte de un profesional completamente capacitado es: "Claro, pero primero déjame tomarte las medidas antropométricas correspondientes", entre las cuales están las medidas del volumen de los músculos, algunas extremidades, y el porcentaje de masa corporal que se hace por medio de la toma de algunos pliegues cutáneos, para luego aplicar una fórmula matemática y dar a conocer dicho porcentaje. Luego de esto, él o ella deberán preguntar acerca de tus costumbres alimentarias y hábitos de vida, para así poder plantearte una buena rutina de entrenamiento y una dieta según tus necesidades calóricas. En general, esta es la respuesta que deberías escuchar igualmente si tu pregunta es acerca de una rutina para aumentar tu masa corporal.

Primer error: desmotivación por no ver resultados rápidos

Las maneras naturales de aumentar masa muscular y/o perder grasa acumulada siempre van a tomarnos algo de tiempo y algunos "sacrificios" en cuanto a la alimentación. Sin embargo yo no los llamaría sacrificios porque se trata de dejar de comer cosas, que por más sabrosas que sepan, no hacen más que perjudicar nuestra salud. Casi siempre buscamos satisfacer nuestros sentidos, en este caso el gusto, pero nuestra salud y bienestar deben ser siempre más importantes.

Si buscas solamente reducir tu porcentaje de grasa corporal, debes saber que tanto la actividad física como una alimentación baja o moderada en carbohidratos debe ser una prioridad. Preferiblemente tu instructor o instructora deben recomendarte una dieta de fuentes de carbohidratos complejos, de proteínas y frutas (carbohidratos simples con valor nutricional). Muy probablemente él o ella eliminarán de tu dieta los carbohidratos simples sin valor nutricional (dulces, pasteles, etc.) que solo ocasionan que los niveles de glucosa, y por tanto de insulina, se "disparen" en tu sangre, lo que ocasiona que un proceso bioquímico conocido como lipólisis disminuya su acción. Este proceso es aquel en el cual tu cuerpo usa las grasas acumuladas (triglicéridos) como combustible para generar energía cuando estás en reposo o cuando haces actividad cardiovascular a un ritmo moderado. Tampoco cometas el error de eliminar por completo los carbohidratos de tu dieta, ya que la glucosa que proviene de ellos es muy necesaria para la síntesis de grasas, proteínas y también para dar energía a tu cerebro y sistema nervioso en todo momento. Si los eliminas del todo podrás sufrir de hipoglucemia, anemia, entre otras patologías.

Si buscas ganar masa muscular, la ingesta de carbohidratos (preferiblemente complejos) va a ser tan importante como la ingesta de fuentes de proteínas. Los músculos no necesitan solamente de las proteínas (cadenas ramificadas de más de 50 aminoácidos) para crecer y/o mantenerse, sino que la glucosa también es necesaria para la síntesis de proteinas. Además en el tejido muscular se almacena glucosa en forma de glucógeno, entonces entre más duro o fuerte entrenes, estas reservas o almacenes podrán aumentar su capacidad, ocasionando que lo que ingieres se vaya principalmente al mantenimiento y crecimiento de tu masa muscular, y no tanto a acumularse como "grasas de reserva".



Segundo consejo: mantente siempre motivado(a) por los medios que sean necesarios

Una de las tácticas más usadas para no perder la motivación es ir a entrenar con un compañero o compañera que busque alcanzar las mismas metas de uno mismo. Todo esto ocasiona que no nos de pereza ir a entrenar, además que ésto genera indirectamente un tipo de competencia sana en donde siempre queremos superar a nuestro "rival", por así decirlo. Otra técnica es, antes de irte a entrenar, colocar a un volumen prudencial música de tu gusto mientras te alistas. Esto es algo que a muchos y muchas (incluyéndome) funciona. Igualmente si ni siquiera te has decidido a empezar a alistarte porque sientes pereza, enciende el equipo de sonido y motívate. Otra técnica, aunque no recomendada mucho porque puede traer problemas de audición en un futuro, es llevar un dispositivo que te permita escuchar música durante toda tu sesión de entrenamiento.

Si cuentas con la capacidad o el "modo" para hacerlo, podrías contratar un instructor personalizado para que te sientas aun más motivado(a) y "obligado(a)" a ir a tus entrenos, porque después de todo, es algo extra por lo que estás pagando y no querrás "tirar" ese dinero a la basura o regalárselo a tu instructor o instructora a cambio de nada.

Segundo error: esperar encontrar pareja o ir a hacer vida social al gimnasio

Este es uno de los errores más comunes, principalmente por parte de los hombres, que deciden inscribirse a un gimnasio con la mentalidad de hacer vida social y conocer chicas bellas. Bueno, hay mujeres que también caen en este error. Recuerda que la mayoría de gente va a lo que va, a entrenar. Si te devuelven el saludo muchas veces será por educación y no porque de verdad quieran entablar una conversación contigo. Puede que hayan algunas excepciones y que salgan "parejas fitness", por así decirlo, pero mi punto es que no entres a un gimnasio con esa mentalidad. Enfócate en tus entrenamientos y tus objetivos. Bueno, si tu objetivo es solo ir a conocer gente del sexo opuesto, es tu decisión.

Tercer consejo: haz todo lo necesario para evitar distracciones

Este consejo se puede relacionar con el segundo error. Podemos recibir distracciones ya sea por parte de alguien que nos quiera conocer, o porque vemos una persona del sexo opuesto que nos llame mucho la atención. Para ello puede servir mucho la técnica de llevar un dispositivo que nos permita escuchar música, ya que al verte con éste puesto, difícilmente querrán acercarte a entablar una conversación contigo. Otra técnica es que si ves una mujer o un hombre que te llamen la atención, agachar la cabeza, contar números, respirar y volver a la serie del ejercicio que estabas haciendo. Bueno, uno puede "recrear" algo la vista, pero tratar de ser sutil ya que puedes hacer sentir incomodas a las personas además que puedes pasar por pervertido o pervertida.

Tercer error: no hidratarse correctamente antes, durante y después de la sesión de entrenamiento

La oxigenación por medio de la respiración y de la ingesta de agua es muy importante para mejorar el transporte de nutrientes (para ser absorbidos) y de toxinas (para ser eliminadas). Cuando vayas a entrenar, lleva de tu hogar 2 ó 3 termos con agua, o si tienes dinero los puedes comprar en la cafetería de tu gimnasio. No debes esperar a sentir sed para beber agua. Ingerir pequeños sorbos durante toda tu rutina es esencial para potenciar tus entrenamientos, evitar lesiones y la famosa "fatiga muscular".

Otros consejos

- Elegir una vestimenta adecuada y cómoda que te permita hacer tus entrenamientos al máximo y sin algún tipo de problema. Llevar siempre una toalla para secar el sudor, guantes para evitar ampollas en las manos al levantar pesas y los termos con agua tan importantes.

- No te dejes "aplastar" por lo que diga la gente. Cosas como: "estás perdiendo el tiempo", "tu nunca lo lograrás", entre otras cosas que podrían desmotivarte. Generalmente las personas que dicen este tipo de cosas son pesimistas que siempre buscan el lado malo a las cosas o que se sienten bien burlándose de los demás. No hagas caso y aléjate o ignora este tipo de personas sin importar que sean amigos, compañeros de trabajo o familiares. Si es posible también, mantén en secreto el hecho que has iniciado tu vida en el gimnasio.

Hay muchos otros errores (sobreentrenamientos, mala nutrición, etc.) que se podrían cometer (mira aquí otros errores de principiantes en el gimnasio) y dudas que muchas personas pueden presentar a lo largo de su camino en pro de alcanzar sus metas. Si se te presenta algún tipo de duda, puedes escribirme en los comentarios para asesorarte ya que soy Licenciado en Educación Física y Deportes e Instructor de Gimnasio. No obstante, la mejor asesoría es la que se hace en persona. Saludos a todos y todas.

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES. COMPARTE EL ARTÍCULO Y HAZ TU COMENTARIO

¿Tienes algo que decir sobre este artículo? Compártelo con nosotros en:

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Rutina de ejercicios en el gimnasio para mujeres: pierde grasa y tonifica tus músculos

¿Qué proteínas deben tomar las mujeres para ganar masa muscular?

Rutina de pesas para hombres ectomorfos, delgados o flacos

Ganas de vomitar al hacer ejercicio físico

Dolor de cabeza y mareos al consumir cosas dulces

¿Por qué se acaban las pompis, pompas, cola, glúteos o nalgas?

Consejos para aumentar masa muscular para personas delgadas

BiPro proteína de UPN: análisis, características, opiniones, review

¿Cómo marcar el abdomen fácil, rápido y sin sufrir?

¿Es mejor tomar la proteína en leche o en agua?