¿Como saber si tu hígado está enfermo y lleno de toxinas?

Hígado enfermo y contaminado

Cansancio extremo, sueño en cada momento del día, náuseas, dolor en la parte alta del abdomen, dificultad para concentrarte, son solo algunas de las principales señales que indican que tu hígado no está bien de salud, que está contaminado y de que necesita ayuda urgente para que la situación no se agrave y no mueras.

¿TE OCURRE QUE TE CANSAS RÁPIDAMENTE CON TAN SOLO SUBIR DOS PISOS DE UN EDIFICIO?

Si tu respuesta es sí, probablemente tu hígado no está metabolizando bien los recursos energéticos de tu organismo. Produces Lactato fácil y rápido pero éste no es reciclado de forma óptima.

¿POR QUÉ SUCEDE ESTO?

Porque tu hígado están en Danger o quizá solamente en Caution (si alguna vez jugaste Resident Evil entenderás la referencia).

Si experimentas alguno de estos síntomas, es mejor que hagas algo para salvarle la vida a tu hígado


1. MAL ALIENTO AUN CUANDO TE CEPILLAS MÁS DE TRES VECES AL DÍA:

El mal aliento indica problemas en el hígado


Quizá pueda sonar chistoso y a la vez de mal gusto. Son muchas las situaciones incómodas y al mismo tiempo divertidas cuando alguien tiene ese pequeño mal olor que sale de sus entrañas.

Son muchas las burlas que quizá las personas con mal aliento reciben.

SI TÚ ERES QUIEN SUFRE DE MAL ALIENTO TRANQUILO O TRANQUILA QUE TODO TIENE SOLUCIÓN:

Debes evitar los alimentos ricos en grasas saturadas. Entre más hidrogenizado se encuentre un alimento, más ácido se tornará tu organismo y especialmente tu hígado.

La acidez vuelve lento y perezoso tu organismo. Lo hace ineficiente a la hora de producir energía y de evacuar desechos metabólicos. Si esto sucede entonces tu hígado empieza a oler feo y todo ese OLORCITO va subiendo y ¿adivina por dónde sale?

2. CANSANCIO CONSTANTE Y SUEÑO EN TODO MOMENTO Y LUGAR:

Sueño y cansancio extremo se relaciona con mal funcionamiento del hígado


Capaz que te quedas dormida mientras haces el amor con tu pareja. O quizá no se te para. Tal vez ni siquiera te dan ganas de tener sexo y muchos menos podrás sobrevivir una jornada laboral ni horas de cátedra académica.

TU HÍGADO NO ESTÁ METABOLIZANDO BIEN LOS NUTRIENTES MICRO Y MACRO QUE CONSUMES.

BUENO... eso si es que de verdad te nutres bien. Porque la deficiencia de vitamina A, C, E y el exceso de alimentos con grasas super saturadas no es sinónimo de buena nutrición.

Si experimentas cansancio y sueño aun cuando has dormido 8 o más horas, probablemente se deba porque tu cuerpo te pide mejorar tu nutrición. Si te vas a comer una hamburguesa entonces no exageres con las salsas.

Lee también: Nutrición bioenergética para mejorar la salud de tus órganos.

3. DIFICULTAD PARA CONCENTRARTE Y APRENDER COSAS EN TU LUGAR DE TRABAJO O EN LA UNIVERSIDAD:

Dificultad de concentración tiene que ver con la función hepática


Quizá no se trate de que seas un(a) pendejo(a) ni un(a) idiota ni mucho menos un(a) impedido(a) mental. Probablemente se trata de que a que a tu cerebro no le están llegando los suficientes nutrientes como para que pueda procesar información de forma óptima.

TU CUERPO ESTÁ ADEMÁS CONTAMINADO.

Si esto sucede entonces tu sangre no circulará bien lo cual provocará que el transporte de nutrientes y oxígeno a todas las células de tu cuerpo sea ineficiente. Esto se traduce en un cerebro perezoso y agüevado.

Quita de tu dieta todo aquello que contamine tu sangre: ELIMINA LOS ALIMENTOS RICOS EN GRASAS SATURADAS DE TU ALIMENTACIÓN.

4. DOLOR EN LA PARTE SUPERIOR DERECHA DE TU ABDOMEN:

Causas de dolor en la parte superior derecha del abdomen


Generalmente este dolor puede presentarse también por algún tipo de hernia interna. Y lo sé porque me ha pasado dado a que en el pasado por el hecho de levantar pesas sin haber calentado y sin el uso del cinturón, he experimentado algo similar.

Si tú eres una persona sedentaria en el sentido de que no practicas ejercicio ni deportes, que además comes alimentos ricos en grasas saturadas y empiezas a experimentar dolores anormales en la parte alta de tu abdomen... CUIDADO, porque puede tratarse de una inflamación en tu hígado o pero aun: UN TUMOR HEPÁTICO.

SIN EMBARGO NO TODO TIENE QUE VER CON PROBLEMAS HEPÁTICOS...

Puede tratarse de un simple estreñimiento o de inflamación o cálculos en tu vesícula biliar. Para ello debes cuidar tu dieta antes de que se agrave la situación porque o sino entonces toca extraerla (la vesícula biliar) por medios quirúrgicos.

Lee también: alimentos que afectan de forma negativa la salud de tu hígado y de otros órganos.

5. COLOR AMARILLENTO EN TUS OJOS Y PIEL:

Ictericia como alarma para revisar la salud de tu hígado


Esta situación suele conocerse como Ictericia. Usualmente la cura para esto es la Exanguinotransfusión lo cual consiste en limpiar la sangre contaminada del exceso de bilirrubina, por medio de una transfusión sanguínea de un donante compatible.

En algunos casos quizá pueda llegar a ser necesario el trasplante de hígado si la Exanguinotransfusión no es suficiente, con lo cual estaríamos hablando de que tu hígado ya estaría prácticamente dañado.

LA ICTERICIA SUELE PRESENTARSE POR LAS SIGUIENTES CAUSAS:

- Enfermedades de la sangre.
- Síndromes genéticos.
- Enfermedades hepáticas, tales como la hepatitis o la cirrosis.
- Obstrucción de los conductos biliares.
- Infecciones.
- Medicamentos.

Y OJO... porque muchas de estas causas (exceptuando las genéticas) se presentan por malos hábitos de vida (sedentarismo, mala alimentación, consumo de drogas o sustancias Psicoactivas).

Lee también: hábitos que te permitirán mejorar la salud de tu hígado y tener más energía durante todo el día.

6. ALGÚN TIPO DE HEPATITIS:

Tipos de hepatitis y sus causas


Esto es más que obvio porque simplemente el término significa: Inflamación del hígado.

LOS TIPOS DE HEPATITIS QUE EXISTEN, SUS CAUSAS Y TRANSMISIÓN SON LAS SIGUIENTES:

Hepatitis A: también denominada hepatitis infecciosa. Esta variante es producida por el virus de la hepatitis A (VHA). Su transmisión se produce cuando la persona consume agua o alimentos contaminados por materias fecales que contienen el virus, y también por contagio de persona a persona como las relaciones sexuales, sobre todo si las condiciones higiénicas son deficientes.

Hepatitis B: o hepatitis sérica. Es producida por el virus de la hepatitis B (VHB). El contagio se produce a través de fluidos corporales infectados, como la sangre, el semen, las secreciones vaginales, la saliva, las lágrimas y la orina.

Hepatitis C: ésta es causada por el virus de la Hepatitis C, se transmite por contacto directo con la sangre de una persona infectada.

Hepatitis D: es la forma de hepatitis vírica más grave. El virus de la hepatitis D (VHD), también llamado hepatitis delta, se transmite por las mismas vías que el virus de la hepatitis B. Es un virus muy especial, pues necesita la existencia de una infección por el virus de la hepatitis B para poder sobrevivir en el ser humano.

Lee más sobre los tipos de Hepatitis aquí.

7. CONSUMO EXCESIVO DE MEDICAMENTOS, PSA Y BEBIDAS CON LICOR:

Todo lo que afecta la salude del hígado incluyendo los medicamentos


Recuerda que tu hígado debe procesar todo. Si consumes muchas bebidas alcohólicas, si fumas o consumes algún otro tipo de sustancias psicoactivas (PSA) y aun si debes consumir muchos medicamentos, tu hígado va a sufrir.

MODERA EL CONSUMO DE LICOR, EVITA FUMAR, NO CONSUMAS DROGAS Y TOMA SOLO LOS MEDICAMENTOS NECESARIOS.

La verdad es que si tienes buenos hábitos de vida no deberías tener que consumir medicamentos a menos de que se trate de alguna patología genética. De ahí que se dice, y es verdad: DEJA QUE LOS ALIMENTOS BUENOS SEAN TU MEDICINA.

NOTA: Conoce todos los hábitos de vida que te hacen enfermar y envejecer más rápido.

7. ALIMENTACIÓN INADECUADA:

La alimentación que se debe tener en cuenta para mejorar al salud del hígado


Evita lo pesado, lo que contamina. Si bien es cierto que muchos alimentos freídos tienen un sabor delicioso, debes evitarlos o moderar su consumo. El pollo frito o apanado, las marranitas, las empanadas, los buñuelos, los embutidos y otros alimentos ricos en grasas saturadas deben salir de tu dieta.

OPTA POR PREPARAR TUS ALIMENTOS AL HORNO O COCINADOS.

La hidrogenación te mata lentamente. Cuando pones a calentar un aceite éste entra en contacto con el aire y se empieza a hidrogenar lo cual lo vuelve más saturado: más lleno de contaminantes de acidifican tu organismo.

ESTE EXCESO DE ACIDIFICACIÓN TE VUELVE PROPENSO TAMBIÉN A DESARROLLAR ALGÚN TIPO DE CÁNCER.

8. CONSUMO EXCESIVO DE SUPLEMENTOS Y MULTIVITAMÍNICOS:

Suplementos y problemas hepáticos


Normalmente si tienes un vida activa en cuanto a practicar ejercicio físico moderado de larga duración y/o intenso de corta duración, si practicas deportes, si evitas estar sentado mucho tiempo... LOS SUPLEMENTOS DE GIMNASIO COMO PROTEÍNAS, AMINOÁCIDOS, BCAA´S, CREATINA Y MULTIVITAMÍNICOS, ENTRE OTROS, NO TENDRÍAN PORQUE AFECTAR LA SALUD DE TU HÍGADO.

Como bien lo decía el Padre de la Toxicología Paracelsus (1493-1541): “La dosis es lo que diferencia el veneno del remedio"

Cuando los polvos proteínicos o simplemente conocidos como Proteínas, tanto del tipo Whey, beef como de origen vegetal, empiezan a generarle problemas a tu hígado, es porque tu cuerpo no lo requiere o porque además TU DIETA ES RICA EN GRASAS SATURADAS Y OTROS ALIMENTOS CHATARRA.

No le tengas miedo a las Proteínas si eres un deportistas o una persona que practica modalidades de entrenamiento como el Crossfit, calistenia, TRX, o rutinas tradicionales de gimnasio.

PERO OJO: porque hacer ejercicio de forma constante no contrarresta completamente los efectos de una mala alimentación.

Causas de cáncer de hígado y otros tipos de cáncer


Causas y tipos de cáncer incluyendo el de hígado


Anteriormente se pensaba que era el exceso de azúcares refinados lo que causaba un ambiente ideal para que las células cancerígenas proliferaran. Pero aunque el azúcar es capaz de causar enfermedades como la diabetes y mal funcionamiento en la glándula tiroides, no es una causa de cáncer como tal.

LAS PRINCIPALES CAUSAS DE CÁNCER SON:

- Poca capacidad aeróbica causada por NO hacer ejercicio: las células cancerígenas son anaeróbicas o sea que se multiplican en espacios donde No hay oxígeno.

- Exceso de grasas saturadas: esto contamina y acidifica nuestra sangre. Las células tumorales prefieren el espacio ácido para crecer. El ambiente alcalino las mata.

- Falta de vitaminas antioxidantes: la falta de vitamina A la cual ayuda a que las células se regeneren y crezcan es una causa de cáncer. También lo es la falta de otras vitaminas como la C y la E principalmente.

- Todo aquello que pueda contaminar nuestro organismo: cigarrillo, bebidas alcohólicas, PSA, etc.

- Potencial genético para desarrollar algún tipo de cáncer: normalmente esto se puede evitar o al menos minorizar si se tienen en cuenta el resto de causas de cáncer.

¿Qué hacer para evitar que el hígado sufra y procurar que se mantenga bien de salud?


¿Cómo promover la buena salud y funcionamiento del hígado?


Para promover un buen funcionamiento de nuestro hígado debemos tener muy en cuenta todo lo siguiente:

1. Empezar a hacer ejercicio: si ya lo haces sigue así por el resto de tu vida. Necesitas mejorar la calidad de tu sangre, optimizar los procesos metabólicos de síntesis de nutrientes y de desecho de desperdicios. Con el ejercicio permites que tu sangre sea capaz de transportar de forma eficiente nutrientes y oxígeno a todas las células de tu cuerpo.

2. Evitar los alimentos ricos en grasas saturadas: ya sabes que el exceso de grasas saturadas contamina tu sangre. Esto vuelve lenta la función de tu hígado y lo vuelve propenso a inflamarse y desarrollar tumores entre benignos y malignos que te incomodarán tu existencia.

Evita los embutidos que además de tener grasas saturadas también aportan proteínas de muy difícil digestión. Si te cae mal la leche y los alimentos con Gluten también sácalos de tu dieta.

3. Aumenta el consumo de alimentos y bebidas ricas en antioxidantes: ponle color a tu plato. Consume una buena cantidad de frutas y verduras tanto en ensaladas como en batidos.

4. Sé feliz y evita todo aquello que pueda estresarte en exceso: el exceso de estrés afecta notablemente la función de nuestros órganos digestivos. Los problemas hepáticos, de estreñimiento, de páncreas (incluyendo la diabetes) y estomacales (incluyendo úlceras), se relacionan con el exceso de estrés y la infelicidad.

5. Evita fumar, consumir PSA y también evita consumir medicamentos para todo: tu hígado debe procesar de todo. Aliviánale la carga, no lo maltrates. NO te hagas mal a ti mismo(a).

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES. COMPARTE EL ARTÍCULO Y HAZ TU COMENTARIO

¿Tienes algo que decir sobre este artículo? Compártelo con nosotros en:

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Rutina de ejercicios en el gimnasio para mujeres: pierde grasa y tonifica tus músculos

¿Qué proteínas deben tomar las mujeres para ganar masa muscular?

Rutina de pesas para hombres ectomorfos, delgados o flacos

¿Por qué se acaban las pompis, pompas, cola, glúteos o nalgas?

Dolor de cabeza y mareos al consumir cosas dulces

Ganas de vomitar al hacer ejercicio físico

Consejos para aumentar masa muscular para personas delgadas

BiPro proteína de UPN: análisis, características, opiniones, review

¿Proteínas zero carbs para ganar masa muscular?

¿Cómo marcar el abdomen fácil, rápido y sin sufrir?