3 Vitaminas esenciales para aumentar las defensas contra los virus

Vitaminas que aumentan las defensas contra los virus

Conoce las 3 vitaminas más importantes que debes consumir para combatir cualquier virus, manteniendo un sistema inmunitario en óptimas condiciones.

Tener un balance nutricional de vitaminas y minerales es esencial para que nuestro sistema natural de defensas siempre esté en óptimas condiciones para combatir cualquier agente patógeno que pueda atacar nuestro organismo, o que pueda reproducirse en él.

Los interferones son un grupo de proteínas que secretan nuestras células para avisar a los macrófagos y otros leucocitos o glóbulos blancos, cuando un cuerpo extraño o agente patógeno, como por ejemplo algún virus o bacteria ingresa o se reproduce a nuestro cuerpo.

1. Vitamina C


La primera vitamina de extrema importancia para que toda esta cadena de información y protección esté siempre funcionando de forma óptima, es la vitamina C.

Esto se demuestra en un estudio realizado en el año 2013, titulado:

"La vitamina C es un factor esencial en las respuestas inmunitarias antivirales a través de la producción de interferón α / β en la etapa inicial de la infección por el virus de la influenza A (H3N2)" (fuente).

Por eso es tan importante consumir buenas fuentes de Vitamina C como lo son los limones, los kiwis, las papayas, las fresas, entre otras frutas.

Claramente las verduras y otras frutas como las naranjas también aportan vitamina C, aunque en menores cantidades. La naranja de hecho es una fuente rica en vitamina A, más no tan alta de vitamina C como usualmente se cree.

Si las frutas escasean entonces es importante tomar un suplemento de vitamina C.

Aunque la mejor forma de que nuestro cuerpo absorber y pueda hacer buen uso de esta vitamina, es tomarla en pequeñas cantidades, varias veces al día, puesto que así se absorbe mejor, y además es una vitamina Hidrosoluble que por ende nuestro cuerpo No puede almacenar.



2. Vitamina D


La segunda vitamina que es también muy importante y que muchas personas suelen infravalorar o que solamente la asocian con una mejor salud ósea o de los huesos, es la vitamina D.

La mejor forma de obtener esta vitamina D es a través de los rayos del sol. Por esta razón es que es de extrema importancia tomar el sol cada por al menos 10 minutos hasta un máximo de 30, puesto que exagerar la exposición a estos rayos No es saludable por los efectos dañinos que pueden manifestarse a corto o mediano plazo sobre nuestra piel, principalmente.

En un estudio titulado:

"Los bajos niveles de vitamina D están asociados con altas cargas virales en pacientes con hepatitis B crónica, se demuestra toda esta cuestión" (fuente).

3. Vitamina B12


Por último, pero NO menos importante tenemos a la vitamina B12.

En un estudio titulado:

"La suplementación con vitamina B12 mejora las tasas de respuesta viral sostenida en pacientes con infección crónica por el virus de la hepatitis C" (fuente), se da a conocer la importancia que tiene esta vitamina ante las respuestas antivirales de nuestro organismo.

Si bien estos estudios No son realizados con todos los virus que existen en el momento en el planeta, como por ejemplo el actual Coronavirus que causa la enfermedad COVID-19, no hay que ser un profesional de la salud para entender la importancia de estas y otras vitaminas y minerales para mantener en óptimas condiciones la respuesta antiviral de nuestro sistema inmunitario.

No obstante, es importante recalcar que se trata de mantener un equilibro. Se trata también de mantener buenos niveles de otras vitaminas como la A por ejemplo que es tan importante a la hora de crear nuevas células. De minerales como el magnesio, de zinc, y de otros minerales electrolitos que puedan equilibrar el balance hidro-mineral que necesita nuestro cuerpo para evitar el estrés excesivo y por ende el malfuncionamiento de todos sus sistemas.

También es muy importante evitar consumir azúcar en exceso para disminuir el riesgo de desórdenes metabólicos como la diabetes y la obesidad que puedan comprender el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunitario.

Otras cosas muy importantes para mantener nuestro sistema de defensas en óptimas condiciones, es mejorar la creación de mitocondrias y por ende el uso del oxígeno, lo cual se logra con rutinas de entrenamiento bien dosificadas por un profesional.

Y por supuesto evitar todo aquello que pueda incrementar de forma exponencial nuestros niveles de estrés, incluyendo evitar el trasnocho, las malas noches de sueño, evitar fumar y tomar bebidas alcohólicas, etc.

Video sobre las Vitaminas contra los Virus







¿Tienes algo que decir sobre este artículo? Compártelo con nosotros en:

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter

Comentarios