¿Cocinar en el microondas es malo para la salud?



Se supone que cocinar alimentos o calentar bebidas en el microondas no es malo para la salud, sobretodo con los avances tecnológicos logrados hasta la fecha.

Si bien la radiación que reciben los alimentos es poca o nula, el problema quizá ronde en las veces que se consumen alimentos "microondeados" al día y por supuesto al año.

Es raro que en los Estados Unidos de América que es uno de los países donde más se hace uso del microondas se sufra tanto de cáncer. Aunque aun faltan estudios para comprobar que el uso del microondas pueda aumentar el riesgo de cáncer.

Si no es por el cáncer es por la falta de nutrientes


Lo que si es cierto es que calentar o recalentar los alimentos y bebidas en el microondas puede acabar con muchos de los nutrientes que aporta, sobre todo con las vitaminas hidrosolubles.

Entre más tiempo se dejen los alimentos recibiendo las ondas de este tipo de hornos, más daño sufren las vitaminas y algunos minerales que aportan.

Muchas personas deciden meter los alimentos en el horno microondas para cocinarlos o simplemente calentarlos, bien sea por comodidad o porque simplemente (según ellos) no tienen tiempo de cocinarlos en la estufa.

Pero ¿es realmente bueno, en términos de salud, meter los alimentos en el microondas?


La respuesta claramente es "No", y por muchas razones, siendo las principales relacionadas con la pérdida de nutrientes y por la radiación que las hondas de estos hornos añaden a los alimentos (no obstante, aún parece no ser algo 100% comprobado).

Creo que ya todos saben los perjuicios que la radiación trae a nuestro organismo, y aunque sea recibida por medio de los alimentos sometidos a los hornos microondas, no es muy "brutal", pero si se hace diariamente y varias veces en el día, a la larga si que podría llegar a serlo.

Muchas personas, principalmente en los países considerados como "desarrollados", dicen no tener tiempo para cocinar los alimentos.

Por tal razón, compran en los supermercados comidas congeladas que solamente requieren recibir altas temperaturas para su ingesta.

Aún así, un microondas promedio necesita más de 3 minutos (algunos requieren más tiempo) para calentar bien este tipo de alimentos, y más aún para cocinarlos.

Imagínense toda la radiación que recibe la comida en este tiempo, además de la pérdida de nutrientes que se produce, sumando la misma pérdida que ya se generó al ser alimentos tratados y posteriormente empaquetados y congelados.

En lo posible evita el uso de los hornos microondas


Es preferible, en mi opinión, colocar un recipiente con agua sobre la estufa, introducir este empaque de alimentos congelados y poner a hervir todo esto en conjunto, lo cual pueda demorar unos cuantos minutos más pero será por lo menos mucho menos perjudicial en cuanto a términos relacionados con la radiación, y evitando la pérdida exagerada de nutrientes.

Lo mejor, claro está, sería cocinar alimentos frescos, en la estufa u horno a gas, y consumirlos.

Si bien es cierto que cualquier medio de cocción podría alterar de una manera u otra la composición química de los alimentos, parece ser (aunque aún no comprobado al 100%) que al ser sometidos a los hornos microondas, la alteración química de los alimentos y por ende de sus nutrientes, pueda ser superior.



No obstante a todo lo anterior, es posible que los alimentos sometidos a radiación No generen problemas serios en nuestro organismo, y en algunos casos pueda ser positivo en cuanto a la eliminación de bacterias.

Pero, los alimentos que vienen empaquetados, principalmente en plásticos, cuando son sometidos a etas hondas, podrían sus recipientes liberar ciertas toxinas y por ende "contaminar" los alimentos.



Con todo lo ya mencionado, lo mejor, en mi opinión, es evitar consumir alimentos sometidos a los hornos microondas, o por lo menos evitar consumirlos de manera constante y que no vengan en paquetes, es decir sacarlos de los mismos, colocarlos sobre uno de porcelana por ejemplo, e introducirlos al horno microondas.

Lo que si sucede sin duda alguna al someterlos a la radiación, es una pérdida en los nutrientes que varía de acuerdo al tiempo que se dejen dentro del horno siendo sometidas a las hondas del mismo.



Obviamente la radiación más perjudicial es la que se recibe de forma directa, como es el caso de la radiación solar o, los más brutales, la exposición en las plantas nucleares, y como dije la proveniente de los alimentos pueda No llegar a serlo, por lo menos no de manera rápida y brutal.

Cada quien decide qué debería hacer y/o evitar para poner en riesgo la salud.









COMPARTE:

Artículos Relacionados

Disqus comments:


Comentarios Facebook: