¿La carne roja es buena o mala para la salud? Cómo saberlo con certeza

La carne roja no siempre es mala para la salud si es con moderación

Independientemente de si comer carne roja es bueno o malo para la salud, una dieta llena de frutas y verduras frescas probablemente sea una opción saludable.

Un estudio encontró que el 80 por ciento de las personas se han encontrado con consejos nutricionales conflictivos.

Los expertos recomiendan no cambiar tu dieta por completo ni de manera abrupta basado en un solo estudio con pocos fundamentos.

Mira una amplia gama de investigaciones y recuerda que una dieta llena de frutas, verduras y proteínas magras sigue siendo bastante saludable.

Probablemente has estado escuchando durante décadas que es una buena idea reducir el consumo de carne roja. Pero un controvertido estudio, publicado a principios de octubre de 2019 en Annals of Internal Medicine, dio un vuelco a ese consejo que se estuvo manteniendo por tanto tiempo, y comenzó un debate polémico.

El estudio no encontró evidencia estadística de que comer menos carne roja o procesada proporcionará beneficios para la salud de un individuo.

El vaivén de los consejos nutricionales no es nada nuevo. Los huevos, la grasa, el café e incluso el chocolate han pasado de malos a buenos, de buenos a malos y, a veces, han vuelto a aparecer en la dieta de muchas personas por recomendación médica.

Este tipo de "Volleyball nutricional" es suficiente para confundir a cualquiera.

¿Cómo puedes evitar el vaivén de los consejos de salud que parecen cambiar casi todos los días?

Y lo más importante, ¿cómo saber en qué puedes confiar?



¿Por qué cambia la orientación nutricional, sobre todo cuando se habla de carne roja?


Si las noticias sobre nutrición te dejan perpetuamente confundido o confundida, no estás solo o sola.

Una encuesta de 2018 realizada 1009 estadounidenses descubrió que el 80 por ciento de los encuestados encontró consejos contradictorios sobre nutrición, lo que provocó que el 59 por ciento dudara de sus elecciones dietéticas.

"Cuando sale una nueva investigación, es fascinante y convincente, pero la gente no se da cuenta de que la investigación evoluciona constantemente y no hay un punto final", dijo Kris Sollid, dietista registrada y directora senior de comunicaciones de nutrición en el Consejo Internacional de Información Alimentaria, quien publicó la encuesta.

Si bien los investigadores están constantemente tratando de descubrir los efectos de los alimentos en el cuerpo humano, la ciencia de la nutrición no se corta y se seca así no más.

"Hay muchas cosas que no puedes controlar en los estudios", dijo Lauri Wright, nutricionista dietista registrada y portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética.

“¿Realmente los participantes cumplen con una dieta en particular, o precisan cuánto informaron comer en cada estudio? Hay muchas fallas de medición y problemas en los datos recolectados ”, dijo.

Incluso si los investigadores encuentran una relación entre un beneficio para la salud y un alimento o nutriente en particular, es difícil determinar si existe algún otro factor (como una elección de estilo de vida) que también esté en juego y ponga en riesgo los resultados.

"Las personas que no comen carne roja generalmente tienen un peso corporal más saludable, eso es una observación", dijo Wright. "Pero las personas que comen menos carne también tienden a comer más frutas y verduras, y suelen hacer más ejercicio porque si ya comen menos carne, probablemente ya estén preocupados por su salud".

Controlar todos estos factores es prácticamente imposible en cualquier estudio.

Pero cuando los datos recopilados de diversas maneras durante un largo período de tiempo muestran resultados consistentes, los expertos pueden tener más confianza para hacer recomendaciones específicas.

Tal vez te pueda interesar leer: ¿Consumes suficiente Colina en tu dieta? El nutriente esencial que nunca te debe faltar.


Cómo evitar las noticias nutricionales poco confiables o cambiantes


El hecho de que la investigación nutricional venga con sus desafíos no significa que no debamos tomarla en serio.

Los estudios brindan a los expertos pistas sobre lo que es potencialmente útil o perjudicial en nuestras dietas.

Sin embargo, los últimos hallazgos deben ponerse en contexto antes de que las personas comiencen a hacer cambios en su dieta.

"El hecho de que surjan conclusiones en una década para limitar el consumo de algo a una cierta cantidad, y luego otra década decimos que está bien comer más de este alimentos, no significa que estuviéramos equivocados hace una década. Significa que hemos aprendido con el tiempo que en este momento, aquí es donde se encuentra la evidencia para hacer dichas recomendaciones", dijo Sollid.

"La naturaleza de la investigación es que estamos constantemente aprendiendo y las personas siempre están buscando respuestas".

Pocos (si los hay) estudios de nutrición individuales pueden proporcionar reglas estrictas y rápidas sobre la mejor manera de comer.

Más bien, una culminación de la investigación proporciona a los expertos los hallazgos que necesitan para hacer recomendaciones dietéticas respaldadas por evidencia.

"La ciencia avanza a un ritmo muy lento, que se ve superado por la capacidad de las personas para obtener información en estos días y su deseo de hacer cambios en su propia dieta y rutina", dijo Sollid.

"Es importante ver cualquier estudio nuevo de manera crítica y no basar los cambios importantes en tu dieta en un solo estudio", agregó.

Pautas nutricionales en las que puedes confiar


Ya sea que se trate de la última investigación sobre carne roja o de hallazgos sorprendentes sobre otro alimento o tipo de dieta, la información de actualidad sobre nutrición que está en conflicto con los consejos que has estado escuchando durante muchos años debe tomarse como un grano de sal.

“Si suena demasiado bueno para ser verdad y no cuenta con evidencia consistente, entonces sé escéptico(a). No hagas grandes cambios en tus hábitos basados ​​en un solo estudio ", dijo Wright.

En cambio, usa una investigación sobre nutrición de datos amplios y que lleve mucho tiempo para respaldar lo que pones en tu plato.

"Concéntrate en las proteínas magras, come una gran cantidad de frutas y verduras, limita la cantidad de azúcar y alimentos procesados ​​que comes, y presta atención a tus señales de hambre para evitar comer en exceso", dijeron Sollid y Wright.

Tal vez te pueda interesar leer: 14 razones por las cuales siempre tienes hambre.


"Lo que sabemos sobre la ciencia de la nutrición y su impacto en la salud realmente no ha cambiado tanto en 30 o 40 años", dijo Sollid. "Obtendrá picos de ciertas cosas que son aparentemente interesantes, pero si se mira a largo plazo, los principios básicos siguen siendo válidos".

Y aunque el jurado aún no sabe cuánta carne roja (si es que hay alguna) es segura, nadie está discutiendo que la gente debería comer más hamburguesas y filetes de los que ya está comiendo.

MUY IMPORTANTE:
"[Los autores del estudio] simplemente dijeron que no hay pruebas suficientes para hacer una recomendación para disminuir el consumo de carne", dijo Sollid.


Video completo donde hablo sobre toda esta cuestión






¿Tienes algo que decir sobre este artículo? Compártelo con nosotros en:

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter

Artículos relacionados

¿La carne roja es buena o mala para la salud? Cómo saberlo con certeza
4/ 5
Oleh