Los peores temores de los hombres: pérdida de cabello. Alopecia

Cuando de alopecia se trata, generalmente si hay antecedentes en la familia o problemas hormonales, lo mejor es tratar de prevenirla desde mucho antes de empezar a perder el cabello. Según las estadísticas, ésta afecta a un 25% de los hombres entre los 25 y 35 años; al 40% en los mayores de 40 años, y a casi la mitad de los que tienen más de 50 años.

El motivo principal por el que los hombres tienden a quedarse calvos en mayor medida que las mujeres, se debe a la testosterona, hormona de la que se desdobla la dehidrotestosterona, la responsable directa de que los cabellos de algunas zonas de la cabeza (zona media por encima de la frente y la coronilla) se debiliten hasta caer.



No se debe sentir vergüenza al querer acceder a tratamientos que ayuden a conservar en buen estado el cabello. El diagnóstico es muy sencillo, y generalmente comienza con una serie de preguntas para establecer la predisposición genética y posibles hábitos que podrían provocar la calvicie.

También es común examinar microscópicamente la cantidad de folículos que tiene la cabeza por centímetro cuadrado, pues según este dato el especialista puede clasificar su posible alopecia.

Otros factores como el estrés y la falta de sueño que éste puede ocasionar, pueden afectar muy seriamente la perdida de cabello. Si cada vez que nos levantamos vemos cabellos en nuestras almohadas, este es un síntoma primordialmente de que no dormimos bien (consecuencias de no dormir bien), lo que que es ocasionado principalmente por factores que aumentan nuestro nivel de estrés (pérdida de empleo, terminar una relación, falta de dinero, etc.).

Otras revisiones importantes:

Control de peso: no solo basta con pesarse, sino que también es necesario tener claro el índice de masa corporal. Esta cifra se calcula a partir del peso y de la estura para saber la proporción normal de grasa que debe haber en el cuerpo.

Presión arterial: este sencillo chequeo determina la presión ejercida por la sangre cuando el corazón se contrae y dilata. En los adultos, una presión normal debe estar por debajo de los 120/80. Es esencial para controlar padecimientos que vinculan al corazón, los vasos sanguíneos y a otros órganos como los riñones.

Colesterol: sobre todo si tiene más de 35 años, es indispensable hacer este chequeo frecuentemente. Con una simple prueba de sangre (perfil lipídico), los médicos podrán establecer si los niveles son los adecuados, lo cual es determinante cuando se sufre de diabetes o hipertensión.

Autoexploración: así como las mujeres deben estar atentas a masas extrañas en los senos, los hombres deben examinar sus testículos con las misma rigurosidad, ya que estos pueden sufrir varias enfermedades (como el cáncer de testículo, varicocele, entre otras). Conocer el aspecto y tamaño normal es indispensable para prevenirlas. Por eso, si la persona no sabe como hacerlo, debe dejar la vergüenza a un lado y asesorarse con su médico.

Véase también:

Los peores temores de los hombres: examen de próstata.

Los peores temores de los hombres: vasectomía, verdades y mentiras.

Los peores temores de los hombres: ¿cáncer de mama?

Los peores temores de los hombres: "barriga cervecera".

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES. COMPARTE EL ARTÍCULO Y HAZ TU COMENTARIO

¿Tienes algo que decir sobre este artículo? Compártelo con nosotros en:

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Rutina de ejercicios en el gimnasio para mujeres

Rutina de pesas para hombres ectomorfos, delgados o flacos

¿Qué proteínas deben tomar las mujeres para ganar masa muscular?

Dolor de cabeza y mareos al consumir cosas dulces

Ganas de vomitar al hacer ejercicio físico

¿Por qué se acaban las pompis, pompas, cola, glúteos o nalgas?

BiPro proteína de UPN: análisis, características, opiniones, review

¿Proteínas zero carbs para ganar masa muscular?

Consejos para aumentar masa muscular para personas delgadas

¿Inyectarme complejo b me hará ganar masa muscular?