Ganas de vomitar al hacer ejercicio físico


Las ganas de vomitar que se pueden sentir durante o después de una rutina intensa de ejercicio bien sea en el gimnasio con las pesas, o practicando algún deporte de alta intensidad, se debe a tres razones principales que son: acumulacíón excesiva de ácido láctico en la sangre; no haber comido bien antes de la actividad física; o haber comido mucho y sin dejar pasar un tiempo prudencial antes de empezar el entrenamiento.

Así que si no quieres pasar por esta mala experiencia de sentir este malestar o, inclusive, de llegar vomitar en el gimnasio o en cualquiera que sea tu lugar de entrenamiento, pon mucho cuidado a lo que voy a explicar. Va tanto para hombres como para mujeres

1. POR UNA ALIMENTACIÓN MALA O POBRE:

Usualmente, el comer muy poco antes de la practica de ejercicio físico intenso se deriva rara vez en ganas de vomitar o en la acción física como tal de este factor fisiológico. Generalmente lo que sentimos por falta de nutrientes, cuando estamos en medio de la rutina de ejercicios, es un mareo que puede ser leve o intenso casi que obligándonos a sentarnos o a acostarnos en donde sea.

Y esto, es porque los niveles de glucosa sanguínea y glucógeno hepático están muy bajos por no haber comido una porción decente de carbihidratos (más la de proteína) antes de iniciar la rutina, o de haberlo hecho unas 3 a 6 horas antes de iniciar la rutina, lo cual es un período muy largo de "ayuno".

2. POR ACUMULACIÓN ALTA DE ÁCIDO LÁCTICO Y OTROS PRODUCTOS DE DESECHO:

Resulta que cuando hacemos ejercicio físico de alta intensidad en donde nuestro ritmo cardíaco sobrepasa el 70-75% de nuestra frecuencia cardíaca máxima, nuestro cuerpo, en los primeros 10-15 usa la fosfocreatina como materia prima para generar energía en forma de ATP, pero después de este "pequeño" (pero potente) tiempo, se empieza a usar el glucógeno muscular, y algo de glucosa sanguínea, como materia prima para generar energía en forma de ATP y poder hacer efectiva la contracción muscular por tiempo más prolongado (2-3 minutos).

Resulta que el producto de este proceso energético (Lactacidemico) es el ácido láctico (entre otros desechos). Quiero aprovechar para aclarar que del total del ácido láctico que se produce, solo el 1-2% es eliminado a través del sudor o la orina, el resto es reciclado para volver ser convertido a glucógeno y poder ser reutilizado.



Cuando hacemos rutinas de resistencia-hipertrofia de una manera exigente en cuanto a los pesos que movemos o levantamos, y reduciendo los tiempos de descanso entre series, o cuando hacemos entrenos intensos para un deporte específico, este sistema lactacidémico tiende a estar casi que al límite generando grandes acumulaciones de ácido láctico en nuestra sangre, dando muy poco tiempo para su reciclaje, por lo cual después de un tiempo (que varía de acuerdo al nivel de cada persona) nos van a generar esas temidas "ganas de vomitar".

Aunque para muchos esto sea algo bueno, se puede "agarrar" un buen nivel de entrenamiento sin necesidad de llegar a sentirlas. En estos casos es preferible disminuir la intensidad del entrenamiento hasta que estas "ganas de vomitar" hayan desaparecido.

Debo agregar además, que este punto se relaciona mucho con el siguiente:

3. IR A ENTRENAR SIN HABER DEJADO PASAR UN TIEMPO PRUDENCIAL DESPUÉS DE LA ÚLTIMA COMIDA:

Para muchos un tiempo prudencial puede ser una hora, para otros hora y media y para otros 2 horas. El promedio, para evitar estas molestias de sentir "ganas de vomitar", debería ser el comer unos 90 minutos antes de irnos a entrenar bien sea al gimnasio o a lugar de entreno del deporte que practiquemos.



Cuando entrenamos de una manera intensa (peso y potencia (velocidad)), llega un momento en que nuestro cuerpo dice: "Bueno, mandemos toda nuestra glucosa y nuestra energía para rendir en el entrenamiento e interrumpamos por ende el proceso digestivo, así que devolvamos los alimentos que aún están en el estómago". Esta sería como una explicación vaga y sencilla de lo que sucede cuando se come mucho antes de entrenar y no se deja pasar un tiempo prudencial antes de empezar la rutina de entrenamiento.

Espero les haya interesado mi artículo. Si tienen alguna duda me pueden escribir en los comentarios para asesorarles ya que soy Licenciado en Educación Física y Deportes e Instructor de Gimnasio con énfasis en Fisiología y Nutrición. Saludos.

Artículos de interés

22 Comentarios

  1. Pero si emos vomitado ya por alguna de las causas anteriores que es recomendable hacer. Que comer por ejemplo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Si es por algunas de las dos primeras opciones, lo más recomendable es sentarse o acostarse subiendo las piernas por unos cuantos minutos, y luego sentarse y comer un trozo moderado de papaya. Descansar pero No seguir con el entrenamiento.

      Si es por la tercera opción, se debe dejar de entrenar por unos cuantos minutos, reposar y esperar a ver cómo te sientes para ver si te es posible continuar con el entrenamiento intenso, o solamente hacer algo de cardio moderado, o definitivamente ir a casa a descansar.

      Espero haberte ayudado en algo. Saludos.

      Eliminar
  2. Tengo entendido que mientras se hace la digestión el cuerpo acumula una mayor cantidad de sangre en en el sistema digestivo; al requerir esfuerzos físicos grandes, esa disponibilidad esta limitada, por lo que debería producirse un aumento drástico de ácido láctico y posterior "Ganas de vomitar". Es correcto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Mira, el ácido láctico no tiene que ver con el proceso digestivo. El ácido láctico se produce únicamente por la opctica de ejercicios físicos intensos de carácter cíclico. Es decir que la halterofilia no entraría en esta clasificación, debido a que es un sistema energético diferente el que entra en acción (mecanismo de la fosfocreatina).

      En otras palabras, si alguien aún tiene muy reciente los alimentos previamente consumidos y decide hacer ejercicio físico de tipo intenso, no quiere decir que el organismo de esta persona aumentará la producción de ácido láctico porque la sangre está más ocupada de la digestión.

      Puedes verlo como solvente (sangre) soluto (ácido láctico):

      La persona "llena" o "vacía" de alimentos produce siempre X cantidad de ácido láctico que pasa a ser disuelto en Y cantidad de sangre.

      Pero si la persona está llena, esa cantidad X de ácido láctico será disuelta en 1/2Y de sangre, debido a que la otra mitad estará ocupada en la digestión. Entonces, sería una solución "supersaturada" = causa de ganas de vomitar por una leve "intoxicación".

      PD: obviamente es una brutalidad decir que la mitad de la sangre está en la digestión. Solo uso números básicos y cantidades irreales como ejemplo para ver si lo entiendes mejor.

      Eliminar
  3. Ciertamente el ácido láctico no tiene que ver con la digestión. Tal vez no enfoqué bien mi pregunta. El asunto es que la digestión requiere de mucha sangre en estómago, intestinos, pancrea, hígado etc. dejando una cantidad limitada de sangre para los músculos, donde al no obtener la suficiente energía (por una deficiencia de irrigación) generaría ácido láctico, y una paralización de la digestión al retirar la sangre de las bíceras y por ende el vómito. La pregunta específica sería esta posible escasez de sangre en los músculos podría aumentar el ácido láctico a la hora de un ejercicio de relativa intensidad? Este mecanismo me resulta un tanto complicado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira el ácido láctico no aumenta por la escasez de sangre en los músculos. El glucógeno en los músculos siempre va a ser el mismo, sea que la persona esté en proceso digestivo o no, porque el mismo se lleva a cabo a través de la hidrólisis. Entonces, como ya te mencioné, la persona al hacer ejercicio produce la misma cantidad de ácido láctico, pero si gran parte de su sangre está ocupada en la digestión de alimentos, la poca que queda en los músculos esqueléticos tendrá que lidiar con el ácido láctico producto del mecanismo energético Lactacidémico que usa como materia prima energética el glucógeno intramuscular, por lo cual, vuelvo y retomo, sería una solución "supersaturada".

      En otras palabras, que la persona esté en proceso digestivo no hará que sus músculos produzcan más ácido láctico. Ese ácido láctico producido no tendrán un solvente en cantidades apropiadas (sangre) para evitar la intoxicación y posterior vomito.

      O para que lo entiendas de otra manera, la digestión no es un proceso energético, como muchos creen. La digestión en sí se lleva a cabo a través de la hidrólisis.

      Te aconsejo que leas el artículo que te dejo en este enlace (otro de mis blogs), en donde explico mejor la parte de la digestión.

      "Es necesario tener en cuenta que los procesos degradativos de los alimentos que ocurren a lo largo del tubo digestivo, no son procesos catabólicos en el sentido estricto del término, por cuanto ocurren sin liberación de energía. Ni se consume, ni se libera energía metabólica en este tipo de reacciones químicas, que se llevan a cabo mediante la hidrólisis, proceso que provoca el rompimiento de la molécula en sus partes constituyentes, con la participación de moléculas de agua".

      Eliminar
  4. Hola, en mi caso yo suelo tener esas ganas de vomitar y la mayoria del tiempo irreversibles el primer día de entrenamiento después de un par de semanas de sedentarismo ¿Cómo lo puedo evitar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Esto usualmente sucede porque precisamente vienes de un período de reposo relativamente largo, y entras de lleno a entrenar como si vinieras haciéndolo de forma constante. Tu cuerpo obviamente notará ese cambio en su homeostasis de forma brusca (y su respuesta será enviar todo lo que tenías haciendo digestión para enfocarse en esa demanda energética tan grande ya que lo pones a entrenar como quedaste desde la última vez), ya que en ese período de dos o más semanas ya se había desadaptado.

      En esta caso debes bajar la intensidad preferiblemente aumentando el tiempo de descanso entre series, hasta que poco a poco te vuelvas a adaptar.

      Esto descartando claro que esas ganas de vomitar No sean por falta de una buena hidratación y/o por el hecho de no permitir que pase un buen tiempo (60 o más minutos) entre la ingesta de tu comida pre-entrenamiento y el inicio de la sesión de entrenamiento.

      Eliminar
  5. Hola. Yo tomé un jugo verde en la mañana antes de correr, pero me empezó a dar a mareos y ganas de vomitar, ¿debería tomar alho más antes de salir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. no sé exactamente a qué te refieres con jugo verde. Supongo que es a un jugo que lleva frutas y verduras de color verde, o ¿me equivoco? Aunque bueno, no es que importe mucho realmente a menos que tengas algún tipo de alergia alguno de los componentes agregados a este jugo.

      Bueno, las ganas de vomitar pudieron haberse presentado debido a que no diste suficiente tiempo para la digestión de este jugo antes de empezar a ejercitarte. Al mismo tiempo puede ser que la intensidad de este entrenamiento de solo salir a correr, puede haberse tornado en un umbral aeróbico y anaeróbico, por lo cual este jugo no fue suficiente para afrontar este entrenamiento. Puede ser que ambos factores se hayan combinado para provocarte esas ganas de vomitar.

      Eliminar
  6. Hola! Ya tenía como 2 años sin hacer ejercicio y hoy menlevante a las 6 de la mañana y me fui a él Gym (no desayuné) empecé a sentir dolor en el pecho de lado izquierdo, mareo, dolor de cabeza y muchas ganas de vomitar.
    Que sería y que puedo hacer?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Todos los malestares que se manifestaron en tu organismo se debieron principalmente a la falta de glucógeno hepático, porque durante el período de sueño el mismo es gastado casi que al 100%, por lo cual irse a entrenar en ayunas obliga a que estas reservas (si es quedó algo de las mismas) se gasten completamente, y luego que tu organismo deba degradar proteínas musculares hasta aminoácidos, y así convertirlos a glucosa, para alimentar a tu cerebro y sistema nervioso.

      Esta degradación proteica alta y obligada afecta considerablemente a tu plasma sanguíneo, porque se requiere de mucha más agua para llevar toda esta gran cantidad de procesos metabólicos, además de vitaminas y minerales, por lo cual esto afecta a tu presión sanguínea, y de ahí se derivan los mareos, dolores de cabeza, ganas de vomitar (sumando la acumulación exagerada de solutos en la sangre), etc.

      Simplemente no entrenes en ayunas, así de simple. Debes comer 60-90 minutos antes de entrenar, una porción de algún carbohidrato complejo, una de proteína, y debes mantenerte bien hidratada durante tu entrenamiento.

      Eliminar
    2. Bueno.. yo tengo un caso especial de "ganas de vomitar" y a ver si me puedes ayudar a resolverlo... El caso es que, hace 4 años, empecé a hacer fútbol. Me iba bien y tal, pero al cabo de los 3 o 4 meses me empezaron a dar provocaciones, como si fuera a vomitar, pero sin vomitar. Acabé dejando fútbol porque me seguía pasando lo mismo. Hoy, resulta que fui al pabellón a jugar a fútbol, y bueno, en principio bien, hasta la hora y media, que comencé a revivir viejos tiempos al parecer... Empecé a tocer fuerte, como con ganas de vomitar, que me obligó a sentarme 3 minutos para que se me pasara y luego seguir... pero ya después de la primera vez, desde que hiciera esfuerzos de alta intensidad, me volvía a dar... y que bueno, me quedé de portero hasta que acabamos. Es un problema que ha habido gentw que me ha dicho por la respiración y por un sin fin de cosas... pero la verdad es que no he conseguido resolverlo. Yo pienso que podría ser que no estoy en forma, y al obligarme a hacer altas intensidades, puede que mi cuerpo llegue a un punto que diga "basta", aunque es extraño, porque físicamente puedo seguir con la misma intensidad, pero no puedo seguir porque me pongo a toser de esa forma. Siempre voy tras haber hecho la digestión, ya que alguna vez si he llegado a vomitar de verdad... y, otra cosa que se podría tener en cuenta, es que soy asmático, pero generalmente no tengo problema salvo que haya calima (tierra en el ambiente, soy de Canarias)
      Cualquier ayuda o consejo que me puedas dar me vendria muy bien... Muchas gracias de adelantado:)

      Eliminar
    3. Hola. Obviamente el hecho de no poder respirar lo suficientemente bien (por asma) y por ende no enviar buenas cantidades de oxígeno a tus células, es un factor que hace que tu cuerpo deba:

      1. Utilizar mayores cantidades de agua (el simple hecho de respirar gasta agua) y por ende que tu plasma sanguíneo se torne muy viscoso, lo cual complica el transporte de oxígeno y nutrientes.

      2. Que tu cuerpo produzca demasiados solutos, entre ellos los normales (ácido láctico, por ejemplo) y los tóxicos (radicales libres, productos de desecho de reacciones metabólicas, CO2, etc.), y por ende tu sangre se sature y como resultado (sumando el punto 1) se puedan presentar mareos, dolores de cabeza y ganas de vomitar.

      Tal vez es que debes hidratarte mejor tanto antes como durante (sé que es casi imposible beber durante un partido) y después, no solo con agua sino con una bebida isotónica, o de hecho es posible que puedas requerir de una hipertónica (mayor cantidad de glucosa y minerales, o por lo menos mayor cantidad de sodio).

      Si bien es cierto que han habido atletas de alto rendimiento que han superado el asma, esto lo han logrado porque llevan rigurosos seguimientos médicos. No estoy afirmando que la culpa sea del asma, pero según me cuentas es lo que parece.

      En este caso por obvias razones (más cuando mencionas que toses y vomitas) debes sí o sí visitar a un médico.

      Eliminar
  7. hola, yo fumo, hace 4 meses yo podia hacer deporte sin ningun inconveniente, ultimamente cada vez que hago deporte, no alcanzo a hacer 10´ que ya tengo ganas de vomitar y siento que me desmayo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Bueno, pues que simplemente cada vez que pasa el tiempo tu salud empeora más y más gracias al cigarrillo (a sus gran cantidad de componentes químicos tóxicos para la salud). Si antes podías entrenar duro y aun seguir fumando, pues bueno en ese tiempo tal vez aun tu cuerpo no estaba tan mal como lo está ahora. Así que simplemente deja de fumar o mérmale a las cantidades de los cigarros que te fumas.

      Tu plasma sanguíneo pierde mucha agua gracias al cigarro, además de contaminarse, lo cual lo vuelve cada vez más y más viscoso, más y más difícil será su circulación y por ende menos oxígeno y nutrientes llegarán a tus células.

      O sea, no hay que ser un experto para llegar a la conclusión de que el cigarrillo es malo para la salud y por afecta tu rendimiento en tus entrenamientos.

      Eliminar
  8. Fue bueno leer este artículo porque justamente me estaba preguntando si sería buena opción cenar antes de irme a voley ya que entreno de 21:45 a 23:45, llego demasiado tarde y termino cenando a las 12:30 de la noche o más! pero ya se me aclaró la duda y no es buena opción cenar a las 21.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Bueno, todo depende de qué tan rápido tu organismo digiera los alimentos, porque hay personas que en menos de una hora ya se sienten "livianas" después de comer. Pero si no te sientes así para afrontar un entrenamiento, lo mejor sería consumir algo más suave antes del mismo y mejor cenar después.

      Eliminar
  9. hola, buen día. te cuento, quiero subir de peso, sobre todo desarrollar musculatura de piernas en general, y no he conseguido alguien que me pueda especificar algunos detalles sobre hipertrofia.

    se que debe ser con harto peso para lograr ésta verdad? cuantas repeticiones y cuantas series debiese hacer por ejercicio? y cuantos ejercicios por grupo muscular (piernas por ejemplo)? además, me imagino que el tiempo de descanso entre series y entre ejercicios influye en el resultado, verdad? Sobre éste ultimo punto además de tener la duda, te cuento que las veces que he realizado ejercicios de pierna de alta exigencia, he terminado vomitando y creo que puede ser por no haber regulado éste punto.


    Agradezco sugerencia, comentarios, y cualquier apoyo amigo, muchas gracias por tu tiempo e info, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Para obligar a que tus músculos hipertrofien bastante debes estimular u obligarlos a esto, por ende el trabajo con cargas externas retadoras (pesos pesados) muchas veces se torna estrictamente necesario (a menos que se tenga una genética envidiable).

      Lo recomendado, si se tiene un buen nivel de entrenamiento y se sabe realizar bien la técnica de ejecución de cada ejercicio, es entrenar con pesos que No permitan realizar más de 8 repeticiones por serie (puede ser menos repeticiones pero entonces agregando más peso), teniendo en cuenta que el manejo de pesos altos no influya de manera negativa en la ejecución de la técnica del ejercicio aplicado, porque si esto sucede lo mejor es bajarle un poco al peso.

      El descanso entre series es importante, y éste debe ser en promedio de dos minutos o más, para así poder dar tiempo a la resíntesis de fosfocreatina el cual es el sustrato energético que actúa en mayor porcentaje en el manejo de pesos altos y por ende lo que te perite poder realizar repeticiones con este tipo de cargas. El glucógeno intramuscular también actuará a nivel muscular energético, pero no lo hará tanto a como si realizaras más repeticiones con un poco menos de peso y con menos descanso entre series, lo cual también es un método para buscar algún tipo de hipertrofia, pero entonces habría que combinarlos con ejercicios ejecutados según el modo primero explicado, para así lograr mejores resultados a nivel muscular.

      El hecho de realizar más repeticiones por serie con más peso y descansar menos, satura mucho tu plasma sanguíneo de productos de desecho y ácido láctico, además de deshidratarte más rápido, lo cual suele generar ganas de vomitar.

      El número de series con el método explicado (8 repeticiones o menos con cargas altas y más descanso entre series) puede variar, pueden ser 3, 4 o más de acuerdo a los ejercicios por grupo muscular escogido.

      Eliminar
  10. Tengo tantas dudas, mas que nada porque pese 80 kilos un tiempo y estando en pareja había tomado la decisión de ir al gym y con dieta correcta y tomar mucha agua logre bajar 20 kilos en tres meses casi cuatro. Según mi estatura y mi complexión solo me faltaban 5 kilos. Quede embarazada y seguí haciendo ejercicios hasta el quinto mes, iba bien pero por los antojos y el sueño me deje completamente. Volví a subir hasta ochenta kilos. Ahora la primera vez antes del embarazo solo me dolía el cuerpo cuando empecé, ahora después del embarazo que quiero y deseo retomar porque se que puedo, siento mareos y ganas de vomitar. Por lo que decidí hacerme chequeos médicos. Así que veré que tengo. Solo cuento mi experiencia. No tengo una pregunta especifica. Otra cosa, cuando me duelen los músculos como mango y siento que me calma, no se explicar. Lo mismo con las contracciones del embarazo y con la episiotomia del embarazo, comer mango me calmo todos mis dolores siempre. Solo que cuesta conseguir mangos maduros u baratos en mi ciudad. En fin sabrias decirme porque? O si alguien mas le pasa? Quizas no con el mango quizas otra fruta. No se. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Probablemente el consumo de mango ayudó a aliviar este tipo de dolores musculares por su aporte de vitamina A, puesto a que esta vitamina (junto con otras) ayuda a la correcta función del sistema inmune y porque además influye en el correcto funcionamiento del aparato reproductor. O sea, a esta vitamina no solamente se le atribuyen cualidades en cuanto a la visión como usualmente se cree. Al miso tiempo esta fruta aporta algo de vitamina C, la cual es una vitamina que se absorbe mejor cuando se la consume en pequeñas cantidades a lo largo del día, vitamina que ayuda también a reforzar el sistema inmune y a la reparación de tejidos.

      El magnesio que aporta el Mango también pudo ayudarte a aliviar estos dolores puesto a que es un mineral muy necesario que cumple más de 100 funciones metabólicas en nuestro organismo, sobre todo lo relacionados con el sistema inmune, con la función del miocardio, ayuda a la síntesis de proteínas y a regular los niveles de glucosa en la sangre, etc., etc., etc.

      El mago también aporta pequeñas cantidades de calcio.

      Eliminar

MUY IMPORTANTE: a través de los comentarios solamente se resuelven dudas concretas en base a lo leído en los artículos publicados. No se plantean dietas ni rutinas específicas para cada quien, ya que para ello y otras cosas relacionadas están las asesorías personalizadas, mismas que tienen un costo.

Revisa tu ortografía antes de publicar y No escribas todo el texto en mayúscula. Forma parte de nuestros seguidores para que tu comentario sea contestado en el menor tiempo posible.

Recomendación: "copiar" el comentario una vez escrito, antes de dar click en"publicar", en caso de que no funcione el envío la primera vez. El registro a través de celulares o tablets pueda no funcionar. Lo recomendado es registrarse a través de un PC. Registrase como seguidor (a) público (a).

Recibe actualizaciones en tu e-mail


Recibe artículos recientes en tu correo

BlogCatalog BlogESfera. Directorio de Blogs Hispanos votar Bitacoras.com

Síguenos en Facebook